Verano

Hablando de Riaño....

Hablando de Riaño.
Tendría yo unos 14/15 años. Seria sobre 1960. Vivíamos en Oviedo, donde nací. Un tío mio,
ahora no recuerdo la circunstancia, tenia que ir a Riaño. Y nos llevo, a un hermano mio y a
mi.
Entre los sitios que estuvimos, el mas destacado era el llamado Parador Nacional de Riaño.
Era un edificio muy llamativo, monumental y fantástico a los ojos de un imberbe como mi hermano
y yo éramos entonces.
Posteriormente cuando ya vivíamos en Madrid, en edad juvenil hice algunos viajes a Asturias
con amigos del Centro Asturiano o El Escarpín (sidrería típica asturiana ya inexistente, pero
que estaba situada en la calle de los Lbreros, cerca de Gran Vía) casi siempre a la zona de
Picos de Europa.
Íbamos entonces por la carretera de Valladolid, Medina de Rioseco, Mansilla de la Mulas. Y
aquí, en Mansilla, a la derecha cogíamos dirección Cistierna, tomando algo, previamente
en un Mesón que había a la llegada a Mansilla, a la izquierda, que se llamaba El Asturiano.
De Cistierna, cogiendo dirección al Puerto del Pontón (en donde nace el Rio Sella, en
zona perteneciente a Leon todavía, que brota el agua de la llamada Fuente del Infierno), teníamos
que cruzar la parte transitable de Riaño. Y siempre venían a mi retina aquellas imágenes de
aquel primitivo viaje a este pueblo tan bonito que realize con mi tío Pepe.
Precioso pueblo. Muy sano, y en virtud de ello veraneaba mucha gente allí, y muy rico en
muchas cosas. Tambien es un lugar donde, al menos entonces, había mucha pesca.
Saludos.
Respuestas ya existentes para el anterior mensaje:
VERDEORILLA. Nada que objetar a tu relato de RIAÑO. En efecto, el río Sella nace en la provincia de León. En la fuente del infierno. Agua muy fresca en verano. Mucha gente cree que el río Sella es asturiano, pues no, es leonés.

La pesca de la trucha está muy de moda ahora, aunque las capturas no son abundantes, ya que sólo puedes pescar cuatro truchas.

El parador que citas (muy bonito) desapareció no con el embalse de Riaño, sino mucho antes dejó de funcionar aunque se conservara el edificio medio en ruinas.

Los dos grandes ríos que alimentan el embalse son el Esla y el Yuso. Que por cierto se unían por debajo del pueblo, mejor dicho, el Yuso desembocaba en el Esla. Estos dos ríos llenaron el embalse en pocos días. La gente pensaba que tardaría mucho en llenarse, pero, como en muchas ocasiones dije, como venga un invierno con abundante nieve, se llena en una semana. Así fue. El embalse se llenó.

RIAÑO fue una villa muy bonita. En verano mucha gente veraneaba allí. Las ferias y fiestas de Riaño, eran imensas.

... ¡Qué recuerdos...

Un saludo.