Foro Común


Mensajes de La Guardia Civil enviados por Triana:

Carrasclas carrascal que bonita serenata. Triana como siempre, corre ve y dile. No es de estrañar que las izquierdas tengan cierta fobia a la G Civil, a lo largo de su historia han aguantado muchos palos. Junto a las grandes fábricas había un cuartel de la G Civil que no estaba precisamente para proteger a loa trabajadores. En los grandes latifundios vigilaba la benemérita para que no le robaran los melones al señorito, y las multas solían ser en "especies".? Donde se ha columpiado este Abascal para ... (ver texto completo)
Amén, y encima te habrás quedado tan pancho, ¡vaya tela cuanta tontería has dicho en tan corto espacio!, ¿fuiste a la escuela?
Denuncian a la directora general de la Guardia Civil por prevaricar tras conocerse su escrito sobre Pérez de los Cobos.

MIGUEL ÁNGEL PÉREZ.
LA TERCERA.

Objetivo: Guardia Civil.

«Mi temor es que detrás de esta ofensiva haya una causa general, pero contra la Guardia Civil, para desnaturalizarla y poder desnaturalizar España. Quienes llevan muchos años intentándolo, que van desde los separatistas a la extrema izquierda, saben que es el primer obstáculo que deben superar. Y no olvidemos que la ultraizquierda ya está en el poder y que los separatistas lo condicionan»

José María Carrascal.

Actualizado: 02/06/2020 02:31h.

Está en marcha una operación para neutralizar la Guardia Civil, dentro de otra mucho más amplia para dejar España que no la conozca «ni la madre que la parió», aunque no en el sentido jocoso que le dio Alfonso Guerra, sino en otro mucho más profundo de licuar su esencia, todo cuanto ha sido a lo largo de su historia, para convertirla en algo muy distinto, que ni siquiera puede ser nación o Estado, sino múltiples. O nada. Operación que requiere empezar eliminando sus señas de identidad, la Guardia Civil es una de ellas, como su tricornio de charol, que en realidad es bicornio, pues le han quitado el delantero «para ampliar la frente» según Eugenio Montes, y sus correajes amarillos de gala.
Aunque fundada como «Instituto armado» hace 176 años, relativamente poco tiempo si pensamos en los siglos que España figura en la Historia, sus antecedentes se remontan a comienzos de la Edad Moderna, cuando los Reyes Católicos crean la Santa Hermandad para librar la España que acababan de forjar del bandolerismo que infestaba sus rincones interiores. « ¡Qué tranquilidad se siente -oí decir de niño en el remoto pueblo de mis abuelos- al encontrarte una pareja de la Guardia Civil!». Su fundador, el Duque de Ahumada, quiso imprimirle un sello militar, e incluso conventual, con sus Casas-cuartel, donde la guarnición, pequeña o grande, convivía, los hijos crecían bajo el lema «el honor es su divisa» y la aspiración de pertenecer al Cuerpo. Eran justo lo contrario de la España folklórica, de castañuelas y pandereta, bandidos generosos y Cármenes apasionadas que extendió la leyenda romántica. Eran el orden, la seguridad, la disciplina y el servicio. Como lo han seguido siendo hasta hoy. Por eso se alegraban de encontrárselos los vecinos del pueblo donde acaba la carretera. Y por eso han sido odiados por todos cuantos prefieren el jaleo y la bullanga, el vivir del cuento, del afanar o la mangancia. Con la Guardia Civil no hay bromas. Es posiblemente la institución más seria de España, puede incluso que la única seria, aunque tampoco lo juraría pues haría injusticia a otras no menos admirables, como las Hermanitas de los Pobres.

De lo que estoy seguro es de que allí donde se les necesite, en paz o guerra, en catástrofes naturales o provocadas, estarán ayudando a los damnificados, cumpliendo las órdenes que les dieron, serios, silenciosos, sin esperar ni siquiera las gracias. Lo llevan en la sangre y en la mente. Lo han aprendido de su padre y de su madre, en la Casa-cuartel y en la Academia. Están para servir al resto de los españoles, muy especialmente a los que se ven amenazados por cualquier tipo de peligro.

Nada de extraño que los guardias civiles se hayan ganado la inquina de quienes prefieren el desorden y la bulla, la pillería y la trampa, y que hayan venido siendo uno de los blancos favoritos de quienes desean una España indómita, febril, anárquica, donde cada uno hace su «santa voluntad», que no es tan santa y les permite imponer la suya a los demás. Tan arraigada está la idea de que la Guardia Civil significa Ley y Orden, que José Calvo Sotelo tranquilizó a su familia por el hecho de que quienes venían a detenerle estaban mandados por un capitán de la Benemérita, Fernando Condes (no fue, sin embargo, quien le dio los tiros en la nuca dentro del furgón, sino un pistolero, guardaespaldas de Prieto. El capitán moriría poco después en el frente del Guadarrama, al que acudió de inmediato). Mientras que las Casas-cuartel, donde hay más mujeres y niños que números, hayan sido uno de los blancos favoritos de ETA refleja ese afán de destruir cuanto simbolice España, junto a la cruel inhumanidad de la banda terrorista.

Saltemos al presente. El coronel Pérez de Cobos no fue el único cese que Grande-Marlaska hizo en la Guardia Civil: le precedió Félix Azón, director general de la Benemérita y le ha seguido la dimisión del director adjunto, el teniente general Laurentino Ceña, disconforme con el cese, así como la salida del número tres del cuerpo, Fernando Santafé, lo que significa un cambio completo en la cúpula del Instituto Armado. Si alguien tenía dudas de que está en marcha un intento de poner bridas a la Guardia Civil y cambiar su papel en España, quedaba demostrado: no se trata sólo de un cambio cosmético como fue poner al frente de ella a una mujer -a fin de cuentas, hay cada vez más mujeres en sus filas e incluso en su oficialidad-, sino de cambiar también su alma, su espíritu, que es lo que decide.

Como el Gobierno sabe que no va a ser fácil, incluso cambiando la cabeza, ya que ese espíritu impregna el cuerpo que viste de verde oliva, hemos visto una ofensiva por tierra, mar y aire para anular el revuelo armado por los ceses y dimisiones. Empezó con la indignación del ministro Grande-Marlaska al ver publicado un informe de la Guardia Civil sobre las manifestaciones feministas del 8 de marzo, del que no tenía noticia. Consultada la directora general del cuerpo y sus altos mandos, pudo enterarse de que la orden del informe la había dado Pérez de los Cobos a requerimiento de una juez, que le recomendaba absoluta discreción, cosa que hizo. Grande-Marlaska lo tomó como una deslealtad y decidió el cese inmediato del coronel, sin tener en cuenta que había actuado como Policía Judicial. Al darse cuenta del patinazo, explicó que el cese «estaba ya previsto». Es posible, pero ¿por qué ahora? Al mismo tiempo, la brigada informática del ministerio lanzaba una campaña para desprestigiar dicho informe asegurando que estaba «lleno de inexactitudes». ¿Por qué le tienen, entonces, tanto miedo? Y no satisfechos con ello, han lanzado a la Abogacía del Estado contra la juez, acusándola de «abrir una causa general contra el Gobierno». ¿Tan grave es la situación? A fin de cuentas, quien corre peligro es su delegado en Madrid, un socialista de segunda clase, que autorizó las manifestaciones en las que el Covid-19 hizo su agosto en marzo. El rumor de más peso es que quieren hacer de la Guardia Civil otra policía más. Puede ser. Pero eso sólo confirmaría rumores y temores.

El mío es que detrás de esta ofensiva haya una causa general, pero contra la Guardia Civil, para desnaturalizarla y poder desnaturalizar España más fácilmente. Quienes llevan muchos años intentándolo, que van desde los separatistas a la extrema izquierda, saben que es el primer y último obstáculo que deben superar. Y no olvidemos que la ultraizquierda ya está en el poder y que los separatistas lo condicionan. Quiere ello decir que los acontecimientos que tanto revuelo han armado últimamente no se limitan a unos ceses o dimisiones, sino a cómo va a quedar España tras la pandemia del Covid-19 y la crisis económica que se nos viene encima. Intento no ser catastrofista, pero la atmósfera que respiramos, los insultos que se cruzan, las mentiras que circulan y las pocas salidas que se ven no invitan al optimismo. Y para después de los difíciles momentos que vamos a vivir, preferiría seguir encontrándome con la pareja de Guardia Civil por los caminos de España, aunque me pusiera una multa por ir demasiado deprisa.
¿Qué es el Cupo?

Es la cantidad que se paga a la Administración central para sufragar las competencias propias del Estado y que no pueden ser transferidas como Defensa, Asuntos Exteriores o la Corona. La Ertzaintza, por ejemplo, está dentro de los Cuerpos de Seguridad del Estado, lo que obliga a una compensación en la cuantía a abonar, ya que los recursos para su mantenimiento proceden del Ejecutivo autonómico.

¿Cuánto se paga de Cupo?

Con independencia de la cuantía de sus ingresos o de ... (ver texto completo)
La cuestión es que el Cuerpo de Policía Nacional y Guardia Civil deberían estar bien pagados y no lo están, ese es quiz.
Mesquida: "Sánchez intenta controlar la Guardia Civil y no lo conseguirá"

DANIEL RAMÍREZ.
Interesante entrevista, vean la (web)
Mesquida: "Sánchez intenta controlar la Guardia Civil y no lo conseguirá"

DANIEL RAMÍREZ.
Inda: «La explicación es muy sencilla, Sánchez e Iglesias odian a la Guardia Civil y aman a Otegi»

OKDIARIO. 29/05/2020 08:00.

Eduardo Inda tiene muy clara la explicación de lo que está sucediendo esta semana en el seno del Ministerio del Interior con la purga de distintos altos mandos de la Benemérita: «Pedro Sánchez y Pablo Iglesias odian a la Guardia Civil y aman a Otegi».

Fernando Grande-Marlaska ha pasado de autodenominarse «juez conservador a autocalificarse ahora de ministro progresista», relata Inda, que detalla cómo el PP negoció con Marlaska para convertirle en fiscal general del Estado. «De la tontuna que históricamente ha caracterizado al Partido Popular, formación acomplejada donde las haya, da perfecta cuenta la identidad de una de las personas con las que negociaron para que fuera fiscal general de Estado en la era Rajoy», recuerda Inda, que desvela inmediatamente la identidad del sujeto. «Ojo al dato, adivina adivinanza: Fernando Grande-Marlaska. Se lo repito, Fernando Grande-Marlaska, para que no piensen que me he equivocado», dice Eduardo Inda.

Y es que el magistrado ha dado un giro ideológico completo, como recuerda Inda, ya que «el que se denominaba juez conservador y ahora se autocalifica de ministro progresista, ha conseguido en menos tiempo que nadie ser por derecho propio el peor ministro del Interior. En 40 años de democracia nadie había conseguido tener en tan poco tiempo sublevada a la Policía y absolutamente en rebelión a la Guardia Civil».

«Y por qué sucede todo», se pregunta Inda. «Pues porque, cual mafiosete de tres al cuarto, se venga de Pérez de los Cobos porque ha hecho un informe sobre la influencia que tuvo el 8-M en la pandemia –en que se disparase el número de contagios y de muertos– que no le gustó, no le gusta ni a él ni al Gobierno», recalca Eduardo Inda, pese a que Pérez de los Cobos actuaba como mando de la Policía Judicial a las órdenes de la juez «y no como representante del Gobierno».

