Foro Común


Mensajes de Taxistas y VTC enviados por Triana:

La inevitable desaparición del taxi: leyes, jueces y reguladores están del lado de Uber y Cabify.

M. LLAMAS.

Los decretazos que persiguen la prohibición de las VTC vulneran la normativa nacional y comunitaria, según los expertos.
Para ejemplo un botón, o sea, mucho predicar y poco dar trigo, ¡ay, ¡ay......
Tito, el Mesías del taxi, sin puntos en el carné de conducir.

Conocido en el círculo de los Boixos Nois, el portavoz de Élite Taxi no tiene licencia propia de taxista.

S. L.

@abc madrid.

MADRID.

Actualizado:

30/01/2019 07:35h.

Lo han proclamado, y él ha aceptado, Mesías del taxi. Tito Álvarez ha cogido las riendas de las negociaciones de los taxistas, al igual que hizo en Barcelona, y no parará hasta que el colectivo madrileño consiga hacerse con el mismo acuerdo. De hecho, se ha rumoreado con su posible viaje a Bruselas, en representación de todos los huelgistas de Madrid, para exponer la problemática del colectivo. ¿Pero quién es este Mesías surgido de la nada?

Tito, de 43 años, es portavoz del sindicato Élite Taxi, uno de los más agresivos y contundentes. Su rostro se hizo conocido durante las protestas del verano pasado en Cataluña. Con altavoz en mano, Álvarez daba ánimos a todos sus camaradas. Eso sí, con todos los puntos perdidos en el carné de conducir desde 2017. Se los retiraron por participar en una marcha lenta y por bloquear una calle. En ese momento, tuvo que abandonar la conducción en el servicio público que tanto defiende ahora. Fue entonces cuando comenzó su carrera en el activismo sindical.

Pero en el taxi tan solo estuvo trabajando tres años, desde 2014. Antes había sido soldador, camarero y mensajero. ¿Su último empleo? Gruísta en una empresa de transportes que quebró. Nunca adquirió el derecho a usufructo de una licencia. De hecho, siempre condujo taxis sin licencia propia.

Sus andanzas no terminan aquí. Tito ha tenido 14 juicios y ha sido acusado de tener relación con los Boixos Nois, los hinchas radicales del Fútbol Club Barcelona. Además, es fanático del rock y su palabra favorita es «cucarachas». Así denomina a las VTC y sus conductores.

La semana pasada, con la huelga indefinida ya empezada en Madrid y cuando en Cataluña habían conseguido un acuerdo con Torra, Tito abandonó todo en la Ciudad Condal para involucrarse de lleno en la guerra de la capital. Y fue recibido con los brazos abiertos, como el Mesías que es. No se irá de la capital hasta que no consiga el mismo acuerdo que en Barcelona, algo que Ángel Garrido ya ha calificado de «imposible».

Su última polémica han sido las declaraciones sobre Grande-Marlaska. En un audio entre taxistas dijo: «Cómo puede ser que un ministro de izquierdas y, según ha declarado él, que es gay, que mande aquí a la Policía a reprimir al pueblo, porque lo que está pasando aquí es represión total».