Foro Común


Mensajes de Prensa enviados por Noemí:

Sra. o Srta. Noemí. Vuelva Ud. a leer su mensaje. Me llamó mentiroso, manipulador y que faltaba al respeto. Está escrito. Otra cosa, es que Ud. no sea capaz de analizar lo que escribe.
Para llamar a un persona mentirosa, no hace falta decirle: Eres un mentiroso. ¿Verdad, que me entiende Ud.? Pues eso relea su mensaje, y lo descubrirá.
Lo peor no es acusar a alguien de algo, lo más triste es luego negarlo.
Saludos.
Paco.
Qué divertido todo.
Qué ganitas de histrionismo e hiperbolismo!

Noemí dice:^^^^Estamos hablando todos en hipótesis y usted ya está dando por hecho y asegurando que tiene problemas físicos y mentales. (la niña Greta)
Un poco de mesura y de respeto, por favor.
Y no manipule, que somos mayorcitos.^^^^

Ya estamos como siempre, tergiversación de ideas y conceptos.

Estoy en el Taller donde siempre he estado desde hace más de ocho años, usted por entonces ni había nacido como participante en EL FORO.
No he leído ni pienso leer la "bibliografía" que usted me aconseja.
Tampoco me afectan sus manifestaciones a propósito de mi dignidad (no soy tan puntillosa)
Buafff, señor, que estoy curada de espantos, que tengo yo mucha trayectoria como para tomarme en serio lo que usted dice.... pues eso, que se ha quedado una maravilla de mañana otoñal de lluvia bien caídita.
Buena mañana tenga también usted.
Usted habla como si nunca se inventara nada, pues que sepa usted que el otro día se inventó que le llamé "mentiroso" y es mentira, sólo le dije "no manipule".
Eso debe de ser Triana.
Ponemos el ventilador y ya està. "Mierda pa tos"
Esta vez hasta pal extranjero.
Saludos.
Genial, CLARA!
Mal de muchos consuelo de t... s
Todos!
Clara, sé buena y no te metas con Cifuentes que la pobre aún no ha ganado para comprarse una casa.
Aquí hay tomate,
de N/P a notable.
Al margen de ser mujer y completamente al márgen de su proceden cia, a está hija de Satanás yo veo que la estan apedreando y no movería un dedo para evitarlo y seguro que si es mi hijo sería de las que le lanzara piedras.

Y si no que cada uno se imaginé la carita del niño y la impotencia cuando lo estranguló y después lo traslade a su hijo o a su nieto.

No hay perdón ni la más mínima compasión, que la perdone Dios si puede, aquí en la tierra, que se pudra en la cárcel.
Yo también y lo mismo me daría si fuera blanca, rubia, del Opus y residente en La Moraleja.