Foro Común


Mensajes enviados por G X Cantalapiedra hkboc:

MADRID Y SU TEMIDA CONTAMINACIÓN
Madrid se nota con pena en estas fechas terribles,
al sufrir esa condena de sus humos bien visibles.

Madrid respira sus humos escondiendo las verdades,
los pulmones se hacen grumos en los grandes hospitales.

Las mentiras van volando en los grises de su cielo,
mientras vamos respirando ese ambiente sin consuelo.

Vienen deprisa gritando, “Los muertos se van al cielo”,
y el madrileño pensando su verdad sobre este suelo.

Hospitales remendando los pulmones medio muertos,
poco a poco van contando los enfermos más inciertos.

El Centro tiene su pena de un ayer con su remedio,
y hoy notamos la condena de sufrir un mal convenio.

Nos marcaran el destino entre grises de su cielo,
hoy Madrid tiene un mal signo de políticos sin vuelo.

Viene el viento de la sierra y Madrid va respirando,
luego miramos su tierra que se va contaminando.

Muchas leyes abrazamos para vivir sin problemas,
y otras normas despreciamos por anular los esquemas.

Mascarillas socorridas tendremos en hospitales,
y en las calles permitidas por los humos tan fatales.

Madrid temiendo los días donde apenas se note aire,
y en esas mañanas frías sufriremos el desaire.

Ambulatorios repletos de pulmones complicados,
hombres que quieren inquietos ver sus días más cuidados.

Madrid mirando su Centro que quieren verle anulado,
habrá que pensar por dentro quien muere de un constipado.

Las mentiras van corriendo sin explicar los hartazgos,
a su paso voy sintiendo que sus vuelos no son largos.

Madrid no quiere mentiras que puedan causar estragos,
la ciudad teme las giras de pasar tiempos amargos.
G X Cantalapiedra.
6 – 7 – 2019.
Un relato triste y ¿quizàs una mujer inhumana de verdad? Haberlas las hay por supuesto.

