Servicio militar (compañeros de la mili)

Es verdad, libertad.- Cuantas verdades faltan por contar...

Perdonad compañeros... sonrío sin ninguna mala intención, todo lo contrario: sonrío, porque en el año 54, yo ya cumplia, con lo que era obligatorio, yo vivía en Madrid y como dependía de mi mismo, (depender de si mismo quiere decir algo asi, como prepararse la mesa y el resto desde los 14 años) me alisté en los paracaidistas, donde 740 pesetillas al mes no estaba nada mal cuenta tenida, que en el Madrid de entonces, en la vida civil, muchos no ganaban mucho mas. Por circunstancia: una guerra de la que se ha hablado muy poco ascendí muy rapidameente, y me quedé una "larga temporada", que hubiera sido para siempre a no ser por eso de que en todas partes hay días buenos, y de pronto viene algo que los nubla.
Saludos Y saludos a los paracaidistas, de parte uno de los mas veteranos que aun viven. Si pusiera mi apellido, seguro seguro que alguien aparecería, conociéndome.

Si EE. UU nos hubiera dejado utilizar los aviones caza que les compramos... otr ogallo hubiera cantado

Es verdad Olimpio, es verdad y muy verdad que solo una vez viera pasar (digo pasar) a los Sabrets aquellos "regalados por algo" Es verdad, es verdad que se quedaron por allí 722 seres humanos, para que ahora, tal vez a los hijos de aquellos, se les de aquí cobijo... y costumbres algunas a las que se apuntan sin ceder nada en las suyas. Es verdad, es verdad, que los JU 52 que regalaron los alemanes (muy conocidos por nosotros los de la época) si que arrojaban no precisamente caramelos. Y verdad verdad, que las tres granadas de mortero lanzadas sobre la m primera y Quinta Compañía aquel día, al este de Sidi Ifni, por un 20 metros no hicieron nada, como supongo que nada, el rugir de todo durante ynos minutos, porque al menos nosotros tirábamos a ciegas, simpre y cuando no se encasquillaran las ametraladoras. Es verdad. es pverdad, y todo para darles de comer a aquellas gentes, mientras sus compatriotas segaban vidas jóvenes.
Saludos.

Es verdad, libertad.- Cuantas verdades faltan por contar de la historia de este país. Cuanto silencio...

Saludos
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
Por ser piernas de muchos senderos, guardo pocas fotos, sin embargo si algunas de aquella época. Un día alguien traslado por uno de los muchos temas. y alguien me conoció, Otro fue un triste mensaje que me preguntaba que tuve yo que ver con su padre: fuimos compañeros, un mensaje posterior me señaló que su padre hacá ocho días que había muerto. Pasé un mal rato. Dias después hablé con la viuda, la cual me señaló que me mencionaba muy a menudo. Le envie una foto de fni donde estábamos los dos. Su viuda me contó también que regresaron a Ifni hasta la marcha verde.
Saludos.