Libros

La señu ya estaba pensando que nadie se llevaría el quijote de recompensa, en esos momentos

La señu ya estaba pensando que nadie se llevaría el quijote de recompensa, en esos momentos se levantó Margarita:

Señu, ya no puedo más, me duele la cabeza de tantos decimales y se que estoy cerca pero no llego. Le dejo mi trabajo al lado de María.