Foro Común


Mensajes de Tribuna libre enviados por Triana:

¿Niño o niña? Un gel permitirá elegir el sexo del bebé sin intervención médica.

Nuria Ramírez de Castro.
Emilio Campmany.

El cateto rencoroso.

2019-08-08.

Este presidente que padecemos, esta especie de doncel tontilindo salido de una comedia de Múñoz-Seca, este galán de cine español de serie B de los años sesenta, este lerdo tóxico, ensoberbecido, del que no se puede decir que le adorne ninguna virtud, está empeñado en demostrar que también carece de buena crianza. Ningún presidente del Gobierno puede permitirse ser tan mal educado como para llegar una hora tarde a una cita con el jefe del Estado. El feo no se lo hace al rey, aunque también. Se lo hace a todos los españoles, incluidos los votantes socialistas y los de ideología republicana, porque a todos representa don Felipe. Esa paletería de criador de ganado de pueblo, nuevo rico, que se cree que se ha ganado el derecho a plantar al alcalde que le afeó su comportamiento es intolerable.

Para empezar, el rey no le ha hecho ningún feo. Le ha recordado que el sistema está para llegar a acuerdos de gobierno y no para que haya unas elecciones tras otras, tantas como hagan falta, hasta que Sánchez obtenga la mayoría suficiente por aburrimiento del electorado. Que el PP torpemente haya aprovechado las sensatas palabras del rey para proponer a Casado como candidato a investir con la abstención del PSOE y dar la impresión de que era eso en lo que estaba pensando Felipe VI cuando dijo preferir que no hubiera nuevas elecciones, no autoriza a Sánchez a comportarse con él con las formas de un gañán. No es perdonable ni siquiera con la alegación de que, a fin de cuentas, eso es lo que Sánchez es.

Cualquier presidente del Gobierno español tiene un poder casi omnímodo, muy superior al del primer ministro inglés o al del presidente del Consejo italiano, por poner dos ejemplos de regímenes parlamentarios. Y, a pesar del mucho que tiene, a Sánchez todavía le incomoda el poco, aunque importante, que le queda al rey. Naturalmente, más allá de la estupidez, la soberbia y la falta de modales, está el deseo de minar la autoridad del rey. Y la clave no está tanto en que Felipe VI haya cumplido con su obligación de recordarle al presidente del Gobierno la suya. La clave es el discurso inmediatamente posterior a la intentona de golpe de Estado en Cataluña que, dicho sea de paso, tanto incomodó a Rajoy. Ese discurso demuestra que el rey no va a transigir, en la medida en que lo permitan sus escasísimas atribuciones, con los planes de Sánchez para el futuro de España. Esos planes están condicionados por lo que se negoció con la ETA, por la declaración de Granada, por lo que se estaba negociando con los independentistas catalanes, relator mediante, cuando se convocaron las elecciones y que no son otros que los planes que nacionalistas vascos y catalanes han pactado con los socialistas de sus respectivas regiones. Son estos socialistas los que sostienen a Sánchez al frente del PSOE y por eso está inevitablemente sometido a sus odiosos designios. Así que, claro que Sánchez es un cateto maleducado y rencoroso. Pero no sólo. Es más cosas, mucho peores.
EDITORIAL.

Opinión.

Sánchez sigue abdicando de su responsabilidad.

Jueves, 8 agosto 2019 - 02:01.

ENRIQUE CALVO. EFE.

En política se puede hacer de todo menos el ridículo. El conocido aforismo de Tarradellas sirve para describir el escenario creado por Pedro Sánchez después de su fallida investidura. En lugar de asumir el fiasco y afrontar de forma responsable una negociación de fondo que le permita sumar los apoyos parlamentarios necesarios, se ha lanzado a la búsqueda de un pretendido apoyo de la sociedad civil con el fin de forzar al resto de formaciones a respaldar sin condiciones una eventual segunda investidura en septiembre. Pero lo que toca después de unas elecciones no es reunirse con colectivos sociales, sino negociar con el resto de fuerzas políticas para poder formar Gobierno. Las palabras que pronunció ayer, después del tradicional despacho con el Rey en Palma, hay que insertarlas en el calculado tacticismo del presidente del Gobierno en funciones. Resulta incomprensible que solicite el apoyo de Podemos tras endurecer el tono contra Pablo Iglesias. Tan incomprensible como pretender ganarse el favor de la formación morada y, al mismo tiempo, la abstención del PP y Cs.

Sánchez, que llegó casi una hora tarde a la cita con Felipe VI porque el presidente alargó una reunión con agentes vinculados a la industria, sigue sin asumir su responsabilidad. Soslayando cualquier atisbo de autocrítica, pese a fracasar en el encargo que recibió del Rey para armar un Ejecutivo, el líder socialista continúa anclado en la contradicción. Si de verdad aspira a desbloquear la situación que atraviesa el país, su obligación pasa por negociar en serio la formación de un Gobierno libre de ataduras con formaciones radicales como Podemos o con socios independentistas. "Los españoles no quieren volver a las urnas", afirmó Sánchez en Marivent, apoyándose en las recientes declaraciones del jefe del Estado en las que éste animó a los partidos a evitar un adelanto electoral. Ciertamente, el bloqueo no solo paraliza la acción ejecutiva sino que erosiona gravemente la situación económica. Pero la salida a este atolladero no puede ser a cualquier precio, y mucho menos en un contexto en el que la unidad nacional continúa estando amenazada por los mismos partidos que auparon a Sánchez en la moción de censura.

Ayer, tras su audiencia con el Monarca, Sánchez imploró a Podemos su apoyo después de admitir "la desconfianza recíproca" establecida entre él e Iglesias. Y, a renglón seguido, volvió a reclamar a Casado y Rivera que faciliten su investidura. No se puede soplar y sorber al mismo tiempo. Sánchez tiene aún tiempo de rectificar e intentar formar Gobierno desde la centralidad, como corresponde a un partido sistémico como el PSOE. En caso contrario, que sean los españoles los que vuelvan a tomar la palabra.
El PP pide a Chivite que prohíba una "jornada de acoso a la Guardia Civil" en Echarri Aranaz.

Los populares condenan actividades como el "tiro al facha", en el que a un muñeco vestido de guardia civil se le tiran huevos y piedras.

Libertad Digital. 2019-08-06.

Echarri Aranaz, un pueblo navarro de 2.500 habitantes en el que Bildu gobierna con mayoría absoluta, ha vuelto a convocar para este viernes el "Día del Inútil", presunta festividad en la que se celebrarán desfiles y en la que se ridiculizará a los cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El acto, incluido en un programa de fiestas paralelo al oficial, está impulsado por la asamblea juvenil del municipio.

El PP de Navarra ha exigido este lunes a María Chivite, que este martes será investida presidenta del gobierno regional, que impida la celebración de esta jornada "de acoso a la Guardia Civil". Los populares condenan actividades como el "tiro al facha", en el que se coloca un muñeco vestido de guardia civil al que se le tiran huevos y piedras, o la "procesión de los inútiles", en la que se hace un desfile "cuajado de parodias y mofas" contra el instituto armado.

En un comunicado, el PP de Navarra recuerda que en la pasada legislatura –en la que Geroa Bai presidía el Ejecutivo navarro– no se hizo nada por evitar este tipo de actos, "al igual que su ‘socio’ necesario, Bildu, desde cuyo entorno parten habitualmente este tipo de iniciativas ‘populares’".

Según informa El Independiente, en el programa oficial de fiestas figura el logotipo que reclama el acercamiento de los terroristas etarras a cárceles de Navarra y el País Vasco. Además, el sábado, hubo una manifestación de apoyo al colectivo de presos. La marcha estuvo organizada por la red de apoyo al colectivo, Sare, y recorrió las calles de Echarri Aranaz con una pancarta en la que se podía leer: "Todos juntos, los presos a casa".
Otro articulista retorcido
Tanto como usted.
LA INSEGURIDAD DE BARCELONA OBLIGA A TORRA A ORDENAR A LOS MOSSOS UNA CAMPAÑA DE CACHEOS CALLEJEROS.

PELAYO BARRO.

La presión social consigue que vuelvan los cacheos policiales a las calles de Barcelona. A los agentes de los Mossos se les ha ordenado ahora buscar armas blancas y de fuego tras pasar un tiempo sin realizar identificaciones callejeras. Achacan la nueva instrucción a una decisión política.
Vuelta al cero.

Una gran coalición que, por encima de retóricas de «izquierda» y «derecha», aborde la salvación de un país en el límite.

Gabriel Albiac.

Actualizado:

28/07/2019 23:59h.

El cadáver de Iglesias devuelve la partida al cero. No hablo de la que, entre asesina y suicida, se ha jugado en torno a la sesión de investidura. Es ésa una contienda, sin duda, relevante. Pero no primordial. Los gobiernos van y vienen. Y la prueba irrefutable de que una nación sobrevive aun al peor gobernante la da que España sobreviviera a la majestuosa incompetencia de Rodríguez Zapatero. Sánchez es un mal tipo y un doctor hilarante. Comparado con Zapatero, es Einstein. España sobrevivirá a él, como ha sobrevivido a casi todo. Pero el envite en juego, tras el suicidio de Iglesias, es otro. El modelo constitucional de 1978 está agotado. Ni es asombroso ni es dramático. Las Constituciones envejecen, como envejece todo lo vivo. Y mueren. Porque, como Aristóteles diagnosticara en su De generatione et corruptione, sólo no muere lo muerto. Estar vivo es saber que un día no lo estaremos. Y, cuando ese día llega, evacuar la necrosis es condición para que la vida fluya. El Gramsci de la cárcel sentencia: «Lo viejo muere y lo nuevo no puede nacer: en este interregno se verifican los fenómenos mórbidos más diversos». En eso estamos.

¿Qué ha muerto en la Constitución del 78? Puntos precisos que venían determinados por la salida de la dictadura. Dos de ellos colapsan hoy todo. El primero es la inexistencia de una división real de poderes con un poder judicial impermeable al ejecutivo. El segundo, el desembocar de aquel delirio llamado «nacionalidades» en lo que el feo neologismo camuflaba apenas: naciones dentro de la nación, lo que ningún Estado puede permitirse. Reformar esas dos anomalías constitucionales es constrictivo. Pero a la Constitución del 78 la fosilizan dos obstáculos: a) una ley electoral que compra el bipartidismo central pagando un plus de escaños a los nacionalistas, b) un laberíntico procedimiento de reforma. Roto ahora el bipartidismo, la actual Ley Electoral es un lastre. Y no abordar la reforma constitucional cuanto antes, es condenarnos a entrar en un ciclo de riesgos aún más altos.

Ley Electoral y Constitución deben ser puestas al día. Y nadie está en derecho de ignorar que eso sólo podrá acometerlo un Parlamento con, al menos, dos tercios de consenso. Y nadie está en derecho de ignorar que eso tan sólo puede consumarlo una gran coalición que, por encima de retóricas de «izquierda» y «derecha», aborde la salvación de un país en el límite. No hay democracia europea que no haya operado así en los momentos críticos. Después, tras las pactadas reformas imprescindibles, cada cual podrá retomar su ruta. Sin riesgos inaceptables para todos.

Ha muerto Iglesias. De mano propia. Lo cual, en una banda populista, significa que su movimiento muere. Los aburridos partidos constitucionales tienen que optar entre dos opciones: o bien sanear juntos las zonas necrosadas del Estado o bien seguir igual hasta que un nuevo populismo nos devuelva al desbarajuste. Ha habido suerte esta vez: un caudillo suicida. Pero no la habrá siempre.

