Madrid

EL OLIVAR DE LA HINOJOSA...

EL OLIVAR DE LA HINOJOSA
El ayer como el presente
tiene mucho de leyendas,
nunca el robo estuvo ausente
en muchas preciadas sendas.

Y Nicolás de Hinojosa
robando mucho dinero,
hizo la finca gozosa
al ser un mal tesorero.

Trescientas sesenta y ocho
hectáreas que fue comprando,
sin usar el tocomocho
al estado fue engañando.

Aquel rey no se enteraba
de sus caprichos constantes,
y Nicolás le robaba
en muchos de los instantes,

Felipe quinto el dormido
sin enterarse de nada,
y el tesorero a escogido
aquella finca soñada.

Olivar de la Hinojosa
con muchas menos hectáreas,
donde brilla alguna rosa
sin sentirse allí foráneas.

Dos mil olivos quedaron
con sus viejas tradiciones,
su salud bien la cuidaron
para evitar confusiones.

Hoy es Parque de Juan Carlos
con sus doscientas hectáreas,
no debemos olvidarnos
que siempre vivieron parias.

Hinojosa de apellido
y el olivar no se vende,
no fue ladrón perseguido
aunque el pueblo no lo entiende.
G X Cantalapiedra.