Foro Común


Mensajes de Cataluña enviados por Poesía surrealista:

Y van marcando caminos
los mismos que han nacido
dicen que no son tan finos
los montes que no han florido

Entre frases y consejos
se pasan la vida entera
las mentiras en los tejos
tienen la senda certera.

El mañana nos promete
un puerto de desventura
los embustes en un brete
sueñan mas de una locura.

Daños que marcan recuerdos
de huellas no deseadas
hablan ya los hombres cuerdos
de ver brisas trasnochadas.

No vienen las soluciones
que gastan vientos perdidos
los hijos de otras naciones
tienen sueños de vencidos.
AQUELLOS AIRES MALDITOS

Los aire vienen marcando
soluciones no esperadas
a veces las alambradas
tienen placer separando.

Aires que van pregonando
verdades de falsedades
turbulentas tempestades
barcos que se hunden nadando.

Brisas breves traicioneras
de mares que lloran lagrimas
deudores de mil pateras
entre gritos de las animas.

Promesas que tienen sendas
de paseos con recuerdos
los pensamientos de enmiendas
dejan a los hombres cuerdos.

Palabras que son encanto
de mentes que no son sanas
las realidades vanas
todos terminan en llanto.
POR CAMINOS POLVORIENTOS.

Por caminos polvorientos
de las sombras desmarcadas
hacen que suenen los vientos
en las horas de las hadas.

Hay vuelos de pájaros rojos
que dicen de los abuelos
que caminan entre abrojos
que van sembrando consuelos.

soñadores de los sueños
entre las rutas marcadas
van dejando a los pequeños
en las sendas regaladas.

sus bravuras y tardanzas
peligran las variedades
el mundo vive de templanzas
que caen de sus maldades

me da dolor de cabeza
y grito y vuelvo a gritar
basta ya de esta torpeza
de escribir para rimar

piedad con angustia pido
que ya no resisto más
caridad por cristo ungido
caridad ay por piedad.
Lloran lágrimas a mares
Los vientos de las esquinas
Siempre traen cantares
De tormentas sin espinas.

Dicen que tras las ventanas
Se notan las voces feas
Si no fueran tan enanas
Serian guapas de veras.

Los cipreses traen historias
En los mayores conflictos
Arrastran a las memorias
Leyes grandes de delitos.

Siembran esperanzas vanas
En los pueblos muy cerrados
Tienen aventuras llanas
Con ojos de acantilados.

Mentes absurdas que sueñan
Con ángeles en las nubes
Hay niñas que son risueñas
Cuando bajas o bien subes

Subidas que son sentidas
Entre cánticos acordes
Son lágrimas reprimidas
de señales monocordes.

Los dolores son cariño
De los mayores pensantes
Las risas de algún niño
Fijan el cambio rasante.