Lo que nunca será verdad es que ella se pueda quedar, o por lo menos no legalmente, con el piso en propiedad, como mucho, puede hacer uso de él hasta que su hijo sea mayor de edad y de no ser que el piso fuese del marido antes de casarse, si han decidido, que la mujer no trabaje, aporta el dinero igual que él y el piso es igual de propio de la mujer que del marido.
No me gustan nada muchas cosas que se dicen ... (ver texto completo)
Podría decirla la calle el numero y el nombre, pero por respeto a este conocido mío, me lo guardo, pero el hecho es tan real como la vida misma aquí relatado, aunque existen casos de maltrato de algún hombre, este no era el caso. si no todo lo contrario. un saludo.
G X Cantalapiedra.
AQUELLOS TIEMPOS DE DROGA Y ROBOS EN MADRID Y SU ENTORNO
Madrid en aquellos años de mil novecientos ochenta y siete, la droga circulaba sin barreras ni obstáculos, eran diferentes lugares donde se vendía sin muchos problemas, quizá se superaban los veinte puntos fijos, y además los muchos llamados camellos, que se paseaban alegremente vendiendo su mercancía maldita. En aquellos años, la droga y el robo o prostitución iban unidos, y en los llamados supermercados de la droga, eran permanentes lugares con venta a todas horas del día, muchos barrios de Madrid, contaron por cientos los muertos, que a veces decían que eran por sobredosis, y otras veces por el SIDA, que se contagiaban con las mismas jeringas, aparte de algún ser humano contagiado por desconocer que el tratamiento de cualquier trasfusión de sangre, podía llevar esa terrible enfermedad, por entonces casi desconocida, pero causante de muchas desgracias. Aquellos años tuvieron una enseñanza terrible, los jóvenes más lanzados, la mayoría cayo en las redes de la droga, y fueron muy pocos los que consiguieron salir sanos y salvos, hubo algunos que consiguieron abandonar su consumo, pero pasado algún tiempo se dieron cuenta que estaban infestados por ese maldito virus. Madrid tenía barrios como el Gran San Blas, donde se podían contar multitud de casos de fallecimientos, Vallecas, Vicalvaro, La U, V, A, de los diferentes poblados, Orcasitas, Ciudad de Los Ángeles, San Fermín, El Bronx de Hortaleza, Caño Roto, con La Mica, Pies Negros, Peña Grande, y Barrios que entonces resultaban peligrosos el pisarlos, como fue Chueca. Malasaña. Los bajos de Aurrera, y los bajos de Orense, más Merca droga, al lado de Merca Madrid, y aledaños de Pozo del Tipo Raimundo. Madrid era un diario de muertes por ese vicio que parecía que nadie se atrevía a explicar, los problemas que arrastraba, se ocultaban, incluso había personas que decían, es una forma de quitar el paro, y la policía que entonces lucho contra esos malos hábitos, se encontraba un poco desmoralizada, al ver las sentencias de los juzgados, que los llamados camellos parecían no tener ningún miedo. Los robos eran diarios, y el miedo a salir de casa por las noches, se notaba en las calles casi desiertas, tan solo en pandilla y preparados para defenderse, de cualquier actitud de amenaza, hubo jóvenes de ambos sexos, que para pagarse el consumo, que ellos llamaban su “racioncita”, se prostituían en los más raros lugares. Aquellos años fueron muy duros para muchas familias, ya que en sus propias casas ellos mismos robaban, y vendían hasta los televisores de sus familiares, Las farmacias se parapetaron, eran las posibles víctimas de aquellos momentos, taxistas, comercios pequeños, talleres de los que fueron visitados por las noches para pagarse su vicio, que a la mayoría les llevó al cementerio. Todo aquel circulo de mala solución, fue haciéndose notar. Las nuevas generaciones, fueron la mayoría dándose cuenta del fracaso que les ofrecía la maldita droga. El verse tirados en las calles, y las gentes apartándose de ellos, como si fueran apestados, mal olientes y desaliñados, aquellos han pasado al olvido, pocos periódicos dicen quien se hizo rico con el tráfico de drogas, poco se comenta en las televisiones sus malas consecuencias, es como si se quisiera echar tierra al asunto, para no despertar la conciencia de muchos jóvenes, que apenas conocen el sufrimiento de aquellas familias, y la desolación de una juventud que se quedó sin la libertad que les contaron, y que solo fue un camino de perder la dignidad. Y el querer ser libres de verdad, sin droga ni otras cosas que nunca dieron salud ni humanidad, que les hicieran esas personas respetables, que lucharan por un mundo más justo y humano. G X Cantalapiedra.
CAMINABA POR LA GRAN VÍA
Eran las doce de la noche, de aquel 23, de diciembre de 1997, su forma de vestir, daba la impresión, des ser un hombre un poco descuidado, y a la vez su mirada como despistada, un amigo de este hombre, se dio cuenta del problema, y sin dudarlo paro su coche en el carril del autobús, y le indico que subiera al vehículo, el hombre aquel sin darse demasiada cuenta de su drama, subió y al tiempo le reconocía, como su antiguo amigo de la empresa donde él había sido director, sin pensarlo demasiado, se alejaron de allí, y llevándole a la glorieta de Cuatro Caminos, allí detuvo su coche aparcándole sin dudar, y invitándole a cenar en la Calle de Palencia, en un restaurante económico, donde el amigo se pudo enterar de su vida actual, y dándole algún dinero para que no durmiera en la calle, cosa que aquel hombre agradeció a su antiguo colaborador, y tratando de hacerle caso, para poder superar dicha etapa de fracaso, el amigo desde el restaurante, llamo a la esposa de aquel hombre desfondado, y ella con altanería no quería saber nada de él, después de haberse quedado con el piso que