La Poesía

Por celos

Celos traviesos, duendes invisibles,
si bien con quien os siente sois palpables,
contra uniones de amor inexorables,
contra la fe severos y terribles.
Cifras a la verdad inteligibles,
por quien las inocencias son culpables.
Siempre con la sospecha sois estables,
certificando dudas increíbles.
El que de lo que sois menos ignora,
hace de ser dichoso más alcanza,
pues lo que no conoce no le ofende.
Quien os experimenta sólo llora,
no asegurando el bien con la esperanza
pues le hiela lo mismo que le enciende

Solorzano