Navidad

Precioso el niño del mundo

Madre, En La Puerta Hay Un Niño
****************************

Madre, en la puerta hay un Niño,
más hermoso que el sol bello,
parece que tenga frío,
porque viene medio en cueros.

Pues dile que entre
y se calentará,
porque en esta tierra
ya no hay caridad.

Entró el Niño y se sentó,
hizo que se calentara,
le pregunta la patrona:
¿de qué tierra y de qué patria?,

*Mi Madre es del cielo,
mi Padre también,
yo bajé a la Tierra
para padecer.*

Niño, si quieres cenar,
se te hará de contado,
y te quedarás en casa,
como hijo muy estimado.

Y el Niño responde:
Eso no, señora,
que tengo una Madre
que el Cielo la adora.

Estando el Niño cenando,
las lágrimas se le caen.
Dime Niño: ¿por qué lloras?
Porque he perdido a mi Madre.

Si usted me dijera
donde la encontrara,
de rodillas fuera
hasta que "la hayara".

Hazle la cama a este Niño,
con cariño y con primor.
No me la haga usted, señora,
que mi cama es un rincón.

Mi cama es el suelo,
desde que nací,
y hasta que me muera
ha de ser así.

A la mañana siguiente
el Niño se levantó
y le dijo a la patrona
que se quedará con Dios.

Que se iba al templo,
que aquella es su casa,
donde iremos todos
a darle las gracias.

Al otro día siguiente
estaba el Niño en la puerta,
con dos costales de trigo
y en la mano una peseta.

diciendo: Señora,
tome usted la paga
que yo hice anoche
por la madrugada.

*En mi pueblo emocinad@s cuando alguien lo recitaba*