Mascotas


Los españoles ya tienen más animales que hijos: 13 millones de mascotas duplican a los niños.

ENRIQUE RECIO.
Ángel, el mejor amigo del hombre, listos, inteligentes y una fiel compañía, el día que se "marchan" se sufre mucho, mucho.

Un saludo.
Dímelo a mí. Algunas lágrimas derramé. Me quería mucho y yo a él también.
TRIANA. Tuve un PASTOR ALEMÁN. Era más listo que el hambre, como se suele decir. Enseñé a mi perro lo esencial. Aprendía rápido. Se murió hace unos años. Ya no quiero más perros.
Ángel, el mejor amigo del hombre, listos, inteligentes y una fiel compañía, el día que se "marchan" se sufre mucho, mucho.

Un saludo.
MASCOTAS.

Las razas de perros más inteligentes.

Hay determinadas razas de perros muy inteligentes: entienden señales complejas, palabras, cuidan a los niños o incluso a personas con necesidades especiales.

1 marzo, 2021 11:52.

Noelia Gómez.
... (ver texto completo)
TRIANA. Tuve un PASTOR ALEMÁN. Era más listo que el hambre, como se suele decir. Enseñé a mi perro lo esencial. Aprendía rápido. Se murió hace unos años. Ya no quiero más perros.
MASCOTAS.

Las razas de perros más inteligentes.

Hay determinadas razas de perros muy inteligentes: entienden señales complejas, palabras, cuidan a los niños o incluso a personas con necesidades especiales.

1 marzo, 2021 11:52.

Noelia Gómez.

Los perros son la primera opción en España a la hora de tener una mascota. Y de hecho, esto ocurre porque son muchos sus beneficios: además de aportar paz y tranquilidad, reducir el estrés y aumentar la felicidad, también son de mucha ayuda para otras muchas necesidades. Si estás considerando tener una mascota, al igual que hay razas de perros más fáciles de adiestrar, te hablamos de aquellas determinadas razas de perros que son extremadamente listas. Su compañia es ideal y su ayuda, muy necesaria. Aquí te contamos cuáles son las razas de perros más inteligentes.
Se fueron Ruffo, Tuly, Bob y ahora Nely.
Deseo los mejores meses, y que sean muchos y gratificantes para el tuyo, que ya es una edad.
Saludos y gracias.
Noemí, gracias, espero que así sea.

Saludos de buenos días.
El mio aún sigue conmigo, ya tiene casi catorce años, espero que aún siga mucho más.
Se fueron Ruffo, Tuly, Bob y ahora Nely.
Deseo los mejores meses, y que sean muchos y gratificantes para el tuyo, que ya es una edad.
Saludos y gracias.
Cuanto lo siento, soy un amante de los animales, los amo, son lo mejor de lo mejor, mucho mejor que algunos humanos.

Un saludo de buenas tardes.
El mio aún sigue conmigo, ya tiene casi catorce años, espero que aún siga mucho más.
Nely, la preciosa perrita de Libertad se ha ido al cielo perruno con Ruffo.
Allí estarán jugando.
Cuanto lo siento, soy un amante de los animales, los amo, son lo mejor de lo mejor, mucho mejor que algunos humanos.

Un saludo de buenas tardes.
Nely y Ruffo
Nely, la preciosa perrita de Libertad se ha ido al cielo perruno con Ruffo.
Allí estarán jugando.
Beagle tricolor perdido en Gojar
La mejor manera de calcular la edad de tu perro en años humanos, según la ciencia.

Proponen una nueva fórmula para sustituir a la popular pero errónea de multiplicar por siete.

ABC Ciencia.

MADRID. Actualizado: 18/11/2019 17:05h.

Hasta ahora, para hacernos una idea de la edad de un perro en años humanos lo habitual era multiplicar por siete. De esta forma, nos hacíamos la ilusión de saber en qué estado de madurez vital se encontraba nuestra mascota. Si todavía era un activo juvenil o si ya empezaba a entrar en la tranquila tercera edad. Un simple entretenimiento popular porque la fórmula está completamente desacreditada. Un grupo de investigadores de la Universidad de California en San Diego (EE. UU.) propone una nueva mucho más ajustada, en la que se tienen en cuenta las últimas investigaciones sobre envejecimiento y que nos da más de una sorpresa.

