Foro Común


Mensajes de Las cosas del calor enviados por Triana:

¡No abras las ventanas, que entra la flama! Cómo defender tu casa del calor.

Con esta palabra popular en Andalucía, Extremadura y Twitter, se hace referencia a un calor sofocante.

BENITO FUENTES 6 AGO 2018 - 08:47.

Ya llegó el calor de verdad y en gran parte de nuestro país las temperaturas máximas superan los 40 ºC. No todos tenemos el privilegio de huir a nuestra casita de la montaña o poder usar el aire acondicionado indefinidamente así que no nos queda más remedio que combatir la “crisis de los 40” a la antigua usanza. No descubrimos nada nuevo con estas medidas, pero sí intentaremos explicar por qué se toman.

En algunos puntos del sur peninsular (y en Twitter) llamamos “flama” a ese calor intenso y seco que parece generado por un horno gigante. Decimos que la ciudad escupe fuego.
TRIANA. El calor es terrible cuando la temperatura es muy alta. Solo queda estar en casa tomar agua fresquita, aunque no tengas sed. Hoy el los alrededores de Gijón, en la costa conjugamos el calor con niebla. Cuando se quita un ramalazo de niebla y da paso al sol, hermano, hace calor,

Un saludo y a refrescarse, y sino, ya sabes: ajo y agua.
Ángel, la verdad es que hay que tener mucho cuidado con los golpes de calor, esto es demasiado para la gente que se encuentra trabajando al aire libre, es muy peligroso tanto para jóvenes como para mayores, hay que beber mucha agua y refrescarse de vez en cuando, yo estoy la lado del aire acondicionado y así se pasa el día.

Un saludo y a pasar el día como mejor se pueda.
Llega el peor día de la ola de calor: temperaturas extremas y alto riesgo de incendios.

Los termómetros podrían alcanzar los 45ºC en los valles del Guadiana y del Guadalquivir.

Isabel Miranda.

Actualizado:

03/08/2018 08:27h.

La ola de calor alcanza este viernes su ecuador con temperaturas extremas en buena parte del país. Si ayer llegaron a superarse los 44ºC en Montoro (Córdoba) y los 43º en Olivenza (Badajoz); hoy podrían alcanzarse los 45º en los valles del Guadiana y del Guadalquivir. También se superarán los 40º en amplias zonas de la Península, explica a ABC el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo. En la zona centro y en el valle del Ebro se esperan temperaturas próximas a los 40º, mientras que en la meseta norte e interior sur de Galicia se superarán los 35º, llegando incluso a registrarse valores entre los 39 y los 41º.

Las noches seguirán siendo tropicales y en el cuadrante suroeste peninsular no bajarán de los 25 grados. En la madrugada del jueves, Jaén capital vivió su momento más fresco con 29,9º, quedándose a una décima del récord de la ciudad, situado en los 30º de mínima registrados en 2003. Ayer, en el ranking de temperaturas mínimas más altas del país le siguió San José del Valle (Cádiz), con 28,8º y Osuna (Sevilla), con 28,4º. En este apartado, el récord absoluto en España lo tiene Almería, que en la madrugada del 21 de agosto de 2011 obtuvo con 33º su momento más «fresco» de la jornada.

Rayos e incendios
Este viernes la mayor parte del país se encuentra además en riesgo extremo de incendios. Al intenso calor y la escasa humedad del ambiente se añade la posibilidad de que se formen tormentas secas en la meseta norte, según la previsión de la Aemet. «Hay riesgo de que haya rayos sin lluvia, lo que podría provocar incendios de forma natural», explica Del Campo. Además, durante esas tormentas de rayos también podrían desencadenarse rachas de viento localmente intensas, lo que podría avivar el fuego. «Va a ser un día complicado para los incendios», dice el portavoz de la Aemet. «El riesgo es muy alto y va a seguir subiendo», corrobora por su parte Raúl de la Calle, secretario general del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Forestales.

«En los peores incendios siempre se ha cumplido la ecuación de altas temperaturas, viento importante y un monte con mucho combustible y biomasa», comenta De la Calle. «El combustible y las altas temperaturas ya están», alerta. No obstante, el experto cree que, por ahora, los montes aún retienen algo de humedad debido a las abundantes lluvias de la primavera y las temperaturas hasta ahora normales del verano. No obstante, también denuncia que este 2018 hay más biomasa que en años anteriores por el crecimiento de la vegetación y la deficiente gestión de los montes.

En los primeros siete meses de este año se ha registrado la mitad de incendios forestales que en años anteriores y se ha quemado un 25% menos de superficie que la media de la última década, según los datos del Colegio. «Sigue siendo un año bueno en incendios, pero hay que estar en constante alerta», concluye.
Ola de calor: 27 provincias en alerta y temperaturas de hasta 45 grados.

VICTORIA TORRES BENAYAS Madrid.

