VOX

La verdad del adiós de Olona en Vox: “No la vamos a...

La verdad del adiós de Olona en Vox: “No la vamos a echar de menos”
Fuentes cercanas a Vox dudan de los motivos de salud de la diputada autonómica y sienten alivio por su marcha: “Era un quebradero de cabeza”
JAVIER PARDO / JOSÉ MARÍA GARRIDO Sábado, 30 de julio de 2022

Macarena Olona en el Parlamento de Andalucía. EP
Macarena Olona en el Parlamento de Andalucía. EP

Macarena Olona anunciaba este viernes que abandonaba la política por razones de salud. A través de un comunicado de apenas cuatro párrafos, la líder de Vox en Andalucía aseguraba que “después de tres meses dedicada en cuerpo y alma al servicio público”, se había reunido con Santiago Abascal para cesar su actividad por motivos médicos: “Ha sido un privilegio compartir estos años de enorme crecimiento para Vox (…) Un honor ser parte de esta familia que no ha perdido la esperanza del cambio que merece España. Una familia cada vez mayor. De quien llevo conmigo un inmenso cariño y ejemplo de militantes, diputados, compañeros y, en especial, de Santiago Abascal, a quien quiero agradecer su confianza”, rezaba el escrito.

Una dimisión motivada y argumentada que, sin embargo, no convence a algunas de las personas más cercanas al núcleo duro de quienes mueven los hilos en la formación de extrema derecha. “No la vamos a echar de menos”, aseguran, poniendo en duda que la razón del abandono se deba a esa “incompatibilidad con la exposición mediática y la entrega que Andalucía merece y exigiría” a la que Olona hacía referencia en su comunicado.

“Desde las elecciones, la situación de Olona ha sido un quebradero de cabeza en la dirección de Vox”, aseguran estas mismas fuentes en conversaciones con ElPlural. com. En concreto, estas voces explican que la gran esperanza de la ultraderecha española en la tierra que les vio nacer no quería quedarse en Andalucía, pese a encapricharse y pedir abiertamente liderar una candidatura que partió con esperanzas de victoria y acabó siendo el fracaso electoral más sonado desde que los de Abascal consiguiesen 12 escaños en el Parlamento de Andalucía hace cuatro años.

“Fue ella misma quien pidió presentarse a las elecciones”, aseguran estas mismas fuentes. Además, sin ocultar un fracaso que es sonado y del que nadie quiere hacerse responsable, argumentan que “ni Álvaro Zancajo ni Coco Robatto” tuvieron la culpa de lo sucedido, ya que, según explican, fue la propia Olona quien se saltó las directrices de una campaña electoral construida desde los despachos de Bambú, 12 (sede nacional de Vox) pensando que con su personalismo y las buenas perspectivas sería suficiente para conseguir unos resultados históricos con los que proyectar la marca a nivel nacional.

Alimentando la teoría de un conflicto interno entre Olona y el propio Abascal, el entorno cercano de la formación no esconde que la voluntad de la dirigente no era otro que “volver a Madrid”: “Ella no quería quedarse en Andalucía”, insisten, desmintiendo así todas las promesas realizadas por Olona tanto en campaña como una vez conocidos los resultados.

Sobre el doble fracaso, al menos en lo referente al relato, que supone que Coco Robatto -asesor de la propia Olona- se haya quedado sin su puesto de senador la misma semana que ella abandonaba la política, las fuentes consultadas por ElPlural. com insisten en la idea de “tranquilidad”: “Tras Andalucía, Macarena no era un activo político”.

¡AY MACARENA! MACARENA, MACARENA, MACARENA....