Prensa

Hay que mimar al Sector Primario. Es imprescindible...

Albiac: "El precio de la victoria de Sánchez se pagará con la independencia de Cataluña"

Ayer se pasó el campo por Madrid para recordarnos que también existe y, como estamos en campaña, los políticos se mostraron muy interesados.

Pilar Díez - 2019-04-01.

El Mundo dice que "la España rural se levanta y los partidos la meten en campaña". Federico Jiménez Losantos deja claro que "lo que hay que decir sobre esa España vaciada es que se vacía por algo y ese algo no es la falta de onegés; que las hay, y muy decentes. Es porque esa media España de la que la gente se va tiene pocos votos para influir en política y porque los medios de comunicación, que podrían compensarlo, transmite la idea de que los problemas de uno de Teruel son metafísicamente distintos de los de otro de Madrid o de Barcelona. Pero son físicamente idénticos: cobertura telefónica, base escolar, asistencia sanitaria cuartelillos de la Guardia Civil, para que quedarse en el pueblo no suponga, como hoy, perder calidad de vida. Esa España está llena de talento y sabe mejor que nadie lo que le urge. Darle cobertura, como piden los de mi pueblo, es lo que deberíamos conseguir". Dice el editorial que estamos ante "un asunto de envergadura nacional. La insatisfacción y el cansancio de quienes llevan años exigiendo medidas eclosionaron ayer con fuerza (…) El campo pide igualdad en el acceso a servicios y de oportunidades: desde una cobertura digna de internet y telefonía móvil a la articulación de una fiscalidad especial para las provincias más castigadas. Y para ello es imprescindible un acuerdo de país que pivote sobre la necesidad de dinamizar la economía y generar empleo de calidad". Esto es como El disputado voto del señor Cayo. Cuando pasen las elecciones nadie volverá a acordarse de ellos.

"Grito de auxilio de la España vaciada", dice El País. Carmen Morán también sabe lo que necesitan los pueblos. "Necesitan medios de transporte que han perdido, a mayor abundancia de aislamiento, profesionales médicos, escuelas, y sobre todo, una buena red de atención a la dependencia para los viejos que brilla por su ausencia en la mayor parte de esa España, más que vaciada, maltratada". Cuánta solidaridad hay hoy con la España olvidada. Insiste El País en hacerle el boca a boca a Podemos con la historia esa que se han sacado de la manga sobre Pablo Iglesias. "El escándalo de la política patriótica debe examinarse hasta el final". Y hoy Vidal-Folch se olvida de su papel de abogado de los golpistas para meterse con Aznar. "La derechita de Aznar siempre fue brutalmente valiente". Algunos deberían hacerse mirar ese odio africano hacia Aznar.

ABC muestra "la España olvidada". Aunque en el periódico de Vocento se habla mucho más de Iceta. Juan Manuel de Prada lo tiene claro. "Si nada cambia, en un plazo breve de tiempo una mayoría abrumadora de catalanes querrá la autodeterminación (…) Cataluña se independizará más pronto que tarde. Y si lo hace más tarde que pronto será a costa de envenenarse de odio. Como el resto de España". Cataluña ya está envenenada de odio. Isabel San Sebastián considera lo de Iceta "un proyecto traidor, una confesión abierta, matizada después en vano, tremendamente reveladora de cuál es la hoja de ruta. Que nadie se llame a engaño cuando sea demasiado tarde". Y Albiac tampoco se muestra mucho más optimista. "El precio de la victoria" de Sánchez "se pagará con la independencia de Cataluña. Que, entre otras cosas, será la voladura de Europa".

La Razón abre con una encuesta y deja la manifestación para la foto. "Crece el bipartidismo: sólo PP y PSOE suman escaños". "El PSOE no tiene la mayoría ni con el apoyo de los independentistas y, aunque el bloque de centro derecha se sitúa por delante de los socialistas, nada se decidirá hasta el último momento". Qué emocionante. Fernando Rayón comenta la realidad sobre la manifestación de la España vacía. "La manifa no hubiera dado más de sí si no fuera porque estamos en campaña y las provincias menos pobladas eligen casi 100 escaños". Por eso se llenó de políticos, "todos chupando cámara". Cuanto voten, nadie volverá a acordarse de ellos.

La Vanguardia: "La España rural, que puede decidir el gobierno, toma el centro de Madrid". Como la semana pasada lo hicieron los indepes, es lo que tiene Madrid. También el editorial pide "un pacto de Estado". "La tendencia de la población en concentrarse en las grandes ciudades es una tendencia no solo española sino mundial, pero es un desequilibrio que hay que combatir. ¿Cómo hacerlo? Ahí está la dificultad". Les saldrá humo de la cabeza.

Hay que mimar al Sector Primario. Es imprescindible para la expansión de la Economía.