Opinión, repasando columnas

La idea fuerte....

La idea fuerte.

Forma parte de los escenarios socialistas celebrar un referendo sobre la independencia.

Salvador Sostres.

Barcelona.

Actualizado:

29/03/2019. 08:48h.

Educar es reprimir y lo peor que puede pasarle a un padre cuando trata de instruir a su hija en las consecuencias de sus actos es que por detrás vaya la madre y le levante el castigo. El PSOE es la madre frívola de España, la que cree que ayudar a su hijo es negociar un buen precio con el «dealer» mientras el padre intenta que el niño se dé cuenta de que tiene un problema y toque fondo y pida ayuda para curarse.

Miquel Iceta es un hombre brillante pero tienen razón Pablo Casado y Cayetana cuando dicen que forma parte de los escenarios socialistas celebrar un referendo sobre la independencia de Cataluña. Y no sólo es una idea socialista: también Ciudadanos la defiende y mi querido Juan Carlos Girauta es autor del libro «Yo votaré no», en el que que defiende una consulta de esta naturaleza, al modo «québécois».

La idea de España aún crea complejos y lo más sorprendente es que son de inferioridad. Sobre las guerras ganadas de construye la Historia y el derecho de conquista es previo a los derechos humanos, que como todo el mundo sabe, siempre administra quien manda. España está empezando a remontar en Cataluña: el 155, el juicio del Supremo y la designación de Cayetana -la primera candidata que uno de los dos grandes partidos nacionales no manda para contentar al catalanismo- forman parte de la misma regeneración sobre la que el Estado tiene que volver a resurgir entre los catalanes de buena voluntad.

La irrupción de Iceta justificando el error en lugar de confortar a quien yerra es otra advertencia del peligro de que el mes que viene ganen los socialistas. Los catalanes, desde que comenzó el «procés», hemos votado en siete ocasiones y nunca el independentismo ha llegado ni siquiera al 50 por ciento de los votos, de modo que si alguien tiene que plantearse su estrategia son los que hablan en nombre de todos siendo tan sólo una minoría.

Pero en cualquier caso, la idea fuerte que subyace, es la de la soberanía nacional en que se basa el orden, la jerarquía y la democracia. Tal vez sea una idea demasiado fuerte para las madres socialistas, y más en estos tiempos nuestros tan relativistas; pero de David Cameron aprendimos las nefastas consecuencias de escondernos tras cobardes referendos que nunca resuelven ningún problema, en lugar de guiar como padres adultos y responsables a nuestros hijos en su esfuerzo por ser libres.

Salvador Sostres.

Articulista de Opinión.