No es la única teoría que circula sobre la destitución de Pérez de los Cobos, como explica Inda: «Otras teorías dicen que se lo cargaron, simple y llanamente, por imposición de los golpistas catalanes. Hay que recordar que el señor Pérez de los Cobos estuvo al frente del dispositivo de la Guardia Civil durante el golpe de estado del 1-O», mientras otros achacan la purga directamente a una «imposición de Bildu. Obviamente a Bildu no le gusta nada la Guardia Civil porque sus amiguetes de ETA asesinaron a 200 de ellos en sus años de terrorismo salvaje», recuerda el director de OKDIARIO.

Inda asegura que «no sé cuál es la verdadera explicación de la destitución del señor Pérez de los Cobos. La más plausible es mucho más sencilla: al señor Sánchez le mola mucho más Bildu y Otegi, el antiguo jefe de la banda terrorista ETA. Y no digamos ya a Pablo Iglesias. Ellos quieren cargarse la Guardia Civil porque odian a la Benemérita y les mola el señor Otegi, los amigos de ETA y el entorno proetarra. No hay otra explicación. Ni más ni menos. Tan sencillo como eso. Odian a la Guardia Civil y aman a los amiguetes de ETA».
De los Cobos también dijo “no” a Roldán cuando le pidió que le identificara a un chivato etarra.

El que fuera número 1 del Instituto Armado amenazó a un joven Pérez de los Cobos con abrirle expediente porque se negó a facilitarle la identidad de un infiltrado en ETA que quería cobrar 180.000 euros.

M. A. RUIZ COLL. 28/05/2020 06:45.

El ministro Fernando Grande-Marlaska ha destituido al coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, por negarse a facilitarle un informe confidencial dirigido al Juzgado de Instrucción número 51 sobre la decisión del Gobierno de autorizar las manifestaciones del 8-M en plena pandemia.

Genio y figura. En su larga trayectoria en el Instituto armando, jalonada de reconocimientos, no es la primera vez que Pérez de los Cobos se expone a graves consecuencias disciplinarias por desafiar la orden de un superior que consideraba injusta o que chocaba con sus férreas convicciones.

Ocurrió en los años 90, bajo la presidencia de Felipe González, cuando Luis Roldán era el todopoderoso director general de la Guardia Civil y un joven teniente Diego Pérez de los Cobos desarrollaba su labor en el servicio de Información del Instituto armado, en tareas de lucha contra el terrorismo de ETA.

El teniente coronel Ángel González, entonces responsable de la Unidad Central de Información de la Guardia Civil, acudió al despacho de Roldán para comunicarle que sus hombres se habían ganado la confianza de un confidente que podía facilitar información sobre los movimientos políticos de ETA.

El ‘topo’ pedía 30 millones de pesetas.

No obstante, el informador quería cobrar 30 millones de pesetas de la época (180.000 euros), una cantidad que Luis Roldán consideró excesiva. En ocasiones, el CESID había llegado a pagar esta cantidad, con cargo a los fondos reservados, por información vital que permitiera desarticular a un comando de ETA y detener a varios miembros de su cúpula. Pero el director general no estaba seguro que este fuera el caso.

« ¿Treinta millones? Eso es mucho dinero«, objetó Luis Roldán, « ¿quién es el confidente? ¿Nos va a entregar algún comando? ¿Qué clase de información nos puede a facilitar?». Su interlocutor no supo darle más detalles: «No sé quien es el confidente, ha contactado con él el teniente Pérez de los Cobos».

«Pues que suba, y veamos si realmente la información que puede conseguir vale 30 millones», ordenó el máximo responsable de la Guardia Civil. Poco después se presentó en su despacho el teniente Diego Pérez de los Cobos. Pero cuando el director general le pidió el nombre del confidente, el oficial se negó a dárselo porque se había comprometido a proteger su identidad.

«Teniente, le recuerdo que está hablando con el director general de la Guardia Civil. Si no acata mis órdenes tendrá que asumir las consecuencias», le espetó Luis Roldán, que no estaba dispuesto a tolerar ninguna insubordinación. Pero el joven teniente se mantuvo es sus trece: se negó a desvelar el nombre ante el máximo responsable de la Guardia Civil, por temor a que cualquier fuga de información pusiera el peligro el trabajo que había desarrollado durante meses para captar al topo.

La caja fuerte de Luis Roldán.

Su actitud agotó la paciencia de Luis Roldán: « ¡Póngase en pie y firmes! ¡Le ordeno que me dé el nombre de ese informante!«. Sobresaltado, Pérez de los Cobos se puso en pie, intentó disculparse pero se mantuvo su negativa con la misma firmeza. Malhumorado, Roldán zanjó la cuestión: «Muy bien, retírese».

El director general llamó de nuevo a su despacho al responsable del servicio de Información: le dio instrucciones de que destituyera inmediatamente a Pérez de los Cobos y le abriera un expediente disciplinario por desobediencia. Roldán sentía que el joven teniente había desafiado su autoridad por ser un mando civil: si se encontrara ante un general de la Guardia Civil, no se habría atrevido a desobedecer sus órdenes.

El servicio de Información de la Guardia Civil protegía la identidad de sus confidentes con un nombre en clave. El propio Luis Roldán guardaba en la caja fuerte de su despacho un libro con la identidad real de cada uno de los informadores del Cuerpo, clasificados según su nivel de fiabilidad y su proximidad a los objetivos operativos: A1, A2…

Al día siguiente, el teniente coronel Ángel González regresó al despacho de Roldán, para interceder por su subordinado: «Debería usted disculparle, es un chico muy joven, con poco experiencia, todavía no sabe cómo funciona esto… pero hasta ahora ha hecho un gran trabajo». El jefe del servicio de Información reveló entonces el nombre del confidente, que Pérez de los Cobos había accedido a darle. Se trataba de un personaje del mundo abertzale, próximo al diario Egin, que durante años actuó como el brazo mediático de la banda terrorista ETA.

La liberación de Ortega Lara.

El topo captado por Pérez de los Cobos podía facilitar información sobre los movimientos políticos de la banda, pero no sobre la identidad de sus comandos ni sobre los atentados que preparaba. Luis Roldán descartó entonces el pago de 30 millones de pesetas, una cifra considerable para la época. El servicio de Información de la Guardia Civil contaba con confidentes de mucho mayor nivel, que habían permitido adelantarse a los movimientos de la cúpula de ETA, colocar micrófonos en sus lugares de reunión y descabezar varias veces a la banda.

Pero ya en aquel momento, el director general de la Guardia Civil tuvo constancia de la tenacidad del joven teniente Diego Pérez de los Cobos que, pocos años después, en 1997, participó en la liberación del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, al que ETA mantuvo encerrado en un zulo durante 532 días.

No obstante, aquel enfrentamiento con Luis Roldán poco tuvo que ver con el que ahora ha provocado su destitución como jefe de la Comandancia de Madrid. En aquella ocasión, el exceso de celo llevó a Pérez de los Cobos a desobedecer la orden del máximo responsable de la Guardia Civil, quizá porque la condición de civil de Roldán le restaba a su juicio autoridad.

Por el contrario, ahora el teniente coronel Pérez de los Cobos ha sido destituido fulminantemente por negarse a violar el secreto de sumario dictado por la la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, que investiga la responsabilidad del delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por autorizar las manifestaciones del 8-M en plena pandemia.

Ha sido asesor de Rubalcaba.

A través de sus superiores, el ministro Grande-Marlaska exigió a Pérez de los Cobos que le facilitara el informe confidencial elaborado por la Policía Judicial –cuyo único destinatario legal era la juez instructora– para conocer cómo puede afectar esta causa al Gobierno de Pedro Sánchez.

El teniente coronel Diego Pérez de los Cobos fue asesor personal del ministro socialista de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba durante cinco años, desde 2006 a 2011. Ya bajo el Gobierno de Mariano Rajoy, fue el encargado de coordinar el dispositivo policial para impedir el referéndum ilegal de independencia del 1-O, bajo las órdenes de la Fiscalía Superior de Cataluña.

Su hermano, Francisco de Asís Pérez de los Cobos, ha sido presidente del Tribunal Constitucional entre 2013 y 2017. Durante el juicio contra los golpistas del 1-O, el teniente coronel Pérez de los Cobos señaló la responsabilidad del mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero y afirmó que el dispositivo diseñado por la Policía autonómica estaba destinado, en realidad, a facilitar la celebración del referéndum ilegal. Por este motivo, ERC había reclamado a Pedro Sánchez varias veces la cabeza de Pérez de los Cobos.
Interior releva al número 3 de la Guardia Civil en plena crisis por la investigación del 8M.

Santafé será sustituido por Blázquez, que asciende a teniente general.

Cruz Morcillo / Pablo Muñoz.

PD: ¡MENUDA LA QUE TIENE TOMADA ESTE GOBIERNO SOCIALCOMUNISTA!
Paco, totalmente de acuerdo contigo, poco más puedo decir.

Saludos y buena comida.
El socialcomunismo rabia y se revuelve contra la Guardia Civil.

OKDIARIO. 26/05/2020 22:16.

Mientras el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, trata de apagar los ecos de la polémica por la destitución sectaria del coronel Pérez de los Cobos anunciando una subida salarial para la Guardia Civil, el socialcomunismo se retrata saliendo en tromba contra el informe de la Benemérita que desnuda los argumentos del Gobierno de que no conocía en vísperas del 8-M los demoledores efectos del coronavirus. La consigna es clara: calificar el informe del Instituto Armado de «fake» o de cúmulo de «medias verdades», sugiriendo que la Guardia Civil presentó a la juez que investiga la celebración de manifestaciones en Madrid durante los primeros días de marzo datos manipulados con intención de perjudicar al Ejecutivo. A esa estrategia mezquina se han sumado las terminales mediáticas de la izquierda, que de forma machacona insisten en descalificar la actuación del Instituto Armado.

Estamos ante una operación de deslegitimación del papel de la Guardia Civil, un intento desesperado de desacreditar a un Cuerpo que se ha caracterizado siempre por su independencia de criterio y de actuación respecto al poder político y su defensa del Estado de Derecho. El coronel Pérez de los Cobos es sólo una pieza más de una estrategia de amplio espectro que pretende demoler la institución, al convertirse en dique de contención de un Gobierno que ha mostrado su rostro más totalitario y sectario. La Guardia Civil es el objetivo a batir, la pieza que la extrema izquierda quiere cobrarse para que el socialcomunismo pueda ejercer el poder sin límites.

Cuando la misma Guardia Civil que ahora critican realizaba informes que apuntaban a la corrupción del PP, la Benemérita era para el socialcomunismo un ejemplo de independencia y rigor profesional, pero ahora que apunta a la actuación negligente, falaz y arbitraria del Gobierno, el socialcomunismo y sus terminales mediáticas rabian y se lanzan a una nauseabunda campaña de descrédito de la Benemérita. Son así y sus actos les delatan. No cabe mayor hipocresía.
Paco, preciso y conciso, estoy seguro que todos los foreros lo entenderán perfectamente, a mi que ha quedado clarísimo.

Un saludo y buen día.
Las mismas que un peine de carey
Estás confundido lo mismo que tu ministro, el "Chicarrón del norte"
Es evidente que esas asociaciones de guardias no pusieron en el cargo al coronel. Seguramente que el general de la G Civil se ha cargado a mas de un subordinado, y estas asociaciones chitón.
Sigues si saber cuanta puntas tiene un peine de jumillla.
Asociaciones de guardias civiles censuran la intromisión de Marlaska: «Es un alarde de despotismo»

La principales piden que el ministro del Interior explique los motivos de la destitución de Diego Pérez de los Cobos.

EFE.

MADRID. Actualizado: 26/05/2020 10:38h.

La principales asociaciones de guardias civiles piden que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, explique los motivos de la destitución del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos, ya que se trata de una decisión inusual que no ha sido argumentada.