aquel hombre compro, y que ella se hizo propietaria sin haber puesto ni una peseta. Pero una voz de niño como con unos 12, años grito, es mi padre, y quiero hablar con él, ya que siempre se portó muy bien conmigo, el niño casi llorando le exclamo, “Mañana quiero cenar contigo en esta casa, y mi madre tiene que estar presente, te espero sin más”. Aquella voz dulce y tierna de las fechas navideñas, se escuchaba a través del teléfono, y aquel hombre desfondado, se dio perfectamente cuenta, del drama que suponía para su único hijo, el no pasar la nochebuena en familia, y enseguida le comento, mañana me acercare a tu casa, y si tu madre no quiere que entre, no entraré, pero yo mi abrazo te lo daré fuerte. Aquella noche la paso en una triste pensión del Barrio de Cuatro Caminos, donde pudo pagar su estancia con el dinero de su colaborador antiguo, y pudo acercarse a una tintorería, en el Mercado de Maravillas, para poder su traje limpiarle y plancharle, y así poder ir andando hasta su antiguo domicilio, donde aquella tarde le esperaba su hijo, con los brazos abiertos, y su esposa como siempre fría y vanidosa, tan solo, le dio las buenas tardes, y le dijo además con desprecio, si estás aquí, se lo tienes que agradecer a tu hijo, si hubiera sido por mí, aquí no entras, y si lo hubieras intentado la policía te habría sacado arrastras. El hombre aquel se dio demasiado tarde cuenta de que su esposa, no era demasiado humana, y que tan solo le tuvo algún respeto, mientras en la casa fluía el dinero, pero ya era tarde, a lo hecho pecho, y sin más comentarios que los que el hijo le hacía, al enseñarle las fotos de cuando era niño, y que el padre siempre estuvo pendiente de él, salieron por la calle a darse un paseo hijo y padre, y sin mucho dudarlo, viendo un letrero de trabajo en una portería, aquel hombre con la carrera casi terminada de económicas, decidió entrar a ocupar el lugar de conserje, y así poder ver mucho más a menudo aquel hijo, que era lo único que le quedaba firme en su vida, aquella cena, apenas se dirigieron la palabra esposa y esposo, fue tan solo un encuentro con la realidad de aquella vida, quizá rota, pero que desde aquel momento, reinicio con la fuerza de saber que se equivocó, al casarse con una mujer interesada, y nada cariñosa, era la propia experiencia que a veces te da la vida, tan solo su hijo le había sacado del camino a ninguna parte, que tienen muchas personas en este Madrid, donde se juzga muy a la ligera, a las personas que deambulan por sus calles, sin poder saber dónde terminaran, y con solo una penosa mira, que no les lleva a ninguna solución, y son víctimas del alcohol, o la drogadicción asesina, que les tiende sus redes de aniquilación, sin poder abrazar ninguna esperanza. Ojala esta ciudad se preocupara un poco de sus personas olvidadas. G X Cantalapiedra
LA MANADA Y SU MACHISMO
Las grandes salvajadas que algunos seres provocan, han sido contra ciertas mujeres, que las tapaban la boca. En Pozoblanco y Pamplona lo dieron como su triunfo, y sus sentimientos bajos no ven motivos confusos. Entiendo que la primera víctima no los denunciase, con todo lo que se ha visto en los videos, estos chicos por llamarles de alguna forma, no conocen la vergüenza, son como animales salvajes, no se comportan como personas, como es posible que siendo jóvenes y bien parecidos, lleguen a ser unos indeseables de la sociedad actual, y menos mal que se les detuvo en Pamplona, si no seguirían siendo el terror de donde fueran de “caza”, en busca de mujeres quizá un poco confiadas, o simplemente seleccionadas a dedo, por estos energúmenos de la noche, que solo su nombre es de tenerle miedo, de niña me hablaban de las manadas de lobos, quizá estos indeseables sean peores, son y han sido personas sin escrúpulos ni dignidad, que podrán decir a sus hijas si es que algún día las tuvieran, apropósito creo que uno de ellos ya tiene una hija. Valiente ejemplo de padre. La contara que eran cinco energúmenos, contra una joven de dieciocho años. Y con la de Pozoblanco que la dirás, porque siendo los mismos la maltratasteis, arrojándola del coche. Que valientes en “MANADA”, ellos respetaban al prójimo, y sobre todo nunca abusaron de nadie, y nunca en “MANADA”, Seguro que uno por uno, no son capaces de iniciar un ataque salvaje contra cualquier mujer, eso sí en “MANADA” son capaces de sacar el machismo intolerante, que llevan desde su infancia dentro, y sin respetar las normas de una sociedad que llamamos civilizada, pero que hay seres que ocupando cargos en distintos puestos del orden de España, como es la Guardia Civil, o el Ejército, que la mayoría de sus servidores del estado, son gente que habrá sufrido por estos hechos indeseables, y que les molestara tenerles de compañeros. No es posible que un político de un partido de Andalucía, se lamente de la sentencia, y comente que la justicia no es buena, se ve que este señor no debe de tener hijas o esposa, si no se habría callado la boca, por respeto a las muchas mujeres que tienen que sufrir día a día abusos, incluso en algunos puestos de trabajo. La sociedad por suerte no está callada, ante tales salvajadas, y gracias a ello, de nuevo están de donde no debieron de salir nunca, Lo siento por sus familiares, pero también pienso que la justicia será lenta, pero al final ajusta las cuentas. Animo a estas dos jóvenes por aguantar a estos energúmenos, y que sigan tratando de borrar de su vida tales salvajadas.
Rosario Fajardo Blanco.
CUANDO LAS LEYES FUNCIONAN
Hablan de ciertas “manadas”
que pasarán por la cárcel,
al verse más bien juzgadas
por ser seres indecentes