Gabriel Albiac.

Articulista de Opinión.
El amigo de Zapatero.
EDITORIAL ABC.

El daño a España ya está causado.

En su pulso personal, la transparencia de Sánchez e Iglesias se ha limitado a desafiarse en público y a filtrar documentos y conversaciones de manera sesgada y hostil.

ABC.

Actualizado:

24/07/2019 23:42h.

A solo unas horas de que se celebre en el Congreso la segunda votación del debate de investidura de Pedro Sánchez, que previsiblemente se saldará con una nueva derrota del candidato y un rebrote de la tensión entre quienes hasta no hace mucho se consideraban «socios preferentes», el esperpento vivido en los últimos días arroja irremisiblemente consecuencias nocivas para nuestro sistema institucional. En primer lugar, es indigno el espectáculo de oscurantismo mostrado por Sánchez e Iglesias -cuya transparencia se ha limitado a desafiarse en público y a filtrar documentos y conversaciones de manera sesgada y hostil-, una opacidad basada en el reparto de cargos y no en un proyecto acorde con las necesidades sociales, económicas y de estabilidad de España. Nada queda de aquel Iglesias que iba a revolucionar la política sin negociar en «despachos con moqueta o en los reservados de los restaurantes». Iglesias es un conspirador nato y el instigador de este juego de intrigas y obsesiones personales, carente de la transparencia y el respeto que merecen los españoles. Todo ello, con la complicidad de un Sánchez superado por las circunstancias y debilitado. Anoche, la cerrazón entre ambos provocó la ruptura.

En segundo lugar, lo vivido durante la sesión de investidura, con Sánchez humillado ante Bildu y comprensivo con los separatistas, deja a los partidos constitucionalistas en un plano de aparente inferioridad respecto a las minorías. PSOE, PP y Cs alcanzarían una mayoría política infinitamente más solvente, que permitiría lograr pactos de Estado esenciales. Pero Sánchez no ha ofrecido nada en esa línea. Solo ha exigido una investidura gratis, y ha vuelto a abrirse sin complejos a partidos que quieren aniquilar los consensos constitucionales. Esa sumisión ya ha causado daños que amenazan con ser irreparables.

Y en tercer lugar, en España ha calado la idea de que celebrar otras elecciones sería un fracaso colectivo, una tragedia para el sistema y un fraude a los españoles, y que cualquier mayoría siempre será mejor opción que retornar a las urnas. La premisa, cultivada por la izquierda como coartada para justificar un gobierno débil, extremista e inestable, es falsa. Nuestro sistema puede ser imperfecto, y sería razonable idear la fórmula que impidiese bloquear la investidura, incluso abordar una reforma electoral contra esta parálisis. Si se convocaran unas nuevas elecciones no serían la consecuencia de un fallo colectivo, sino como consecuencia del fracaso de una formulación de gobierno imposible y perjudicial para todos. Empezando por el propio PSOE, que se ha sumado con gusto a las consultas-farsa de Podemos. «Democracia interna en diferido» deberían llamarlo.
El efecto Rufián.

La atracción fatal de Sánchez por el independentismo viene de lejos: le humillaron por querer pactar con ellos.

Juan Fernández-Miranda.

Actualizado:

24/07/2019 08:00h.

Hay que ver qué bien digiere Pedro Sánchez los discursos del nuevo Rufián. Es escuchar las cantinelas del lazo amarillo en el Hemiciclo y al candidato socialista se le pasa la acidez parlamentaria que, sin embargo, le generan Casado, Rivera y Abascal. La actitud del aspirante es reveladora de adónde quiere ir, y con quién, en el futuro. Pero también hay un componente psicológico que viene de lejos.

El nuevo Rufián es para Sánchez un Omeprazol contra las malas digestiones, sobre todo ahora que habla bajito y no luce impresoras. Igual que no es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, tampoco lo es hablar lento que hablar tranquilo. Antes hablaba lento, pero enfadado, y ahora habla lento, pero tranquilo.

Debe ser por eso que ayer Sánchez le dio las gracias a pesar de que acababa de utilizar la tribuna del hemiciclo para pisotear el país que el candidato aspira a seguir presidiendo. Todo dicho muy tranquilo y con buen «tono», porque aunque la vehemencia también es virtud democrática, al candidato a presidente le gusta más el susurro que el grito. Así es más sencillo para Sánchez interpretar en positivo las barrabasadas que antes decía con el gesto indignado. Si el portavoz de ERC ataca a la Constitución, no pasa nada, siempre y cuando lo diga tranquilo.

Sánchez, le guste o no, está atrapado por su pasado: el viejo PSOE le echó en 2016 por querer pactar con independentistas, y es lo que lleva haciendo desde entonces. Aunque lo negara una y mil veces. Es su pecado original, su atracción fatal, y fue una decisión para dar rienda suelta a su ambición, y al rencor, que le acompañarán siempre. Griten o susurren.

Juan Fernández-Miranda.

Redactor jefe.
Triana que cosas tiene ABC. "España no necesita a Sanchez" Diga, Diga, España tal vez no. lo españoles, no todos, posiblemente si necesitan a un partido Socialista. Este periódico resucitaría a fRANCO. Ese si sabia gobernar, firmaba panas de muerte con un estilo incomparable. Ya que lo de Franco no puede ser, pues que gobiernen sus herederos políticos que tampoco son mancos. Lo que tiene que hacer Sanchez es no andar en negociaciones con nadie. Dar el gobierno sin mas a la derecha que esa si que ... (ver texto completo)
¿Que dices?
EDITORIAL ABC.

España no necesita a Sánchez.

La escenificación del aparente pacto entre Sánchez y Podemos fue tan bronca que volvió a albergar la teoría de que no pactarán.

ABC.

Actualizado:

23/07/2019 08:28h.

Si Pedro Sánchez consigue su objetivo de domesticar a Podemos, lo único que habrá conformado es un Gobierno en minoría y ultradependiente de terceros partidos

Pedro Sánchez no presentó ayer el programa de gobierno que España necesita para los próximos cuatro años. Ni siquiera puso sobre la tribuna un proyecto, y convirtió la primera sesión de su investidura en una nadería política, y en un ejercicio retórico para cumplir con un trámite institucional mientras negocia en secreto con Unidas Podemos. Su discurso fue artificial y repleto de intenciones utópicas desde un giro radical a la izquierda en busca de su único objetivo, que es gobernar a toda costa con los votos del populismo de extrema izquierda. No hubo ni una alusión a la nueva fiscalidad que castigará a la clase media con una subida masiva de impuestos si pretende poner en práctica su programa. Tampoco hubo menciones al conflicto de Cataluña, o a cuál quiere que sea su relación con los partidos golpistas, cuyos votos necesitará para gobernar, ni a qué proyecto político pondrá en marcha en defensa de la unidad de España y la protección de la soberanía nacional.

Hace muy pocos días, Sánchez dudó de Podemos. Dudó como socio leal en materia territorial y recordó que es un partido defensor del referéndum de autodeterminación, capaz de sostener que en nuestra democracia existen «presos políticos». Nada de esto fue siquiera insinuado ayer por el aspirante a presidir el Gobierno, cuyo viraje vuelve a estar cargado de oportunismo y nula credibilidad. Cada vez que habla, Sánchez demuestra que su palabra no es fiable porque es capaz de decir una cosa y su contraria. Se limitó a dibujar un paraíso de tópicos propios de un «progresismo» ficticio, con alusiones vacuas a la sostenibilidad, la digitalización, la justicia social, el feminismo como patrimonio exclusivo de la izquierda, la memoria histórica sectaria y a una España que si existe como democracia desarrollada es gracias a la gestión de su año al frente del Gobierno.

Su discurso de dos horas de sobreactuación dialéctica fue irrelevante. Se trata de la primera investidura de nuestra democracia que empieza a celebrarse con un resultado incierto por el secretismo con el que el PSOE está negociando cesiones a Podemos. No obstante, la escenificación de ese aparente pacto fue tan bronca que volvió a albergar la teoría de que no pactarán. Sánchez ha pasado de defender un Gobierno que solo podía ser «monocolor» a uno de «cooperación» y, a su vez, un Ejecutivo de «coalición» con una vicepresidencia aparentemente comprometida para Podemos.

Fue un programa de Gobierno sin indicios de su diálogo con Pablo Iglesias, y sin concretar cómo afrontará los nuevos desafíos separatistas si, como reiteran Torra, Puigdemont, Rufián y demás portavoces del independentismo, no van a ceder en sus exigencias de demoler la Constitución. A tenor de las palabras de Sánchez, y de sus reproches al PP respecto a Cataluña y la aplicación del artículo 155, es evidente que Sánchez parece más preocupado de que el nuevo ayuntamiento de la capital no consiga revertir el polémico cierre al tráfico de Madrid Central que de impedir cualquier tentación del separatismo de volver a declarar la «república» de Cataluña. Sánchez creó ayer una cortina de humo exigiendo la abstención del PP mientras Podemos se dedicaba a enfriar la posible coalición, dado el deseo aparente del PSOE de negarle cargos en el Gobierno y ministerios con poder y potencia presupuestaria.

Podemos no quiere ser un jarrón decorativo en la mesa del Consejo de Ministros. Sobre esto Sánchez ofreció pocas pistas de cómo pretende evitarlo. Ese, y no otro, debió ser el fondo de su mensaje, pero los españoles se quedaron con las ganas de saber qué hará el nuevo Gobierno de Sánchez, ahora ferviente defensor de la reforma laboral de Mariano Rajoy, con unos ministros de Podemos que exigen su derogación. O qué hará con el IRPF de todos los españoles, con la ralentización de nuestra economía, con el Pacto de Toledo y el futuro de las pensiones, o cómo acabará en cinco años con el déficit de la Seguridad Social si no es metiendo la mano en nuestros bolsillos. Si Sánchez consigue su objetivo de domesticar a Podemos y aburguesar aún más a su pareja de líderes, lo único que habrá conformado es un Gobierno en minoría y ultradependiente de terceros partidos que ya tumbaron su proyecto de presupuestos a costa de un chantaje. Sánchez debe saber que sus medidas son perniciosas para los españoles, que España no lo necesita como si fuera el líder mesiánico que simula ser, que la gobernabilidad que diseña estará viciada por una extrema debilidad y que gobernar con Podemos, por difícil que pareciera ayer, le abocará al riesgo de una legislatura corta y conflictiva. Al tiempo.
Irán perfecciona su armamento y se prepara para un futuro conflicto.

Miguel Ruiz de Arcaute.
Fulminar a Iglesias y punto.

Sánchez exhibe tanta habilidad retorcida como demagogia de consumo «progre» para dejar al líder de Podemos sin argumentos creíbles con los que explicar a su propio votante por qué el cainismo hunde a la izquierda.

Manuel Marín.

Madrid.

Actualizado:

19/07/2019 01:45h.

Pedro Sánchez no admitirá de Pablo Iglesias nada más que una claudicación sumisa y una retirada vergonzante. Ha aislado a Iglesias en un desfiladero asfixiante, lo ha acorralado en una emboscada sin salida, y solo le ofrece la alternativa de una huida suicida o una rendición sin honra. La coartada para humillar a Iglesias está diseñada con exactitud de miniaturista. Lo culpa personalmente de una investidura fallida, y lo retrata públicamente con el estigma de un tipo sin escrúpulos incapaz de pensar en el bienestar de los españoles. O preso de una ambición ególatra cuya única obsesión es completar su vitrina de trofeos del chalé de Galapagar con una cartera de vicepresidente.