Marlaska ha destituido a Pérez de los Cobos por «pérdida de confianza», han confirmado a Efe fuentes del Ministerio este lunes, pero no han desvelado los motivos de esa pérdida de confianza.

Fuentes próximas al instituto armado han indicado a Efe que el cese puede estar motivado por un informe que la Guardia Civil remitió al Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, que investiga al delegado del Gobierno, José Manuel Franco, por autorizar las manifestaciones del 8-M del Día de la Mujer, cuando ya había brotes de coronavirus.

La asociación mayoritaria en la Guardia Civil, AUGC, pide que el Ministerio explique los motivos del cese de Pérez de los Cobos con transparencia, ya que se trata de «una decisión extraordinaria», en palabras de su portavoz, Juan Fernández.

Esta asociación dará su opinión sobre la destitución cuando tenga esa explicación de Interior.

En la misma línea, la AEGC confía en que Interior «aclare las razones oficiales que han motivado este cese fulminante», ya que por el momento «parece que hay varias versiones», explica a Efe su portavoz, Juan Amado.

Esta asociación ha publicado un tuit en el que advierte que la «AEGC está en contra de cualquier decisión arbitraria o subjetiva que pueda condicionar la vida de un guardia civil» y espera la aclaración de Interior.

La APROGC asegura que «al coronel Pérez de los Cobos le han cesado por cumplir las órdenes de la juez» que investiga a José Manuel Franco por la manifestación del 8-M, una magistrada que -añade- dio para esa investigación «órdenes estrictas, entre ellas la más absoluta confidencialidad y objetividad».

La APROGC defiende que Pérez de los Cobos actuó correctamente e incide en que su cese es «un alarde de despotismo» por parte de los responsables de Interior, que «no quieren a un profesional independiente».

La JUCIL solicita una aclaración urgente de la destitución del coronel y considera que el ministro del Interior «se ha basado únicamente en criterios políticos para la toma de decisiones relacionadas con la Guardia Civil, sin tener en cuenta las tareas encomendadas a este cuerpo en el régimen constitucional».
Marlaska completa con cinco meses de retraso la equiparación salarial en pleno cisma con la Guardia Civil.

Niega que sea un intento de reconciliación tras la brecha abierta por el cese de Pérez de los Cobos.

Laura L. Caro.

PD: ¡MENUDA PRISA LE HA ENTRADO AL "CHICARRÓN DEL NORTE"
L. L. C.

MADRID Actualizado: 26/05/2020 17:39h.

Fernando Grande-Marlaska ha anunciado hoy por sorpresa la aprobación del tercer tramo de la equiparación salarial de Policía Nacional y Guardia Civil -la que iguala finalmente sus nóminas a las de las policías autonómicas-, lo que en el actual contexto ha parecido un gesto llamado a dulcificar la relación con ambos Cuerpos tras el cese ayer del jefe de la Benemérita en Madrid, Diego Pérez de los Cobos. Este coronel llegó a estar al frente de ambos Cuerpos en la etapa en la que el PP los unió en un mando único.

Lo aprobado hoy supone un desembolso de 247 millones, que tendrían que haberse dotado en enero según lo acordado en 2018. El año pasado, Interior incurrió en un retraso similar y activó el segundo tramo comprometido para 2019 en abril, cuando ya los policías y guardias civiles se estaban manifestando en la calle para exigir lo que les correspondía. Tanto entonces como ahora, las subidas pendientes se pagarán con efecto retroactivo a fecha 1 de enero.

Marlaska, que hace frente a una oleada de críticas por la destitución de Pérez de los Cobos, ha desligado esta decisión salarial de la crisis por las que está atravesando. Así ha asegurado que era un compromiso del Gobierno, se ha negociado con distintos Ministerios y el asunto se abordó en la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, que el pasado jueves preparó el Consejo de Ministros.

El acuerdo del Consejo, ha explicado Marlaska, permite completar el acuerdo para la equiparación salarial alcanzado en 2018 con sindicatos y asociaciones de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, cuyos miembros verán finalmente incrementadas sus nóminas un 20 % respecto a los salarios que percibían antes del pacto. Tras hacerse efectivos los dos primeros tramos en 2018 y en 2019, con los 247 millones de euros habilitados hoy el proceso alcanza los 807 millones euros fijados en el acuerdo inicial.

Según ha apuntado Marlaska, los agentes no han pedido este tercer tramo por «su coherencia y solidaridad» en estos meses «difíciles y complejos», pero el Gobierno era consciente de la necesidad de hacer «un esfuerzo complementario» para ejecutar el compromiso alcanzado en 2018 con unas fuerzas de seguridad, cuyo trabajo y profesionalidad reconoce la sociedad.
Marlaska completa con cinco meses de retraso la equiparación salarial en pleno cisma con la Guardia Civil.

Niega que sea un intento de reconciliación tras la brecha abierta por el cese de Pérez de los Cobos.

Laura L. Caro.

PD: ¡MENUDA PRISA LE HA ENTRADO AL "CHICARRÓN DEL NORTE"
Marlaska dice que De los Cobos "decidió" su salida y trata de tapar la polémica con subidas de sueldo.

ALBERTO D. PRIETO.

PD: ¡MENUDA "CAGALITI" LE HA ENTRADO AL "CHICARRÓN" AHORA DICE QUE QUIERE EQUIPARAR LOS SUELDOS DE POLICÍAS Y GUARDIAS CIVILES CON LOS "MOZOS" DE ESCUADRA DESPUÉS DE LA CAGADA QUE HA COMETIDO YA NO SABEN POR DONDE TIRAR, ¡JESÚS QUE TROPA!
EDITORIAL ABC.

Saquen sus sectarias manos de la Guardia Civil.

La excusa para quitarse de encima a De los Cobos es una «pérdida de confianza»

ABC.

Actualizado: 26/05/2020 08:34h.

La fulminante destitución del jefe de la Comandancia de Madrid, coronel Pérez de los Cobos, después de que la Guardia Civil atendiese las órdenes de una juez que ordenó investigar la autorización gubernamental de la manifestación del 8-M cuando ya existía una alerta sanitaria internacional, vuelve a poner en el foco la utilización partidista que el Ejecutivo de Sánchez hace de la Benemérita. La excusa para quitarse de encima a De los Cobos es una «pérdida de confianza», supuestamente por no haber informado al ministro Grande-Marlaska de que investigaba un asunto que ha terminado con la imputación judicial del delegado del Gobierno en Madrid. Ni el coronel estaba obligado legalmente a hacerlo ni parece prudente que lo hiciera estando bajo investigación representantes del Gobierno, como lo son José Manuel Franco y otros altos cargos del Ejecutivo en Sanidad. E hizo bien Pérez de los Cobos en desatender la petición que le hizo Marlaska de ver el informe, para eludir cualquier posible injerencia ministerial en el mismo, toda vez que la juez advirtió al coronel de que fuera cuidadoso con las filtraciones. La petición del ministro era inadmisible. Esta purga de quien investiga (por orden judicial, insistimos) la negligencia del Gobierno en la expansión de la pandemia se une al desafortunadísimo episodio de Interior ordenando a la Guardia Civil que impidiera las críticas al Ejecutivo, alejándola de su misión constitucional («proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana», artículo 104) y endilgándole funciones de «policía política». La destitución de Pérez de los Cobos cumple además una demanda de ERC, pues era una de las cabezas que el nacionalismo quería cobrarse como responsable del dispositivo policial contra el referéndum ilegal del 1-O. Es hora de que el Gobierno saque sus sectarias manos de la Guardia Civil y deje de juguetear irresponsablemente con el prestigio de una institución con 176 años de servicio ejemplar a los españoles.

PD: ¡HASTA CUANDO ESTE GOBIERNO VA A SEGUIR DESPRESTIGIANDO A ESPAÑA!
Carta de Ayuso sobre la destitución de Pérez de los Cobos: «El Gobierno cruza una nueva línea roja»

La presidenta lamenta el cese «por motivos políticos» de «un servidor del Estado»

Sara Medialdea.

MADRID. Actualizado: 25/05/2020 22:06h.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha enviado una carta al recién destituido mando de la Guardia Civil en Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos. En la misma, señala «motivos políticos» en su cese, y asegura que «asisto con estupor, como la inmensa mayoría de los españoles» a su marcha, porque es «un servidor del Estado con una intachable hoja de servicios».

«El coronel Diego Pérez de los Cobos es un héroe de la democracia española al que le debemos, entre otras muchas cosas, la defensa del orden constitucional el 1-O de 2017», señala.

Recuerda en la misiva que fue «asesor del ministro Rubalcaba», y le califica como «un profesional íntegro e independiente, con una espléndida hoja de servicios y que arriesgó su vida en el País Vasco durante los años más duros del terrorismo etarra».

«Desde marzo de 2018 era el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid. Aquí ha actuado decididamente para mejorar la seguridad de nuestra región, especialmente en las zonas rurales, y se ha implicado personalmente en la mejora de las condiciones de trabajo del Cuerpo».

A juicio de la presidenta madrileña, «Diego Pérez de los Cobos ha sido cesado por colaborar con la Justicia investigando presuntos delitos del Gobierno durante la crisis del coronavirus. Se trata de una maniobra impropia de un sistema democrático que definitivamente hace saltar todas alarmas», insiste.

«El Gobierno cruza una nueva línea roja y lanza un aviso a navegantes: Sánchez e Iglesias no quieren profesionales independientes, buscan la sumisión. Gracias Coronel», finaliza.
Es tu opinión. Sabes lo que es un puesto de confianza, máxime de las fuerzas de seguridad?

Lo dudo
Pues no lo dudes, no, entérate bien de que va el "asunto" y luego comentas, mi General!.
Las fuerzas de seguridad no están adoctrinadas por nadie.
No te da vergüenza usarlos?
Un poco de respeto

Cuando no hay confianza entre dos personas que deben trabajar siempre en la misma dirección hay que prescindir de quie se salta las normas que seguro hay
Las normas se las pasa por el forro este gobierno de ineptos que nos está gobernando, una día dice A y el siguiente B, o sea hay que prescindir del gobierno social/comunista que tenemos.
Muere un guardia civil de 37 años por coronavirus en Alcorcón, la primera víctima de este Cuerpo.

S. L.

EP Actualizado: 18/03/2020 17:12h.
Una veintena de abertzales patean a un guardia civil en Alsasua.

Los implicados en el suceso huyeron cuando llegaron los refuerzos de los agentes.

S. E.

Actualizado: 07/02/2020 08:43h.

Una veintena de jóvenes del entorno abertzale de Alsasua (Navarra) intentaron en la madrugada de ayer linchar a dos agentes de la Guardia Civil. Uno de ellos resultó con heridas de carácter leve tras recibir varias patadas en la espalda, de las que fue atendido en el complejo hospitalario de Pamplona. Los radicales desistieron cuando otras patrullas de la Benemérita y de la Policía Foral acudieron al lugar.

Los hechos ocurrieron a las 6.25 horas de ayer, cuando una patrulla del Instituto Armado intentaba sacar de la vía pública varios contenedores que los radicales habían incendiado para formar una barricada, informa Cope. Fue en ese momento, cuando una veintena, que celebraban la festividad de los quintos por santa Águeda, se abalanzó sobre ellos, lanzándoles botellas y otros objetos. Varios radicales lograron tirar al suelo a uno de los guardias, mientras el otro trataba de llegar al coche patrulla para pedir refuerzos, logrando la llegada de efectivos del Instituto Armado y de la Policía Foral. Los refuerzos no intervinieron, puesto que los abertzales huyeron a su llegada. La investigación ha identificado a cinco; al menos uno pateó al agente.