Jueces que tienen conciencia
de conocer los delitos,
y guardan cierta paciencia
aunque suenen muchos gritos.

Cuando las leyes funcionan
el pueblo se va alegrando,
y entre clamores reaccionan
si se les va mal juzgando.

Humanos que fueron fieras
en “manada” mal obrando,
no precisan escaleras
la cárcel vive esperando.

El humanismo perdido
en sus mentes mal formadas,
su caminar elegido
deja mujeres dañadas.

Vienen cruzando La Mancha
por sus buenas carreteras,
más tan solo son la mancha
de sus penosas quimeras.

“Manadas” que sin conciencia
van provocando lamentos,
no deben tener clemencia
de lo que son sufrimientos.

Las fieras que ocupen jaulas
que son lugares bien hechos,
y que jamás haya pausas
en condenas por derechos.

Los recuerdos siguen vivos
cuando son graves los hechos,
hoy sobran los adjetivos
nadie les dará derechos.
G X Cantalapiedra.
LA MADRE NATURALEZA EN LA MANCHA
La Madre Naturaleza impone sus condiciones,
y aunque cometa torpeza ella no explica razones.

Cuando la tormenta brama con sus relámpagos fieros,
sobre la tierra reclama sus instintos verdaderos.

Volcanes y terremotos les viene a veces lanzando,
sin tener muchos devotos ella sigue caminando.

Ciclones que son castigos de sus vientos temerosos,
que nunca serán amigos de los momentos dichosos.

La Madre Naturaleza deja fríos heladores,
y es grande su fortaleza cuando anula a los traidores.

Vientos que rompen murallas y vienen siendo un desastre,
queriendo trazar batallas con su penoso desgaste.

En los rasos de La Mancha demuestran sus vibraciones,
y entre temores engancha a gentes con religiones.

Naturaleza brillando sobre viñedos floridos,
olivares que pensando temen el sentirse heridos.

Arrastrando enfermedades con sus malas intenciones,
son tormentas y maldades que nunca dan emociones.

Naturaleza manchega que deja campos perdidos,
sin ver que nunca se pliega en momentos deprimidos.

Las nubes van descargando en lugares escogidos,
mientras seguimos pensando que son juegos divertidos.

La Madre Naturaleza no ve los campos perdidos,
ni suelen tener nobleza sus desastres distinguidos.

Campos que siguen despiertos sin entender de castigos,
algunos pueden ser muertos sin que pasen muchos siglos.

La sequía va llegando y marcando muchos dichos,
La Mancha lo va notando al comprender los caprichos.

Naturaleza salvaje que va marcando caminos,
Tememos su vasallaje con penosos desatinos.
G X Cantalapiedra.
FIN DEL CURSO DE LITERATURA DE LA C, E, P, A.
Para ganar en cultura
sin que te pesen los años,
estoy en “LITERATURA”
para subir los peldaños.

No vale sentirse viejo
si la vida es un regalo,
hay que borrar el complejo
de vivir un curso malo.