Hay que admitir que la metodología de Sánchez es impecable a la hora de ejercer presión, y que las destrezas de Iglesias para imponerse son meros gatillazos sin capacidad de surtir efecto alguno en La Moncloa. Huele la debilidad de Iglesias y golpea al hígado. Sánchez está en precampaña, y no tiene reparo en dejarlo entrever. Ha prefabricado una realidad según la cual ya no puede ceder a las exigencias de Podemos, y el único margen posible es que Iglesias asuma un guión gregario carente de toda relevancia en la gobernabilidad. Si Iglesias cede humillado y claudicante, Sánchez gana la mano. Y si por el contrario resiste, quedará retratado ante la izquierda electoral como el ambicioso sin conciencia que ha frustrado el «Gobierno de progreso», la legislatura de la «justicia social» y el paraíso de los derechos y libertades, para favorecer en España el aura fascistoide de una derecha que amenaza con reunificarse.

Sánchez exhibe tanta habilidad retorcida como demagogia de consumo «progre» para dejar a Iglesias sin argumentos creíbles con los que explicar a su propio votante por qué el cainismo hunde a la izquierda, mientras la derecha pacta cómo comerse niños entre risotadas. Ayer, Sánchez convirtió en irrelevante el resultado de la consulta interna en Podemos, porque desactivó la coartada de Iglesias antes de que la opinión pública conociera los porcentajes de la farsa. Es digna de elogio su maestría para simular que el PSOE es solo una víctima del resto de partidos, y que nadie salvo él comprende el significado del sentido de Estado y la estabilidad.

El electorado de la izquierda ha empezado a comprar esa mercancía, mientras Iglesias fracasa elevando su apuesta y ofreciendo raparse la coleta. Algún mérito empieza a tener Sánchez en la construcción de este relato ideologizado y perverso cuyo fin último es la laminación de Iglesias, y con él, de Podemos. Y es meritorio, sobre todo, porque la mayoría lograda a su favor en la moción de censura continúa invariable, por mucho que ahora aparente despreciarla. Sánchez ha sentenciado a Iglesias, y punto. Cosa distinta es que acierte en su diagnóstico.

Así, la investidura empieza a dejar de ser relevante en el derrotista ideario colectivo de la izquierda. Completar el puzle contando votos reales, aparentes, fingidos u ocultos, como si el Congreso fuera Eurovisión, ha dejado de tener sentido en las últimas horas si nos atenemos a las palabras de Sánchez. Una investidura débil y votada a la desesperada no garantiza una legislatura fuerte, y Sánchez ya ha aprendido alguna lección de su ultradependencia de partidos no fiables que puedan provocar su salida de Moncloa en un año y medio.

Lo determinante será el panorama tras la batida. Y Sánchez ya ha ofrecido tres pistas relevantes. Una. Su oferta a Podemos caduca el 25 de julio y no habrá segunda oportunidad en septiembre, lo cual no es muy creíble porque aún no ha explicado por qué. Dos. Si la hubiese, sería ya sin opción a una coalición con Podemos, sino con una forzada abstención técnica de Ciudadanos o PP que hoy parece imposible. Y tres, un dato con más enjundia de la que pudiese parecer: Sánchez niega la teoría de una progresiva desmovilización de la izquierda si hubiese nuevos comicios en noviembre, y él no tiene el miedo que sí tiene medio PSOE. «La ciudadanía participará», dejó escapar ayer sin matices ni correcciones. Algún dato tendrá que avale semejante riesgo.

Manuel Marín.

Adjunto al Director.
CANTABRIA Cueva de Cueto-Coventosa.

Revilla, tras el rescate de las espeleólogas de la cueva: "No podemos estar gastando dinero público para aventureros"

EL MUNDO.

Martes, 16 julio 2019 - 09:51

"Son deportistas muy preparadas y eso se nota. Han hecho bien en no arriesgarse y en esperar a ser rescatadas por nuestros compañeros", según uno de los médicos que las atendieron.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha congratulado de que las mujeres estuviesen en buen estado pero ha advertido que "no podemos estar todo el día gastando dinero público para aventureros/as".

Así lo ha señalado el presidente cántabro a través de su cuenta de Twitter refiriéndose al coste que supone para las administraciones estos dispositivos de rescate debido a los importantes medios que hay que disponer para llevarlo a cabo.

Y, por ello, Revilla ha recordado en su mensaje que Cantabria cuenta con muchas cuevas para visitar o recorrer y que entrañan menos dificultades que la de Cueto-Coventosa, que es "para gente especializada".

"En Cantabria hay cuevas de todo tipo: con pinturas, para gente con silla de ruedas, cuevas de riesgo limitado... como las que frecuento yo. Pero Coventosa es para gente especializada", ha indicado el presidente en su tweet.

Las tres espeleólogas (de 39, 50 y 51 años de edad) rescatadas de la cueva cántabra de Coventosa se encuentran bien, aunque "cansadas", y no han necesitado asistencia médica, según han comentado miembros del operativo de emergencia que las ha atendido.

El operativo encontró a las mujeres "más o menos a mitad del recorrido", algo "desorientadas" y cansadas por la falta de sueño. "Estaban con ganas de salir, alegres y cansadas", porque llevaban "muchas horas dentro de la cavidad", ha explicado uno de los participantes en el rescate.

"SE DETUVIERON A ESPERAR EL RESCATE"
"Intentaron seguir, pero no estaban seguras del camino correcto y se detuvieron a esperar el rescate, y han hecho lo correcto, porque hubiera sido peor continuar sin tener la ruta clara", ha señalado.

Después de más de 30 horas de rescate, los efectivos están "muy contentos" con el desenlace y se han felicitado de que todo haya salido bien. "Aquí somos una pequeña familia", pendientes "unos de otros para que no ocurra nada", han indicado.

Los médicos que han tomado parte del operativo han confirmado que las mujeres, que presentaban algo de "agotamiento físico" ya están recuperadas y no han necesitado "ningún tipo" de asistencia médica, ni se les ha tenido que suministrar medicación alguna.

"Son deportistas muy preparadas y eso se nota. Han hecho bien en no arriesgarse y en esperar, y regresar ya acompañadas por nuestros compañeros", ha recalcado uno de los médicos.

Las tres espeleólogas fueron halladas a las cuatro de la madrugada por el equipo que entró por la boca de Cueto y se esperaba que estuvieran fuera de la gruta hacia las seis de la tarde del lunes, aunque finalmente han llegado al exterior antes de lo previsto.

Dos de ellas son naturales de Barcelona y la más joven de Vinaroz (Castellón). Tras ser rescatadas, han manifestado su intención de regresar a sus casas.
EDITORIAL ABC.

Los socios de Sánchez no se fían.

Presume de un triunfo electoral incontestable. Pero 123 diputados solo revelan una seria impotencia para gobernar sólidamente. No es descartable que decida repetir elecciones.

ABC.

Actualizado:

14/07/2019 23:48h.

Las entrevistas que hoy publica ABC con los dirigentes de Compromís, Joan Baldoví, y del PNV, Josu Erkoreka, resultan reveladoras. Se trata de dos partidos que han expresado su disposición previa a votar a favor de Pedro Sánchez en el debate de investidura, pero que hasta el momento no han conseguido reciprocidad del PSOE. O, al menos, la reciprocidad que esperaban de un aspirante a presidir el Gobierno que en buena lógica debería emplearse a fondo para conseguir los escaños suficientes. Es lógica la perplejidad que demuestran en sus entrevistas porque en el fondo subyace la idea de que Sánchez no se está empleando a fondo para fraguar la mayoría imprescindible. Es cierto que Sánchez dispone aún de una semana para negociar in extremis. Y también lo es que, tras la primera ronda de contactos que mantuvo el presidente del Gobierno en funciones, Baldoví se mostró convencido de que habría investidura exitosa. Hoy, en cambio, tanto Compromís como el PNV son un mar de dudas. Parece que Sánchez tenga muy claro que no forzará la maquinaria para cerrar un acuerdo de gobernabilidad con Unidas Podemos y que, por tanto, el resto de apoyos se convierte en irrelevante. Durante los próximos días, volverán a aparecer decenas de especulaciones sobre la incapacidad de Pablo Iglesias para mantener su órdago a Sánchez exigiendo carteras ministeriales. También, sobre las presiones que sufrirán PP y Ciudadanos para ceder en una votación «técnica» que permita a Sánchez iniciar la legislatura en solitario, y por tanto, en minoría y con un Ejecutivo extremadamente débil. Pero aparentemente todo apunta a que la investidura resultará fallida, y de ahí el tono de decepción que los socios alternativos de Sánchez, sus socios de moción de censura, expresan hoy en ABC.

Objetivamente, todo se reduce a un pulso personal entre Sánchez e Iglesias. Lo demás es secundario, y nadie duda de que si cediesen uno de los dos, PNV y Compromís no tendrían mucha dificultad en hacer viable la investidura. A los dos partidos les conviene Sánchez. Fue su apuesta en junio del año pasado y lo es ahora. Más aún, el auténtico problema de Sánchez no es la investidura en sí, porque es muy fácil de pactar. Su quebradero de cabeza con Podemos, y con ERC, con el PNV, Compromís y otros partidos, es la gobernabilidad. Sánchez presume de un triunfo electoral incontestable. Pero 123 diputados solo revelan una seria impotencia para gobernar sólidamente. De nada le sirve a Sánchez pactar una investidura si dentro de un año no puede, por ejemplo, sacar adelante los presupuestos. Tener como compañeros de viaje a partidos que ya le traicionaron en enero de este año en la negociación de las cuentas públicas es un riesgo. Por eso no es descartable que Sánchez decida finalmente repetir elecciones. Un error para España de un presidente errático.
MONCLOA ALEGA CUESTIONES DE SEGURIDAD PARA VETAR AL ABOGADO DE 'LA MANADA' EN CÁDIZ.

MARÍA JAMARDO.

La Universidad de Cádiz trasladó al Gobierno socialista en funciones la coincidencia del ministro de Cultura, José Guirao, con el abogado de 'La Manada' en el marco de dos cursos simultáneos en la entidad académica. Consulta que ha dado origen al polémico veto.
EDITORIAL ABC.

La doble ruina del fugitivo.

El panorama para Puigdemont se oscurece de manera constante: al declinar del proyecto que encarnó para la ruptura inconstitucional del Estado se suma una severa asfixia económica.

ABC.

Actualizado:

11/07/2019 00:17h.

La aventura europea de Carles Puigdemont tiene, además de un impedimento legal irresoluble, un grave problema económico: cuesta mucho dinero, dura mucho y empieza a cansar a muchos de sus partidarios. El expresidente de la Generalitat y prófugo de la Justicia española debió pensar que su autoexilio, además de erigirlo a la condición de presunto mito nacionalista, se financiaría de por vida. Y naturalmente no es así. Es una más de las múltiples ensoñaciones del soberanismo catalán, que poco a poco va descendiendo a la cruda realidad de que un Estado nacional no se rompe fácilmente, de que incumplir la ley es el camino directo al banquillo de los acusados (si uno no sale huyendo cobardemente, como hizo él, dejando tirados a sus cómplices, claro) y de que la euforia separatista hay que pagarla. Como las donaciones a la causa del fugado están bajando a causa del desbarajuste interno de los cabecillas «indepes», Puigdemont ha intentado por todos los medios conseguir el acta de eurodiputado, para asegurarse su nómina y sus generosas asignaciones económicas para asistentes. El revés que le propinó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea al rechazar las medidas cautelares contra el «no» del Europarlamento a considerarlo diputado le ha dejado en puertas de la quiebra económica.

