Tribuna libre

de las grandes vergüenzas de esta ciudad la construcción del Palacio de Congresos, un

Otra de las grandes vergüenzas de esta ciudad la construcción del Palacio de Congresos, un proyecto fastuoso y horrible amasijo de hierros en plena fachada marítima y a la misma entrada de Palma que su finalización se posterga en el tiempo sin ver la luz su resultado final; llenito de costes sobrevalorados, paralizaciones de obras y disputas varias entre los participantes de la construcción... Y ahora Barceló después de haber abandonado el tema por no querer abonar los 110 millones de EUR que había de desembolsar, se lo queda por un alquiler de 1,75 mill. EUR anuales y con opción de compra por otros 40 y tantos millones EUR. ¡Qué buenos gestores estos politicastros y que vivos los de Barceló que han sabido sacar partido de todo esto! Pero eso si los que pagaremos todo esto con nuestros impuestos seremos los mismos de siempre, como verdaderos mártires.