Política

Ya no es cuestión de que se arrepientan o no. En el...

No preocuparse que de aquí al sábado este se arrepiente y sigue de alcalde

Ya no es cuestión de que se arrepientan o no. En el momento que un cargo público esté imputado por algún motivo, se le tendría que apartar de sus responsabilidades, y si posteriormente se demuestra su inocencia, que se incorpore a su puesto, con toda su honorabilidad. Claro, que para ello, la justicia tendría que ser un poco mas rápida y eficaz.