Opinión, repasando columnas

Fachas en Colón....

Fachas en Colón.

Estaremos en espíritu hasta los que no vamos a poder presentarnos a esa lista de diana para despertar a España.

Antonio Burgos.

Actualizado:

10/02/2019. 01:02h.

Los rompepatrias, que los hay a manojitos con tal de permanecer en el poder o de proclamar su independencia, dicen que los que estaremos hoy en la plaza de Colón de Madrid somos unos fachas. Cómo seremos de fachas, que en Colón estaremos, en espíritu y de corazón, hasta los que no vamos a poder presentarnos a esa lista de diana para despertar a España. Y a mucha honra.

Si defender la Constitución de 1978, garantía de nuestra democracia y nuestras libertades, y los logros de concordia de la Transición es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si proclamar con todo orgullo que España es una Monarquía Constitucional y que nuestro Rey es Don Felipe VI, que Dios guarde, es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si emocionarse al ver tremolar el rojo y el gualda de las banderas nacionales como única enseña, «Banderita tú eres roja», con los colores del «vino de Jerez y el vinillo de Rioja» es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si proclamar, con la Constitución, «la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles», donde nadie es más que nadie y donde todos los habitantes de todas las regiones debemos tener los mismos derechos es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si creer firmemente que España no se negocia, sino que se defiende, y que muchos menos aquí hacen falta relatores que nos cuenten el cuento de la buena pipa de los golpistas separatistas es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si desear que sean convocadas cuanto antes elecciones, como prometieron los que presentaron la moción de censura contra Rajoy, y estar convencido de que los peligros inminentes que acechan a la Patria no tienen más solución que la urgente colocación de urnas es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si pensar que España está desgraciadamente gobernada por un Felón de toda felonía, mucho más que Fernando VII, y se está de acuerdo con todos los otros calificativos que, con toda valentía, le dedicó Casado es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si estar convencido de que con 84 diputados y un rebujito de todos los que quieren romper a España no puede permanecer ni un minuto más en La Moncloa este Gobierno que aparece, aunque no lo sea en Derecho, como usurpador del poder es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si creer que la Justicia debe ser preservada de todo tipo de presiones, en el principio de la separación de poderes, para que pueda juzgar con total independencia a los que perpetraron un referéndum como rebelión contra el propio Estado de las Autonomías que a algunos se les queda corto y que a otros les parece excesivo es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si entender que los padres deben tener derecho a exigir que sus hijos puedan estudiar en español y si según la Constitución «el castellano es la lengua oficial del Estado» y «todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho de usarla» es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si gritar «Por España, todo por España», como al abdicar dijo Don Juan, Conde de Barcelona a su hijo Don Juan Carlos I es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Si emocionarse cuando ahora, al final del acto, suena la Marcha Real y se acuerda uno de la letra de Pemán, «alzad la frente, hijos del pueblo español», es ser facha, yo quiero ser facha y estar hoy en Colón.

Antonio Burgos.

Articulista de Opinión.