En el mismo lugar.

El altercado tuvo lugar en la misma calle céntrica en la que se sitúa el bar Koxka, el establecimiento en el que hace tres años y medio ocho jóvenes del municipio agredieron a un teniente y a un sargento de la Guardia Civil, así como a sus parejas. Los individuos fueron condenados por las agresiones, aunque posteriormente el Tribunal Supremo rebajó las condenas de los acusados que había impuesto la Audiencia Nacional. Finalmente, los radicales se enfrentaron a penas de entre un año y seis meses de prisión y nueve años y seis meses de cárcel.

PD: ESTOS DESGRACIADOS SON LA ESCORIA DE EH BILDU, FILOTERRORISTAS Y SOCIOS DEL INDECENTE GOBIERNO QUE TENEMOS.
La odisea de Paco y sus perras, perdidos tres meses en un refugio infernal de Sierra Nevada: el rescate.

JAIME SUSANNA.
DOPAJE.

La Guardia Civil se incauta de la mayor partida de EPO de Europa.

Apresa 850 inyectables de uso legal que eran distribuidos a través de una red por un médico de un hospital público de Cádiz.

José Carlos Carabias.

Actualizado: 30/01/2020 09:08h.

La Guardia Civil ha asestado uno de los golpes más potentes a los submundos del dopaje en España. En una intervención que de alguna manera recuerda a la operación Puerto que destapó las cloacas de Eufemiano Fuentes y su red fraudulenta en el deporte, la Unidad Central Operativa (UCO) se ha incautado de la mayor partida de eritropoyetina (EPO) requisada en Europa. Más de 850 inyectables de este medicamento que se emplea en uso hospitalario para el tratamiento de la anemia en pacientes con enfermedad renal crónica y también en ciclos de quimioterapia para combatir el cáncer, pero que en el deporte se considera trampa ya que la estimulación de los glóbulos rojos permite un mayor rendimiento en actividades de ejercicio aeróbico. La UCO ha detenido a un médico de un hospital público gaditano que distribuía la EPO valiéndose de su condición privilegiada. Además era el responsable de una clínica de diálisis en la provincia de Cádiz.

La principal novedad de esta operación realizada por la Unidad Central Operativa consiste en que los 900 viales de EPO eran de curso legal, eritropoyetina que se sustraía de un hospital y una clínica de diálisis para introducirlo en el dopaje deportivo.

No se trata de aprehensiones de EPO procedentes de China, India o Australia que terminaban en España a través del conducto habitual de compra por internet. Al contrario. Salían desde los dispensarios de un hospital público, medicamentos financiados cien por cien con dinero público.

Según ha conocido ABC, el procedimiento de salida de la EPO de curso legal era sencillo, algo así como la multiplicación de los panes y los peces. Un médico con cobertura para desempeñar funciones relacionados con este medicamento, realizaba un pedido por el doble de lo necesario a cuenta del hospital. Si necesitaba 20 viales de EPO, el susodicho galeno solicitaba 40. Veinte para el centro hospitalario y veinte para la distribución en la red de dopaje en la que estaban inmersas más personas. Un ciudadano serbio-húngaro con pasaporte esloveno que vivía en Barcelona y que fue detenido por los agentes españoles.

Pero el procedimiento del doctor gaditano es la clave. Realizaba el pedido de EPO multiplicado por dos: una parte para el hospital y otra para él y su trama de distribución de sustancias prohibidas en el deporte. Según los investigadores, el doctor español se valía de las grietas del Estado y de los controles sanitarios en la Junta de Andalucía para efectuar los pedidos sin levantar sospechas. Fuentes consultadas por ABC consideran que el médico ha podido estar sustrayendo medicamentos de manera ilegal durante casi diez años.

Los usuarios de la EPO, deportistas localizados por los investigadores así como otros muchos que permanecen en el anonimato, acudían a varias webs en español que ofrecían la posibilidad de adquirir el producto mágico para elevar el nivel de hematocrito y que además añadían un manual de instrucciones para utilizar, guardar e inyectarse EPO para oxigenar la sangre. Webs con denominaciones sin tapujos (epototal. eu; epobest. com) conectadas a otros de similares características (steroidesfr. com; eesteroides. com; o steroidihr. com).

Webs que han sido intervenidas por la Guardia Civil y que en realidad eran supermercados ambulantes de la trampa, que cambiaban de ubicación online o de denominación, pero nunca de función, el tráfico de medicamentos prohibidos en el deporte. Unas páginas que se relacionaban entre sí con las otras.

Los detenidos son el médico gaditano y el ciudadano serbio-húngaro que vivía en Barcelona. Los agentes de la UCO relacionan con la trama de suministro de dopaje a un exciclista profesional que reside en el centro de Europa y que también encargaba pedidos de EPO en las webs referidas para comercializar con ellos. Este exdeportista realizaba viajes de 2.000 kilómetros o más por carretera desde su domicilio hasta Barcelona cada vez que tenía que recoger la eritropoyetina y pagar al contado.

Las páginas de internet que vendían la EPO garantizaban el suministro de Eprex (una marca comercial de la eritropoyetina) de una manera “rápida y discreta con número de seguimiento incluido”. “La EPO llega en el paquete frío”, aseguraban. Casi todas las webs ofrecían varios métodos de pago: transferencia bancaria a una cuenta en la UE, BitCoin con descuento adicional del 10 por ciento; o empresas de transferencias monetarias con base en Estados Unidos.
ESPAÑA SEGURIDAD.

Los 10 desafíos que le esperan a María Gámez, la primera mujer al mando de 75.000 guardias civiles.

Se formó en Derecho y es la menor de diez hermanos; este viernes, el Consejo de Ministros aprueba su nombramiento al frente de la Guardia Civil.

17 enero, 2020 03:24.

Fernando Grande-Marlaska apuntala su proyecto en su nueva etapa al frente del Ministerio del Interior. La renovación de la cúpula del Departamento incluye una propuesta de calado: María Gámez sustituirá a Félix Azón como directora de la Guardia Civil. A su mando, 75.000 efectivos para afrontar un puñado de desafíos esenciales, tanto en retos de protección ciudadana como en el futuro del ADN del Cuerpo.

Desde los mentideros malagueños se destaca el "orgullo" con el que María Gámez (Sanlúcar de Barrameda, 1969) habla de sus orígenes. Es la menor de once hermanos. Su padre se ganaba el jornal como farero en diferentes puntos de Andalucía. Y ella -suele presumir- se abrió paso a través de la carrera de Derecho y de oposiciones como administradora general de la Junta de Andalucía.
Marlaska propone a María Gámez, la subdelgada del Gobierno en Malaga, para dirigir la Guardia Civil.

La hasta ahora subdelegada del Gobierno en Málaga fue la responsable política del rescate de Julen del pozo de Totalán.

J. J. Madueño.

MÁLAGA Actualizado: 16/01/2020 17:12h.

María Gámez, subdelegada del Gobierno en Málaga, ha sido propuesta para ser directora general de la Guardia Civil. Gámez sería la baza de Grande Marlaska para sustituir a Félix Azón y se convertiría en la primera mujer al frente del Benemérito Cuerpo, según adelantaba Cadena Ser.

Gámez ya fue la primera mujer al frente de la Subdelegación del Gobierno en Málaga y, en el desempeño de estas funciones, destacó la forma en la que fue capaz de llevar el rescate de Julen en Totalán el año pasado, siendo la principal resposable política sobre el terreno durante los casi 13 de interminable rescate.

El puesto al que opta Gámez al frente de la Dirección General del instituto armado ha quedado vacante tras el cese de Félix Azón. Fuentes de Interior han asegurado que «no hay ninguna decisión tomada y que se están estudiando todavía varios perfiles». Desde Defensa, por su parte, se ha subrayado que se trata de un puesto que tiene que ser consensuado entre ambos ministerios.

Las citadas fuentes han confirmado que se trabaja para nombrar a la primera mujer que dirija una institución con 175 años de historia. La Guardia Civil ha desarrollado en los últimos años un papel muy relevante en las investigaciones judiciales en respuesta a la estrategia de los partidos independentistas en Cataluña.

También es el cuerpo que desarticuló el pasado septiembre un grupo próximo a los Comités de Defensa de la República (CDR), investigados en la Audiencia Nacional por delitos de terrorismo.

El nombramiento en la dirección de la Guardia Civil es uno de los más esperados desde que la noche del martes 14 se confirmó que el ministro Grande-Marlaska había comunicado a Félix Azón que no seguía al frente del instituto armado, tras una gestión que había sido cuestionada internamente.

Los cambios en la cúpula de Interior incluyen la salida de la diputada socialista Ana María Botella, que fue portavoz de esta materia en el Congreso hasta que Pedro Sánchez ganó la moción de censura en 2018, y a quien releva en el puesto Rafael Pérez, juez como Grande-Marlaska y que ocupó estos 19 meses el puesto de jefe del Gabinete del ministro.
Donde tú desde luego no.

No se trata de estar presente en el aula, se trata de comprender y... aplicar
Precisamente es lo que te falta a ti.
Que es lo que no entiendes?
Nada de lo que dices, es imposible lo tuyo, ¿has estudiado alguna vez?
"Estos" como tu dices tienen más dignidad que tú, besug*
«Marlaska tiene que dimitir si ha mentido a la Guardia Civil»

Unas 200 familias del Cuerpo deberán salir de Navarra tras la cesión de Sánchez al PNV.

Cruz Morcillo.

Pablo Muñoz.

MADRID Actualizado: 02/01/2020 08:32h.

Los guardias civiles están en pie de guerra tras la cesión de Pedro Sánchez al PNV que implica la expulsión de los agentes de Tráfico de Navara en seis meses. El punto tercero de ese acuerdo para facilitar la investidura del presidente del Gobierno establece que «se procederá en el plazo de seis meses al traspaso de las competencias de tráfico a la Comunidad Foral Navarra, con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a la CAV (Comunidad Autónoma Vasca)». El compromiso del PSOE con los nacionalistas aboca a la pérdida de casi 200 agentes de sus destinos, sus casas y sus vidas.

«Marlaska y el director general, Félix Azón, tienen que dimitir si han mentido a la Guardia Civil», exigen desde APROGC (Asociación Pro Guardia Civil), cuyos miembros lo pedirán formalmente si el citado acuerdo sigue adelante. El pasado 16 de septiembre el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, visitó la Comandancia de Navarra y negó «rotundamente y sin ambigüedades» que se fuera a producir ningún traspaso de competencias ante mandos y guardias, incluidos los de la Agrupación de Tráfico. Dos meses después, Azón en el mismo escenario, reiteró que no estaba previsto «de manera inmediata que se transfiera tráfico a Navarra», según quienes estuvieron presentes en esa reunión. La palabra de uno y otro ha quedado desacreditada por las aspiraciones del candidato a La Moncloa.

«Si este plan para expulsar a los guardias civiles de Navarra continúa adelante, AUGC marcará un duro calendario de movilizaciones», ha anunciado la asociación mayoritaria del Cuerpo. Recuerdan que ya ocurrió en Cataluña y en el País Vasco en 1998, pero no están dispuestos a aceptar que se repita en Navarra.

Falta de compromiso.

Acusan a Marlaska y al director general de no haber sabido defender el trabajo y la posición de la Guardia Civil como un cuerpo de seguridad pública del Estado. «Su inacción y falta de compromiso para defender a los casi doscientos guardias civiles de tráfico destinados en Navarra supondrá la enésima cesión en competencias de seguridad pública que lleva a la Guardia Civil a seguir cediendo espacio geográfico de actuación y competencias», aseguran en un comunicado.

