Toros

Toros de Lidia:

Toros de Lidia:

La Fundación del Toro pide a los poderes públicos que escuchen la voz de la calle

La multitudinaria manifestación taurina en Valencia evidencia «el verdadero respaldo social» hacia la tauromaquia

- MIKEL PONCE

La Fundación del Toro de Lidia valora de forma muy positiva el resultado de la manifestación a favor de la tauromaquia celebrada este domingo en Valencia. La multitudinaria asistencia de aficionados y profesionales del sector ha servido para hacer visible el verdadero respaldo social que tiene el toreo en sus distintas modalidades. Cabe recordar que ni siquiera en los años más duros de la crisis económica el toreo dejó de ser el segundo espectáculo de masas en España.

El éxito de la manifestación fue más allá de las calles de Valencia, ya que miles de personas mostraron también su apoyo a la tauromaquia en redes sociales. El hashtag #13MValencia fue durante muchas horas del domingo trending topic en España y en varios países de Sudamérica. Tras la manifestación, la Fundación del Toro de Lidia hace un llamamiento a los poderes públicos para que tengan en cuenta a un sector que sostiene alrededor de 200.000 empleos, que en 2015 aportó a las arcas del Estado 45 millones de euros solo concepto de IVA y que es seguido por millones de aficionados en todo el mundo.

La Fundación del Toro de Lidia reitera su agradecimiento a todos los colectivos implicados en la organización de la marcha, especialmente a la Unión Taurina de la Comunidad Valenciana, y a todos los profesionales y aficionados que participaron en la misma. Tanto desde las calles de Valencia como desde las redes sociales, aficionados y profesionales de la tauromaquia dieron todo un ejemplo de educación y civismo.

Por otro lado, el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Carlos Núñez, ha respondido en Europa Press a la sugerencia del alcalde de Valencia, Joan Ribó, de plantear corridas a la portuguesa. Núñez cree que los políticos no pueden regular las expresiones artísticas como la tauromaquia, que lleva evolucionando de una forma natural durante 300 años.

De este modo, considera que suprimir la muerte del toro en la liturgia taurina es «inadecuado» porque supondría «acabar con la tauromaquia» y cree que ningún político debe manejar una expresión artística.

Asimismo, ha subrayado que la tauromaquia lleva evolucionando tres siglos de forma natural gracias al «esfuerzo» de ganaderos y toreros para hacer un «espectáculo maravilloso» que siempre se ha adaptado y así lo hará también en el futuro a los gustos y demandas de los espectadores.

«Ningún político es nadie para regular una expresión artística. La tauromaquia evolucionará a donde deba, sin reglas. Es la propia tauromaquia la que se reforma y adapta a los gustos de los públicos», ha sentenciado.

Finalmente, estima que ningún político puede regular una expresión artística como los toros, del mismo modo que no regularía como escribir un libro o pintar un cuadro. «Solo toreros y públicos harán que la tauromaquia evolucione», ha subrayado.