Foro Común


Mensajes de Esperanza Aguirre enviados por Triana:

Bienvenidas sean las investigaciones, todas. Que la fiscalía investigue no es malo si lo que se busca si lo es.
Ya, y sobre todo si son a las derechas, mejor que mejor, o miel sobre hojuelas.
La jugada desesperada de Anticorrupción para conseguir procesar a Aguirre pasa por Bárcenas.

MIGUEL ÁNGEL PÉREZ.

Fuentes del caso consultadas por LD describen una estrategia entre la Fiscalía, Isabel Jordán, su esposo abogado y Bárcenas para inculpar a Aguirre.
Aguirre censura los "ataques personales" de Casado a Abascal y les pide que se unan.

LD/
Pues seguimos parecido, poco cambia el capazo.
Aguirre la ocurre lo que a los otros dos, y a tantos otros que lo pensamos, pero Casado prefiere hablar de gobierno ilegal, al tiempo que mantiene a su partido gracias a la extrema derecha. Extrema derecha que hoy abiertamente en TV, ha amenazado a un periodista del País, cuando le ha preguntado porqué vetan a su periódico. Las respuestas con un tinte y un tono de otros tiempos, sin que ninguno de los presentes haya intervenido hasta después de marcharse.
Hay miedo más miedo de periodistas a la ... (ver texto completo)
EL QUE MANTIENE A ESTE GOBIERNO SON LOS INDEPENDENTISTAS, COMUNISTAS, EXTREMISTAS Y FILOTERRORÍAS, ¿Te parece poco? ¡menudo comportamiento tiene Sánchez y sus colegas.
Aguirre se ofrece como mediadora para "unir" a PP y Vox: "Son centroderecha"

SARA DE DIEGO.
Última hora - Aguirre teme que "la inmensa mayoría piense que no tenemos nada que censurar a Sánchez"

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, dice en "La hora de la 1" que la "inmensa mayoría" no entendería que el PP no apoye la moción de censura.

AGENCIAS.
Aguirre denuncia una "estrategia del PSOE" para apartar a jueces que pueden ser desfavorables en casos mediáticos.

MIGUEL ÁNGEL PÉREZ.
Aguirre: "Cayetana ha sido la mejor portavoz; me entristece que haya dejado de serlo"

La expresidenta madrileña alaba a Álvarez de Toledo y calla sobre los otros nombramientos, como el de Martínez Almeida como portavoz nacional.

Libertad Digital-2020-08-18.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha lamentado en su perfil de Twitter el cese de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados: "Cayetana ha sido la mejor portavoz del grupo que han tenido nuestros principios y valores en el Congreso. Me entristece profundamente que haya dejado de serlo".

Aguirre, que apoyó a Casado en las primarias del PP porque garantizaba "una refundación" del partido" y que tildó su victoria de "providencial", pidió que los populares se abstuvieran en la investidura de Sánchez, en contra del criterio de la formación con sede en Génova 13, "con tal de que el PSOE no tenga que pactar con los podemitas" y los separatistas. Una tesis similar, la de formar un Gobierno de concentración constitucionalista, la defendió Álvarez de Toledo en varias ocasiones –la última, en la comparecencia posterior a su decapitación política.

La expresidenta madrileña no se ha pronunciado sobre otros nombramientos, como el de José Luis Martínez Almeida, nuevo portavoz nacional del PP. Casado ha convocado este jueves a la Junta Directiva Nacional, máximo órgano entre congresos, para explicar en una reunión telemática el relevo de la portavoz y los cambios que conlleva en el equipo directivo.
Así, con contundencia.
Pues nada, Triana, que ha llovido y a las ranas de una piscina abandonada detrás de mi casa, esta noche les ha dado por cantar: croac, croac, croac... cantaba la rana madre.
Croc, croc, croc, contestaba algún sapo.
Ay mare, cómo andamos!
Saludos y disfruta del finde.
Noemí igualmente para ti, disfruta del finde y las ranas que tengan cuidado que peligra............. sus ancas son muy apetecibles.
Valdepúnica.
Saludos.
Entre la púnica, valdepúnica, los ERES, los OTROS y demás mamandurrias apañados vamos con toda esta tropa, ¡que les den a todos!

Saludos Noemí.
¡Cuanta razón llevaba!, ahora intenta "vengarse", ¡estos socialistas tienen cada cosa!
Aguirre pide a Casado que se abstenga en la investidura igual que el PSOE hizo con Rajoy.

