Muchos Pensamientos y algunas reflexiones


"Y cuando la curva del contagio baje
y los gobiernos anuncien que ‘lo hemos conseguido’
por favor
no volváis a la inmortalidad
no os pongáis otra vez el traje de invencibles
de inquebrantables
de insufribles
no olvidéis lo que habéis sentido
por favor
sed vulnerables para siempre
seguid cantando en los balcones
seguid aplaudiendo a las señoras de la limpieza
a las cajeras, a vuestras madres
no olvidéis que sólo sois humanos
que sois frágiles
que sois finitos
y cuidad la vida, el planeta
y a todos los seres del mundo
hasta el día de vuestra muerte
como si hubiérais aprendido algo".

Texto: Juls Heme Aquí.
Fotografía: Clara. aparicio
"Cuando pase la emergencia, habrá que recordar el proyecto de privatización (...) Cuando pase la crisis habrá que dar explicaciones, y muchas de las maniobras populistas de Ayuso acabarán estallándole en la cara, como un bumerán". Escribe Almudena Grandes
Si eso es todo, poco hay que reflexionar.
"Cuando pase la emergencia, habrá que recordar el proyecto de privatización (...) Cuando pase la crisis habrá que dar explicaciones, y muchas de las maniobras populistas de Ayuso acabarán estallándole en la cara, como un bumerán". Escribe Almudena Grandes
COPIADO de "El isleño, com"

>>>Y así un día se llenó el mundo con la nefasta promesa de un apocalipsis viral y de pronto las fronteras que se defendieron con guerras se quebraron con gotitas de saliva, hubo equidad en el contagio que se repartía igual para ricos y pobres, las potencias que se sentían infalibles vieron cómo se puede caer ante un beso, ante un abrazo.

Y nos dimos cuenta de lo que era y no importante, y entonces una enfermera se volvió más indispensable que un futbolista, y un hospital se hizo más urgente que un misil. Se apagaron luces en estadios, se detuvieron los conciertos los rodajes de las películas, las misas y los encuentros masivos y entonces en el mundo hubo tiempo para la reflexión a solas, y para esperar en casa que lleguen todos y para reunirse frente a fogatas, mesas, mecedoras, hamacas y contar cuentos que estuvieron a punto de ser olvidados.

Tres gotitas de mocos en el aire, nos ha puesto a cuidar ancianos, a valorar la ciencia por encima de la economía, nos ha dicho que no solo los indigentes traen pestes, que nuestra pirámide de valores estaba invertida, que la vida siempre fue primero y que las otras cosas eran accesorios.

No hay un lugar seguro, en la mente de todos nos caben todos y empezamos a desearle el bien al vecino, necesitamos que se mantenga seguro, necesitamos que no se enferme, que viva mucho, que sea feliz y junto a una paranoia hervida en desinfectante nos damos cuenta que, si yo tengo agua y el de más allá no, mi vida está en riesgo.

Volvimos a la ser aldea, la solidaridad se tiñe de miedo y a riesgo de perdernos en el aislamiento, existe una sola alternativa: ser mejores juntos.

Si todo sale bien, todo cambiara para siempre. Las miradas serán nuestro saludo y reservaremos el beso solo para quien ya tenga nuestro corazón, cuando todos los mapas se tiñan de rojo con la presencia del que corona, las fronteras no serán necesarias y el tránsito de quienes vienen a dar esperanzas será bien recibido bajo cualquier idioma y debajo de cualquier color de piel, dejará de importar si no entendía tu forma de vida, si tu fe no era la mía, bastará que te anime a extender tu mano cuando nadie más lo quiera hacer.

Puede ser, solo lo es una posibilidad, que este virus nos haga más humanos y de un diluvio atroz surja un pacto nuevo, con una rama de olivo desde donde empezará de cero.>>>>>
Preocuparos del covid-19 y de sus efectos. Vaya nivel, sigue creciendo.
Por ejemplo, Podemos.
Hablamos de algo más relevante y transcendente. ¡Qué nivel Maribel!
LA IZQUIERDA Y LAS LUCES LARGAS Y CORTAS

El mundo está sometido a un cambio de época. El modelo económico de explotación del capitalismo, el sistema de dominación político de nuestras sociedades, la división internacional del trabajo y la reordenación geopolítica del sistema-mundo se están modificando ante nuestros ojos sin que sepamos todavía bien hacia dónde nos dirigimos. Llamémoslo sociedad post democrática, capitalismo decadente o con cualquier otro apelativo, el hecho innegable es que estamos ... (ver texto completo)
Por ejemplo, Podemos.
No se de por aludido, hablo en terminos generales y filosoficos y no personalizo.
¿Es etico defender la libertad de unos con leyes que privan de ella a terceros?
Depende de la libertad de esos unos los que ellos llaman ejerer su libertad, por ejemplo si esos unos

Tienen el coronavirus y se niega a recluirse en su casa o en el hospital, y va contagiando por ahí a la gente...

Si esos unos, se dedican a dar la murga con su acordeón enfrente de mi casa, todas las noches a partir de las dos de la mañana hasta las seis....

