La Poesía

BUSCANDO AL SEÑOR POR QUÉ

BUSCANDO AL SEÑOR POR QUÉ

Me he pasado media vida
buscando al Señor Por qué;
aunque todos lo conocen
nadie da razones de él.

Alguien dijo que lo vieron
con la Señora Esperanza,
cerca del embarcadero
con su hijita la Confianza.

Siguiendo sus pasos iba
la Señora Incertidumbre,
por él también preguntaba
cuando subía la cumbre.

La acompañaba una amiga
a la que llaman Angustia,
esa que tiene los ojos
y la carita tan mustia.

Esperando una respuesta
preguntaron a los vientos
pero estos le contestaron
no tener conocimiento.

De sus señas nada saben
ni describirlo pudieron,
dicen que siempre se oculta
bajo el ala del sombrero.

A la Razón preguntaron
pero esta se hace la sorda,
no quiere complicaciones
sus “Problemitas” desbordan.

Son traviesos, juguetones,
y no paran de enredar,
¿Problemitas? Problemones,
que crecen cada vez más.

Yo seguiré sin descanso
buscando al Señor Por qué,
y espero que sus respuestas
me puedan satisfacer.
Pa. Sa. Ma.