Las asociaciones van a pedir explicaciones al Gobierno, a través del Ministerio del Interior. Y después pasarán a la acción. «Los compañeros están muy preocupados y carecen de información. Nos enteramos por la Prensa», explica Juan Fernández, portavoz de AUGC a ABC. Cuando se hizo el traspaso de competencias de Guardia Civil a Mossos d’Esquadra, los agentes tuvieron la opción de integrarse en el cuerpo autonómico catalán. En el caso de Navarra, carecen de cualquier tipo de información pero existen serias dudas de que se les ofrezca la oportunidad de reconvertirse en Policía Foral con Bildu sosteniendo el Gobierno foral. «Ellos quieren seguir allí y como guardias civiles», insisten las fuentes consultadas.

El acuerdo alcanzado por Sánchez con los nacionalistas vascos, minoritarios en Navarra, tiene otra derivada que ni siquiera se ha tenido en cuenta. En seis meses –y lo admiten fuentes de Interior– la Policía Foral no tiene capacidad para sacar 200 agentes de tráfico a las carreteras. Primero habría que convocar nuevas plazas o cambiar destinos (dejando huecos en otras áreas de su competencia) y luego formarlos en materia de Tráfico, una de las especialidades históricas de los hombres de verde. Es decir, el ciudadano recibirá peor servicio.

«No se fían ni de ellos»

«Estas prisas solo tienen una justificación política. Ni ellos se fían del tiempo que van a estar en el Gobierno, por eso quieren hacerlo cuanto antes», explican desde APROGC. «Los acuerdos políticos no pueden ir en perjuicio de los guardias civiles que prestan servicio en Navarra y de sus familias. Están perfectamente integrados y ejercen con absoluta profesionalidad y entrega».

Miembros de esta asociación llevan más de un año pidiendo explicaciones. En noviembre de 2018 se reunieron con el delegado del Gobierno en Navarra sin obtener información y poco después, el 15 de ese mismo mes, todas las asociaciones enviaron una carta a la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, en la que le pedían una reunión urgente para hablar de Navarra y las competencias de Tráfico. Silencio es lo que obtuvieron. Hasta hoy. En cuanto se forme el Gobierno piensan redoblar la petición de explicaciones.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, asegura que la transferencia es «constitucional y legal» basándose en una sentencia del Tribunal Supremo. Pero dicha sentencia solo reconoce a la DirecciónGeneral de Interior del Gobierno Foral la facultad para establecer medidas especiales de regulación del Tráfico, en el ámbito de sus competencias; también que el Estado sigue siendo competente para ejercer dicha vigilancia a través de la Guardia Civil; en ningún caso impone que deba ser la Policía Foral la que la asuma en exclusiva.

El control de Emergencias.

Desde APROGC denuncian lo que ya está ocurriendo con la coordinación policial. El centro de mando y control de la Policía autonómica navarra tiene en sus dependencias la plataforma del 112, de manera que este Cuerpo recibe al momento cualquier aviso. «Los operadores de la Policía foral activan sus recursos y solamente cuando lo consideran necesario y en algunos casos cuando ya no tienen más remedio, comunican la incidencia a la Policía Nacional o la Guardia Civil». Según fuentes de ambos Cuerpos, reciben los avisos únicamente cuando los forales no tienen efectivos, dejando de lado los criterios de cercanía y especialidad.
El PNV expulsa a la Guardia Civil de Tráfico de Navarra gracias al PSOE.

El 16 de septiembre Marlaska garantizó a los mandos que no perderían la atribución.

Gema Santamaría.

Pablo Muñoz.

PAMPLONA - MADRID- Actualizado: 31/12/2019 08:24h.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha demostrado ser capaz de cualquier cosa por seguir en La Moncloa, hasta el punto de conceder al PNV exigencias para una comunidad, como Navarra, en la que es minoritario. El acuerdo alcanzado ayer entre Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar a cambio de los votos del PNV supone de facto que la Guardia Civil se quede casi sin competencias reales en Navarra. El presidente en funciones se ha comprometido a que «se procederá en el plazo de seis meses al traspaso de las competencias de Tráfico a la Comunidad Foral de Navarra con el mismo contenido y extensión que las realizadas en su momento a la Comunidad Autónoma Vasca».

La cesión es mucho más llamativa si se tiene en cuenta que el pasado 16 de septiembre el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se comprometió, en una visita a la Comandancia de Navarra, a mantener las competencias del Instituto Armado en esa materia. Es fácil imaginar, por tanto, la conmoción que la noticia ha provocado en la Guardia Civil.

Nulo entusiasmo.

Fuentes de Interior se limitan a explicar que «es verdad que hay algunas sentencias que van en ese sentido», aunque añaden a continuación que la Policía foral no está en condiciones de asumir la competencia, al menos a medio plazo. En cualquier caso, ninguna de las fuentes de ese departamento consultadas mostraban especial «entusiasmo» por la concesión hecha al PNV, que deja al ministro en una situación delicada.

El hecho de que el presidente del Partido Nacionalista Vasco negocie sobre Navarra con el presidente del Gobierno ha causado un profundo malestar en la oposición navarra. El portavoz de Navarra Suma y presidente de UPN, José Javier Esparza Abaurrea, mostró ayer su rechazo total y calificó de escándalo el pacto de Gobierno alcanzado por PSOE y PNV.

Esparza consideró que «aceptar la histórica exigencia del nacionalismo vasco de que la Guardia Civil salga de Navarra es el colmo de la desvergüenza» y criticó que el acuerdo de Pedro Sánchez y Andoni Ortuzar sobre Tráfico supone una atribución de representación de Navarra «que las urnas les han negado». «Los ciudadanos de la Comunidad foral no dieron un diputado al PNV», subrayó. «Lo evidente es que quien gobierna en Navarra es el nacionalismo vasco y no el PSN». En opinión del líder regionalista, «el PSN tendrá que explicar el sinsentido de la firma de este acuerdo» y «la contradicción cuando hace pocas semanas defendían el mantenimiento de la Guardia Civil en Navarra».

Esparza afirmó que UPN «siempre ha defendido que queremos que la competencia de Tráfico sea traspasada a la Comunidad foral», pero quieren que la prestación del servicio se haga de forma conjunta y complementaria por Guardia Civil y Policía Foral, como hasta ahora. Para el líder de UPN, que la presidenta, María Chivite, «acepte que el PNV negocie competencias para la Comunidad foral en su nombre retrata a lo que ha llegado el socialismo navarro». Apuntó que el PSN «hoy es una marioneta en manos del PNV» y calificó de «traición a Navarra y a España» que «el socialismo navarro y español acepte una de las grandes prioridades del nacionalismo vasco, como la de echar a la Guardia Civil de Navarra.

Por contra, el vicepresidente del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, valoró ayer muy positivamente que el presidente en funciones haya ratificado su compromiso con el traspaso de las competencias de tráfico en el acuerdo de investidura firmado con el PNV.

Remírez, que recordó que desde hace meses el departamento de Economía y Hacienda negocia la actualización del Convenio Económico, alabó en un comunicado el hecho de que Sánchez «ratifique su compromiso con las transferencias de tráfico y seguridad vial a Navarra, en sintonía» con el acuerdo de legislatura suscrito por PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E y conforme a lo que contempla el Amejoramiento, informa Efe.
Cayetano González.

Los apoyos de Sánchez insultan a la Guardia Civil.

2019-09-03.

El pasado sábado, Alsasua volvió a celebrar un año más el Ospa Eguna (Día del Adiós o de la Expulsión), una supuesta fiesta llena de insultos y de mofas dirigidos a los efectivos de la Guardia Civil que hay en ese pueblo navarro, el mismo donde sólo hace tres años dos guardias civiles que estaban cenando con sus parejas en un bar recibieron una brutal paliza a manos de ocho vecinos, que han sido condenados a trece años de cárcel por la Audiencia Nacional.

No tengo ninguna duda de que la inmensa mayoría de los españoles valoran muy positivamente y con mucho agradecimiento la labor sacrificada, abnegada y eficaz que durante tantos años el Instituto Armado ha desarrollado en la lucha contra el terrorismo de ETA, que tuvo en Navarra uno de sus principales campos de acción, al punto de que mató allí a 42 personas. Hay que recordar también que han sido 209 los guardias civiles asesinados por ETA a lo largo de su macabra trayectoria criminal. A este respecto, recomiendo la lectura del libro Sangre, sudor y paz, escrito por Lorenzo Silva, Manuel Sánchez y Gonzalo Araluce, donde se relata con todo lujo de detalles la labor de la Guardia Civil en la lucha contra la banda terrorista.

Pero hay una parte de la sociedad vasca y también de la navarra que está profundamente enferma; de una enfermedad inoculada durante muchos años por los efectos perversos del terrorismo etarra y que tiene en el odio a España y a todo lo que represente a la nación española uno de sus principales síntomas. Y, claro, la Guardia Civil ocupa uno de los lugares más destacados en esa representación y defensa de España.

Que en un municipio de unos 7.500 habitantes unos 1.000 salgan a la calle para insultar e injuriar a unos servidores públicos que lo único que hacen es velar por la seguridad y la libertad de todos es una muestra evidente de esa enfermedad, que durante este verano ha tenido otras manifestaciones vergonzosas e indignas, como el recibimiento que se hizo en Oñate (Guipúzcoa) a uno de los torturadores-secuestradores de José Antonio Ortega Lara tras salir de la cárcel.

Es muy preocupante que el Estado de Derecho no sea capaz o no tenga la voluntad de impedir estos homenajes a etarras, estos actos insultantes a una institución como la Guardia Civil; conviene subrayar que esos jóvenes y no tan jóvenes que se lo pasaron tan bien el sábado en Alsasua mofándose de la Benemérita forman parte de ese conglomerado abertzale en el que se ha apoyado Pedro Sánchez para hacer a María Chivite presidenta de Navarra, en detrimento de los partidos constitucionalistas agrupados en torno a Navarra Suma, que no sólo ganaron las elecciones forales, sino que lo hicieron con una enorme diferencia respecto al segundo partido, el PSN.

No hay que cansarse de insistir en este extremo: el Pedro Sánchez que se ha pasado todo el verano pidiendo al PP y a Ciudadanos que piensen en España y faciliten su investidura para no tener que depender de los partidos independentistas es el mismo que para gobernar en Navarra no dudó ni un instante en apoyarse en la marca local del PNV (Geroa Bai) y en la necesaria abstención de Bildu.

Resulta irritante y farisaico que ahora el PSN se avenga a condenar en el Parlamento de Navarra lo sucedido en Alsasua. ¡Ya está bien de tanta falsedad, de tanta mentira, de tanta falta de principios por parte de los socialistas! Ni España ni Navarra se merecen un PSOE y un PSN capaces de ese doble juego. ¿A quién pretenden engañar? Traspasaron la línea roja de apoyarse en los amigos de ETA para gobernar, y ahora se empiezan a ver las consecuencias. Lo de Alsasua es sólo un capítulo. Ya lo dijo Otegui: "Nos conviene que gobierne Sánchez".

R-1º.
¡Viva la GUARDIA CIVIL ESPAÑOLA!
Barra libre de odio a la Guardia Civil.

ETA sigue causando terror en las almas de los pusilánimes aunque sus pistoleros ya no maten.

Isabel San Sebastián.

Actualizado:

02/09/2019 02:35h.