Si esos unos se dedican a escribir patrañas de los demás, o a sembrar el pánico con sus publicaciones o se dedican a ir en sentido contrario en las autopistas...

Pues lo lógico sería, digo yo, que se les prive de sus "derechos" de libertad.
Ya respondí a algo similar.

Dijo usted que no me leería y yo le dije que pusiera su nick.

Así que déjese de preguntas, hagaselas a usted mismo.
Por respeto me doy por aludido. Le pido el mismo respeto. Ponga su Nick y es posible responda, o no.
No se de por aludido, hablo en terminos generales y filosoficos y no personalizo.
¿Es etico defender la libertad de unos con leyes que privan de ella a terceros?
LA IZQUIERDA Y LAS LUCES LARGAS Y CORTAS

El mundo está sometido a un cambio de época. El modelo económico de explotación del capitalismo, el sistema de dominación político de nuestras sociedades, la división internacional del trabajo y la reordenación geopolítica del sistema-mundo se están modificando ante nuestros ojos sin que sepamos todavía bien hacia dónde nos dirigimos. Llamémoslo sociedad post democrática, capitalismo decadente o con cualquier otro apelativo, el hecho innegable es que estamos ... (ver texto completo)
Sí, como el cambio de comunista hacia el capitalismo que nos muestra Pablo Iglesias.
LA IZQUIERDA Y LAS LUCES LARGAS Y CORTAS

El mundo está sometido a un cambio de época. El modelo económico de explotación del capitalismo, el sistema de dominación político de nuestras sociedades, la división internacional del trabajo y la reordenación geopolítica del sistema-mundo se están modificando ante nuestros ojos sin que sepamos todavía bien hacia dónde nos dirigimos. Llamémoslo sociedad post democrática, capitalismo decadente o con cualquier otro apelativo, el hecho innegable es que estamos en plena Gran Transformación.

Globalización, pérdida de soberanía de los estados nacionales, ofensiva neo liberal, quiebra de la hegemonía imperial de EE. UU, sucesivas crisis de deuda, financieras y económicas, aumento de la desigualdad en el planeta, surgimiento de focos de resistencia y revuelta en lugares diferentes de la tierra, avance de las ideas de extrema derecha, aumento del precariado y la población “inútil” para el sistema productivo… son algunos de los fenómenos a los que estamos asistiendo. Estos “hechos” diversos, contradictorios, con diferentes grados de desarrollo se mezclan e interactúan dando lugar a la situación compleja, novedosa y desconcertante que estamos viviendo.

Frente a toda esta gran transformación la izquierda emancipadora va con las luces cortas, apresada en un espacio y un tiempo que la está conduciendo a la falta de capacidad política. Presa del espacio “estado nacional” cuando el marco en donde se está jugando todo es internacional; presa del tiempo cortoplacista cuando la corriente que nos lleva es profunda y tiene sus objetivos en el medio plazo. Es urgente que la izquierda dé las luces largas, analice el mundo en cambio en que vivimos, haga un diagnóstico y diseñe un programa alternativo a la sociedad que se está intentando construir desde las alturas.

Como decía el clásico: cuando el viejo orden no muere del todo y el nuevo orden no acaba de nacer es cuando surgen los monstruos. Los monstruos están surgiendo, solo añadir que el nuevo orden que está a punto de nacer no tiene porqué ser más libre, justo e igualitario. Puede perfectamente tomar el cuerpo de una nueva forma de barbarie capitalista.
Segundo W.- Ninguna de las tres pregunta que me realiza me dicen nada nuevo, al contrario. También sus palabras me dejan muy claro el concepto de libertad que prefiere y, no me gusta. Respeto su forma de ver su libertad, no la comparto.

Claro que los humanos prefieren que les llamen de alguna forma a hablar o dirigirse a nadie. ¿Porque cree usted que a lo largo de la historia las personas se llaman Juanes o Pedros, los animales se conocen por su olor...? Dele a una vaca, oveja... un ternero o cordero cuando ella no los a parido. Todo lo que nace crece y muere en la tierra se identifica ante sus congéneres de alguna forma. ¿Porque usted quiere romper los esquemas de la vida en favor de su libertad?
Está en su derecho al leer lo que le apetezca y yo en el mio de querer saber cual es su NICK.

Saludos y buenas noches.
Entonces la libertad es un sueño individual y ficticio que viviendo en comunidad el hombre libre accede a acotar en aras de la mayor comodidad y poder para los que legislan independientemente de la forma de gobierno.
Por respeto me doy por aludido. Le pido el mismo respeto. Ponga su Nick y es posible responda, o no.
Individualmente el ser humano no tiene límites en su libertad.
Cuando se vive en colectividad, en un país en el mundo, los humanos nos hemos dotado de normas, leyes dadas y asumidas por los propios humanos que marcan las líneas de esa libertad individual total.

No. Cuantas más leyes menos libertad, no. En las dictaduras con pocas leyes no hay libertad.
Entonces la libertad es un sueño individual y ficticio que viviendo en comunidad el hombre libre accede a acotar en aras de la mayor comodidad y poder para los que legislan independientemente de la forma de gobierno.