Política

Al final, nada de referéndum. Después de una jornada de vértigo y repleta de negociaciones
Foto enviada por Castor

Anticipo que soy partidario de los "referendums" por lo que significan, en relación con la democracia participativa. Dicho lo cual contesto -bajo mi punto de vista- a la buena pregunta que formula Ciudadana...:

El "NO" hubiera significado (trás un período-corto- de desconcierto) el tener la oportunidad de "cortando por lo sano" y trás la auto-expulsión suicida de Grecia de la zona euro; comenzar una verdadera "regeneración" de lo que aún es posible salvar primero, para después refundar reconstruyendo desde bases más sólidas. Por ejemplo: (Entre otras) determinar una política fiscal común y establecer unos órgamos decisorios con capacidad para penalizar -desde el primer momento- conductas económico-sociales perniciosas para el conjunto.

¿Y qué pasaría ó pasará con Grecia...? Digo "pasará" en razón a que -al final- quizás la Europa que "aún puede" llegue a la conclusión de que "soltando un lastre imposible de soportar" pueda salir -fortalecida- en el medio y largo plazo. En cuanto a Grecia -su destino- si sale de la zona euro, será de absoluta obscuridad (con una moneda-el dracma- que será poco más que papel de colorines sin valor alguno) y con una ¿economía? que si descartamos el turismo, no tiene otra posibilidad de generar riqueza. Una "riqueza" que -al menos- en los próximos 30 ó 40 años, debería cubrir deudas externas y dejar a los Griegos en la más absoluta indigencia... Y dependencia...

Quienes -parece- saben más del tema, manifiestan que con Grecia fuera del euro y fortaleciendo la permanencia de Italia y España: La Europa común tiene futuro... Y es que -como en la vida- hay ocasiones en que "cortar por lo sano" significa (o puede significar) tener futuro...

Saludos.
Al final, nada de referéndum. Después de una jornada de vértigo y repleta de negociaciones, el primer griego Yorgos Papandreu ha decidido dar marcha atrás: no someterá a consulta popular el plan de rescate acordado con la UE el pasado octubre