De su ruina política se está encargando también el paso del tiempo, por su distanciamiento con su sucesor en la Generalitat, Quim Torra, y por el retorno a escena de Artur Mas, otro expresidente catalán, este sí, condenado por desobediencia y cuya inhabilitación acaba en febrero de 2020. Mas, primer cabecilla del «procés» prejubilado por orden de la CUP, confía en que, puesto en comparación con sus sucesores, el nacionalismo opte por él como mal menor frente al desastre de Puigdemont y Quim Torra. El panorama para Puigdemont se oscurece de manera constante, en la medida en que declina el proyecto que encarnó para la ruptura inconstitucional del Estado. Y si del juicio por el 1-O celebrado en el Tribunal Supremo resultaran condenas a prisión para Oriol Junqueras y otros acusados, el declive de Puigdemont -confortable en su casa-mansión de Waterloo- será imparable. Son 40.000 euros al mes lo que cuesta la fuga, entre el alquiler de la «casa de la república», los asesores, los abogados y la escolta privada que, en teoría, la Generalitat no puede pagar. La asfixia económica ya le aprieta.
EDITORIAL ABC.

Decepcionante Marlaska.

El ministro del Interior pudo haber pedido calma y tranquilidad, pero decidió traspasar una línea que nunca debió cruzar y pasar a ser uno más del montón de la izquierda.

ABC.

Actualizado:

10/07/2019 00:03h.

Hubo un tiempo en que el juez Fernando Grande-Marlaska sólo contaba con el apoyo de la derecha a la que ahora descalifica. Fue cuando dignificaba su toga investigando a ETA y su entramado político, formado en torno a Batasuna y a Arnaldo Otegi, mientras el Gobierno de Rodríguez Zapatero negociaba con los terroristas como nunca nadie lo había hecho. Hubo un tiempo, también, en que el juez Fernando Grande-Marlaska, sin que nadie le preguntara su orientación sexual ni su ideología, fue propuesto por la derecha a la que ahora descalifica para formar parte del CGPJ. Y hubo un tiempo, incluso, en que la derecha a la que ahora descalifica respetó, no sin cierta perplejidad, que saltara del gobierno de los jueces, a donde lo llevó esa derecha, al gobierno del PSOE.

Tras sus manifestaciones contra la derecha, en general, y Cs, en particular, con motivo del desfile del Orgullo Gay; y tras la filtración interesada de un informe policial que viene a responsabilizar a Cs de los incidentes del pasado sábado, Marlaska se ha convertido en una decepción para muchos españoles que vieron en él un ejemplo de independencia judicial; incluso también ahora de libertad de criterio político, aunque formara parte del gobierno socialista. Se puede ser político, pero no ingrato. Y tampoco se debe mentir, aunque la mentira sea ya el discurso central de la izquierda contra la derecha. Es lamentable que un hombre bien formado e inteligente como él acuse a la derecha de restringir derechos del colectivo LGTBI. Es un argumento zafio y mediocre, impropio del actual ministro del Interior en funciones. Ni él, ni nadie en la izquierda ha sido capaz de señalar una sola medida que restrinja derechos de los homosexuales en los pactos de gobierno del PP y Cs, algunos ya en ejecución, como el de Andalucía. Da lo mismo, porque la izquierda ha decidido malnutrirse de mentiras y volver a cruzar una línea socialmente muy peligrosa, como es la de estigmatizar y cubrir de infamias a opciones políticas rivales a las que se trata de expulsar del sistema.

El problema añadido en este caso concreto es que Grande-Marlaska es la máxima autoridad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y su comportamiento como activista LGTBI no fue compatible con esa responsabilidad pública. Menos aún atizar los ánimos contra Cs, a sabiendas de que pesaba un veto sectario y antidemocrático contra el partido naranja. Pero ya se sabe que si a Inés Arrimadas o a otro líder del centro-derecha le insultan gravemente los separatistas en Barcelona, o activistas radicales del movimiento arcoíris en el centro de Madrid, la culpa siempre será de ellos, esas «consecuencias» que anunció Grande-Marlaska. El ministro pudo haber pedido calma y tranquilidad, pero decidió cruzar una línea que nunca debió superar y pasar a ser uno más del montón de la izquierda.
ABC abre con una entrevista a Arrimadas, que se vino de Cataluña harta de que la insultaran por sus ideas y se ha encontrado que en Madrid también hay salvajes intolerantes. A Álvaro Martínez le asombra que Iglesias considere "lógico" pegar a Ciudadanos. No sé de qué se extraña conociendo las inclinaciones violentas del personaje ante cualquier discrepancia ideológica. "Caso aparte es el del ministro Grande-Marlaska, a quien Ciudadanos acusa, con pruebas, de haberles echado a la turba encima" exigiendo "consecuencias" por hablar con Vox. Los deseos del ministro se cumplieron y hubo consecuencias contra Ciudadanos. "Lejía y acoso violento. Lo que según Grande-Marlaska no debe tener consecuencia alguna es que a un homosexual le llamen 'maricón', como hizo con él la ministra Delgado". Ni tiene reparos en pactar con los herederos de ETA a la que tanto combatió como juez. Curiosa transformación la de este señor.
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

La nueva política era esto.

Bieito Rubido.

El 09 jul, 2019.

Va siendo hora de que todos los que creemos en la tolerancia y la convivencia alcemos nuestras voces para convertirlas en un clamor contra la intolerancia que la nueva izquierda está instalando en España. Parece que solamente pueden demostrar sensibilidad feminista, ecologista o gay aquellos que simpatizan con determinadas ideas. Vuelven al más antiguo y cavernícola tic de la izquierda guerracivilista. Si eres de derechas, no tienes derecho a gobernar, ni a hacer periodismo, ni a participar en ciertas manifestaciones. Solo ellos pueden. No cabe actitud más antidemocrática, pero cala y se hace fuerte contra los cimientos fundamentales de la convivencia entre los españoles. Esperábamos algo más de la llamada «nueva política». Su discurso es de una simpleza escandalosa, entremezclada con arrogancia y menosprecio hacia los demás. Es hora pues, como escribió Popper, de no tolerar a los intolerantes y desde luego, denunciarlos. No sólo no se han disculpado, sino que amplifican su lenguaje agresivo y enfrentan a la sociedad.
Yo hablaría largo y tendido de la ENSEÑANZA en primer lugar.
Ángel, nunca es tarde si la dicha es buena.

Saludos.
No hay otras cosas de interes en las redes sociales.-

Que hablar solo del "Negocio" de la política.

¿Y el Comercio, la Agricultura, la Pesca, la Industria, La Enseñanza, La Sanidad, la Formación Profesional La educación Etc...?
Pues adelante y hable de todo ello, estaríamos encantados y encantadas.
« ¡Cállate, facha!»: así cuenta un diputado regional de Cs el acoso sufrido en el Orgullo.

«No olvidaré ese momento jamás en la vida porque mostró el odio e ignorancia de los "odiadores" que increparon a Ciudadanos en la manifestación»

Sergio Brabezo.

Madrid.

Actualizado:

08/07/2019 07:20h.

Nos acababan de tirar una lata de cerveza que impactó en el brazo de una chica. Esta vez tuvimos suerte porque el bote estaba vacío. Al ver esa agresión empecé a gritar: « ¡Libertad, libertad, libertad!», con todas mis fuerzas. Un chico que estaba entre los «odiadores» me miró con cara de ira, con ojos de violencia y me dijo: «Tú, sí, tú». Extendió sus brazos al aire para que los viera bien, me mostró sus dedos corazón y espetó: « ¡Cállate, facha!».

No olvidaré ese momento jamás en la vida porque mostró el odio e ignorancia de los «odiadores» que increparon a Ciudadanos en la manifestación del Orgullo. El acoso sufrido por Ciudadanos no es nuevo. Ese mismo odio lo sentí en Alsasua, cuando los proetarras hacían sonar sus motosierras para intimidarnos. Querían que bajáramos la cabeza y renunciáramos a pedir igualdad y libertad para todos los españoles. Diferentes formas de acoso pero idénticos rostros de violencia.

Ese odio volvió a brotar como un virus en Madrid en un par de ocasiones más: una, cuando Begoña Villacís, embarazada de 9 meses, fue «escrachada» por una asociación antidesahucios en la Pradera el día de San Isidro; otra, cuando en Lavapiés nos acorralaron y lanzaron objetos en un acto político contra la «okupación». Mis compañeros Jordi Cañas, Sofía Miranda e Ignacio Aguado tuvieron que protegerse mientras daban sus discursos porque la lluvia de objetos era constante.
EDITORIAL ABC.

La soberbia castiga a la derecha.

Lo ocurrido ayer en Murcia es un desprecio al votante conservador en la medida en que los vetos mutuos de Vox y Cs pueden desencadenar gobiernos socialistas o nuevas elecciones.

ABC.

Actualizado:

04/07/2019 23:42h.

Vox y Ciudadanos volvieron a dinamitar ayer cualquier posibilidad de acuerdo que permitiese al candidato del PP, Fernando López Miras, ser designado presidente de Murcia. El día fue tan frenético como inútil para el centro-derecha. De nuevo, Albert Rivera y Santiago Abascal, culpables a partes iguales de esta absurda falta de entendimiento, se enrocaron en una incomprensible posición política que prolonga la incertidumbre en Murcia y amenaza con enterrar toda opción de acuerdo también en la Comunidad de Madrid. El enquistamiento de las relaciones entre ambos partidos ha aumentado en las últimas horas y amenaza con un bloqueo que, en definitiva, solo beneficia a la izquierda. Vox y Ciudadanos tendrán sus respectivos motivos para aborrecerse, no firmar juntos ningún documento, no aparecer públicamente unidos y ni siquiera para posar ante los fotógrafos. Rivera está en su legítimo derecho de creer que ceder ante Vox es tóxico y contamina su marca. Y a su vez, Abascal tendrá sus motivaciones para desconfiar de Rivera y de sus mensajes ambivalentes, confusos y ambiguos. Pero lo ocurrido ayer en Murcia supone un desprecio al votante conservador en la medida en que los vetos mutuos pueden desencadenar o bien gobiernos socialistas o bien la repetición de elecciones. Es inquietante la incapacidad de dos partidos con un objetivo común -impedir que la izquierda gobierne- para ponerse de acuerdo por una simple cuestión de gestos, por puro tacticismo o por mera cuestión de imagen. Más que nada, porque la imagen que ofrecieron ayer es irritante.

La obsesión política por retratar al culpable es lo de menos ahora. Tanto Vox como Ciudadanos tienen su parte alícuota de responsabilidad en lo ocurrido ayer, más allá de que el error cometido pueda corregirse dentro de unos días. Sin embargo, Ciudadanos no puede pretender beneficiarse de los votos de Vox sin siquiera agradecer con un mínimo gesto la generosidad de ese partido al regalarle vicepresidencias y consejerías autonómicas. Más aún, la división interna en Ciudadanos es palpable, y quien impone el veto drástico es la dirección del partido en Madrid. Si Abascal tiene la llave para consensuar gobiernos de centro-derecha, Ciudadanos no debe imponer el ordeno y mando de una negociación que ningunee a Vox, que desprecie a sus diputados como si no hubiesen sido democráticamente elegidos y que lo esconda en un gueto del que son aprovechables sus votos gratis, pero no sus demandas. Parece razonable empezar a pensar también que este tipo de bloqueos tienen más que ver con una pugna de egos y soberbia que con diferencias programáticas insalvables. Rivera y Abascal están a tiempo de reconducir una deriva que, de mantenerse, solo beneficia a Pedro Sánchez. Justo lo que ninguno de los dos quiere. No cabe mayor contradicción.
Discriminación y vergüenza.