¿Se imagina alguien un Día del Adiós o de la Expulsión celebrado en cualquier pueblo de España bajo el lema «fuera judíos», «fuera musulmanes», «fuera mujeres», «fuera gais» o «fuera negros»? ¿Sería concebible un Día del Inútil referido a esas mismas personas? No ¿verdad? Si cualquier autoridad municipal, peña popular o ciudadano particular tuviese la ocurrencia de convocar semejantes barbaridades, se enfrentaría de inmediato a un sinfín de denuncias que se saldarían con una condena segura, los medios de comunicación se le echarían unánimemente encima y todos los partidos políticos harían frente común para expresar su más firme rechazo. En España están prohibidas expresiones de odio de ese tipo formuladas contra judíos, musulmanes, mujeres, gais o negros. Son delito. De hecho, constituyen flagrantes delitos de odio manifestaciones de esa naturaleza lanzadas contra cualquier colectivo, excepto la Guardia Civil y la Policía. En su caso hay barra libre. Somos tan «demócratas», tan tolerantes... tan cobardes y desagradecidos que permitimos que se injurie impúnemente a los integrantes de nuestros cuerpos y fuerzas de seguridad como si les fuera en el sueldo aguantar lo que nadie más aguanta. En opinión de Ismael Moreno y otros jueces de la Audiencia Nacional, la Ley no les ampara a ellos. A ellos se les puede odiar, menospreciar, insultar, amenazar, zaherir y humillar a voluntad, por un salario mensual que pocas veces supera los mil euros netos y, sobre todo, porque el honor es su divisa. Porque a pesar de sufrir ese trato infame ellos cumplen con su deber y permanecen en su puesto, soportando lo insoportable y arriesgando a diario la vida por proteger la suya, querido lector, la mía y la de Ismael Moreno.

Lo sucedido estos días en Alsasua, Echarri Aranaz (cuna de mi llorado Salvador Ulayar, quien tuvo que exiliarse de su tierra después de que su padre, Jesús, fuese abatido de un tiro en la cabeza cuando caminaba por la calle con él, un chaval de 13 años) y otras localidades del País Vasco y Navarra produce tanta repugnancia como estupor, tanta indignación como vergüenza, tanta pena como rabia. ¿Y aún tienen nuestros líderes la desfachatez de decirnos que ETA ha sido derrotada? ETA sigue causando terror en las almas de los pusilánimes aunque sus pistoleros ya no maten. ETA ha impuesto su relato. En los nidos donde asentó históricamente sus camadas, las crías de esa bestia asesina se divierten hoy mofándose de quienes durante décadas le plantaron cara a costa de un sacrificio inmenso. Más de trescientos guardias civiles y doscientos policías murieron víctimas de atentados a lo largo de los años en esa pugna contra el terror, defendiendo nuestro Estado de Derecho, para verse obligados ahora a agachar mansamente la cabeza y apretar los dientes porque odiarles e injuriarles está amparado, o eso dicen, por la libertad de expresión. «Fiestas» lo llaman los hijos de Satanás que les señalan. Y, con el beneplácito de la Justicia, se dedican a escenificar supuestos actos de tortura en las calles, emulando los que sus mayores de la metralleta denunciaban sistemáticamente, siguiendo el manual del buen terrorista, en cuanto eran detenidos; pasean carteles exigiendo la marcha de los uniformados; abren puestos de «tiro al fatxa» o montan homenajes por todo lo alto a los etarras hijos del pueblo, tanto más grandiosos cuanto mayor número de víctimas acumulara el homenajeado. Ni que decir tiene que al frente de esos ayuntamientos ondean las insignias negras de Bildu y Geroa Bai, con quien Pedro Sánchez negoció su investidura y la socialista Chivite ha pactado el Gobierno foral.

¡De vomitar!

Isabel San Sebastián.

Articulista de Opinión.
«El Pernales»: así aplastó un «comando» de la Guardia Civil al criminal que aterró a España.

El teniente Juan Haro López y sus hombres acabaron con la vida de Francisco Ríos González el 31 de agosto de 1907 tras una intensa cacería.

Manuel P. Villatoro.

@ABC Historia.

Le llamaban «el Pernales» porque su carácter era más duro que los pedernales. Francisco Ríos González ha pasado a la historia por ser uno de los últimos bandoleros que asolaron España con violaciones, asesinatos y robos allá por el siglo XIX. Aunque, todo hay que decirlo, su imagen fue suavizada a la postre por un romanticismo ávido de mostrar a los bandidos como almas libres que luchaban por la justicia y cuyo origen se encontraba en la Guerra de la Independencia.

Más allá de la falsedad de este mito, lo que sí es cierto es que su reino del terror terminó el 31 de agosto de 1907, día en que un grupo liderado por el Guardia Civil Juan Haro López acabó con su vida y la de su compinche. Su caza fue narrada de forma pormenorizada en el diario ABC de la época, dónde se publicó el informe de la muerte elaborado por el mismísimo oficial. El resultado fue un júbilo general que se publicó en todos los diarios.

Bandolero y violador
La historia de Francisco Ríos González comenzó el 23 de julio de 1879 en el pueblo sevillano de Estepa, donde también habían nacido otros tantos bandoleros ilustres como «El Vivillo» (que pasó de asaltante de caminos a picador de toros). Nuestro protagonista, que a la postre se ganaría el apodo de «el Pernales», pasó su infancia entre robos y delitos para tener algo que llevarse a la boca. Así, hasta que tuvo un encontronazo con la Guardia Civil por sus hurtos y se ganó un garrotazo en la cabeza que le descalabró. Fue entonces cuando se decidió a tirarse al monte, como ha quedado en la jerga popular.

A partir de entonces, y tal y como explica Lorenzo Silva en su obra « Sereno en el peligro. La aventura histórica de la Guardia Civil» (Edaf, 2017), «el Pernales» se convirtió en el prototipo de bandolero romántico. Uno de los últimos de su era. Más pronto que tarde, el camino de este bandido de 1,49 metros de altura y mirada gélida le llevó a secuestrar al hijo del importante dueño de una hacienda local. «Apresado por la Guardia Civil, las mañas de su abogado le valieron la absolución judicial», explica el popular autor en su obra.

PD: SIGAN LEYENDO LA WEB.
La Guardia Civil arrebata a los Mossos d'Esquadra sus competencias marítimas.

La cuestión de las competencias en el mar era motivo de disputa entre cuerpos desde hace tiempo.

ABC.

Barcelona.

Actualizado:

28/08/2019 10:17h.

Los Mossos d'Esquadra ya no podrán ejercer sus funciones como «policía integral de Cataluña» en las playas y costas de la comunidad. ¿El motivo? Perdieron esta competencia en la última reunión de la Comisión Nacional de Coordinación de la Policía Judicial que tuvo lugar el pasado 12 de marzo. Desde entonces, los agentes de la Generalitat solo puede hacer acciones «administrativas en ese ámbito».

Según informa hoy La Vanguardia y han confirmado a ABC fuentes del cuerpo, ya se ha formalizado un convenio entre cuerpos que cede a la Benemérita cualquier investigación que suceda en el mar. Asesinatos, lucha contra el narcotráfico o protección de autoridades en trayectos marítimos son algunas de las competencias que, desde hace meses, han perdido los Mossos.

Tal y como han señalado fuentes del cuerpo, los agentes del cuerpo de buzos y actividades marítimas de los Mossos, que se dedicaban de forma exclusiva a ello, pasarán a centrarse en «aguas internas» como pantanos o ríos. En el caso contrario, si se encuentra un cadáver en el agua o un explosivo en la playa -tal y como sucedió esta semana en Barcelona- se deberá llamar al Instituto Armado.

La cuestión de las competencias en el mar era motivo de disputa entre cuerpos desde hace tiempo. No en vano, la ley orgánica de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ampara las funciones de la Guardia Civil en el mar mientras que la ley de la policía catalana define todo el territorio catalán como escenario de actuación integral de los Mossos, también las aguas interiores marítimas.
ESPAÑA. NAVARRA.

Así "hostigan" a la Guardia Civil en las fiestas de Etxarri Aranatz: del 'tiro al fatxa' al 'Día del inútil'

María Chivite, recién investida presidenta de Navarra, se enfrenta a su primer desafío; desde la oposición le exigen que impida el acto.

9 agosto, 2019 02:40.

Gonzalo Araluce.

Inutillan egune [Día del inútil, en euskera] es el nombre con el que en Etxarri Aranatz (Navarra) se ha denominado a los actos festivos organizados este viernes. Se trata de una jornada aparentemente lúdica cuya máxima es la de expresar el rechazo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como a otras instituciones nacionales. Se organizan actos en los que se ridiculiza a las autoridades... y se les exige que se marchen de Navarra y el País Vasco.

La polémica marca las fiestas de Etxarri Aranatz en las últimas décadas. Algunos vecinos del pueblo recuerdan cómo se invitó a lanzar el chupinazo de las fiestas a los etarras que acabaron con la vida del ex alcalde del pueblo, Jesús Ulayar -en el lugar del crimen se terminarían poniendo los contenedores donde tirar la basura-.

Este año, el Ayuntamiento (gobernado por EH Bildu) hizo un hueco en su programa de fiestas para un brindis popular en apoyo a los miembros de ETA encarcelados. "Os queremos", rezaba la imagen que después distribuyeron.

El 'Día del Inútil'
Alrededor de 2.500 vecinos viven en este pueblo de la Barranca navarra, gobernado en las últimas décadas por partidos abertzales. De forma paralela al programa oficial -aunque permitido por el Consistorio- varias asociaciones juveniles pergeñan su propio programa festivo. Es en este donde, desde hace años, se recoge el Día del Inútil.

Con una novedad en esta ocasión. Porque en ediciones anteriores se organizaba el tiro al fatxa, un juego en el que había que apedrear figuras que representaban diferentes figuras a las que manifestaban su rechazo: guardias civiles y policías, pero también personajes vinculados con la monarquía o la Iglesia, entre otros.

Así lo denunció la asociación Dignidid y Justicia. La Audiencia Nacional, no obstante, no prohibió el acto al no considerar que hubiera un delito de provocación al odio contra un determinado grupo.

Este año, sin el tiro al fatxa, el programa recoge diferentes actos en los que participarán niños, jóvenes y adultos en un ambiente festivo. Actos, representaciones y juegos cuyo objetivo es demostrar su aversión hacia varios colectivos.

Piden a Chivite que lo impida
Edición tras edición, colectivos de víctimas del terrorismo y sindicatos policiales piden que se impida el "hostigamiento" a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en las fiestas de Etxarri Aranatz. "El Día del Inútil falta y acosa gravemente la dignidad de los guardias civiles", detallan desde la asociación Jucil de guardias civiles a EL ESPAÑOL.

"No lo podemos permitir -añaden-. La voz de los guardias civiles deben condenar este acto. Ya no tenemos miedo y también somos parte de esta cultura, no abandonaremos a los ciudadanos de esa parte de España".

También desde esferas políticas. María Chivite, recién nombrada presidenta de la Comunidad Foral con la abstención clave de EH Bildu, afronta con este acto uno de sus primeros desafíos en el cargo: el PP de Navarra, ahora integrado en la coalición Navarra Suma, le ha pedido "que ponga todos los medios disponibles para que no se celebre" una nueva "jornada de acoso a la Guardia Civil".
REPORTAJES.

¿Aprobaría usted el test de ortografía de la Guardia Civil? Un examen que desmiente su incultura.

La prueba eliminó a más de 10.000 aspirantes, que no supieron reconocer al menos 30 faltas de ortografía. ¿Es usted capaz de resolver la polémica prueba?

5 agosto, 2019 02:51.
La Guardia Civil entra en el Palacio de la Generalitat para buscar información del 1-O.

M. Vera.
TWITTER.

La Guardia Civil alerta del peligroso efecto «Vieja del visillo»

S. M.

Actualizado:

08/07/2019 01:24h.