El trabajo, publicado en el archivo de preimpresión bioRxiv, tiene en cuenta que las modificaciones químicas del ADN de una persona a lo largo de la vida crean lo que se conoce como un reloj epigenético. Una de esas modificaciones, la adición de grupos de metilo a secuencias de ADN específicas, rastrea la edad biológica humana, es decir, el coste que la enfermedad, el mal estilo de vida y la genética tienen en nuestros cuerpos. Como resultado, hay quien considera el estado de metilación del ADN de una persona en una estimación de edad, o incluso una predicción de la esperanza de vida.

Otras especies, entre ellas los perros, también tienen relojes epigenéticos. Además, los perros viven en los mismos entornos que nosotros y muchos reciben tratamientos médicos y atenciones similares.

Como explican en la web de la revista «Science», todos los perros, sin importar la raza, siguen una trayectoria de desarrollo similar, alcanzan la pubertad alrededor de los 10 meses y mueren antes de los 20 años. Pero en su estudio, el genetista Trey Ideker y su equipo se centraron en una sola raza: el labrador retriever.

Cambios similares.

Los investigadores escanearon patrones de metilación del ADN en los genomas de 104 perros, que van desde las 4 semanas hasta los 16 años. Su análisis reveló que estos perros y los humanos tienen una metilación similar relacionada con la edad de ciertas regiones genómicas con altas tasas de mutación, más evidente en la juventud y en la vejez. Además, encontraron que ciertos grupos de genes involucrados en el desarrollo están metilados de manera similar durante el envejecimiento en ambas especies. Eso sugiere que al menos algunos aspectos del envejecimiento son una continuación del desarrollo en lugar de un proceso distinto, y que al menos algunos de estos cambios se conservan evolutivamente en los mamíferos. Es decir, ambas especies no solo tenemos las mismas enfermedades y dolencias durante el envejecimiento, sino que los cambios moleculares son similares.

De esta forma, el equipo propone esta fórmula para saber la edad de un perro en años humanos = 16 In (edad del perro) + 31.

Es decir, hay que multiplicar el logaritmo natural de la edad de tu perro en años (Aquí tienes una calculadora) por 16 y después sumar 31. El resultado nos dará el equivalente de la edad del perro en años humanos.

Usando esa fórmula, un cachorro de 7 semanas de edad sería equivalente a un bebé humano de 9 meses, pero con un año ¡ya sería todo un adulto de 31! Y con cuatro equivaldría a una persona de 53 años. En general, el reloj epigenético canino funciona mucho más rápido inicialmente que el humano, pero luego se ralentiza. De esta forma, un can de 15 años equivaldría a un ser humano de 74.

Los investigadores esperan descubrir por qué algunos perros enferman muy pronto o mueren antes de lo normal, mientras que otros viven largas vidas libres de enfermedades.

Como las distintas razas envejecen de manera diferente, esta fórmula quizás no sea muy exacta para todas, pero siempre será más útil que multiplicar por siete.
Resuelto el misterio de por qué los gatos comen hierba.

Un grupo de científicos afirma que se trata de un hábito para ayudarles a expulsar parásitos intestinales.

ABC Ciencia.

Madrid.

Actualizado:

16/08/2019 09:13h.

El hábito que tienen los gatos de comer hierba y luego vomitar es uno de los comportamientos que más ha inquietado a los científicos durante años. Existen diferentes teorías al respecto, pero ninguna refutada a ciencia cierta. Hasta ahora.

Un nuevo estudio cree haber encontrado la clave. Después de encuestar a más de un millar de dueños de gatos que pasaron al menos tres horas al día observando a su mascota, los resultados señalan a que la costumbre de comer plantas es bastante común: el 71% de los felinos fueron cazados al menos seis veces comiendo plantas, mientras que tan solo un 11% jamás fueron «pillados» haciéndolo.