Esther Ruiz 02/07/201919:00.

Inés tiene 11 años. Estudia en un centro para niños con necesidades educativas especiales en Madrid porque tiene un ligero retraso madurativo. Sólo hay que hablarle con serenidad para que ella pueda entender y gestionar la información que recibe. Se divierte, baila y ríe como cualquier niño. Esto fue lo que sus padres hicieron saber a los responsables del campamento de Salamanca al que decidieron llevarla este verano para que aprendiese inglés. Una experiencia vital y académica más, como las que muchos elegimos para nuestros hijos cuando llega el verano. No hubo ninguna pega de entrada, tal y como esperaríamos de una sociedad abierta e inclusiva como la nuestra. Sólo pidieron una cosa: que no comunicasen a sus pequeños compañeros que Inés tenía una discapacidad para evitar cualquier tipo de estigmatización o discriminación.

Un día después, Inés ha tenido que irse de allí. Los organizadores del campamento han transigido con las quejas de los padres de las dos niñas con las que dormía, que alegaban que sus hijas ya compartían aula con niños con discapacidad durante el resto del año. ¿Su solución? Apartar a la menor, sacarla de la habitación y que durmiese con una monitora. Obviamente, los padres de Inés se han negado a consentir esta discriminación intolerable, que no debería ni plantearse, y han decidido prescindir de la actividad, con el consiguiente sufrimiento de la pequeña.

Su madre le ha dicho que la culpa no es suya, que en este mundo hay gente que no es capaz de entender lo especial que es ella. Yo, ante esta madre, me quito el sombrero. “Está hecha polvo, tiene la moral por los suelos, ella piensa que la culpa es suya, que no consigue ser normal”, ha dicho en los medios. ¿Normal? ¿Quién es ‘normal’? ¿Es ‘normal’ que no haya ni una disculpa por parte de los responsables de esta discriminación? ¿Es ‘normal’ que haya padres que consigan echar a una niña de un campamento y duerman tranquilos? Porque lo que desde luego no es normal es que los valores de inclusión y convivencia sigan siendo la excepción y no la norma. Como representantes públicos no podemos consentir que nuestra sociedad camine hacia la segregación y la ignorancia, en lugar de hacia la inclusión, el respeto y la tolerancia. Hay tanto por hacer que no nos vamos a quedar de brazos cruzados, pero hoy solo puedo acordarme de Inés y sentir vergüenza, mucha vergüenza.

Esther Ruiz, diputada de Cs en la Asamblea de Madrid.
VIDAS EJEMPLARES.

«Mr. No es no» pincha.

Los conservadores revientan la maniobra de Sánchez y Macron y se hace con los puestos relevantes de la UE.

Luis Ventoso.

Actualizado:

03/07/2019 00:28h.

Democracia: el pasado 26 de mayo, el Partido Popular Europeo ganó las elecciones europeas con 178 escaños, 26 más que la alianza de los socialistas, que obtuvieron 152, y los liberales (108). Conclusión democrática evidente a tenor de estos resultados: los populares debían ocupar de nuevo el puesto más relevante de la UE, la presidencia de la Comisión Europea, tal y como viene ocurriendo desde 2004. Pero esta vez, ay, existía una novedad, una innovación española llamada el sanchismo, según la cual la democracia no tiene porque ser siempre el gobierno del más votado, los enjuagues también sirven. Dicho y hecho, aprovechando el G-20 de Osaka, allá se fue el sastrecillo valiente y maniobrando con otro líder providencial encantado de haberse conocido, Macron, tramó en los pasillos de la cumbre una celada para despojar a los conservadores de la Comisión y colocar a un socialista. Merkel, exhausta y de salida, les dejó enredar. Sánchez, levitando, comunicó al orbe que acababa de imponer el «no es no» al candidato del Partido Popular Europeo, el alemán Weber, y que la gran silla sería para un socialdemócrata progresista, Timmermans. Aplausos admirados en los telediarios de TVE.

Pero resultó, vaya por Dios, que en Europa todavía quedaban líderes dispuestos a defender la democracia. Y no fueron los franceses, los españoles o los alemanes, sino los mandatarios de los antiguos países del Este, tantas veces tachados de populistas antidemócratas. Hungría, Polonia, Eslovaquia y Chequia (a las que se unió Italia), se plantaron contra la treta de Sánchez y Macron: los conservadores habían ganado, así que el puesto tenía que ser suyo, fin del debate. Acostumbrado a nuestro circo de tres pistas, donde todo cuela, Sánchez se aferró a su «no es no» contra la derecha y siguió enredando en Bruselas durante 48 horas. No le sirvió de nada. Ayer se abrió el melón y lo que apareció fue que dos mujeres conservadoras se harán con los dos sillones estelares. La presidencia de la Comisión, para la ministra de Defensa de Merkel, y el BCE, para Lagarde, que llevó la cartera de Economía con Sarkozy. Fiel a su afamada jeta de acero inoxidable, tras ver frustrada su operación, Sánchez compareció ante los medios españoles con una sonrisa hiperforzada y declaró que el acuerdo es «extraordinario y equilibrado». Casi se echaron en falta las risas en off, como en aquellas viejas telecomedias de situación...

Es de celebrar, eso sí, que al menos Sánchez lograse que un español, Borrell, sea el jefe de la diplomacia comunitaria. La pachorra de Rajoy nos había dejado durante su etapa sin los puestos europeos que corresponden a España por tamaño y peso económico. Pero al margen de eso, repaso europeo para el novato que quiso ser el alumno más pillín de la clase.

(P. D.: Esto nunca lo dirán Irene Montero ni Carmen Calvo, pero aquí sí lo podemos decir: las dos mujeres que por fortuna han roto el techo de cristal para su sexo en el BCE y en la CE son conservadoras, y lo han logrado sin dar la murga y sin cuotas, solo con su talento y trabajo).

Luis Ventoso.

Director Adjunto.
EDITORIAL ABC.

RTVE: degradante ofensa a las víctimas.

Inhabilitado políticamente por la Justicia, debido a su copioso pasado criminal, nada pinta Otegui en RTVE salvo para ejecutar un indecente intento de blanqueo.

ABC.

Actualizado:

27/06/2019 09:49h.

La entrevista que Televisión Española difundió ayer con Arnaldo Otegui es una vergüenza para este ente público y una ofensa a la sociedad española y a las víctimas de ETA. El devenir de la actual dirección de RTVE está marcado por un servilismo continuo a los intereses del Gobierno socialista, ahora mismo en funciones, y a la agenda política y social de la izquierda. Así, las monjas asesinadas por el Frente Popular quedan en la categoría de «desaparecidas» mientras que un terrorista reincidente merece una entrevista estelar en horario de máxima audiencia. Todo encaja en la degradación de la cadena pública, tan sensible con sus «viernes negros» frente al PP y los lacitos naranjas «contra la manipulación», y tan pastueña a la conveniencia del PSOE de tener satisfecho a Otegui y controlados los votos de EH Bildu en el Congreso.

Para frenar éticamente la presencia de este terrorista en la televisión pública no hay escrúpulos de «memoria histórica», la cual explica que el atentado de la T4 fuera un «accidente», según declaró el entonces presidente Rodríguez Zapatero, y la masacre de monjas, una desaparición. También con Otegui hay continuidad entre TVE y el tratamiento que la izquierda viene dando a los proetarras desde los tiempos de la negociación con ETA, cuando el inevitable Zapatero dijo de Otegui que había hecho «un discurso por la paz».

Ahora se trata de que aquella negociación política tenga una justificación histórica blanqueando el pasado de un terrorista multirreincidente y, de paso, premiar a Bildu en el proceso de normalización de ETA en la historia de España. La independencia profesional de un ente público no significa neutralidad ante un pasado marcado por el terror, el secuestro, la extorsión y el crimen. Cientos de personas fueron asesinadas, otras muchas secuestradas y heridas y más aún destrozadas de por vida, expulsadas del País Vasco y ahora obligadas a ver en la televisión pública a un símbolo de lo peor de ETA. Difícil que esta televisión pública pueda mostrarse más servil al que manda y sus objetivos, aunque se trate de un Gobierno en funciones.

Inhabilitado políticamente por la Justicia, debido a su copioso pasado criminal, y sin un acta de diputado o concejal que blandir como excusa, nada pinta Otegui en RTVE, salvo para ejecutar un indecente intento de blanqueo a un sujeto que, además de un espantoso pasado criminal del que nunca se ha arrepentido, sigue persiguiendo la destrucción de España. La dimisión de Rosa María Mateo es ya imprescindible. Tras aquel bochorno disparatado del debate electoral, la entrega sin matices del ente al sanchismo hace inviable la permanencia de los actuales gestores. Los españoles pueden tolerar la diaria y machacona manipulación, pero nunca esta incalificable ofensa a las víctimas.
Álvarez de Toledo critica la entrevista a Otegi: "Inhabilitado por etarra y rehabilitado por RTVE"

OKDIARIO 26/06/2019.19:03.

Cayetana Álvarez de Toledo, diputada del PP en el Congreso, se ha sumado a la ola de críticas que han arreciado sobre Pedro Sánchez y Rosa María Mateo, presidente del Gobierno en funciones y directora de RTVE, respectivamente, por la entrevista que la cadena pública hará este miércoles a Arnaldo Otegi, líder de la formación proetarra Bildu. Para justificar su rechazo a la entrevista a Otegi, Álvarez de Toledo ha recordado a Sánchez y Mateo que el dirigente de Bildu fue condenado por el Tribunal Supremo por el delito de pertenencia o integración de una organización terrorista, tal y como se refleja en el fallo de la justicia que ha mostrado en su perfil de Twitter.

"Hola, Sánchez/Mateo: Este es el fallo del Tribunal Supremo que condenó a Arnaldo Otegi a 6 años y 6 meses de cárcel y a una pena de inhabilitación para el ejercicio de empleo y cargo público hasta el 28 de febrero de 2021. Motivo: “integración en organización terrorista”", ha explicado Álvarez de Toledo.

La diputada popular ha señalado que el PSOE está transformando los impuestos de todos en "impuestos revolucionarios", haciendo referencia a la forma de financiación de la banda terrorista. Cree la dirigente del PP, además, que Otegi ha sido "inhabilitado por etarra" y "rehabilitado por RTVE".

Por su parte, la diputada María del Mar Blanco, hermana del concejal asesinado por ETA, Miguel Ángel Blanco, y presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo también ha rechazado la entrevista en TVE. "La cadena pública se ha prestado a blanquear a un terrorista como Otegi es una auténtica vergüenza y una clara humillación a las Víctimas del Terrorismo".

En Navarra, su líder popular, Ana Beltrán, cree que esta intervención de Otegi "huele a peaje de Sánchez para que Chivite sea investida presidenta" de la Comunidad Foral. La socialista requiere del apoyo o la abstención de Bildu para conseguir la Presidencia.

