Foro Común


Mensajes de Religión enviados por Carmen García García:

"Haz bien aunque no sepas a quien" También lo repetía mi abuela. Hoy creo que era su diós
Un saludo amigo, ¿qué tal el cumpleaños? Seguro que Paloma debe sentirse feliz de tener un hombre tan sensible a su lado. Un beso para ella y un abrazo para los dos.
Feliz fin de semana. Hoy que hacía un calor tremendo en Burgos parece que se ha levantado ya el viento y se está muy bien. Pero lástima que el calor también me gusta y este año por aquí no lo hace de forma regular. Ya veremos mañana.
pero............... ¿dios existe?
Hola de nuevo Aranja:
espero que hayas tenido feliz regreso y que todo te vaya bien. Y por lo que he leído, enhorabuena con esa pequeña o pequeño. Ahora ya no se exactamente. Pero Felicidades. No se si es hija, nieta. Es lo mismo, un abrazo.
En cuanto a tu pregunta,
Depende de quien la quiera contestar. Un musulmán te diría categóricamente que sí. Por encima de todo y a cualquier precio.
Un católico te dirá que si, o que a veces lo duda. La duda forma parte de nosotros. Y si existe o no es por una idea que tengamos. Esa idea es la fe. Se puede tener o no tener. Se puede creer y llegar a un momento en que se acaba. O puede pasar lo contrario, no creer y que llegue un día en que abraces la fe o la recobres.
La verdad es la religión hoy día no obliga al creyente. Le dan unas normas y una doctrina y cada cual la acoge como quiere. En cuestión de fe no soy fundamentalista. Lo mismo que yo creo puede que haya otra persona que no. Y la religión católica no excluye sino que intenta unir a las personas.
Haz el bien y no mires a quien, me lo enseñaron y lo intento llevar a la práctica si puedo y sé hacerlo.
¿Y quien no duda muchas veces? Forma parte del ser humano.
Hace poco leí un libro: "El palacio de la luna "de Paul Auster y hay una frase que me llamó la atención:
"Al final todo es mentira. El único sitio en donde existes es en tu cabeza"
Y si nosotros existimos en nuestro pensamiento es también ahí donde podemos acoger o rechazar la existencia de Dios.
Para mi Dios es libertad, no le obliga a que le sigas, si no quieres. Pero si se hace pienso que hay que ser legales y consecuentes con nosotros mismos. De otra forma nos estaríamos adulterando pensando de una manera y actuando de otra.
Un saludo
Hay muchas críticas respecto a la iglesia en estos días. Y muchas alabanzas, tamabién. Mucha gente que podría haberse pagado una estancia mejor en cualquier otro lugar, y han elegido el lugar donde el representante de la iglesia acudirá estos días. Madrid. Lo que acierto a ver es que la iglesia tiene capacidad de convocatoria pues hay muchos católicos en el mundo.
También hay voces acusadoras hacia la iglesia católica.
¿Quizás la iglesia católica es la causante de la pobreza mundial?
¿Quizás si este acto programado desde hace mucho tiempo y en el que han puesto muchas ilusiones mucha gente si se suspendiera aliviaría la pobreza mundial?
Los actos de la iglesia no son solo propagandísticos en el mundo. La iglesia se moja con los pobres. Hay muchos jóvenes católicos comprometidos con el tercer mundo.
A lo mejor los que tanto criticamos no nos solidarizamos lo suficiente.
Pero de todas formas el problema de la pobreza en el mundo tiene muchas vertientes. No toda la culpa la tienen las potencias emergentes.
Si es verdad que las multinacionales abrasan esas tierras, pero están abrasando otras también. Están abrasando al mundo entero.
Criticamos a la iglesia y no criticamos suficientemente a las potencias comunistas y dictatoriales.
Es mas, criticamos en nuestro país a Franco como dictador y luego hacemos el juego a China, Cuba, URSS. No hay disculpa ni para uno ni para otro. Todos son dictadores. Pero lo más reciente lo obviamos porque nos interesa mucho el mercado y aliarnos con quien está socavando nuestra economía y ahí ya miramos para otro lado si hay libertad o no. En China hay esclavos hoy día.
Luego está el problema de la corrupción que asola el mundo.
En esos países del tercer mundo hay mucha corrupción. Muchas ayudas no llegan pues se las quedan los dirigentes y las clases altas, que no reparten. El primer mundo lo sabe, se aprovecha porque es más barato comprar a unos pocos que a la larga les dejan que asolen esos países en la total impunidad.
Corrupción por todos lados. No abundan las personas íntegras y menos en las clases superiores.
Así tenemos el mundo que tenemos. Y si enviásemos mucha más ayuda, más ayuda retenida en las cúpulas.
¿Acaso la iglesia pregona la corrupción? Quizás en otros tiempos pero ahora lo más corrupto es el mercado. La ley de producir mas y mas barato, no importa cómo se produzca. Y eso ya lo estamos sintiendo en nuestras economías. Pero...

