Muchos Pensamientos y algunas reflexiones

El CASTOR, en busca de una oportunidad.
****************************** *

El activista medioambiental de Marcilla Javier Fabo, junto al Museo de Educación Ambiental de Pamplona y frente al río Arga, hogar del Castor europeo.

“Si lo que queremos son ríos ecológicamente sostenibles, el Castor no solo tiene cabida, sino que además es necesario”

PAMPLONA- “La del Castor es una historia muy larga, fascinante y además trágica. Para entender quién es, qué pasa con él “y darle una oportunidad”, dice Javier, hay que remontarse 700.000 años atrás. Los restos de un yacimiento paleontológico en Olazagutia prueban ya entonces su presencia por aquí.

“La especie ha existido en la Península Ibérica desde tiempos remotos, pero hace pocos siglos llegamos a exterminarla”, explica Fabo. “del Castor se puede aprovechar todo”. Carne, piel y castóreo, sustancia que segrega para lubricar su pelaje “y que se utilizaba en cosmética”.

Sobre 1920, Suecia fue el primer país que lo introdujo el cuando solo quedaban unos 1.200 ejemplares.
A Suecia le siguieron 20 países más.
“Pero en España, por alguna razón que desconozco, parece ser que un grupo belga lo introdujo de manera ilegal en 2003. Ahora el Castor ha retornado.

¿QUÉ RÍOS QUEREMOS?
Los castores están Navarra. En el Arga a su paso por la capital, sin ir más lejos. Su presencia, además de curiosidad, arroja interrogantes; la influencia en el ecosistema y la posible pérdida de masa forestal.

Fabo, que lleva mucho tiempo observando a estos Castores en su Marcilla natal y tres años preparando un libro con el pasado, presente y futuro de este animal, amplía el marco de debate. “No solo hablamos del Castor. Hablamos de los ríos. ¿Qué ríos que queremos?

Si queremos ríos ecológicamente sostenibles, vivos y sanos, el Castor no solo tiene cabida, sino que además es necesario. Hay un vínculo total entre Castor y río”, dice.

“Ahora las máquinas dragadoras se encargan de encauzar el río, quitar material, etc... Pero el castor siempre se ha encargado de esa función. Es el podador de los ríos, el que renueva sus riberas. En los cultivos en los que el agricultor se ha apoderado de las riberas y ha puesto chopos, el Castor sale y los roe. Y si tiene frutales, roe los frutales.

Respecto a su impacto sobre la masa forestal, Fabo opina que “nuestros ríos siempre han tenido castores, y su vegetación está adaptada. Nuestros principales árboles son el álamo y el sauce. Y si cortas un álamo vuelve a retoñar. No son un peligro para la deforestación de la ribera. Al contrario, la renueva”. Y añade un punto más a su favor: “Allí donde construyen pequeñas presas, esas lagunas benefician a peces, anfibios, reptiles y toda clase de fauna. También a las plantas. Con más plantas hay más flores, beneficio para abejas, insectos... Es el ciclo biológico, ni más ni menos que lo que se llama la biodiversidad”.
(Epítome)

¡! Reflexionemos ¡!
Pero a mi me gusta reflexionar en voz alta, cosas de ir cumpliendo años.
Si te ven los vecinos, ¿qué pensarán de ti? ¿Qué estás majara perdida?
Se puede reflexionar sin hablar sola.
Pero a mi me gusta reflexionar en voz alta, cosas de ir cumpliendo años.
Pues sí. Estoy reflexionando.
Se puede reflexionar sin hablar sola.
El CASTOR, en busca de una oportunidad.
****************************** *

El activista medioambiental de Marcilla Javier Fabo, junto al Museo de Educación Ambiental de Pamplona y frente al río Arga, hogar del Castor europeo.

“Si lo que queremos son ríos ecológicamente sostenibles, el Castor no solo tiene cabida, sino que además es necesario”

PAMPLONA- “La del Castor es una historia muy larga, fascinante y además trágica. Para entender quién es, qué pasa con él “y darle una oportunidad”, dice Javier, hay que remontarse 700.000 años atrás. Los restos de un yacimiento paleontológico en Olazagutia prueban ya entonces su presencia por aquí.

“La especie ha existido en la Península Ibérica desde tiempos remotos, pero hace pocos siglos llegamos a exterminarla”, explica Fabo. “del Castor se puede aprovechar todo”. Carne, piel y castóreo, sustancia que segrega para lubricar su pelaje “y que se utilizaba en cosmética”.

Sobre 1920, Suecia fue el primer país que lo introdujo el cuando solo quedaban unos 1.200 ejemplares.
A Suecia le siguieron 20 países más.
“Pero en España, por alguna razón que desconozco, parece ser que un grupo belga lo introdujo de manera ilegal en 2003. Ahora el Castor ha retornado.

