Madrid

La pradera de San Isidro

El otro día decía Mari Carmen que el Ayuntamiento de Madrid iba a ceder un local para que los catalanes hablaran sobre su proyecto, decidí poner en cuarentena la noticia.
Leo en algunos medios que así es en efecto.
En un espacio. Llamado protagonistas leo:
Escuchas a un rival político es aconsejable en el juego democrático, pero acudir a un festival de separatistas como el de Puigdemon en el Ayuntamiento de Madrid escoge una predisposición para aplaudir la ilegalidad. PABLO Í. Sabe de sobra lo que va a oír.

Vamos lo que se dice; una puñalada desde "dentro"si algo tiene de positivo, es que no engaña.