Las chapas

En estos días de Semana Santa es costumbre castellana...

En estos días de Semana Santa es costumbre castellana y leonesa jugar a las chapas. Las chapas son dos monedas de DIEZ CÉNTIMOS cada una, de cobre, monedas que se usaban después de la guerra. Yo compraba chucherías con esas monedas. Todavía en tiendas DE COLECCIONES DE MONEDAS y rastros se ven y se venden esas monedas. En tiempos de la dictadura estaba prohibido jugar a las chapas. Tan sólo el día de VIERNES SANTO (también en JUVES SANTO) SE PODÍA JUGAR LIBREMENTE SIN SER PERSEGUIDO POR LA POLICÍA. Se jugaba en las afueras de la ciudad, en bares y en casinos. Alguna gente ganaba mucho dinero con ese juego, pero por desgracia, muchos otros perdían hasta la propia casa y, no se ría de lo que voy a decir, ¡SE JUGABAN LA MUJER!

El juego consistía en lanzar al aire las dos monedas, una viendo la cara y otra viendo la cruz. Si al caer al suelo, caían de cara, todo lo apostado pasaba a manos del que lanzaba las monedas (también se podía jugar a cruces), si salían cruces ganaban los apostantes. Si salía cara y cruz, se lanzaban al aire otra vez hasta que salieran caras o cruces las dos monedas. Y así una y otra vez. En León se sigue jugando. León fue siempre tierra del juego.