Desde Ciudadanos, también críticos, han pedido la dimisión inmediata de Mateo y han registrado una ley en el Congreso para impedir que haya homenajes a etarras en el País Vasco y no se humille a las víctimas. Albert Rivera ha sido especialmente duro con Otegi al que ha recordado que habrá más de 800 víctimas asesinadas por ETA que se perderán la entrevista.
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

Debilidad y prisa.

Bieito Rubido.

El 26 jun, 2019.

La perspicacia, la capacidad de profundizar y entender el mensaje de la ciudadanía y el sentido común son tres cualidades fundamentales para cualquier político que quiera hacer carrera y servir de verdad al interés general, y no al pacato y mezquino corto plazo. Esa mirada moral y de altura que se espera de quienes aspiran a gobernarnos ha desaparecido en la llamada «nueva política». En definitiva, más viejos y casposos que Matusalén. Aquí la diferencia está entre los que hacen buena o mala política. Y así, desde Aristóteles. Que Rivera no vea la oportunidad que se le brinda no exime de responsabilidad alguna a Sánchez, quien está recibiendo la misma medicina que él dispensó, desde la inmadurez y la desmesura. La victoria socialista fue a todas luces raquítica. Le siguen faltando 53 escaños para arrancar y, después, otros tantos para gobernar. Aunque Sánchez está encantado con dejar pasar los días, ver crecer las canas y organizar barbacoas en La Moncloa. Y, además, ha llegado Vox para ayudarle a mantener ese estado de las cosas, aunque habían dicho que venían solo a defender España.
Su nieta okupa su casa mientras visitaba a su mujer con alzhéimer: "Me ha dejado en la calle"

La nieta de un anciano de 87 años de Madrid cambió la cerradura de la vivienda de su abuelo y la okupó con un amiga y un menor.

Elena Berberana -2019-06-25.

Vicente Moreda nunca pudo imaginar que la misma niña a la que había visto crecer y quiso con locura fuera la misma persona que ahora le ha arrebatado su hogar. El mundo se le ha venido encima a sus 87 años tras comprobar al llegar a su casa que la cerradura estaba cambiada y no podía entrar.

"Un vecino me alertó y dijo que habían entrado okupas a mi vivienda. Lo que jamás pensé es que al otro lado de la puerta la okupa era mi nieta", cuenta con amargura a Libre Mercado. Nos atiende mientras está llegando a Cartagena acompañado de su hija, la madre de su nieta. Amelia Moreda no da crédito a lo que ha hecho su propia hija, aunque admite que "siempre ha sido así".

Con gran pesar, Amelia dice que sus otros dos hermanos "no son así". Ambos, abuelo y madre, confiesan que lo que más les está afectando es que "encima se ríen" cuando los escuchan pedir que abran la puerta del domicilio. "Llevan 20 días con la casa okupada y esto va para largo", lamentan.

Abuela con alzhéimer.

El drama es aún mayor cuando se conocen las circunstancias en las que se dio la okupación. Vicente venía de ver a su esposa que padece alzhéimer y se encuentra ingresada en un residencia de Cartagena. "Menos mal que mi mujer no es consciente con la enfermedad que sufre. Ella fue su madrina, si supiera que ha asaltado nuestro hogar y me ha dejado en la calle...", relata apenado.

Tanto el abuelo como la madre de la okupa han intentado hablar con ella, pero ha sido en vano. Y es más, la Policía casi se lleva al abuelo detenido. Paula, la nieta okupa, ha instalado unas alarmas en la entrada de la puerta principal. En las tres ocasiones que han intentado hacerla entrar en razón, Paula ha llamado a la policía para que echasen al abuelo y a su madre del portal. En ningún momento ha dado la cara ni ella ni su amiga y no se prevé que lo hagan. "Quieren quedarse para una larga temporada porque han cambiado ya la luz, el agua y el gas".

"Cuando la Policía llegó casi me llevan detenido porque se creían que yo era un delincuente al saltar las alarmas. Siempre tengo que ir con las escrituras del inmueble bajo el brazo para poder defenderme y aclarar que es mi propiedad la que ha sido invadida", espeta el afectado. Una de las veces que se personaron los agentes consiguieron convencer a la okupa de que dialogara con su madre. Amelia entró acompañada de la Policía y pudo ver a su hija, pero no logró que abandonara el domicilio y tuvo que ser escoltada hasta la entrada del edificio donde se encontraba el abuelo.

"Tengo miedo de que vaya a la cárcel"

No es la primera vez que Paula comete algún tipo de delito. Según narra su madre, "está mal y ha estado incluso en un reformatorio". "Se fue a vivir con su padre hace dos años. Justo ahora que acaba de cumplir 18 ha decidido destrozarnos la vida a todos", critica Vicente.

El hecho de que la okupa tenga antecedentes penales podría provocar que tras salir el juicio por allanamiento de morada termine en la cárcel. Un dilema moral que tiene a su familia sin dormir: "Es muy doloroso. Tengo miedo de que vaya a la cárcel. Sabemos que con esta denuncia que le hemos puesto podría ir a prisión cuando la condene un juez, pero no nos ha dejado otra. ¿Qué hacemos?", se pregunta angustiado y con la voz temblorosa el anciano.

En vista de que el juicio para recuperar el domicilio se demora, los familiares de Paula llamaron a Desokupa, empresa especializada en desalojos exprés. El conocido empresario Daniel Estévez estuvo junto a Vicente y Amelia ante la puerta de la casa okupada. Su nieta oía las palabras de Estévez mientras éste leía en voz alta las condenas que le podían caer de no salir del inmueble. Nada sirvió. Paula volvió a llamar a la Policía como si de unos extraños se tratase. "Está mal influenciada, son las malas compañías", cree el abuelo.

Finalmente, Vicente Moreda ha tenido que irse a vivir con su hija a Cartagena y sin poder hacer las maletas. Su nieta no le ha dejado coger ni la ropa. Con lo puesto, el abuelo no ha tenido más remedio que abandonar Madrid. Aún está impactado. Nos transmite que esperaba que la Policía pudiera echar a su nieta y "no entiende cómo las leyes favorecen a quien delinque". Aún así mantiene la esperanza de que en algún momento su nieta se apiade de él y de su abuela con alzhéimer: "Es nuestra casa, sólo quiero volver a mi hogar, esto es muy duro. Muy triste".

PD: VEAN IMÁGENES EN LA (web)
TRIANA. Somos tontos desde que nacimos. Mientras que las fuerzas de seguridad del estado cobran una nómina escueta que como te descuides no llegas a fin de mes, de nuestros tributos a Hacienda pagamos a este señor 86 000 euros. No hay derecho. NO SE SIENTE ESPAÑOL, pues joder, que no ponga la mano para recibir esa cantidad. YO SI FUERA EL PRESIDENTE ESPAÑOL NO COBRARÍA NI UN CÉNTIMO... por declararse antiespañol.
Ángel, pues si, muy listos no tendremos que ser cuando este espabilado se ríe de España y los españole, y decía que solo estaría 18 meses......................... .........
El político Rufián cobra cerca de 86 000 euros. 3000 más que Pedro Sánchez. Este señor, Rufián, que se declara ANTIESPAÑOL tiene una de las nóminas más alta de España. ¿Cómo es posible que diciendo como él dice que es antiespañol PAGUEMOS su nómina? No entiendo a los tontorrones españoles,- yo el primero-. que consintamos tal agravio.
Ángel, listo que nos ha salido el niño, y que "bobos" somos los demás que consentimos estos disparates................, en fin esto es lo que tenemos y algunos están encantados de conocerse................, ¡manda pelendengues!
El alcalde de Oviedo, sobre la muerte del profesor: «Lo del otro día fue un accidente»

El regidor de la capital asturiana ha pronunciado estas polémicas declaraciones sobre el suceso.

ABC.

Actualizado:

20/06/2019 14:39h.

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, ha pronunciado unas polémicas declaraciones ante varias televisiones en referencia a la muerte del profesor en la capital asturiana.

«Lo del otro día fue un accidente. Estoy seguro que los tres chavales no querían llegar a este final pero, por desgracia, fue trágico. Estoy seguro que estarán pesarosos de haberlo hecho. Unas copas, un poco de discusión y al final mira como acabó esto; que no vuelva a pasar». Con estas palabras el popular hacía una valoración de la agresión sufrida hace una semana por David Carragal, que falleció el lunes al no superar las heridas sufridas en la cabeza.

El alcalde hizo este comentario después del minuto de silencio celebrado en memoria de la víctima en la plaza del Ayuntamiento, al que acudieron representantes de los cinco grupos municipales, así como decenas de ciudadanos que quisieron recordar al profesor fallecido.

Las redes sociales han estallado contra Canteli. Varios usuarios le exigen que se disculpe e incluso reclaman su dimisión. Ese mismo día expresó su tristeza por el hecho: «Segaron la vida a una persona y hace daño al que se murió más que a nadie, pero la familia está destrozada». Asimismo, el teniente de alcalde, Nacho Cuesta (Cs) calificó el suceso de «terrible» e incidió en que es un hecho aislado dentro de la seguridad que proporciona la ciudad de Oviedo.

PD: MUCHAS VECES ESTAMOS MEJOR CON LA BOCA CERRADA, Y SE QUEDAN TAN PANCHO DICIENDO QUE HA SIDO UN ACCIDENTE POR EL MOTIVO DE HABER TOMADO UNAS COPAS......................., SEÑOR ALCALDE ESPERO QUE NUNCA OCURRA ALGO PARECIDO DE ESTOS "ACCIDENTES" CON ALGÚN FAMILIAR SUYO. ¡DE PENA ALCALDE, DE PENA SUS DECLARACIONES!
VIDAS EJEMPLARES.

Les caerá un carro de cárcel.

No habría justicia sin penas acordes con tan graves delitos.

Luis Ventoso

Actualizado:

13/06/2019 00:32h.

Estoy muy de acuerdo con la frase final del -sensiblero- alegato de Jordi Sánchez: «Confío en que la justicia llegue». Yo también. Como un simple ciudadano español confío en que les caigan un porrón de años de cárcel a aquellos que desde sus posiciones de poder en un Gobierno autonómico armaron una revuelta organizada para destruir mi país (que por ahora, y me temo que por muchísimo más tiempo del que creen, es también el suyo). Al igual que el poético Jordi Sánchez, confío en que haya justicia. Y una sentencia liviana para aquellos que maquinaron con obstinación para destruir el Estado no supondría una decisión justa, sino una grave burla a las leyes que nos obligan a todos. Las normas son las que son, las únicas que tenemos. La milonga de los golpistas de que la ley debe quedar en suspenso ante los sentimientos abriría la puerta al rodillo del más fuerte, a la barbarie. Sería la antítesis de lo que hemos convenido en llamar civilización. Los acusados han cultivado una ideología nacionalista, autoritaria y antidemocrática, lo cual coincide con la definición exacta de la palabra «fascismo» (de ahí tal vez su curiosa afición a las camisas negras, que puso de moda en su día la Milizia Volontaria per la Sicurezza Nazionale de un tal Mussolini).

Los alegatos de ayer nos mostraron a unos acusados que levitaban ante el tribunal repartiendo paz, amor, flores y pachuli. Los políticos que en octubre de 2017 se sublevaron contra España parecían en el Supremo unos entrañables hippies salidos del festival de Woodstock. El cerebro del golpe, Junqueras, haciendo el ridículo sin pudor, reiteró su pantomima santurrona y su patología mentirómana. Citó a Petrarca y proclamó que todas sus acciones estuvieron marcadas por «la bondad».