¿QUÉ RÍOS QUEREMOS?
Los castores están Navarra. En el Arga a su paso por la capital, sin ir más lejos. Su presencia, además de curiosidad, arroja interrogantes; la influencia en el ecosistema y la posible pérdida de masa forestal.

Fabo, que lleva mucho tiempo observando a estos Castores en su Marcilla natal y tres años preparando un libro con el pasado, presente y futuro de este animal, amplía el marco de debate. “No solo hablamos del Castor. Hablamos de los ríos. ¿Qué ríos que queremos?

Si queremos ríos ecológicamente sostenibles, vivos y sanos, el Castor no solo tiene cabida, sino que además es necesario. Hay un vínculo total entre Castor y río”, dice.

“Ahora las máquinas dragadoras se encargan de encauzar el río, quitar material, etc... Pero el castor siempre se ha encargado de esa función. Es el podador de los ríos, el que renueva sus riberas. En los cultivos en los que el agricultor se ha apoderado de las riberas y ha puesto chopos, el Castor sale y los roe. Y si tiene frutales, roe los frutales.

Respecto a su impacto sobre la masa forestal, Fabo opina que “nuestros ríos siempre han tenido castores, y su vegetación está adaptada. Nuestros principales árboles son el álamo y el sauce. Y si cortas un álamo vuelve a retoñar. No son un peligro para la deforestación de la ribera. Al contrario, la renueva”. Y añade un punto más a su favor: “Allí donde construyen pequeñas presas, esas lagunas benefician a peces, anfibios, reptiles y toda clase de fauna. También a las plantas. Con más plantas hay más flores, beneficio para abejas, insectos... Es el ciclo biológico, ni más ni menos que lo que se llama la biodiversidad”.
(Epítome)

¡! Reflexionemos ¡!
Cuenta vericada en Twitter.

El Gobierno reclama la devolución de 190 millones de euros en becas a más de 135.000 alumnos desde 2012

Reflexionemos:
y decimos nosotros; como lo van a devolver si les dieron la beca por que la necesitaban y además era legal por merecimientos academicos ¿?
Pues sí. Estoy reflexionando.
¿Habas sola?
Que pena que hablando tanto, digas tan poco.
No juzgues a las personas con tu vara de medir, casi siempre se equivoca uno.
La persona que tiene dotes y que presume de ellos, se le puede llamar engreída, presumida.... pero lo patético y ridículo es presumir de lo que no se tiene, fantasmillas de medio pelo.
MARI. Si has conocido a muchos jefes, jefecillos y algún que otro líder, es señal de que has trabajado en alguna empresa. Tienes razón, no es lo mismo estar a las órdenes de una empresa que ser el director de la misma. Dueño y director, ¿Van de acuerdo?
Claro toda mi vida laboral hr trabajado en una empresa. En el mismo cargo y en la misma empresa.

La empresa tenía dueños, pero ninguno era el director, eran lo suficientemente inteligentes para saber "hasta donde llegaban"
Y casi siempre acierta.
MARI. ¡CASI! Casi acierta, pero no acertó.

Vamos a solucionar lo que se pueda solucionar de esa frase. Veamos, quitemos la palabra SIEMPRE. Nos queda: Y casi acierta. Quitemos la palabra CASI, nos queda: y siempre acierta. Dos premisas en esas frases que nos hemos inventado y que son falsas: Y CASI ACIERTA... Y SIEMPRE ACIERTA. No me casan las frases. Así que ¡NI SIEMPRE NI CASI. Yo diría... POCAS VECES ACIERTA.
MARI. Si has conocido a muchos jefes, jefecillos y algún que otro líder, es señal de que has trabajado en alguna empresa. Tienes razón, no es lo mismo estar a las órdenes de una empresa que ser el director de la misma. Dueño y director, ¿Van de acuerdo?
Eso es > OBVIO.
Amigo.
Hay una gran diferencia entre ser jefe y ser líder.

El jefe no admite consejo alguno, y basa su poder y si mandato en el status que tiene, jamás da el brazo a torcer aunque en su interior sabe muy bien que se equivoca.

El líder escucha a todo el mundo, se deja aconsejar y forma normalmente un gran equipo para que sus proyectos salgan adelante.

Yo he conocido muchos jefes-jefecillos y algún que otro líder.
MARI. Si has conocido a muchos jefes, jefecillos y algún que otro líder, es señal de que has trabajado en alguna empresa. Tienes razón, no es lo mismo estar a las órdenes de una empresa que ser el director de la misma. Dueño y director, ¿Van de acuerdo?