Luego hay otro factor muy importante. Cuando la gente del tercer mundo viene a los países emergentes cree que aquí todo son facilidades. Están acostumbrados a recibir pero no saben, en general, que aquí para producir no hay gratuidades y si mucho esfuerzo. De muchos años y durante muchas generaciones en que no nos han dado nada gratis. El esfuerzo de nuestros abuelos marchando a otros países a trabajar duro o quedarse en España que era trabajar más todavía. Nosotros sabemos de ese esfuezo porque lo vivimos o porque nos lo transmiten. El esfuerzo de nuestros padres trabajando en lo que fuera para no pedir nada prestado. Es un valor que no se inculca. Se dan muchas limosnas pero no se enseña el valor del trabajo.
Aquí cuando vienen, no lo critico pero creen que todo es gratis total y no cuesta nada. Esto es el paraíso y no lo es cuando hay tanta miseria; es muy difícil de repartir.
Y no hace tanto tiempo que no había nada que comer aquí tampoco.
Ciertamente que en la vida hay contradicciones, pero ser de izquierda y creer en un Dios, no creo que lo sea. Lo que es contradictorio es creer en la Iglesia Católica apostólica romana, o en aquellos que la representan y ser de izquierda!. Y pertenecer a la iglesia católica u a otra cualquiera, no significa que esa persona crea firmemente en lo que esta marcado en sus documentos, que pienso que actualmente no exista dicha obligación de anotarlo, por lo anacrónico que resultaría!
Carmen, la historia ... (ver texto completo)
Antonia:
la palabra mas acertada para definir qué es lo que ayudó a mi abuela a salir adelante, es fe y amor a los suyos. Se tiene o no se tiene. Esa es la cuestión. Hay gente que dice que no la necesita para vivir; pero cuando todo a tu alrededor se trunca, no se ve luz ninguna; creo que necesitas algo que te ayude con tanta penuria a vislumbrar un horizonte al final de un túnel. Yo lo llamo fe, a lo mejor tu lo llamas inercia por vivir. Que Dios exista no se ha probado ni se podrá probar nunca. Incluso mucha gente creyente duda en algunos momentos de su vida. Es algo muy humano el dudar de su existencia.
Y si Dios, que no sabemos si existe o no, ¿cómo vamos a culparle de lo malo que produce el hombre?
La verdad es que en muchas épocas la iglesia fue el peor enemigo del hombre y el más exterminador.
Pero he conocido religiosos que me han hecho creer por su humanismo y comprensión. Por su religiosidad y entrega al prójimo. A lo mejor a Dios le hacemos los hombres y ojalá fuese así porque significaría que seríamos cada vez mejores y qué bueno sería que en nosotros no hubiera maldad. El mundo mejoraría, o tal vez sanaría de su atroz egoísmo.
Un abrazo
Tal y como lo dices, pienso que también sería mi dios. Y hasta pienso que tendría mis mismas inquietudes... que vienen de lejos.
Tengo que salir al instante mismo: ya hablaremos... nunca me han dolido prendas para decir lo que pienso. Por este motivo s te pediría, que no juzgues a la izquierda por el comportamiento de unos cuantos... hay muchos que sufrieron entonces y después... no lo olvides. ¿Acaso crees que parte de mis sueños, no han sufrido un duro golpe? Me importa el ser humano, y llamaré ... (ver texto completo)
Juan, estamos hablando de Dios y en eso parece que estamos de acuerdo pero no en cuento a la izquierda. Y es otro tema, no relacionado con Dios y además hoy en día parece que contrapuesto. Entonces, para no mezclar los temas voy a responderte en ¿QUÉ ES LA IZQUIERDA? pero en el tema ya abierto de política.
Un saludo
EL DIOS DE MI ABUELO ES EL MÍO
La vida parece muy contradictoria a veces. Me ha pasado muchas veces estar defendiendo y ser atacada por los mismos a los que defendía. Y tener que pensar, ¡Dios cuánta ignorancia! En algún momento pensé en la venganza, en el primer momento solo. Porque después llega la reflexión, la calma, el análisis y entonces ves cómo es la gente, cómo se deja influir, dirigir y hacer lo que alguien planea. En realidad no son autónomos, y les ves tan inferiores que hasta te da pena, y casi siempre que eso ha sucedido he pasado página. Y porque he dicho "pecata minuta", no me merece la pena enfrascarme en una lucha inútil con gentecilla, que se que voy a ganar pero que la lucha va a ser inútil y ¿para qué desgastar mis energías en algo tan insignificante?.
Continué mi camino, y muchas veces así he podido darles muchas lecciones de todo, de cultura, honestidad y de generosidad. Y me siento bien así, sin haber tenido que luchar con odio; la mía fue una lucha de amor. Yo en realidad siempre quise a ese pueblo. Tal vez algún día se den cuenta.