Bondad es ahora denigrar a tus vecinos por motivos supremacistas, engañar al pueblo catalán sobre la realidad de las balanzas fiscales y mentir sobre las posibilidades económicas de una Cataluña independiente. Bondad es malversar fondos públicos de todos los catalanes para ponerlos al servicio de una obsesión quimérica, que más de la mitad de la población rechaza. Bondad es desoír con chulería displicente todas las advertencias de que no burlase la ley, pues se arriesgaba a la situación carcelaria en que hoy se encuentra. Bondad es crear un innecesario y enconado conflicto entre catalanes, que incluso ha roto familias. Bondad es acosar en los colegios a los hijos de los guardias civiles, arrojar estiércol delante de los juzgados, acosar la vivienda del juez Llarena, hacer la vida imposible a los que creen en España, destrozar coches policiales. Ningún Estado del planeta tolera impertérrito que lo intenten tronzar, y menos que se haga desde cargos públicos y con un ataque frontal a la ley. Eso se sanciona penalmente en todo el planeta, y eso es lo que hará la Justicia de la democracia española, una de las más garantistas del orbe.

(PD: Crucemos ahora los dedos para que los apuros de Sánchez para aprobar sus presupuestos no se intenten solventar con la palabra «indulto». Supondría el insulto final a los españoles).

Luis Ventoso.

Director Adjunto.
De leerte a no leerte nadie > fijate la diferencia.
Yo lo prefiero antes de quedate "lelo" y/o "lela".

Codialmente TRIANA pero sabes que llevo razón............
Por supuesto que lleva toda la razón, en eso estamos los DOS de acuerdo, VOS y NOS sabemos muchas cosas que nunca diremos, será nuestro "secreto"

Saludos cordiales para la TRINIDAD.
¿Porqué será?
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

Bieito Rubido.

El 10 jun, 2019.

Que la victoria electoral de Sánchez no fue «rotunda» sino más bien raquítica lo demuestra el hecho de que, para conseguir los 53 escaños que le faltan, o pacta con toda una constelación de minipartidos, incluida la entrada de Podemos en el Gobierno, o convence a Casado para que el PP se abstenga, visto que, «con Rivera, no». O convoca nuevas elecciones, en las que dudo de que alcanzara mejor resultado que el actual, por la mínima. La situación es tan perversa y compleja como la de Rajoy en 2015, cuando Sánchez se erigió en el rey del «no es no». La diferencia es que ahora entra en juego el posible intercambio de cromos en ayuntamientos y autonomías, sin descartar, además, que tanto el Partido Popular como Ciudadanos se dejen llevar a última hora por la responsabilidad y el sentido de Estado. Pero eso no va a resolver la debilidad parlamentaria del Gobierno. A partir de ahí, tendrá que aprobar presupuestos, leyes e incluso adaptar normativas comunitarias a la vida real de España. Viene, por tanto, un tiempo de incertidumbre política e inestabilidades que no augura nada bueno, a pesar de la «rotunda» victoria socialista.
Nadal es el deportista que nace uno cada 100 años.

Triana yo mandaría a PABLO IGLESIAS
Ángel, a Pablo lo mandaremos cuando se corte la coleta, jejejejeje.
Muy bien por Rafa Nadal, otra vez a puesto en lo más alto el nombre de España. Se comentaba en una emisora de radio haber echado en falta al Presidente del Gobierno o algún representante en su lugar, la ocasión lo merecía.
¿Y para que queremos esa gente ahí? Rafa Nadal es muy grande y no necesita a doctores con tesis falsas, mejor así que mal acompañado.
Ana Oramas: "O esto va rápido o Sánchez cree que no tiene nada que perder en unas elecciones en octubre"

La diputada de Coalición Canaria se ha mostrado contundente respecto a la posición de su partido en la investidura de Pedro Sánchez.

LD/esRadio. 2019-06-07.

Ana Oramas ha estado en Es la Mañana de Federico hablando de la posición de su partido en la investidura de Pedro Sánchez, mostrándose muy contundente en su rechazo a Podemos y cualquier posible intervención del partido de Pablo Iglesias, como ya dejó claro tras la entrevista con el rey Felipe VI.

La de Coalición Canaria ha recordado que en las islas viven "20.000 retornados de Venezuela y allí viven todavía 80.000 canarios a los que tenemos que mandar hasta medicinas", por lo que han adquirido un compromiso muy claro: "Nuestros votos no se van a usar para que lleguen al poder ni Podemos ni las políticas de Podemos, aunque nos diesen 20.000 millones de euros", ha dicho.

En relación con Podemos, Oramas ha recordado también que los responsables del partido en las islas –que en su opinión son "uno de los Podemos más radicales de España"– han llegado a hablar de la necesidad de "exterminar" a Coalición Canaria, por lo que han asegurado que "los que creen que hay que 'exterminar' a los que no piensan como ellos no es lo que necesita Canarias".

Oramas ha analizado también la situación en Canarias, donde el Gobierno puede depender de los dos diputados regionales de Ciudadanos. La de CC ha explicado que el presidente de su partido, Fernando Clavijo, ha sido sometido a un calvario judicial por una querella que se está dilatando por razones políticas pero que "es una persona impecable en su vida personal, profesional y política" y dicha denuncia "sólo pretende eliminar a un contrincante que ha logrado que Canarias baje del 35% de paro al 11%".

Elecciones generales en octubre.

La portavoz parlamentaria de Coalición Canaria ha lamentado el trato que el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado a Canarias en los PGE. Ha dicho que "llegó, cogió el dinero y se lo dio a los de los lazos amarillos" porque, según Oramas, "necesitaba el voto de los secesionistas y no el de CC".

También ha contado el malestar entre los principales portavoces de los partidos porque no han visto "ningún interés" por parte del Gobierno en entablar ningún tipo de conversación. Esta situación ha llevado a los portavoces a estar "muy mosqueados" por cómo el Gobierno está llevando la posible investidura de Pedro Sánchez.

En este sentido, Oramas ha vaticinado que habrá elecciones el próximo otoño. En concreto, y según los plazos, la portavoz parlamentaria de Coalición Canaria ha dicho que las nuevas elecciones generales serán "en octubre".

Ana Oramas ha explicado que "el reloj empieza a correr con la primera votación de la investidura de Pedro Sánchez" que podría ser "en los primeros días de julio". La portavoz parlamentaria de CC ha apuntado que "si no sale en las primeras votaciones", la segunda ronda será "en septiembre" y, si tampoco sale elegido, "se disuelven las cortes y hay elecciones".

Sin embargo cree que a Sánchez "le interesa un gobierno en minoría con una abstención de Cs y el PP" pero no sabe "hasta qué punto le interesa a Rivera" que eso ocurra. Ha recordado que cuando a Sánchez convocó las últimas elecciones generales lo hizo porque, según sus sondeos, le daba "sumando con Cs".

Sobre Podemos y su interés en entrar en un gobierno de coalición con el PSOE ha dicho que "en este momento no pueden ir a unas elecciones porque están en descomposición absoluta" y que "unas elecciones matan a Podemos". Por eso piensa que Sánchez "reta" a Podemos con esas hipotéticas elecciones en otoño.
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

Desesperanza.

Bieito Rubido.

El 05 jun, 2019.

Pocas desgracias mayores que tenerle miedo a la vida. Y cuando los temores nos atenazan, entonces necesitamos más que nunca la mano y la comprensión del ser querido. El suicidio de la joven Noa es tal vez la mayor evidencia de que vivimos en una sociedad que no tolera el fracaso ni la derrota. Es cierto que debemos aprender a profundizar en el dolor humano. Pocos sufrimientos mayores que el de las personas deprimidas. Aun así, la civilización que construyeron nuestros antepasados a lo largo de los siglos no puede volverse tan cruel, tan pragmática como para legislar a favor del suicidio asistido porque una niña se debata en las simas profundas de la tristeza. El caso de Noa nos obliga a repensar de nuevo que no es civilizado, ni representa progreso alguno, convertir en ley el egoísmo humano de no querer enfrentar ni superar las penas, el dolor y la desesperanza. Ojalá que nuestros descendientes no tengan que afearnos tantas iniciativas legales, a través de las cuales dimos formas a genocidios encubiertos, bajo la apariencia de civilización avanzada.
PODEMOS COMPRA UNA NUEVA SEDE.

Igual caben todos en Galapagar.

Álvaro Martínez.

Actualizado:

04/06/2019 00:05h.

En la página web de Podemos sigue figurando Errejón como secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político, un pomposo cargo que bien mirado le viene que ni al pelo pues el pasado enero, seguramente tras realizar un «análisis estratégico» de la situación, decidió salir corriendo del partido al grito de tonto el último y buscar un «cambio político» al abrigo de Carmena, antes de que le cogiese dentro el derribo definitivo del proyecto populista que amenaza ruina desde hace tiempo. La jugada, vistos los resultados del 26-M, le salió entre regular y mal, y que Errejón siga en el organigrama de Podemos quizá tiene que ver con la imposibilidad de tener al día el staff del partido con ese trajín de fugas y purgas internas. Es un sinvivir actualizar esa web.

Desde lo del chalé piscinero de Galapagar vienen mal dadas en el partido de Iglesias, donde al mal tiempo, a esa sucesión de borrascas con aguacero y fuerte aparato eléctrico, le intentan poner buena cara... o por lo menos buena casa. Ahora se van a gastar más de 2,6 millones de euros en una nueva sede pese a que por los malos resultados en las elecciones generales verán recortados en 3,4 millones el dinero público que recibirán. También mermarán los ingresos por las autonómicas, porque el desastre del 28-A se vio ampliado el 26-M.

Pura fachada (con perdón), por tanto. La mudanza no enmascara el colapso del proyecto político de Iglesias, aquella apropiación indebida que hizo del movimiento indignado, que en apenas cinco años ha quedado al descubierto. De los «camaradas fundadores» de la foto del mitin de Sol apenas queda él. Al mismo tiempo, las llamadas confluencias han decidido romper amarras con la sigla y emprender un camino en solitario. En cada elección pierde votos a chorros, cada día le sale un «inscrito» que se le rebela. El último, Ramón Espinar, aquel que se hincaba dos cocacolas diez minutos después de llamar al boicot al refresco y que se fue una semana después que Errejón. Hoy cualquiera planta cara a la dupla al mando.

Tiene muy mala pinta lo de Podemos. A lo mejor cuando decidan actualizar el organigrama de la web se dan cuenta de que, con tanta fuga y tanta disidencia, si echan cuentas, no les compensa mudarse a las nuevas oficinas pues igual caben todos en el chalé de Galapagar.

Álvaro Martínez.

Redactor jefe.
LA CARTA VIRAL DE UN GUARDIA CIVIL A ÁBALOS POR COMPARAR A VOX CON BILDU: "VERGÜENZA, ASCO Y DOLOR”

PELAYO BARRO.

Las palabras de José Luis Ábalos comparando a Vox con Bildu han levantado una gran polvareda en muchos sectores. Y uno de ellos es el de la Guardia Civil. Un veterano agente se hace viral retando al ministro en funciones a repetirle esas palabras "a la cara".

Pelayo Barro 03/06/2019.20:02.

Las palabras de José Luis Ábalos comparando a Vox con Bildu han levantado una gran polvareda en muchos sectores. Y uno de ellos es el de la Guardia Civil. Un veterano agente se hace viral retando al ministro en funciones a repetirle esas palabras "a la cara".
Para José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, Vox es tan “inconstitucional” como Bildu. Estas polémicas declaraciones del ministro de Fomento en funciones ya han recibido respuesta por parte del partido de Santiago Abascal. Pero también ha habido reacciones que se están viralizando, como la de un guardia civil que escoltó a políticos del PSOE en el País Vasco en tiempos de ETA: “Me estás colocando a mi, que arriesgué mi puta vida por proteger la vuestra, al lado de los asesinos”.