No debes buscar reflejos
de los años ya pasados,
ni comentar que están lejos
muchos sueños evocados.

En La CEPA de Hortaleza
con un profesor de halago,
se nota la fortaleza
de no pasar un mal trago.

Las memorias siguen vivas
con nombres que van marchando,
al recordarles se activan
sobre todo si es Machado.

Hoy se terminan las clases
sin ver a nadie enfadado,
si el profesor tiene bases
el curso marcha encantado.

Cuando las letras se explican
sin ser jamás un calvario,
hay campanas que repican
si no se cobra salario.

La vida deja sus huellas
más no quiere pasos vanos,
hay clases que son tan bellas
que disfrutan los humanos.

Hoy terminamos el curso
con el sentimiento sano,
aquí no existe recurso
en un ambiente de hermano.
G X Cantalapiedra.
ALLÍ DONDE FUERAS HAZ LO QUE VIERAS
Cuando las sombras avanzan por las llanuras manchegas,
a muchas mentes alcanzan sin hablar de largas siegas.

Hay caminos en La Mancha donde reviven costumbres,
y en el recuerdo te engancha su calor de grandes lumbres.

No trates de marcar signos cuando pises esas tierras,
ni quieras brindar con vinos hablando de ciertas guerras.

Sin romper viejas leyendas La Mancha sigue su rumbo,
y ves preciosas sus sendas que son caminos del mundo.

Hay costumbres toledanas que siguen siendo perennes,
y se las llama cristianas aunque tengan sus vaivenes.

La vida marca caminos que pueden ser luminosos,
que sin pisar peregrinos tienen rumbos muy gloriosos.

No quieras borrar las sendas que trazaron sus mayores,
algunas tienen leyendas de los bonitos amores.

Vive y bebe con respeto y sin romper alegrías,
nadie debe poner veto si se viven armonías.

Sin copiar frases malditas la vida sigue su curso,
existen gentes que gritan que anulan el buen discurso.

Cuando las tardes se alargan y los calores aprietan,
algunas mentes descargan ciertas frases que te inquietan.

Sin buscar aduladores y respetando las normas,
La Mancha tiene señores que saben poner las comas.

Haz lo que vieras tranquilo que nadie te dé lecciones,
en ese ambiente perfilo las bonitas soluciones.

Sin saber de agricultura precisas explicaciones,
para ganar la cultura de viejas generaciones.

No quieras vivir deprisa en la tierra toledana,
el aire tiene esa brisa de no ser cultura vana.
G X Cantalapiedra.
CUANDO YA NO HAY SALIDA
Esperando que llegue la muerte
por caminos y sendas marcadas,
hay destinos que no tienen suerte
entre sombras de las alboradas.

Eran duras sus viejas palabras
que temblaban mirando a la muerte,
fueron signos con sus duras trabas
pregonando su vida decente.

Amarrando los muchos refranes
que nos dieron por siempre aliciente,
sin hablarme de viejos desmanes
el pasado marcaba su mente.

Sin salidas ni frases bonitas
reclamando tan solo silencio,
vi sus labios que apenas ya gritan
que mentaban su rumbo tan recio.

En las camas de los hospitales
entendiendo sus males internos,
los dolores parecen normales
y presientes que llegan inviernos.

Las palabras se quedan volando
en pasillos que vas recorriendo,
mientras sigues tranquilo pensando
si la muerte es tan solo un siniestro.

Hay caminos que tiene esta vida
que se vuelven a veces inciertos,
la protesta se nota perdida
cuando miras de frente a los muertos.