OLA DE CALOR.

Córdoba y Jaén, en alerta roja por calor y avisos en otras 25 provincias.

La segunda ola de calor del año trae temperaturas de no menos de 35 grados en amplias zonas en centro, sur y este de la Península, que pueden llegar a los 45 en Córdoba.

Todo el centro, sur y este peninsular se encuentra este miércoles en alerta por la primera ola de calor del verano, la segunda en lo que va de año y que durará al menos hasta el sábado. La culpable es la entrada de una masa de aire por el norte de África que, sumada a la intensa insolación de estos días, ha ido aumentando las temperaturas entre ocho y diez grados desde el lunes, explica la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La peor parte se la llevan Córdoba y Jaén, en alerta roja o riesgo extremo, la máxima en una escala de tres, mientras que otras 25 provincias tienen avisos naranjas (10) o amarillos (16). En conjunto, se prevén temperaturas máximas por encima de 35 grados en amplias zonas del interior, con un pico de hasta 45 en Córdoba capital, y mínimas superiores a 20, con Jaén, Córdoba y Granada en 22-24. Además del calor, "es probable" que la masa de aire arrastre polvo en suspensión de origen sahariano por la mitad sur peninsular.
Pues nada, todos para Asturias. Hoy hace frío. Cielo nublado. Temperatura entre 15 y 20 grados.

Un saludo, Triana.
Ángel, buenos días, mejor marcharnos al polo norte, ¡estamos arreglados con el calor, y luego será el frío, la cuestión es quejarnos de cualquier cosa.

Un saludo.
Sociedad.

La ola de calor será especialmente peligrosa para las personas mayores.

Así lo aseguran desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, que achacan sus predicciones a varios factores.

ALEX JIMÉNEZ.

La ola de calor que ha llegado a España y que, como explican desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), al menos hasta el lunes que viene, obligará a la población española a extremar las medidas para hacer frente al calor. Pero hay un sesgo especialmente vulnerable a estas altas temperaturas: los mayores de 65 años, que según informa la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) «corren más riesgo de sufrir un golpe de calor».

Ello se debe, aseveran desde la SEGG, fundamentalmente a dos factores. Por un lado, que los mayores tienen una «sensación reducida de calor», por lo que se protegen menos de las temperaturas extremas. Y por el otro, que se trata de un sesgo de la población con una percepción de sed menor, por lo que el riesgo de deshidratación en ellos es muy superior al presente en el resto de la población. Especial cuidado hay que tener con las personas longevas que sufren de sobrepeso, enfermedades crónicas o neurodegenerativas, o que tienen medicación.

Sin embargo, nadie queda exento de poder sufrir una insolación, patología que se produce debido a una hipertermia, que aparece cuando el organismo rebasa los 41 grados de temperatura. Con ello, comentan desde la SEGG, se superan «los mecanismos de regulación térmica» del cuerpo, «originando el temido golpe de calor». Una situación «en la que el organismo ya no puede responder a las altas temperaturas», que pueden tener repercusiones tan graves que pueden ocasionar la muerte por fallo «orgánico irreversible».

Síntomas... y consejos para aguantar el calor
Los síntomas de esta hipertermia son algunos como el dolor de cabeza, náuseas, mareos, escalofríos o sensación de boca pastosa, pero también otros más graves como vómitos, enrojecimiento y sequedad de la piel, calambres musculares, desorientación, pérdida de conciencia o la no sudoración pese al calor extremo. El organismo, cuando sube la temperatura corporal, se defiende dilatando los vasos periféricos «para favorecer el paso de la sangre por la piel», lo que unido a la sudoración provoca una deshidratación que puede llevar a una «pérdida importantísima de líquidos» en riñón, corazón o cerebro, lo que puede resultar letal.

En 2013, la ola de calor que asoló Reino Unido a mediados del mes de julio dejó 760 muertos, en su mayoría ancianos. Al no ser el país británico un territorio demasiado acostumbrado a las altas temperaturas, muchas personas mayores, que no sabían cómo enfrentarse al problema, decidieron hacerlo quedándose en casa y aguantando ahí el calor, lo que fue fatal. En 2003, otra ola de calor ya se cobró 15.000 vidas en España y 13.000 en Francia.

Para tratar de hacer frente a la ola de calor, en especial en las personas mayores, la SEGG apunta una serie de recomendaciones, como la ingesta masiva de líquidos, como agua, infusiones o zumos de frutas; evitar el consumo de bebidas alcohólicas; realizar comidas ligeras, sin digestiones pesadas; evitar la exposición al sol cuando las temperaturas sean especialmente elevadas (sobre todo entre las 12 y las 16 horas); no realizar ejercicio en momentos de mayor calor; mantener la casa fresca y ventilada; evitar llevar ropa ajustada y oscura; no permanecer en vehículos estacionados y cerrados; o utilizar sombreros o gorras que protejan la cabeza.