Pero a lo que iba. El Dios de mi abuelo de izquierdas y el mío son idénticos y mi fe procede de la suya.

Los materialistas quizás no puedan entender que además de carne, sangre, huesos, piel y vísceras, somos alma y espíritu. Que te pueden quemar vivo y no dejar de ti mas que cenizas (y será polvo enamorado para los poetas y los seres queridos)
pero tu alma y tu recuerdo no.
No es tan fácil acabar con una persona si ésta tiene una familia que le quiere.
Por eso también creo en la familia porque sin ella todo lo que he vivido no hubiera sido posible.
Mi abuelo cuando al acabar la guerra se fue dejó instrucciones a mi abuela: "No dejes nunca a nuestros hijos, ir siempre juntos " Y mi abuela cumplió esa promesa. Y pudo hacerlo, no solo por ella, sino por la familia de mi abuelo que estaba en Francia cuidando su legado, de sus derechos y de sus intereses.
Si de ello se hubiesen tenido que ocupar sus correligionarios españoles apañados hubiéramos estado y por lo que pude vivir después, lo sé.
FAMILIA será para mi algo sagrado. Familia que hoy en día no está en uso para los dirigentes actuales que dicen tener la misma ideología de mi abuelo.
Mi abuelo no estuvo equivocado pues sin su familia no hubiera sido posible que sus descendientes hoy le mantuviéramos vivo en el recuerdo.
Su Dios también es para mi el mío.
Y hubo una contradicción en aquella lucha que iba quemando las raíces, la religión, la fe como un toro cegado y envuelto en fuego que no distinguía que atacaba.
Hoy tengo documentos que dicen que mi abuelo Antonio Benito García Hombrados era católico romano procedentes de los nazis que acabaron con su vida (que sé que a su vez recibieron órdenes del régimen de la dictadura que se impuso en España). Esos papeles no los necesito para saber la religión de mi abuelo pues su ejemplo, su memoria, su fe traspasó y caló hondo en nosotros gracias a que pudo transmitirse la fe de él a los nuestros y en condiciones tan difíciles. El testimonio de un hombre bueno que quiso a su familia por encima de todo y que les inculcó a los suyos la fe. Fe, que después le ayudó a su esposa a seguir adelante con sus hijos y con la desquiciada situación que la guerra civil provocó.

Los compañeros de izquierdas
Hubo un momento en que esos compañeros dejaron de lado al que luchó en su propio bando. Podrían haber reconocido en sus hijos a su compañero pero no fue así. Mi padre y mis tíos quedaron sin padre y los únicos padres que les reconocieron fueron sus suegros. Ese fue el caso de mi padre en un pueblo de izquierdas, no tuvo padre de izquierdas para ellos, aún siendo una víctima más y corriendo la misma suerte o peor que ellos, pues ya no volvió.
Sin fe y sin familia podemos vernos entre la espada y la pared. De una parte, él régimen impuesto, de otra los compañeros que te ignoran y te machacan porque no te reconocen. ¿Esa es la maravillosa tendencia de la izquierda que a la mínima de cambio te deja en la cuneta?
Esto lo he vivido, así que no me contéis tantas maravillas de la izquierda porque no las vi, así como tampoco de la derecha de la que también tuvimos que padecer sus consecuencias sumadas al desprecio de los que se supone eran los tuyos.