Teatros varios (representaciones)

Rosa roja y blanca para Sarah

Que exagerada mujer
siempre la misma canción
si sabes que mi querer
brota desde el corazón.

Sabes de sobra, morena
que tuyo es mi desvelo
no sufras ni tengas pena
que yo te llevaré al cielo.

Déjame esta noche abierta
el portón y la cancela
y tú mantente despierta
enciende una tenue vela

y viste bonitas prendas
que yo llegaré despacio
para recorrer tus sendas
¡princesa de mi palacio!