Taller de aprendizaje de poesía

Su bondad no encubriera

Su bondad no encubriera,
don Enrique el de Zamora;
por ganar honra a deshora
los contrarios ofendiera,
mas la gran gente ropera
que con él fue a desranchar
hizo, por cierto, quedar
su persona prisionera.