Muchos piensan que esta costumbre está motivada por la necesidad de los gatos de vomitar por encontrarse mal. Es decir, comen plantas cuando tienen la necesidad de expulsar de su cuerpo algún alimento. Sin embargo, solo un 25% de los gatos que comieron hierba fueron vistos vomitando después y el 91% de los encuestados afirmó que su mascota no parecía enferma antes de comer plantas.

Por ello, los investigadores sugieren que vomitar es una consecuencia de comer hierba, pero no el objetivo. Según el estudio, recogido en la versión online de «Science» haciéndose eco de la convención anual de la Sociedad Internacional de Etología Aplicada en Bergen (Noruega), comer plantas sería un acto instintivo y tiene un beneficio evolutivo para los felinos. O, al menos, solía tenerlo.

Su teoría, basada en la investigación en chimpancés y otros animales salvajes, es que el corte de hierba ayuda a los animales a expulsar los parásitos intestinales al aumentar la actividad muscular en el tracto digestivo. Excepto que los gatos de hoy probablemente ya no tienen estos parásitosl, si bien continúan con este hábito. Los autores sostienen que la estrategia probablemente evolucionó por primera vez en un ancestro lejano. Sin embargo, los científicos no han probado otra suposición común: que comer hierba ayuda a los gatos a tirar bolas de pelo.

El consejo del equipo para los dueños de gatos es que compren o cultiven un poco de hierba en el interior para que sus mascotas las mastiquen. Esto les dará la oportunidad de ejercer este comportamiento innato con una fuente segura de alimento vegetal no venenosa.
ANIMALES.

¿Qué hacer con las mascotas en una ola de calor?

Al igual que las personas, los animales pueden sufrir golpes de calor. Los expertos recomiendan cómo evitarlos y qué hacer en un caso así.

ACTUALIZADA 27/6/2019 A LAS 02:00.

ARIADNA CAÑAVERAS.

España se encuentra en plena ola de calor. En Zaragoza, los termómetros superarán los 40 grados estos días y llegarán hasta los 44 el fin de semana. Son muchos los que ya están buscando refugios urbanos o creando planes alternativos para combatir la canícula. Las piscinas, el cine o los museos son algunas de las opciones más comunes para refrescarse, pero ¿qué pasa con las mascotas? Los animales también padecen las consecuencias de las elevadas temperaturas estivales y, al igual que las personas, pueden sufrir golpes de calor, especialmente los que salen de la vivienda, como los perros. Ante estos episodios extremos, es preciso seguir una serie de recomendaciones con nuestras mascotas para evitar disgustos.

Entre los animales domésticos que más riesgo corren de sufrir un episodio de golpe de calor se encuentran los canes, ya que son los que más tiempo pasan al aire libre. “Los perros, como no pueden sudar, lo que hacen es regular la temperatura a través del jadeo. Hay razas más susceptibles, especialmente las que tienen el morro chato (braquiocefálicos), como los bulldogs o los carlinos, o los perros obesos, a los que les afecta mucho el calor”, explica Ainara Villegas, responsable del Servicio de Hospitalización y Urgencias de Pequeños Animales del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Zaragoza.

Precisamente el jadeo fuerte es uno de los indicadores que alertan de un posible golpe de calor en perros que han estado expuestos al sol y a las altas temperaturas. “Presentan un jadeo mucho mayor que de normal, la lengua la suelen tener fuera, babeando, los tocas y están calientes y, en casos graves, incluso pueden perder la consciencia”, detalla Ainara Villegas. Para no llegar a esos extremos, hay que evitar dejarlos encerrados en un coche, pasearlos en las horas de más calor (de 12 a 16) o realizar ejercicio intenso.

Pautas a seguir ante un golpe de calor
En caso de salir, se recomienda llevar siempre agua para la mascota, por ejemplo, en un bebedero portátil. Igualmente, si el perro permanece al aire libre en una finca, debe disponer continuamente de agua para beber y refrescarse. Si se opta por acudir a un espacio de baño apto para los perros, también se les puede aplicar protección solar específica para ellos, sobre todo para los que son blancos. La experta, no obstante, recomienda tener especial cuidado con los de pelo negro, ya que este atrae más el calor.