Hay caminos en Soria olvidados
que tan solo te dan sufrimientos,
son recuerdos que viven marcados
de un pasado con mil sentimientos.,

Si la vida camina a la muerte,
entre pasos que no son contados,
imposible lograr aliciente
cuando sientas tus ojos cerrados.
G X Cantalapiedra.
HAY SILENCIOS QUE TE MARCARON EN CASTILLA.
En las frías noches de La Castilla Profunda, de los años de 1950, donde apenas existía la luz eléctrica en algunas casas rurales, las noches se vivían con los faroles o candiles, con mechas, o trozos de tela empapados en aceite, incluso con grasa de cerdo. Y en algunas cocinas con el resplandor de su lumbre, que se hacía con leña de sarmientos o ramas de pinos. Los abuelos y padres donde existían, contaban a sus hijos o nietos, las viejas costumbres de aquella tierra castellana, en el calor de la lumbre, se escuchaban muchas historias de miedo y brujería, dándole a la noche, ese misterio de la vida, que muchas veces los niños no comprendíamos, pero sí que a todos nos hacía pensar en ello, Eran muchas sensaciones de las que se te quedaban grabadas, incluso de mayor de vez en cuando, seguías pensando en ellas. Los olvidos de algunas historias, fueron signos de dejadez, y al ser mayores y la vida ir tomando un nuevo rumbo, se quedaron aparcadas, palabras como las de “Marimantas”, que fueron muy usadas en el siglo XIX y XX, pero que apenas se siguen usando, eran el pan de cada día, y el comentarte muchas historias tenebrosas, que fueron ciertas en aquella tierra, entre algunas personas que se las daban de cristianos, pero que dejaron mucho que desear, entre sus convecinos. Hicieron que muchos jóvenes iniciaran un camino sin destino fijo, tratando de olvidar todas las cosas que les parecían anormales. He sentido en el tiempo, como había personas que apenas podían vestirse, siempre llevaban aquella ropa de pana negra, y su pelliza remendada hasta en diferentes partes de ella, sin olvidarse de las mantas de campo, algunas de color verde militar, quizá compradas o regaladas por no sé quién, aquel tiempo fue testigo de muchas impresiones en la juventud de entonces, donde la televisión hizo su entrada en los pueblos castellanos, año de 1959. Y al comprobar otra forma de vida diferente, muchos de aquellos jóvenes, eligieron la inmigración forzosa, y así decidieron cambiar de lugar de vida, dejando a muchos pueblos, en la indiferencia, y solo la mecanización del campo, pudo aguantar el ser labradas y cosechadas las fincas, sobre todo los cereales. La vida se mecanizo, la luz en todos los hogares fue posible, y los sueldos fueron muy despacio siendo mejores, Hubo personas que no precisaban estar en la inmigración, pero al ver a sus antiguos vecinos venir trajeados y con dinero en el bolso, les puso en marcha, y quizá alguna de estas personas se equivocó. No todo fue maravilla, ni en ningún lugar regalaban el dinero, hubo que ganárselo a fuerza de horas de trabajo, y saber desempeñar tu cometido, a nadie le premiaron por ser guapo. O por lo menos yo no le conozco, Hoy que me voy haciendo mayor, aunque me creo que estoy joven todavía, recuerdo aquellos años de penumbras, y de fila de mendigos recorriendo mi Villa, todos los viernes por la mañana, esperando que les pudieran dar una limosna, a veces en forma de garbanzos, lentejas o almortas, para poder resistir aquel tiempo de miseria, y en las carreteras, de vez en cuando viendo caminar, hacia otros pueblos o en dirección al mío, viendo personas que iban a mendingar. Ahora en este tiempo, sigo viendo por el Centro de Madrid, dígase Gran Vía, Preciados o la misma Puerta del Sol, personas sin vivienda durmiendo en la intemperie, y lo mismo digo en la Ciudad de Alicante, donde los cajeros de ciertos bancos, son su dormitorio, y en la Calle Principal, Maisonnave, se pueden contar cualquier mañana hasta diez mendigos tirados en el suelo, esperando que alguien le dé una limosna. Los tiempos han mejorado, pero los pobres siguen siendo desheredados en cualquier lugar del mundo. Ya que algunos mendigos actuales, son de otros países. G X Cantalapiedra.
CUANDO DIVISO ALICANTE

