Foro Común


Mensajes de Chistes, humor enviados por Triana:

Lo que yo digo, van saliendo de una en una, jajajajajaja, tremendo, tremendo, jajajajajaja, ¡que horror!
Otra que acaba de apuntarse a la fiesta.
Buenos días grupo.
Lo que yo digo, van saliendo de una en una, jajajajajaja, tremendo, tremendo, jajajajajaja, ¡que horror!
Buenos días compañer@s de foro, pasar buen sabado.
Buenos días grupo.
¿En qué se parece una suegra a un nubarrón?

— En que cuando se marchan se queda una buena tarde.
Buenos días compañer@s de foro, pasar buen sabado.
Con estas calores que estamos pasando cualquier cosa.
Profesor:

– Jaimito, dígame qué mineral es éste.

Jaimito:

– Es una piedra.

Los compañeros, susurrando:

– Basalto Jaimito, basalto.

Jaimito:

– ¡UNA PIEDRAAAA!
Poco a poco van saliendo, jajajajajaja, más morro que cascorro...................... .....
La maestra le pregunta a Jaimito:

– Jaimito, ¿cómo se dice en inglés "El gato se cayó al agua y se ahogó"?

– Es fácil maestra, The cat cataplum in the water glugluglu and not mas miau miau.
Jaimito, tienes que decir dos palabras que tengan tilde.

– ¡Pues muy sencillo señorita, Matilde y Clotilde!
Le dice Jaimito a su profesora:

– Profe, usted no me castigaría por algo que no he hecho, ¿verdad?

– Claro que no, Jaimito.

– Estupendo, porque no he hecho los deberes.
Jaimito, ¿por qué estás estudiando con una bolsa de hielo en la cabeza?

– ¡Para tener la mente fresca!
Jaimito vuelve a casa y le enseña a su madre 100 euros que se ha encontrado:

– ¿Estás seguro que alguien los ha perdido?

– ¡Segurísimo, mamá! ¡Incluso he visto al señor que los estaba buscando!
Jaimito, ¿qué harías si te estuvieras ahogando en alta mar?

– ¡Llorar para desahogarme!
Jaimito, ¿para qué sirven las raíces cuadradas?

– ¡Para hacer árboles cuadrados!
Estaba Jaimito en clase de Lengua y le dice a la profesora:

– Profe, ¿cómo se escribe móvil?

– Pues se escribe como suena...

– ¿Y si está en silencio?
Jaimito, ¿qué planeta va detrás de Marte?

– Miércoles.
Jaimito, conjuga el verbo andar.

– Yo... yo ando... Tú... tú andas.

– ¡Más deprisa!

– Él corre, nosotros corremos, ellos corren.
Jaimito, me han dicho que eres muy rápido con las matemáticas.

A ver, ¿cuánto es 47 por 126?

– ¡328!

– ¡Pero si ni siquiera te has acercado!

– Ya, pero señorita, no me diga que no he sido rápido.
Mamá, hoy en el colegio hemos aprendido a hacer explosivos.

– Muy bien, Jaimito. ¿Y mañana qué aprenderéis en el colegio?

– ¿Qué colegio?
No te asustes, Elo, esto no es nada. El de la señora con la comida del gato también lo ha mandado una mujer, una tal ROSA María, segura que está señora tiene la autoestima "por las nubes"
Cuídate mucho. Besines.
De verdad, de verdad que no me puedo creer que os asustéis de una viñeta de esa naturaleza más "blanca" que la nieve, y no tengáis nada que decir de las burradas que dicen esas que se llaman "feministas" del grupo ese de podemos y compañía, ¡ay, ¡ay, si no lo veo no lo creo, creo que son ganas de "enredar" solo eso.

Buenos días Noemí.
Llega un profe nuevo al cole y dice:

– Buenos días, mi nombre es Largo.

Y le dice Jaimito:

– No se preocupe profe, tenemos tiempo.
Se encuentra Jaimito con el presidente del gobierno y le dice el presidente:

– Anda! tu eres Jaimito, el de los cuentos!

Y Jaimito le contesta:

– No! el de los cuentos eres tu! Yo soy el de los chistes.
Buenos días grupo, ¿que tal vamos de animos?
Las tres tías de Trina bien representadas que verguenza de chiste enviado por una mujer.
Bueno ya veo que aún nos sigues, me alegro mucho, ¿que tal estás?

Besines.
Ellas siguen a lo suyo, no se les pasa ni una.
Poco a poco van saliendo, jajajajajaja, más morro que cascorro...................... .....
Ellas siguen a lo suyo, no se les pasa ni una.
¿Que tal llevamos la tarde de sábado?, poco movimiento se ve, menos mal que desde las alturas se divisa alguna cosilla.
¿Donde estarán que no se les ve?
— Papá, dice mamá que estas obsesionado con el móvil.

— Cállate Alfonsiete.
— ¡Camarero! Este filete tiene muchos nervios.

— Normal, es la primera vez que se lo comen.
— ¡Estás obsesionado con la comida!

— No sé a que te refieres croquetamente.
Buenos días para la gente que se toma la vida con filosofía, los demás tendrán que esperar.