La Dirección General de Tráfico (DGT) espera noventa millones de desplazamientos este verano. Con tal volumen, el riesgo de accidente es elevado, más aún si los conductores se dejan llevar por lo que la Guardia Civil ha rebautizado como efecto «Vieja del visillo»
La Guardia Civil alerta sobre esta infracción muy común que puede costarte desde 200 euros hasta cárcel.

Aunque fumar en los coches todavía no está prohibido, tirar las colillas por la ventanilla sí que se sanciona.

ABC.

@abc conocer.

Actualizado:

06/06/2019 09:38h.

Ir conduciendo y fumarse un cigarro. Una situación que, aunque por el momento está permitida, puede ser muy peligrosa, pues cualquier distracción al volante puede costarnos un susto. Lo que no está permitido es tirar la colilla por la ventanilla, pese a que todavía son muchos los fumadores que la arrojan. La Guardia Civil advierte de que está prohibido y que puede conllevar sanciones.

« ¿Sabes que tirar una colilla cuando conduces es una infracción que te puede suponer perder 200€ y 4 puntos, pero si causa un incendio forestal son 6 años de cárcel? #StopIncendios Colabora ☎062», escribe la Guardia Civil a través de su cuenta de Twitter.

El pasado viernes, coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco, Cataluña anunció que quiere prohibir que se fume en los coches. Sin embargo, de momento no está penado, aunque, como advierten los agentes, las colillas nunca se deben arrojar por la ventanilla.
Gil Lagarto Hacha, el «orgullo» del guardia civil más longevo de España a sus cien años.

El agente retirado ha recibido este lunes con un siglo de vida a sus espaldas un homenaje en el acuartelamiento valenciano de Cantaranas.

ABC.

@ABC CValenciana.

VALENCIA.

Actualizado:

13/05/2019 16:24h.

Se llama Gil Lagarto Hacha. Ingresó en la Guardia Civil en 1941 cuando tenía solo veintidós años. Este lunes, con los cien ya cumplidos, este miembro de la Benemérita retirado ha recibido un homenaje en el cuartel de Cantaranas de Valencia. Con un siglo de vida a sus espaldas, todavía recuerda -con orgullo- cúal fue su primer destino. Gil Lacarto Hacha sirvió en las localidades valencianas de Moncada, Massamagrell y Paterna. La Guardia Civil le ha distinguido con una mención honorífica en el acto en el que se celebraba el 175 anvirsario del Cuerpo.

De ellos, cien los ha vivido en primera persona el agente retirado, quien ha recordado el trabajo que desempeñó durante la trágica riada que asoló la provincia de Valencia en 1957. Entonces, Gil Lagarto Hacha solo tenía 38 años. Hoy, con cien, ha recogido con orgullo la distinción de la Guardia Civil. Orgullo, ha dicho, de pertencer a un Cuerpo «adorado por la gente honrada y temido por los delincuentes».

El General Jefe de la Sexta Zona de la Guardia Civil, José Hermida, ha dedicado su discurso «a quienes con su ejemplo nos legaron la Guardia Civil que nosotros decidimos, y pediros a vosotros hombres y mujeres que hoy la integraís el firme compromiso de servicio a la institución, para que aquellos que en un futuro vistan nuestro uniforme se sientan igual de orgullosos que nos sentimos nosotros de quienes nos precedieron».

Gil Lagarto Hacha, acompañado de su hijo pero perfectamente lúcido, ha recibido el homenaje con una sonrisa en el rostro que delataba su satisfacción. De hecho, forma parte de la historia viva de la Guardia Civil.
TRIANA. estoy de acuerdo con lo que dice la carta o artículo periodístico. Y destaco lo que dice acerca de la TRANQUILIDAD cuando ves un Guardia Civil. No como antes, hace años que casi, casi, nos metían el miedo en el cuerpo. Bueno, había de todo. Conocí guardias civiles grandes personas, otros no tanto. Había de todo. Ahora es diferente y les hablas de tú a tú. A un amigo mío le pusieron una multa de tráfico y el Guardia Civil le echó "un mitin". Mi amigo le dijo: ¿Me va a quitar la multa? No, ... (ver texto completo)
Ángel, la Guardia Civil siempre ha sido una de las mejores policías mundiales, un cuerpo ejemplar tanto antes como ahora, ocurre que los tiempos cambian y se va evolucionando, también tengo que decirte que como en todos los trabajos hay mejores y otros que no lo son tanto, los únicos que pueden tenerle miedo son los que delinquen, los demás estamos encantados de tenerlos cerca.

Un saludo.
LA TERCERA.

El honor, su principal divisa.

«La Guardia Civil tiene además, en el momento presente, dos virtudes añadidas a las muchas acumuladas durante los 175 años de su existencia: está integrada en la Marca España, hasta el punto de ser una verdadera referencia en el prestigio internacional de nuestro país, y es además, aquí y ahora, uno de los fundamentales instrumentos de vertebración de España»

Ramón Rodríguez Arribas.

Actualizado:

13/05/2019 08:23h.

Ahora hace 175 años, el 13 de mayo de 1844, D. Ramón María Narváez, a la sazón presidente del Consejo de Ministros y ministro de la Guerra (por aquel entonces los eufemismos eran solo una licencia literaria), presentó a la firma de Su Majestad la Reina Isabel II el real decreto que instauró la Guardia Civil. Fue el fruto de todo un proceso de creación que se inició el 28 de marzo del mismo año y que culminó de acuerdo con la iniciativa y personal intervención del ilustre militar de la más alta graduación, D. Francisco Javier Girón y Ezpeleta, duque de Ahumada, que pasaría a la Historia como fundador del Cuerpo de Policía de carácter militar que, en la actualidad, es reconocido como uno de los primeros entre los que se dedican a la seguridad, a la investigación y a la protección del orden jurídico en los países más avanzados del mundo.

Por aquel entonces el campo español y los caminos que le atravesaban no eran lugares seguros, porque había partidas de bandoleros y el temor ciudadano exigía medidas de protección; a servir esta necesidad obedeció la promoción de «una fuerza armada de Infantería y Caballería» (como la Gendarmería francesa y los Carabinieri italianos) que desde entonces ha compartido su dependencia entre el Ministerio del Ejército, después Defensa y el de la Gobernación, ahora Interior, distinguiendo la interna estructura y disciplina militar y la externa función de seguridad, policía administrativa y especialmente policía judicial, en cuyas funciones encontré el más eficaz apoyo durante los muchos años en que fui juez de instrucción. Esta doble condición de fuerza policial y militar no puede perderla nunca nuestra Guardia Civil, porque es la esencia de su más íntima naturaleza.

También en lo personal mis recuerdos infantiles están en las casas-cuartel, en las que me crié y en las que, desde niño, aprendí a valorar y a asumir como propios los principios de la Guardia Civil, de honor, disciplina, vocación de servicio, patriotismo y lealtad. Tampoco me resisto a contar otra anécdota personal: hace años tuve ocasión de compartir mesa en un almuerzo en Madrid con Rudolph Giuliani, que acababa de cesar como alcalde de Nueva York, después de haber sufrido la terrible experiencia del atentado contra las Torres Gemelas y de haber dejado una Policía Metropolitana que había servido ejemplarmente a los ciudadanos durante su mandato, reduciendo la criminalidad en la gran ciudad americana. En el curso de la conversación salió a relucir que mi padre había sido coronel de la Guardia Civil y al oír el nombre de nuestro Cuerpo, levantó los brazos y pronunció una exclamación claramente admirativa, lo que revela que su prestigio ha traspasado todas las fronteras y tiene ahora valedores en quienes han conocido sus méritos en sus ya muchas actuaciones en el extranjero al servicio de las Naciones Unidas, de la OTAN y de la Unión Europea; y ya no solo como ejemplo de servicio y lealtad a su país y a su orden político, sino también por sus logros en el campo de la criminalística y de la investigación científica, al servicio del Derecho.

En España, tanto en nuestras vías de comunicación, en las cordilleras, en las costas, en las fronteras del país, como en todas partes, la presencia de los verdes uniformes inspira tranquilidad y confianza, porque los ciudadanos aprecian en los guardias civiles las virtudes que les llevan a asumir el riesgo en el salvamento y llegar hasta el sacrificio para cumplir sus deberes, como de hecho sucede hasta extremos heroicos, con la serenidad de quien no presume del servicio que presta en la inundación, en el fuego y en el accidente, ya sea en la montaña, en la carretera o en el mar.

También es singularmente estimada la conducta de los guardia civiles cuando en el cumplimiento de sus deberes y tras el respetuoso saludo militar, se dirigen a un ciudadano para advertirle de una infracción que va a ser denunciada; la misma correcta postura adoptan al reclamar la exhibición de un documento u ordenar una conducta de colaboración ciudadana. Sin duda, todas esas actitudes tienen su origen en un excepcional documento que, aunque ya no esté en vigor, es el fundamento de toda una tradición; me refiero a la «Cartilla de la Guardia Civil», directamente salida de las manos del duque de Ahumada y que, desde la fundación del Cuerpo, ha impregnado los sentimientos, la forma de pensar y, por lo tanto, de actuar, de los guardias civiles.

Fruto visible del reconocimiento que ha encontrado en los ciudadanos españoles esa trayectoria, a lo largo de los años, son las cerradas ovaciones y los aplausos en que prorrumpen los espectadores de un desfile militar, tan pronto como asoman los tradicionales tricornios, prenda que, aunque también haya dejado de usarse en el servicio ordinario, sigue siendo signo de identidad del Cuerpo y continúa simbolizando sus más preciados valores.

La Guardia Civil tiene además, en el momento presente, dos virtudes añadidas a las muchas acumuladas durante los 175 años de su existencia: está integrada en la Marca España, hasta el punto de ser una verdadera referencia en el prestigio internacional de nuestro país, y es además, aquí y ahora, uno de los fundamentales instrumentos de vertebración de España, como lo pone de manifiesto en una estadística indiscutible, ser, con el Cuerpo Nacional de Policía y las Fuerzas Armadas, el primer destinatario de la confianza de los ciudadanos españoles.

Finalmente hay que recordar la firmeza con que la Guardia Civil expulsa de sus filas, en los escasos supuestos en que así sucede, a quienes manchan el uniforme y por eso lo mantienen limpio siempre, haciendo realidad el principio de su Cartilla con el que se da título a este artículo.

Ramón Rodríguez Arribas es guardia civil honorario.
175 años de la Guardia Civil.

La Guardia Civil celebra este lunes el 175 aniversario de su fundación con un acto en el Palacio Real al que van a asistir los reyes, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y representantes de los poderes del Estado.
Una carta contra su integridad.

El sargento apalizado por los proetarras deja Alsasua tras ser amenazada su hija de año y medio.

Segundo Sanz 19/03/2019.06:52.

Un acoso que recuerda al patrón de odio seguido durante años por la organización terrorista ETA, remitente de misivas intimidatorias contra agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, políticos, empresarios o periodistas, entre otros.
El guardia civil de los dos agredidos en Alsasua que todavía permanecía destinado en esta localidad navarra tras el ataque de encapuchados proetarras en octubre de 2016 se ha visto obligado a solicitar un traslado, que le ha sido concedido, según ha podido saber en exclusiva OKDIARIO de fuentes del Instituto Armado.

La decisión tomada por el sargento Álvaro Cano y su pareja —también agredida en el episodio del bar Kotxa— se ha producido tras recibir una carta amenazante contra la integridad de su hija, de sólo año y medio de edad, apuntan las mismas fuentes.

Un acoso que recuerda al patrón de odio seguido durante años por la organización terrorista ETA, remitente de misivas intimidatorias contra agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, políticos, empresarios o periodistas, entre otros.

