una sencilla oración

Hay de todo, pero como en la vida, no por rezar más...

Hay de todo, pero como en la vida, no por rezar más se es mejor, pero la gente que lo hacemos de corazón y convencidos nos reconforta, en momentos determinados nos ayuda y nos da paz, respeto a quien no lo hace, será porque no lo necesita.