Literatura

Hola Lú, de nuevo:

Hola Lú, de nuevo:
El pasado otoño estuve ahí y fue cuando empecé a redescubrir mi ciudad. De niña fui pocas veces, pero siempre de visita turística y con foto. A ver jardines, plazas, monumentos con mis tíos padrinos. Si ves la foto que me hicieron es para partirse de la risa. Mi tía antes de salir de casa me preparó una bonita castaña en la cabeza, y haciéndome un daño tremendo al peinarme pues tengo el pelo rizado. Pero una vez peinada, a ver Guadalajara sin mas complejos, aunque menudas pintas que llevaba. Falda corta, patas largas, cuello largo... Estaba tremendamente flaca Y es que me veo a mi misma en la foto y me entra tanta risa como cuando veo este pino tan larguirucho.

Luego conocí una calle de Guadalajara que también me causó mucha risa su nombre. La calle Normal, ¿todas las demás no lo serán? ¡Que risas, Lú!
Como ves me ha llegado un punto en que me río de todo, y empezando por mi misma, que me mondo muchas veces recordando lo que escribo. Hay días en que si alguien me viera reír sola pensaría o que estoy loca, que asisto a clases particulares de risoterapia o que soy mi misma profesora de la risa, pero me sienta muy bien reírme y te aseguro que rejuvenece el tener siempre una sonrisa a mano.
Besos Ludueña