Prensa

Albiac avisa: "Es la hora de Sánchez, todo juega a...

Albiac avisa: "Es la hora de Sánchez, todo juega a su favor, podría perpetuarse"

Ya llegaron las esperadas encuestas y cada partido se va reubicando tras el terremoto.

Pilar Díez - 2018-06-11.

El Mundo dice que "PP, Podemos y Cs no darán 100 días de gracia a Sánchez". Hacen bien, dar cien días es para los gobiernos normales, que llegan de forma normal al poder. Ante anomalías como la de Pedro Sánchez habrá que cambiar las reglas. Federico Jiménez Losantos tampoco piensa darles ni cien días ni cien minutos. "La izquierda está feliz porque ha logrado sin pasar por las urnas, que las carga el pueblo, o sea, el diablo, su único proyecto político, ideológico y moral: echar del Poder a eso que llaman la Derecha, no importa cómo, ni a qué precio, ni a qué Derecha. Y el mismo coro podemiático que ayer despreciaba a Sánchez, hoy lo diputa mago recuperador del bipartidismo. Pero ¿qué es el bipartidismo para la izquierda? Pues el PSOE en el Poder y el PP en la oposición para siempre jamás (…) Para que haya bipartidismo real hacen falta dos partidos que realmente se disputen el poder, y esos dos partidos son, desde hace décadas, el PSC y el PSOE". Confía Federico en que como Batet está "más cerca de Torra que de Arrimadas", "es sólo cuestión de tiempo, no demasiado, que Ciudadanos vuelva por sus fueros". Son jóvenes, tienen toda la vida por delante.

El País dice que "Sánchez y los moderados del PDeCAT buscan sitio al diálogo". Qué bonito. Ni con nueva directora se rinde este periódico de buscar moderados entre los supremacistas catalanes. Hoy Cebrián viene cargadito de consejos para su antes despreciado Pedro Sánchez. "Me sumo a la generalizada opinión de que el Gabinete enhebrado por Sánchez es mejor de lo que muchos pensarían". Pero "contra lo que algunos puedan creer, una excesiva prolongación de su mandato lejos de beneficiarle ante las urnas puede acabar el impulso ahora recibido (… ) El mejor, si no el único, de los programas para regenerarse es llamar cuanto antes sea posible a la urnas". No sé por qué me da a mí que Cebrián no va a estar entre los consultores de cabecera de Sánchez. Almudena Grandes tiene la franqueza de decir a las claras de qué iba la moción. "Podemos no ganaría nada con un Gobierno en coalición. Si el objetivo común sigue siendo impedir la mayoría absoluta de Ciudadanos en las próximas elecciones, la situación actual me parece muy preferible". Vamos, que lo de la corrupción, la regeneración, la urgencia social y todas las paparruchadas que nos soltaron eran un cuento chino, el objetivo era acabar con Cs. Gracias, Almudena, por confirmar lo que muchos sospechábamos.

ABC le da la portada al PP, los pobres. "Los votantes del PP sitúan a Feijóo como favorito". Otro sucesor designado, por lo que se ve. Dice Bieito Rubido que "la designación del sucesor de Rajoy debe ser solo el primer paso de una renovación de imagen, personas y mensajes". Pues la verdad, Feijóo parece una versión 2.0 de Rajoy, nuevecito, nuevecito no es que sea, podría ser un líder de transición mientras el PP se recupera del soponcio. Porque, como dice Gabriel Albiac, se pongan como se pongan, "es la hora de Pedro Sánchez". "Si Sánchez administra con prestidigitación hábil sus tiempos, todo juega a su favor. Podrá perpetuarse". Con el PP "noqueado, el PSOE en la euforia de votos que acuden siempre en auxilio de los vencedores" y "Ciudadanos y Podemos, barridos", "nada favorece más la cristalización de un nuevo ciclo socialista en España que unas elecciones generales a toda urgencia. Poca duda cabe en eso". A ver si Pedro lo acaba de entender. Por mucho que Ferreras se ponga en plan inquisidor mayor del Reino y pregunte a todo quisqui que pasa por La Sexta ' ¿es ilegítimo?', como si fuera a soltarle un bofetón a quien ose decir que sí, eso no va a cambiar un sentir generalizado. Aquí faltan urnas, Pedro, te faltan urnas.

La Razón dice que todos "los socios de Sánchez le exigen que el derecho a decidir esté en la Constitución". Otra vez volvemos al rollo de la reforma de la Constitución. No salimos del bucle. "Volvemos a entrar en un terreno pantanoso en el que se juegan con palabras de sonoridad bondadosa, pero que rompen de raíz la Carta Magna. No solo no se dispone de una mayoría necesaria para acometer una reforma, sino algo más importante, que fue lo que sustentó el denostado régimen del 78: la lealtad". ¿La qué? Beaumont habla del PP y concluye que, aparte del nuevo jefe, "deben resolverse otras cuestiones esenciales, como si al final se opta por un más de lo mismo, tuneando lo que hay para remozar por adición, o bien se opta por una renovación generacional profunda de la dirección a través de un gran equipo de jóvenes que puedan construir un moderno y cercano nuevo PP creíble para los ciudadanos y con largo recorrido por delante". También pueden hacer mixto. Ussía para quien tiene consejos es para Ciudadanos. "Los naranjas tendrían que dejarse de protagonismos originales, llevar a Rivera a Cataluña y traerse de Cataluña a Inés Arrimadas que es la que vale y arrasa de verdad". Pues lo mismo no es mala idea. Mujer, guapa, moderna, profesional y buena. Claro, que a ver quién convence a Rivera.

La Vanguardia habla como si hubiera habido elecciones y las hubiera perdido el PP. "El PP debe resituarse como partido de oposición y poner en marcha su renovación interna. Sigue siendo un partido imprescindible que asume representar al centro derecha y así lo ven millones de españoles que lo votan regularmente. Recuperar la confianza de esos ciudadanos es otra de las tareas del nuevo PP para reafirmar su espacio electoral frente a Ciudadanos", que es el terror de La Vanguardia. Es justo lo que necesita el PP, un editorial elogioso de los nacionalistas. Y no, el PP no ha perdido la confianza de los ciudadanos, les ha desbancado un acuerdo entre 22 partidos. Al menos que las urnas no demuestren lo contrario.