El sargento llevaba destinado en Alsasua apenas 20 días cuando en la madrugada del 15 de octubre de 2016, vestido de paisano, fue objeto de la brutal paliza junto a su compañero teniente y las novias de ambos. Tenía entonces 33 años y ya han transcurrido más de dos.

Hostigamiento

En su declaración en el juicio, en abril de 2018, la pareja del sargento describió lo difícil que seguía siendo su situación en Alsasua. Como residentes en la localidad navarra, dijo que ella y su compañero eran sometidos “a un juicio de valor en el que te sientes la agresora en vez de la víctima”. “Vivimos constantemente pidiendo perdón y dando explicaciones”, resumió la mujer. El hostigamiento de la ignominia.

Por su parte, el sargento afirmó al tribunal que él estaba “acostumbrado a situaciones violentas, de estrés, por mi trabajo, pero esa situación nunca la he vivido. Temí por mi vida porque estábamos en inferioridad y esa sensación de odio y de rencor que tenían por ser guardia civil no la he sentido nunca”, enfatizó.

Cano también relató que la vida de su pareja era “inexistente”, limitándose a estar en la casa-cuartel con las mujeres de los otros guardias civiles e ir a hacer la compra una vez a la semana a un supermercado. También dijo que evitaban ir al médico en Alsasua y que lo hacían en un pueblo cercano. Además, contó que al año de la agresión, ella perdió un pecho y tuvo que amamantar a su niña sólo con uno.

La ira de los radicales dirigida contra la pequeña ha sido la gota que ha colmado el vaso, llevando a los padres a evitar un mayor riesgo

Ahora, esa ira de los radicales dirigida contra la pequeña ha sido la gota que ha colmado el vaso, llevando a los padres a evitar un mayor riesgo. Un hecho de extrema gravedad que les ha conducido a solicitar el traslado, siendo aprobado por los superiores de Cano.

Por su parte, el teniente Óscar Arenas, del que se supo el pasado octubre que se encontraba en un nuevo destino, en este caso Alfafar (Valencia), ha mantenido desde entonces su preocupación por sus compañeros del cuartel de Alsasua y, sobre todo, por el sargento. Ahora, esa carta siniestra contra la hija de este último confirma su sospecha y corrobora su inquietud.

“Discriminación”

El pasado 7 de marzo, la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional confirmó las penas de prisión de entre 2 y 13 años para siete de los ocho radicales condenados por agredir a los dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua. En su resolución, los magistrados desestimaron la tipificación de delito de terrorismo que había solicitado la Fiscalía, pero ratificaron el “agravante por discriminación ideológica”.

PD: QUE TRISTE QUE AÚN SIGAMOS ASÍ DESPUÉS DE TANTOS AÑOS, QUE COMPLICADO ES VIVIR AL LADO DE LAS ALIMAÑAS.
La Guardia Civil alerta de esta estafa que llegará a tu correo para robar tus datos y tu dinero.

Se trata de una campaña de phishing en la que se suplanta al BBVA para hacerse con los datos bancarios de sus clientes.

ABC.

@abc conocer.

Actualizado:

13/03/2019 09:42h.
«Ana Julia es como Hannibal Lecter: te mata, te quita los ojos y se los come»

Los asesinos buscan recompensas. Sus motivaciones varían, pero comparten rasgos. Los buceadores de mentes criminales de la Guardia Civil perfilan al Chicle, Ana Julia y Bernardo Montoya.

Cruz Morcillo.

Madrid.

Actualizado:

13/01/2019 02:45h.

¿Qué tienen en común José Enrique Abuín, el Chicle; Ana Julia Quezada y Bernardo Montoya, los tres asesinos que se colaron en las casas y las conversaciones de miles de personas el año pasado? La pregunta la responde el capitán José Manuel Quintana Touza:«Son malos. Gente insensible a los demás, con cero empatía, que buscan satisfacer sus necesidades por encima de cualquier otra cosa. Pueden ser necesidades de dominación, de satisfacción sexual, la búsqueda de un beneficio económico o de su bienestar personal... depende de la prioridad de cada uno».

Quintana Touza es uno de los tres capitanes que forman la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo (SACD) de la Policía Judicial de la Guardia Civil. Los tres son psicólogos y acumulan cientos de horas de mirar al mal a la cara. Comparten despacho con un sargento y un guardia, ambos criminólogos. Viven con la maleta detrás de la puerta. Unas veces trabajaban en la sombra y otras como Policía Judicial, firmando diligencias. Touza –con otros compañeros– ha estado sentado y de pie junto al Chicle y junto a Ana Julia, echando una mano a los investigadores de homicidios de la UCO. En el caso de Montoya, el asesino de Laura Luelmo, la Sección no intervino. «Tenían muchas evidencias, en este caso no nos necesitaban», aclara. Pero por prurito profesional, el capitán se empapó todo lo que pudo de los devaneos y cambios de versión del presunto autor del crimen de Huelva.

Los motivos para matar son tres o cuatro, con variables. Los buceadores de mentes criminales los acotan aún más: motivos emocionales e instrumentales. «De los tres, ella es la que tiene la motivación más instrumental. Su recompensa al acabar con Gabriel era más a medio o largo plazo. El Chicle y Montoya buscaban una satisfacción personal inmediata, sexual. Ana Julia es la que tiene más acusado el psicoticismo. Es dura, fría y calculadora, por encima de los otros dos».

Bisturí de precisión
Este departamento, como su equivalente en la Policía Nacional, es el bisturí de precisión de las investigaciones. En cuanto la UCO decidió detener a Enrique Abuín tras atacar a una chica el día de Navidad, se decidió movilizar a los agentes más especializados. Era prioritario encontrar el cuerpo de Diana Quer, convencidos como estaban de que el Chicle era el asesino. Dos capitanes psicólogos estudiaron todo lo que había sobre el sospechoso, incluida la agresión sexual a su cuñada a la que en su día no dieron credibilidad los peritos forenses. El historial laboral, educativo y familiar de Abuín se colocó en el microscopio; sus problemas con el clan de los Fanchos, sus relaciones con las mujeres... había que convencerlo de que revelara dónde había escondido el cadáver de la joven madrileña; 500 días después era la única baza.  

«Todo el mundo tiene una tecla. Nuestro trabajo es buscarla y saber cúando y dónde tocarla para entender mejor cómo fue el delito», explica Quintana. Calla los detalles de aquellas horas en las que los investigadores temieron que no les contara nunca la verdad. «Dimos por supuesto que era más afectivo hacia su familia de lo que era en realidad». Rosario, la mujer del Chicle, que le había dado cobertura acabó, abandonándolo a su suerte. Pero el tiempo dejaría al descubierto que para él su familia no era una prioridad.

«Con la información previa que tenemos preparamos una receta, un paquete de medidas, vamos asesorando al investigador para que toque el tema de una manera u otra en función de sus respuestas», cuenta el capitán. «No somos partidarios de meter presión en la entrevista» (no habla de interrogatorio); aunque quien está enfrente sea un bicho, cuanto más empaticemos mejor». Y concluye con una afirmación incuestionable: «Entre dos personas hay algo en común siempre».

«Tenemos un problema»
Pero, ¿qué puede vincular a un guardia civil de homicidios con el asesino que se sienta frente a él? «Que tenemos un problema y ese problema, visto desde dos posturas diferentes, hay que intentar resolverlo. Ese es un punto genérico y luego se va adaptando a cada caso», prosigue el capitán. «Otra receta es no tomar nada en plan personal por muy repugnante que te parezca. Tengo que tomar distancia y convencerme de que aunque sea el peor criminal a mí no me ha hecho nada; si no, te dejas envenenar y no puedes desarrollar bien el trabajo».

Recuerda uno de los casos que le marcaron. En 2011 un violador arrojó a dos niños a un pozo en Torrelavega (Madrid) después de agredir a la cría. Si no los hubieran encontrado, de forma casual, habrían perecido de hambre y sed. Consiguió que le reconociera todos los hechos y al terminar, el agente le dio un abrazo. Un compañero, de otra unidad, lo agarró de la pechera y lo insultó. «No sé cómo eres capaz», le reprochó. «Por eso lo hago yo», respondió él. Y eso a pesar de la repugnancia que le inspiró. «Ni siquiera recordaba el nombre de sus hijos y ya había violado antes a otra niña».

Inestable y dramático
Los investigadores lograron que el Chicle les llevara a la nave y al pozo horrendo donde sepultó a Diana (acabó venciéndolo el capitán de la UCO José Miguel Hidalgo, que tiene una habilidad especial para tocar la tecla adecuada). Bajo ningún concepto quería admitir que la violó. «Es muy nervioso, muy inestable, muy dramático. No paraba de hacer aspavientos, gritaba... Todos los delincuentes sexuales tienen un punto de inestabilidad emocional», afirma Quintana. «Es precisamente esa inestabilidad emocional la que provoca que no puedan controlar el impulso sexual o de dominación». Como casi todos los delincuentes de este tipo, tenía y tiene una buena adaptación al medio.

Quintana y los suyos radiografían personas, pero su materia prima es lo peor de la sociedad. Y cuando tratan con las víctimas –se ocupan de las entrevistas en los casos de delitos violentos y sexuales contra menores de nueve años, discapacitados y víctimas vulnerables– son casos de esos que dejan marcas en el alma.

Habían pasado menos de dos meses del hallazgo de Diana cuando se enfrentaron a otra desaparición: la del pequeño Gabriel Cruz. De nuevo fueron convocados para ayudar a preparar el terreno. «El modus vivendi de Ana Julia era aprovecharse de la gente, especialmente de los hombres. Es su pauta de comportamiento. Cuando veía a un hombre, seleccionaba, se mostraba seductora y manipuladora, de forma burda pero le funcionaba. Ella tenía mucha vida en la carretera, de ahí que instrumentalizara todo lo que había a su alcance. Su problema fue que Gabriel no era tan manipulable porque era un niño y los niños carecen de esa maldad, de ser un bien queda como hacemos los adultos. No se callaba lo que pensaba de ella y eso la desquiciaba», describe el psicólogo.

En su opinión, es «la más psicópata de los tres. Cuando salió de su casa aquella tarde ya tenía calculado todo lo que iba a hacer». Pegados a su sombra, los investigadores y sus compañeros, según pasaban los días y Gabriel no aparecía, Ana Julia empezó a mostrar sus intereses. «Cada vez se preocupaba menos por el niño y por Ángel (el padre) y más por sí misma. Le mosqueaba mucho que no la llamáramos a declarar. Preguntaba continuamente a él qué le habíamos dicho sobre ella, qué pensábamos sobre ella. Era muy autorreferencial», continúa. Dice que es la asesina más fría que ha tenido delante. «Ana Julia es un Hannibal Lecter. Te mata, te quita los ojos y se los come». Su cara, cuando la detuvieron, era como la tiranta de un puente.

Los malos, en los bancos
La asesina de Gabriel, el Chicle y Bernardo Montoya comparten su convivencia con la delincuencia antes de matar. Los tres, en distinto grado, se habían relacionado con el crimen. A los tres les preocupa su propia imagen. Por eso el Chicle no admite que violó a Diana; por eso Ana Julia dice que Gabriel la atacó a ella antes con un hacha; por eso Montoya asegura que no logró violar a Laura y que la dejó viva. «Cambia sus versiones para que resulte lo mejor para él. Otro que se adapta al medio», analiza el capitán.

¿Hay muchos malos como estos tres? «Malos malos hay pocos que matan. Yo sostengo que los malos malos trabajan en los bancos; tenemos muchos que están bien socializados para adaptarse a las normas de convivencia y pasan desapercibidos a nivel penal. Cometen otros delitos».