Semana Santa

La virgen de la Esperanza

La virgen de la Esperanza,
entre rosario y sentencia,
bájo del cielo a Sevilla
para hacerse Macarena.

En el arco es imán de fe,
la basilica esla flecha
que apunta con su espadaña
más allá de las estrellas.
Eres la madre de Dios
y Dios enti se recrea,
porque todas las virtudes
las concentró en tu belleza.
El verde de tu esperanza
le da a la parda estameña
de Sor Angela en sus hijas
el amor de su promesa.

Desde que suenan maitines
el mairacen o es varal
y la mujer macarena,
una flor para tu altar.
De San Basilio a San Gil
cabe la Roma imperial
y en tu camarín el gozo
de la corte celestial.

Señora de nuestra vida,
razón de felicidad,
gracias por bajar del cielo
y por poderte llamar
Macarena en este mundo
y de aqui a la eternidad.

! VIVA LA VIRGEN MACARENA!! VIVA!