Thatcher, Paro, izquierda y sindicatos

 
Pues sí, razón llevaba.