Si pese a las precauciones, el animal presenta síntomas de estar sufriendo un golpe de calor, hay que pasar a la acción. “Lo recomendable es ponerlo a la sombra o en una zona ventilada. También se le puede mojar un poco con agua fresca, pero es muy importante no meterlo, por ejemplo, en una bañera de agua fría, porque esos cambios tan bruscos de una temperatura muy alta a una muy fría pueden provocar problemas. Otra opción es mojarle las patas con alcohol para que pierda un poco de calor”, añade Villegas. Si aún así, el perro no mejora, se aconseja acudir al centro veterinario más cercano para que le suministren el tratamiento más adecuado, que frecuentemente es la fluidoterapia intravenosa, o en caso de necesitarlo, la aplicación de oxígeno.

"Gatos paracaidistas"
En el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Zaragoza, cada verano tratan perros que han sufrido golpes de calor, aunque la responsable de Urgencias del centro reconoce que no son demasiado frecuentes. Sí lo son en estas temporadas de olas de calor los casos de “gatos paracaidistas”, aquellos que se caen al salir por las ventanas que sus dueños dejan abiertas para refrescar la casa. No obstante, los felinos rara vez presentan un golpe de calor, ya que al permanecer en interiores, tienen las mismas condiciones ambientales que las personas. En cualquier caso, es aconsejable aumentar la cantidad de agua fresca a su disposición si pasan tiempo solos en casa.

Animales exóticos.

Además de los perros y los gatos, las mascotas más exóticas también acusan las altas temperaturas y pueden sufrir algún episodio perjudicial para su salud. Aunque, generalmente, estos animales no abandonan el hogar (salvo si son trasladados con sus dueños en vacaciones), el calor que se acumula en la vivienda o en las terrazas (donde suelen colocarse, por ejemplo, los pájaros) puede llegar a ser muy alto.

“Con las aves como los periquitos o los canarios, la gente tiene costumbre de sacarlos al balcón por la mañana, cuando hace una temperatura completamente normal, pero cuando vuelve a la hora de comer, que ya son horas de muchísimo más calor, nos encontramos con aves que están en el fondo de la jaula, con el pico abierto o con las alas abiertas porque les obligamos a estar en un sitio con sol directo, el agua de sus bebederos se calienta y no tienen para refrescarse o bañarse”, apunta Aitor Ramos, responsable del Servicio de Animales Exóticos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. Para evitar que el ave sufra, es preciso evitar exponerla al sol en las horas de mayor calor, así como proporcionarle siempre agua fresca (se recomienda cambiarla dos veces al día) y un pequeño recipiente o plato en el que pueda bañarse.

En cuanto a los reptiles, el experto en animales exóticos indica que suelen ser poco sensibles porque son bastante tolerantes al calor, aunque “eso no quiere decir que si dejamos a una tortuga en un terrario a pleno sol en una terraza, obviamente, es susceptible de sufrir un golpe de calor y fallecer”.

En el caso de pequeños mamíferos, Aitor Ramos señala que el más sensible es la chinchilla por su abundante cantidad de pelo, que actúa “como un abrigo” que les da mucho calor: “Son muy susceptibles, incluso a temperaturas que para nosotros son normales, como 28 grados, para ellas ya son críticas. Hay que tenerlas en la habitación más fresca de la casa, con una botella de agua fría y una baldosa dentro de su jaula para que pueda refrescarse por contacto”. Para esta y otras especies, como conejos o cobayas, así como aves, puede ser una buena opción ofrecerles alguna fruta o verdura que les aporte agua y frescor.

Si cualquiera de estos animales exóticos presenta síntomas de estar sufriendo un golpe de calor, el experto recomienda acudir inmediatamente a un centro veterinario y trasladar a las mascotas en un entorno fresco, como una jaula con una botella de agua fría.