Literatura

Parece mentira que de algo triste pueda salir la belleza que compense el dolor. Bravo poetas

Parece mentira que de algo triste pueda salir la belleza que compense el dolor. Bravo poetas, Luz y libertad, en especial y a todos los demás.
Me animáis a poner los míos de añoranza también. Lo escribí hace mucho tiempo y está de dedicado a Salas de los Infantes (Burgos) y a los Infantes de Lara. Me adentré en su historia como me he adentrado en los paisajes pero recordando los míos que dejé atrás.

LAGO Y ESPEJO DE MI TIERRA
He caminado por campos de Castilla
y el camino me ha llevado a tu encuentro.
No es fácil encontrar sombra en la llanura,
ni consuelo cuando sola pretendes
iniciar tu vuelo majestuoso por el cielo
en busca de retazos de tu niñez perdida,
en busca de claros manantiales, hondo recuerdo
de vivencias de niña en la espesura
de pinares inmensos, insondables.
Verde horizonte en lejanía.
Riscos impenetrables ganados pulso a pulso
en ascención heroica,
y una vez en las alturas,
todo el mar suspendido del cretácico,
convertido en masas arbóreas
de pinos, robles, sauces llorones,
hayedos, acebos y zarzales.
Caminos de verde hierba que acaricia,
lirios que nacen en las orillas del río,
truchas vivaces, pececillos,
aves que sobrevuelan y anidan
en las entrañas de la roca madre.

En la lejanía de las cumbres,
las raíces se incrustan en las piedras,
se enredan y tejen en sus moradas árboles,
té que perfuma y se extiende,
y abajo donde el monte quedó enano
contribuyen mil aromas a ensalzarlo.
Las abejas aprovechan todo el néctar
de las flores tan variadas de esta tierra.
Montes de espliego, lago y espejo de mi tierra.
De tomillo, mejorana, romero,
cantueso y poleo de los que mil abejas
se hacen eco, y beben tanto aroma
vertiendo en los claros manantiales del silencio,
contagiado, perfumando el agua de las fuentes,
frondosas en este mes de mayo.

Aligero mi peso soñando en el lago
y espejo de mi tierra.
Esta serranía que llevo en mis entrañas
como herencia de carretas, pastores y resineros.
Quiero adentrarme sierra adentro,
y recupero todos mis recuerdos
al encuentro de Salas, lago y espejo de mis sueños.
Carmen García