Opinión, repasando columnas

EDITORIAL....

EDITORIAL.

ERC, PNV y Bildu vuelven a ganar.

Definitivamente, el PSOE es el único partido que siempre cede de forma sumisa a las exigencias del independentismo. El objetivo es doble, mantener el poder como sea y debilitar a España.

Editorial ABC.

Actualizado: 30/10/2021 02:10h.

Una vez más, la escenificación que han protagonizado el Gobierno y sus socios parlamentarios del PNV, ERC y Bildu se ha saldado con un acuerdo que permitirá a Pedro Sánchez aprobar en las próximas semanas sus segundos Presupuestos Generales del Estado. Era lo previsto, y todos los prolegómenos del cortejo no han dejado de ser una ficción para aparentar que son capaces de tensar la legislatura y poner a Pedro Sánchez en aprietos, cuando en realidad el objetivo de fondo siempre estuvo claro: que no deje de gobernar el PSOE porque es el único partido que accede sumisamente a todas las pretensiones del independentismo, y porque Sánchez es el único al que ven capaz de abrir realmente un periodo constituyente en España. No será que no lo advirtió días atrás Arnaldo Otegi, cuando en una charla a sus bases batasunas sostuvo que el objetivo final es que Sánchez gane de nuevo las elecciones y disponga de seis años, los dos que restan de la actual legislatura y los cuatro de la nueva, para dinamitar definitivamente la Constitución. Por eso la negociación de los Presupuestos no ha puesto en jaque la gobernabilidad de Sánchez y Podemos. Ha sido solo la eterna letanía de quejas y reclamaciones para terminar pasando el platillo, ya que saben fehacientemente que Sánchez nunca les dirá aquello de «no es no». Siempre es sí. Primero, para no perder el poder, que es su única prioridad; y segundo, por puro convencimiento del actual PSOE, cada día más alejado de la socialdemocracia tradicional que dice preconizar.