Tribuna libre

Como era de esperar, los Reyes pasaron de largo otra vez más,! ni carbón!, y eso que les

Como era de esperar, los Reyes pasaron de largo otra vez más,! ni carbón!, y eso que les dejé en la ventana tres lonchas de jamón, unas cuantas rebanadas de pan y un porrón de vino, por supuesto que la ventana la dejé entreabierta por si querían entrar y hasta le dije a Sultán: si ves entrar a alguien esta noche, no le asustes con un ladrido, tú solo vigilas que no se lleven nada, no te fíes ni de los camellos. al levantarme, hice un barrido con la vista, y encima de una mesa vi un paquete muy vistoso que hasta tenía un lazo y pensé... será para mí?, estaba a punto de abrirlo cuando aprecio "la jefa", ehhhhh, que eso es para Sultán, y Sultán loco de contento bajó a la calle con su pelota nueva, la cual compartimos en esta fría mañana. Lo que no sé, es que pasó con el jamón, ya que el plato estaba vacío.