Política

Las presuntas cuentas de la Iglesia católica española...

Las presuntas cuentas de la Iglesia católica española
Aunque es el secreto mejor guardado, la iglesia católica es inmensamente rica.
¡LA IGLESIA CATÓLICA NO TIENE CRISIS!:
Disfruta de más de 6.800 millones anuales del Estado, libres de impuestos.
(Es una tercera parte de lo que los países de la Unión Europea, previsiblemente, van a otorgar en 2010 a
Grecia, para paliar su situación de “quiebra” interna)
En España, es propietaria, a través de sus más de 40.000 instituciones (…diócesis, parroquias,
órdenes y congregaciones religiosas, asociaciones, fundaciones, etc.) de un enorme patrimonio
consistente en bienes mobiliarios, inmobiliarios, suntuarios, culturales, capital de fundaciones…
pues aunque cada una de ellas tengan autonomía jurídica y administrativa, no dejan de formar
parte de la misma organización eclesial.
Claro está que de forma legítima recibe donaciones directas de sus fieles y se nutre de los beneficios
de sus innumerables y a veces suculentos negocios de todo tipo y actividad.
Pero, además, de forma no tan legítima recibe financiación directa e indirecta por parte del Estado
español.
La cifra presunta y estimada que el Estado (central, autonómico, local) ha cedido, directamente, a
la iglesia católica, en 2009, puede haber superado los 6.800 millones de euros.
De los cuales sólo 252 pertenecen a la asignación tributaria del IRPF (2009)
En una época, como la que atravesamos, de profunda crisis social y económica la Iglesia católica
española, en 2010, va a seguir recibiendo “religiosa y puntualmente” del Estado su financiación, sin
ningún tipo de recorte.
Cálculos del año 2009
1.- Las exenciones tributarias, según varias fuentes y expertos consultados, ha podido suponer en el
ejercicio de 2009 una falta de ingresos por parte de las diferentes administraciones del Estado de unos 900
millones de euros. (*Impuestos municipales -como es el del IBI- y otros autonómicos y estatales)
2.- En la Enseñanza, (curso 2008-2009) para el pago de las personas que imparten religión católica en la
enseñanza pública y privada (unos 30.000), superó los 600 millones de euros.
Para financiar a los centros educativos con ideario propio (católico) la cifra se aproximó a los 3.800
millones de euros, a través de los módulos económicos de los conciertos educativos en cada CCAA
(Según la ley de presupuestos del estado se divide el modulo en: 1. Salariosýcargas sociales. 2. Gastos
variables y 3. Otros gastos) / *Conforme se vayan desarrollando los artículos 116, 117 y la 29 d. adicional
de la LOE, + lo que se prevé, por ahora, en la propuesta de “Pacto por la Educación” aumentará
considerablemente el costo de esta financiación
*En el capítulo de Enseñanza hay que contar las cada vez más cuantiosas donaciones que
diversos estamentos públicos, como Ayuntamientos, CCAA, etc. hacen a fundaciones
universitarias privadas y otras entidades educativas de la iglesia. También las organizaciones de
la Iglesia y la Conferencia Episcopal española reciben diversas subvenciones y donaciones de
apoyo por parte del Estado, para sus medios de comunicación y editoriales. (*Todo este costo es
muy complejo de averiguar, pues se encuentra muy mezclado y hay que acudir a miles de fuentes
y partidas presupuestarias)
Del impuesto del IRPF (Que pasó del 0,52%, al 0,7% en 2007). La iglesia católica ha recaudado en el año
(2009) más de 252* millones de euros, para financiar el culto y el clero.
(*Esa parte de la financiación se detrae del conjunto del impuesto sobre la renta de las personas
físicas. En base al porcentaje de personas que ponen la correspondiente cruz en la declaración de
la renta, que son -aproximadamente- uno de cada tres contribuyentes)
También vía impuesto del IRPF a través de la asignación del 0,7% a la casilla de “fines sociales” muchas
organizaciones de la iglesia católica reciben varias decenas de millones de euros al año.
La actividad “social” de la iglesia católica que además de su labor de caridad social, la utiliza para hacer
proselitismo religioso, se realiza a través de centenares de asociaciones, organizaciones, fundaciones,
congregaciones religiosas vinculadas a la iglesia a través de sus más de 60 delegaciones diocesanas
locales y de las delegaciones autonómicas, tales como Cáritas o Manos Unidas y otras y los más de 3000
centros y casas de caridad, hospitales concertados, ambulatorios y dispensarios, casas de ancianos,
discapacitados, orfanatos, guarderías, centros especiales de reeducación, centros de drogodependientes
etc. a través de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados o las Hijas de la Caridad de San Vicente de
Paúl y otras múltiples pertenecientes a diversas congregaciones religiosas, que reciben dinero vía
subvenciones, conciertos y donaciones directas del estado.
Estas donaciones y subvenciones son incalculables, pero bien podrían significar varios cientos de
millones de euros al año, si tenemos en cuenta algunos datos de los que disponemos, aunque todos ellos
con todas las reservas, dada su complejidad.
Los obispos y una parte de la sociedad (incluso política) dicen, que el Estado gastaría mucho
más si tuviera que atender, por su cuenta, a estas obligaciones educativas o asistencias. Eso es
una opinión- trampa, ya que a través de la denominada obra social de la iglesia hacen
proselitismo y política. Y el estado, como se ha podido comprobar en cientos de casos, podría
hacerlo directamente o con concesiones a entidades no religiosas, generando más riqueza social
y más puestos de trabajo, aunque tuvieran un mayor costo económico.