VICTORIA FERNÁNDEZ.
Esperanza Aguirre no se querellará contra Granados: "No tengo dinero para abogados"

"No tengo nada de qué esconderme", dice la expresidenta del PP de Madrid.

E. E.
OPINIÓN.

Declaración de impotencia.

«Nada expresa mejor lo que está pasando en estos momentos en Cataluña que la negativa de los golpistas a que las generaciones venideras conozcan sus nombres»

ESPERANZA AGUIRRE.

Actualizado:

30/10/2017 08:01h.

En las últimas elecciones autonómicas de Cataluña (septiembre de 2015) las candidaturas de Junts pel Sí obtuvieron 1.628.714 votos y las de las CUP, 337.794, de un total de 5.510.853 de ciudadanos catalanes que tenían derecho a votar. La suma de las dos candidaturas representó el 35,6% de los catalanes mayores de 18 años. El porcentaje sube hasta el 47,8%, si nos referimos sólo a los 4.130.196 que sí fueron a votar, porque hay que tener en cuenta que la participación no llegó al 75%, lo que quiere decir que una cuarta parte de los catalanes se quedó en su casa, pese a que los independentistas plantearon esas elecciones con un carácter casi plebiscitario.

Pues bien, en la tarde del viernes, unos diputados regionales, que representan a ese escueto 35,6% de todos los ciudadanos, han proclamado la independencia de una región de España, que lleva unida geográfica, económica, social y políticamente al resto de regiones españolas desde los años en que Hispania era una provincia del Imperio Romano, ¡va para más de dos mil años!

Pero lo más sorprendente y significativo de la votación del viernes en el Parlamento de Cataluña es que esos diputados, capaces de votar una resolución que pretende acabar con siglos de historia, no han querido que sus nombres figuren en el acta de esa resolución. Y esa renuncia a que la Historia de los siglos venideros se acuerde de ellos no se ha producido por humildad, sino porque todos ellos han comprendido que había llegado la hora de la verdad, que, como se dice en inglés: ¡party is over! Que traducido al español significa que "la fiesta se ha terminado". Hasta ayer todo eso de hablar de independencia, todo eso de manipular las instituciones, los medios de comunicación y las conciencias de los niños (porque todas estas cosas llevan años haciéndolas), les había salido gratis. Parecía como si las autoridades del Estado se tomaran los excesos y las bravuconadas de los nacionalistas catalanes por chiquilladas de chicos gamberros, a los que se les consentía todo.

Nada expresa mejor lo que está pasando en estos momentos en Cataluña que esa negativa de los golpistas (porque lo son, porque ellos saben que los son y porque parece que, de repente, se han dado cuenta de que ser golpista tiene riesgos) a que las generaciones venideras conozcan sus nombres. Y, sobre todo, a que los conozcan las autoridades legítimas de una vieja y gran Nación como España.

Esa actitud cobarde de los diputados independentistas es, en sí misma, más que una declaración de independencia, una declaración de impotencia y de falta de confianza en lo que votaban. Eso, comprobar la falta de confianza en lo que aparentemente proclamaban, debería ser un alivio para los millones de españoles que hemos visto airados cómo esos partidarios de romper España iban dando pasos hacia ese objetivo demencial.

El espectáculo lamentable que hemos contemplado el viernes, protagonizado por unos políticos sediciosos y traidores a sus juramentos, y la inmediata reacción del Gobierno de la Nación, apoyado por el Partido Socialista y por Ciudadanos, somos muchos los que queremos creer que constituyen el primer paso para restaurar, de una vez, el orden constitucional en Cataluña, lo que es lo mismo que decir en toda España.

Esa recuperación de la Ley, tantas veces esquivada o directamente transgredida en Cataluña, debe ir acompañada por todo tipo de actuaciones políticas, administrativas, culturales, mediáticas y hasta eclesiásticas para restaurar la convivencia en paz dentro de la sociedad catalana. Y esto significa una sola cosa: que todos los esfuerzos de los demócratas tienen que ir dirigidos para acabar con el odio, con ese odio a España y a los demás españoles que se ha inoculado en varias generaciones de escolares, con ese odio al otro más cercano, que son los catalanes no independentistas, que somos los demás españoles, que, además, en muchos casos, tenemos más raíces en Cataluña y en su cultura que muchos de los que gritan con odio contra nosotros.