¡Sean felices!
Aquí no te voy a saludar porque no me gustan nada los carteles ofensivos hacia las mujeres, qué poco gusto y mal arte, de verdad.
Noemí, no me has contestado a mi pregunta.
Oye Noemí, no me había dado cuenta de lo de (Tu yaya), bueno si te refieres a mi abuela, te diré que a las dos las tengo en el CIELO. Estoy seguro que ellas cuidan de mi.
Noemí, estoy esperando contestación a mi pregunta, ¡venga no te cortes!
Buenos días con una sonrisa. Tengan feliz Domingo.
¿Donde andas ROSA Mª?
Los buenos días.. ¡Tu yaya!
Ya podías hacer una buena limpia de fotosbasura.
Oye Noemí, no me había dado cuenta de lo de (Tu yaya), bueno si te refieres a mi abuela, te diré que a las dos las tengo en el CIELO. Estoy seguro que ellas cuidan de mi.
¿Te gusta esta?
Los buenos días.. ¡Tu yaya!
Ya podías hacer una buena limpia de fotosbasura.
¿Que te pasa?, pero si tiene su gracia, vaya, vaya, pues estamos apañados, ¡Jesús, Jesús como está el patio.
Buenos días chicos y chicas.
Un ladrón entra a un banco, apunta con su arma al cajero y exige que le de todo el dinero.
Una vez con el botín, se da la vuelta hacia uno de los clientes y le pregunta:
- ¿Usted me vio robar?
- Si, pero de refilón
El ladrón le pega un tiro en la cabeza.
Se dirije a otra persona que había al lado:
- ¿Y usted, me vio robar?
- No, la verdad es que apenas vi nada...
El ladrón le pega dos tiros en la cabeza.
Se da vuelta hacia una familia que estaba parada a su lado y pregunta:
- ¿Y usted, me vio robar?
El hombre le contesta:
- Yo no vi nada... pero mi suegra si, la vi grabándote con el móvil.
A este paso.........................
- Ya no me escuchas cuando te hablo Antonio.

- Lo que quieras cariño, una tortilla o lo que te venga bien, tampoco tengo mucha hambre.
Aniceto, el cura y la petaca.

Va a llegar un nuevo cura destinado a Torrecilla en Cameros, y Aniceto el albañil, se ofrece para ir a recogerle con su coche a la flamante nueva estación de tren de Logroño.

Llega el cura y en el coche, de camino a Torrecilla, saca una petaca, hermosa y reluciente, con dos patos grabados y da un sorbo.

Aniceto, observa y le dice al cura:
– Jo, señor cura, qué petaca más bonita tiene Ud. Que bonitos patos, que brillo. Yo, con eso en el pueblo, iba a fardar la releche…

El cura comprometido ante la petición le responde:
– Mira Aniceto, te regalaría la petaca, pero es un recuerdo de familia, de mi difunto padre, y no me quiero desprender de ella.

Al cabo del rato, el cura, muerto de sed, vuelva a sacar la petaca.

Aniceto vuelve a la carga y le dice:
– Señor cura, qué petaca más bonita tiene Ud. Yo con eso, lo que fardaría en el pueblo. ¡Regálemela señor cura, por favor!

El cura ante la insistencia le contesta:
– Ya te he dicho que no puedo, es un recuerdo de familia y no quiero desprenderme de él.

Pasa un rato más, y el cura, para volver a saciar su sed, vuelve a beber de su petaca.

Aniceto con los ojos abiertos de par en par le ruega:
– Señor cura, qué petaca más bonita, si me la regalase, lo que iba a fardar yo en el pueblo.

Y el cura, ya hasta los mismísimos co….., le da a Aniceto la dichosa petaca.

Pasan los días, y una vez que está el cura en el confesionario de la Iglesia Parroquial de San Martín, entra Rosa, una bella chica del pueblo:

Rosa:
– Ave María purísima…

Cura:
– Sin pecado concebida. Dime hija…¿cuáles son tus pecados…?

Rosa:
– Mire señor cura, es que mi novio, quiere y quiere… y yo que no, que hasta que nos casemos, nada de eso, pero es tan tenaz y lo pide con tanta insistencia que no sé cuanto tiempo voy a poder resistir…

Cura:
– Muy bien hecho hija, tienes que hacerte respetar, y si el verdaderamente te quiere, sabrá esperar a que os caseis.

Rosa:
-Ya padre, si mis convicciones religiosas están claras, pero si ustéd conociera a mi novio, vería que no es tan fácil.

Cura:
– Pero hija, no creo que sea para tanto, de todas formas, dime ¿quién es tu novio?

Rosa:
– Aniceto, el albañil.

– ¡¿Aniceto el albañil has dicho?! ¡Pues hija, date por j*d*da!
Entre dos hombres.
– Mi doctor me aconsejó renunciar a jugar fútbol.
– ¿Por qué, estas enfermo?
– No, él me ha visto como juego.
Un hombre se encuentra con un amigo por la calle y le dice:
- Manolo ¿qué te pasa que estás blanco?
- Nada Pepe, que vengo del médico y me ha dicho que deje de beber, fumar, hacer el amor...
- Y ¿qué vas a hacer?
- Pues qué quieres que haga Pepe, cambiar de médico.
++++***+++***
+++***+++
***+++***
- ¡Alto! Se ha saltado un semáforo en rojo. Tengo que ponerle una multa. Dígame su nombre.

- Josetxu Aristeguicorteneindiaguirre de Urrutxomengasalaberría y Mendiagorrialbizu de Gurruchagagoitiaga.

- Bueno, rojo.... lo que se dice rojo.. no era: era ámbar intenso, más bien. Siga, por favor...