Libros

En esos años, existían dos clases de personas, los rebeldes y los sumisos, y existían tres

En esos años, existían dos clases de personas, los rebeldes y los sumisos, y existían tres colores, el rojo, el amarillo y el gualda los que nunca fueron sumisos, se ganaron el nombre de "rojillos", y nosotros éramos mas rojos que una puesta de sol en tarde calurosa. En Castilla se inclinaron por la sumisión, y adoptaron el color amarillo sin saber muy bien a donde inclinarse, si hacia el rojo o hacia el gualda.