Ábalos realizó estas declaraciones al programa Espejo Público de Antena 3. Y desde entonces han sido muchas las personas, de dentro y fuera de Vox, las que han respondido al ministro. Pero ninguna tan contundente como el ex guardia civil Pedro G. D., un veterano de la lucha antiterrorista que ha escrito una carta expresando su repulsa por el comentario del socialista.

Para el agente, retirado “en acto de servicio”, las palabras de Ábalos le suponen “sentimientos de pena, de lastima, de vergüenza, de dolor, de humillación, de rabia… de asco”.

Recuerda aquellos años de servicio en el País Vasco, en los que vivió “insultos, amenazas, vejaciones, riesgo evidente de atentado y todo, absolutamente todo, para proteger vuestra vida aún exponiendo la mía y la de mis compañeros”.

“Esos miserables asesinos que tras ese fin de la violencia armada tan surrealista (…) hoy han conseguido sentar en las instituciones a sus representantes “gracias” entre otras cosas, a la bajada de pantalones a la que se sometió el ínclito José Luis Rodríguez Zapatero tal como estamos conociendo tras levantarse el secreto de las famosas “actas de negociación con ETA”, indica en su carta.

“Soy simpatizante, votante de Vox y con el corazón verde por mi pasado y presente de la Guardia Civil, y digo “presente” porque un guardia civil no se retira nunca. Siempre será guardia civil. Con esas dos premisas y teniendo en cuenta todo lo que te he contado anteriormente, siento vergüenza, asco y dolor, al ver como tus miserables palabras me colocan al lado de esos asesinos. Me estás colocando a mí, que arriesgué mi puta vida por proteger la vuestra, al lado de los asesinos”, advierte el ex agente Pedro, que en los últimos años se ha dedicado a coordinar la seguridad y comunicación de equipos de fútbol.

“Es vergonzoso que por el mero hecho de pertenecer a un partido político legal y con 24 diputados en el Congreso, te permitas el lujo de compararme con esos asesinos”, le contesta a Ábalos.

Y le lanza un reto al ministro socialista: “ ¿Serías capaz de decirme a la cara, en una charla distendida tomando un café, que soy igual que los de Bildu?. ¿Tendrías los cojones de sentarte conmigo, que me jugué la vida protegiendo la vuestra de esos terroristas y decirme a la cara que soy igual que ellos?”.

Puede leer la carta completa aquí.
TEZANOS ENLOQUECE CON EL CIS: DEJA AL PP DETRÁS DE C'S Y PODEMOS UN MES DESPUÉS DE LAS ELECCIONES.

OKDIARIO.

José Félix Tezanos enloquece con el último barómetro del CIS: deja al PP en cuarto lugar por detrás de Ciudadanos y de Podemos un mes después de las elecciones generales del 28-A.
EDITORIAL ABC.

El PNV endurece su chantaje a Sánchez.

Sánchez no debería claudicar ante los herederos de Batasuna y ante un Podemos tan radicalizado, que además han realizado una pésima gestión del día a día de los ciudadanos.

ABC.

Actualizado:

30/05/2019 08:27h.

La tradicional maquinaria del chantaje político se ha vuelto a poner en marcha tras las elecciones municipales y autonómicas. El PNV amenazó ayer a Pedro Sánchez con no votar favorablemente en su investidura si el PSOE no apoya en Navarra la continuidad de un Gobierno foral conformado por el bloque de izquierda batasuna, y representado por Geroa Bai, EH Bildu y Podemos. Los socialistas navarros son en este caso quienes deben decidir si hay un vuelco político, de modo que permitan gobernar al bloque constitucionalista liderado por Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos), o si por el contrario Sánchez va a dar continuidad a un Gobierno que directamente propone la anexión de Navarra al País Vasco, defiende a los presos de ETA, y quiere expulsar a la Guardia Civil. Es cierto que en los prolegómenos de cualquier negociación política para intercambiar favores mutuos cada partido presenta propuestas de máximos para después ir rebajando el tono de la exigencia. Sin embargo, el PNV no se caracteriza por los órdagos y, tal como demostró con Rajoy hace casi un año, no tiene empacho alguno en traicionar los acuerdos previos con tal de sacar tajada.

A poco más de un año para las elecciones en el País Vasco, el PNV radicalizará su discurso nacionalista con Navarra como objetivo, y no tendrá remilgos para imponer a Sánchez cualquier exigencia separatista desde la certeza de que el PSOE cederá porque su única prioridad es mantenerse en La Moncloa. Más aún, el PNV se presenta como el partido determinante para la investidura después de que los cuatro diputados presos, suspendidos a la espera de sentencia del Tribunal Supremo por rebelión, hayan decidido de momento no renunciar a su escaño. Por un lado, serán cuatro votos menos en la investidura, lo que abaratará la designación de Sánchez como presidente, pero por el otro será el PNV quien logre sacar tajada. Ese puede ser el drama de Navarra, donde la ciudadanía ha expresado con claridad su preferencia por un Gobierno Foral de corte constitucionalista, implicado con el Amejoramiento del Fuero, y alejado de las veleidades anexionistas del peor Ejecutivo que han tenido los navarros. Sánchez no debería claudicar ante los herederos de Batasuna y ante un Podemos tan radicalizado, que además han realizado una pésima gestión del día a día de los ciudadanos. Entregar esta Comunidad a Bildu y sus socios dejaría al PSOE definitivamente fuera del bloque de partidos garantes de la Constitución. Pero Sánchez ha demostrado tener más compromiso con el oportunismo político y con su ambición de poder que con la defensa de los valores constitucionales que a todos nos vinculan. De momento, nadie en el PSOE ha rechazado la opción de entregar el Gobierno Foral a Geroa Bai, Bildu y Podemos. Por pasiva, es toda una declaración de intenciones.
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

La ley del embudo.

Bieito Rubido.

El 27 may, 2019.

¿Cuál es la razón por la que la izquierda española, comenzando por el PSOE, está dispuesta a pactar con un partido procedente de una banda terrorista que ha segado la vida de casi un millar de españoles y, mientras tanto, se atreve a afear cualquier pacto con Vox? ¿Qué ley de los hombres, por no invocar a la divinidad o a la naturaleza, dice que es mejor pactar con los golpistas catalanes que buscan romper España que con un partido conservador que defiende la unidad de su país? ¿Por qué Sánchez denuncia el cordón sanitario que le imponía Ciudadanos y él arremete a diario contra Vox, queriendo anatemizar cualquier acuerdo con esta fuerza? La doble vara de medir es uno de los rasgos más marcados de estos tiempos de la vida política española. Habla muy mal de la integridad moral de nuestros dirigentes, además de dejar en evidencia su escasa altura intelectual. Bildu es filoterrorista. ERC y la vieja Convergència son golpistas. Nuestros códigos morales y éticos se moldean como la plastilina. La izquierda solicita tolerancia para ella y se la niega a los ajenos. Falta más Fe democrática.
El astrolabio.

Por Bieito Rubido.

La expresión de un pueblo.

Bieito Rubido.

El 27 may, 2019.

La segunda vuelta electoral de España, aunque formalmente no lo fuera, ha evidenciado los tres rasgos que caracterizan nuestro momento político. El PSOE es la primera fuerza, pero no tiene la musculatura de la mayoría; el centro derecha debe tomarse muy en serio su recomposición en un solo partido o no huele poder en años; y, finalmente, no olvidemos la crisis de la democracia, víctima de desajustes y ataques contra el sistema desde el propio sistema: recuérdese el golpismo catalanista.
Todo eso volvió a quedar ayer reflejado en la expresión popular del pueblo español, cuya voluntad esperemos que se refleje en los pactos postelectorales. En Europa, la sociedad experimenta un corrimiento hacia la derecha y el conservadurismo. También en España, a pesar de la fotografía que resulta de este domingo. Pero en este país se impone que desde ahora mismo alguien trabaje, a pesar de las dificultades que se va a encontrar, por la refundación del centro derecha. La debacle que a primera hora de la tarde se anunciaba no fue tanto, pero es bien palmario que la estabilidad política de España necesita de pocos partidos, pero fuertes.
Qué bonito!
Un artículo muy interesante, para los mayores pienso que es lo mejor que pueden hacer.
EDITORIAL ABC.

Batet blanquea a los golpistas.

La nueva presidenta del Congreso empieza mal su gestión, porque no asume su responsabilidad de ejecutar una decisión que prevé la ley, que es legítima, que es justa y de sentido común.

ABC.

Actualizado:

23/05/2019 08:22h.

La decisión de la nueva presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, de descargar sobre el Tribunal Supremo la responsabilidad de suspender a los cuatro diputados independentistas juzgados por rebelión tiene el riesgo de provocar un conflicto institucional entre poderes del Estado. De nuevo aparece en este socialismo acomplejado la pretensión de blanquear a unos golpistas, sacudirse de encima la culpa de su suspensión como diputados y aparentar que el PSOE hace todo lo posible por dilatar plazos con tal de no perjudicarles. Sánchez y Batet están contribuyendo a convertir a Oriol Junqueras y demás «mártires» del golpismo en Cataluña en víctimas de un supuesto Estado represor, como si los acusados de pretender la ruptura de España tuvieran que ser beneficiarios de derechos inalienables por encima de la ley. Por eso Batet ha insinuado que el Congreso tiene dudas jurídicas sobre si es ella quien debe suspender de funciones a los separatistas en virtud del Reglamento de la Cámara. Y por eso hace la vista gorda y empuja a la Sala Penal del Supremo a ordenarlo con la Ley de Enjuiciamiento Criminal en la mano. El fondo de la cuestión no se basa por tanto en una cuestión de competencias para la resolución de posibles lagunas jurídicas, sino en el más puro interés electoralista: con los colegios electorales abiertos el domingo y para no perder alcaldías en Cataluña, ni a Batet ni al PSC les interesa aparecer en plena campaña como los causantes de un perjuicio a los diputados-reclusos. Además, ya es conocido que es un partido favorable al derecho de autodeterminación.

Sánchez ha dejado claro que le resulta más relevante quedar bien con Junqueras que proteger la pacífica convivencia, los equilibrios y la colaboración entre el poder legislativo y el judicial. El enfrentamiento institucional entre el Congreso y el Supremo es evidente, por soterrado que sea y por maquillado que quede mientras Batet enreda a los españoles con coartadas juridicistas sobre el alcance de posibles lagunas y busca una legitimación a su falta de valentía. Batet quiere forzar al Supremo a tomar una decisión que debía tomar ella, en cumplimiento de la legalidad. Empieza mal su gestión porque no asume su responsabilidad de ejecutar una decisión que prevé la ley, que es legítima, que es justa y de sentido común. No es posible, o no debería serlo, que una democracia sólida permita a unos golpistas campar a sus anchas y manejar los hilos del país desde una celda, mientras los distintos poderes del Estado se enzarzan en una pugna procedimental derivada de los intereses tácticos del Gobierno y de la cobardía política de Sánchez. Llegados a este punto, lo menos relevante es quién decida finalmente la suspensión de los acusados. Lo único importante es que sean suspendidos con urgencia para evitar otro escarnio del separatismo contra nuestra democracia.