Quim Torra

No me imagino al Sr. Torra con casco y fusil y ponerse...

Torra apuesta para la independencia por la vía eslovena: 9 días de guerra, 60 muertos y 300 heridos.

Críticas al presidente de la Generalitat por querer una vía violenta para Cataluña.

Daniel Tercero.

Barcelona.

Actualizado:

10/12/2018 08:21h.

Entre el 27 de junio y el 6 de julio de 1991 las tropas de Yugoslavia invadieron la autoproclamada República de Eslovenia, declarada independiente dos días antes. Seis meses antes, se había celebrado un referéndum de secesión en el que la participación superó el 93 por ciento. Aquella rápida guerra dejó más de sesenta muertos y trescientos heridos. Este es el detalle, nada menor, que Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña, olvidó el sábado cuando defendió para Cataluña la «vía eslovena». Ayer, la defensa de esta hoja de ruta consiguió que los grupos políticos de la oposición -desde Cs a CatComú-Podem, pasando por el PSC y el PP- coincidieran en las críticas a Torra. El silencio se apoderó de las filas de ERC, el PDECat y la CUP.

Las palabras del presidente autonómico catalán, pronunciadas en Bruselas (Bélgica), en el acto de presentación en sociedad del Consell per la República con Carles Puigdemont, y poco después de su viaje a Eslovenia, fueron directas y sin la menor duda: «En Eslovenia nos dijeron que ellos lo hicieron y que nosotros también lo podemos hacer. La vía eslovena es la vía de la libertad. (...) Los catalanes hemos perdido el miedo. No nos dan miedo. No hay marcha atrás en el camino hacia la libertad. Los eslovenos decidieron tirar adelante con todas las consecuencias. Hagamos como ellos y estemos dispuestos a todo por vivir libres».

«Iluminado» y «peligro»
La hipérbole comparación realizada por Torra entre Cataluña y Eslovenia, lejos de cualquier parecido, tuvo su respuesta política por parte del Gobierno de España en boca del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, también secreatrio de Organización del PSOE. «Es tristísimo abocar a la gente a una senda de sufrimiento», enfatizó el ministro desde Palma de Mallorca, informa Josep María Aguiló. Añadió que le parece «indecente» una comparación con Eslovenia: «Ya está bien de plantear caminos intransitables, que juegan con la convivencia de la gente. Están poniendo en cuestión la convivencia en otros muchos sitios de España». Y definió a Torra como «un iluminado».

Inés Arrimadas, líder de Cs en Cataluña y portavoz nacional del partido naranja, aseguró ayer que Torra es un «peligro público» por defender la «vía eslovena», que tuvo «violencia», y criticó al Gobierno de España por no tomar medidas, como aplicar el artículo 155 de la Constitución, otra vez. El presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, le dio la vuelta a las palabras del presidente de la Generalitat y exigió que nadie vuelva a atacar a los populares por afirmar que «el separatismo busca la balcanización de España», ya que es Torra quien apela a un ejemplo de la ex Yugoslavia.

Colau: «Irresponsable»

También Miquel Iceta (PSC) se opuso a la «vía eslovena». «Es un error, un absoluto disparate y una gran temeridad. Estaría bien saber si esta es la nueva hoja de ruta de ERC y el PDECat. Nos opondremos de forma rotunda», indicó. Torra consiguió que incluso la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (CatComú-Podem), saliera a la plaza pública para pedir al presidente autonómico que rectifique sus palabras «inmediatamente» y calificó sus declaraciones como «una grave irresponsabilidad».

No me imagino al Sr. Torra con casco y fusil y ponerse al frente de su ejército. Se irá antes a Bruselas, si vienen mal dadas.