Plantas

Hola Gemma tuvo que ser terrible pero hay que sacar...

Gracias loren, utilizaré las semillas para infusiones, pues si son diuréticas no vendran mal ya que en verano mis piernas al final del día, las tengo hinchadas por retención de líquidos.
Un beso.

Hola Gemma, los edemas no son todos de la misma índole; pudiendo estar asociado a ICC, insuficiencia renal, cardiaca, hepática etc.. por motivo de una u otra causa, el tratamiento para el edema también seria especifico para cada caso. Es por eso que a veces tomamos algo y no surte efecto porque tampoco era lo correcto; es por poner un ejemplo si tiramos a una diana y en vez de hacer 10, hacemos 7, 6, 5 o cualquier otro numero pero no hacemos diana.

Puedes probar cualquier diurético como: Abedul, apio, brezo, cebolla, cola de caballo, diente de león, grama, maiz, ortosifon etc. y le añades alguno de circulación: ruscus, castaño de indias etc.

Te voy a decir algo que creo te ayudará: Coge una crema de efecto frió (yo uso criocalm de Fleurymer) te lo aplicas de abajo hacia arriba siempre y luego coge un secador con el aire frío que sea potente y te lo vas pasando a un centímetro de la piel del dedo gordo hacia el tobillo, luego el siguiente dedo, el otro, el otro y hasta acabar en el pequeño. Cuando lleves un cuarto de hora, puedes comenzar desde el tobillo hasta la rodilla y después de rodilla hasta la ingle. Estarás haciendo lo más parecido a un drenaje linfático y sin coste del terapeuta.

Un abrazo

Loren muchas gracias por los consejos, los seguiré y te dire el resultado.
Perdona que no haya respondido antes a tu mensaje pero con los incendios me fué imposible.

Hola Gemma tuvo que ser terrible pero hay que sacar todo la pena que nos ha producido el suceso pues las penas que no se lloran, se sufren, se sienten, nos acaban invadiendo. Así lo hice yo cuando se quemaron mis montes del Alto Tajo. Yo creía que no lo hacía por mi sino por los pinares de mi infancia pero la moneda revertió en mi de nuevo. Todo lo que escribí mejoró mi estado de ánimo, me limpió del abatimiento, la tristeza por lo perdido, de las sinrazones y atrocidades que cada día cometemos con la naturaleza.

Ella, LA NATURALEZA, es única. Se vuelve a recrear, se vuelve a reinventar, tiene un poder de regeneración admirable. Nunca lo hubiera creído si no lo hubiera visto, que ha vuelto a renacer.
Con la quema de estos pinares, que fueron de los primeros que se quemaron y de enorme magnitud, se crearon leyes, y sin embargo, se han seguido quemando a lo largo y ancho de toda la geografía nacional.
! Qué importante sería que toda la gente amara sus bosques porque los bosques estarían salvados!. Que sintiésemos la naturaleza como una aliada que al final nos favorece y revierte en nosotros; en nuestro bienestar, salud, educación, cultura y progreso.
Y no nos damos cuenta del gran valor que poseen hasta que no los perdemos, cuando parece que es tarde. Pero no es así porque en los climas cálidos los árboles crecen antes que en los fríos.
En el Alto Tajo falta mucho para que vuelvan a ser como eran antes pero el bosquejo se recompone y las especies antes predominantes dan paso a otras que estaban ocultas. Milagroso me parece que ahora en mi tierra les haya llegado la hora a los robles. Y los pinos, de crecimiento más lento, también siguen su propio curso. Nada volverá a ser como antes pero siento que han renacido de sus propias cenizas. Las piñas se quedaron enterradas y han vuelto a salir pinos de sus piñones.
En algunos lugares se han hecho repoblaciones vecinales que se preocuparán de aquello que han sembrado.

Fue terrible, y lo peor, fueron las vidas humanas que esas son insustituibles para los familiares afectados. Once personas murieron procedentes de los retenes que tenían el oficio de socorrer al bosque y las llamas los devoraron. El caudal de nuestra gente valerosa quedó muy mermado con su pérdida. Que nadie podrá devolverles de nuevo.

Un saludo y espero que no se vuelvan a repetir esos fatídicos episodios de pérdidas humanas y naturales. Por el bien de todos nosotros.