Al divisar Alicante mi corazón se emociona,
es lo mismo que un sedante que todo lo soluciona.
Sin sentir nunca las dudas de caminar adelante,
ni ver razones absurdas que dejan interrogante.
Todo lo llevo conmigo sin ver nada delirante,
en esta tierra el amigo siempre me habló de Alicante.
Dicen que marcha la vida con un ritmo trepidante,
y en la noche más perdida quieres sentirte elegante.
No sé por dónde camino, ni sé si es alucinante,
ni quiero ser adivino en cualquier caso expectante.
Voy divisando palmeras con la vida por delante,
viviendo las primaveras en la ciudad de Alicante.
Hay sombras que son esperas, y mucha luz muy brillante,
cuando piso las aceras no quiero ser arrogante.
Que no digan que la vida, se vive toda al volante,
existe luz encendida sin pensar en un amante.
En las playas más divinas que se ven por Alicante,
sus arenas son tan finas que vuelan cualquier instante.
El reloj viene deprisa con su sonido constante,
sin comentar si su brisa es del Puerto de Alicante.
Me hablaron de buena suerte por las tierras de Levante,
sin decirme que la muerte nada sabe de talante.
Cuando la tarde termina y ves todo tan pasante,
la mente si determina que busquemos un calmante.
No vale pasar de todo, ni sentirte un gran pedante,
en la vida ves el lodo del embustero farsante.
No sirve pedir consejos ni querer ser un mangante,
cuando sientes los reflejos de tu mundo mal pensante.
Los reflejos van volando sin buscar acompañante
en el cielo están brillando para ser un relajante.
Si sueñas con la esperanza viviendo con buen semblante,
abraza bien la templanza en la ciudad de Alicante.
G X Cantalapiedra.
NO VALE TODO EN LA MANCHA
Cuando se pasan los días entre sombras y pesares,
no busques las noches frías que pueden helar hogares.

No vale todo en La Mancha por mucho que se pregone,
la verdad siempre te engancha aunque nada solucione.

Hay consejos que se pierden sobre los bellos lugares,
más pienso que no se venden esos bonitos cantares.

No quieras borrar lecciones de esta tierra solidaria,
ni provocar tentaciones en jornada extraordinaria.

Cuando se siente la vida sobre viñedos airosos,
no ves jornada perdida si están floridos y hermosos.

En La Mancha toledana donde se busca esperanza,
su ruta parece sana cuando se vive templanza.

No sirve todo en La Mancha me dijeron de pequeño,
de poco sirve la escarcha si nadie la pone dueño.

Cuando se siente la noche con sus vientos tan dañinos,
se suelen hacer reproche sin verlos nunca divinos.

Nadie debe poner flores cuando se vive el desastre,
en La Mancha los dolores no terminan en el sastre.

En los majuelos modernos con bonitas espalderas,
nadie nos habla de infiernos ni de negras primaveras.

No todo vale en La Mancha si se pregonan mentiras,
en el corazón se engancha los amores con sus giras.

Sin esperar esperanzas que triste se ve la vida,
son penosas las balanzas si presientes tu partida.

En Villanueva soñando con comprender más la vida,
algunos pueden pensando que es una ruta elegida.

La Madre Naturaleza nos viene siempre marcando,
y es fuerte su fortaleza si la sentimos silbando.

Nadie puede detenerla cuando nos deja temblores,
a veces hay que escucharla aunque no comente amores.
G X Cantalapiedra.
CUANDO SE BUSCAN SILLONES
Cuando se buscan sillones
en las ciudades hermosas,
hay quien sueña con millones
aunque no florezcan rosas.

Los trepadores buscando
el asiento más gozoso,
para así vivir logrando
algún contorno dichoso.

Elecciones y elegidos
viven buscando butacas,
sin jamás dar por perdidos
los ruidos y ciertas tracas.

Madrid despierta entre sueños
con ser la ciudad más bella,
que algunos quieren ser dueños
de sus brillantes estrellas.

Votamos con ilusiones
para seguir progresando,
mientras vemos sensaciones
del que quisiera ir trepando.

Butacas que son sillones,
del que quiere ir gobernando,
que no se lleven millones
si el pueblo lo va pagando.

Sin medir explicaciones
ni comprobar las mentiras,
tenemos las sensaciones
que muchas veces se giran.

Madrid lo sigue pensando
entre muchas vibraciones,
hay gentes que van temblando
con las malas soluciones.

Butacas que tienen ritmo
de gobernar para el pueblo,
mientras vemos ese abismo
que solo pensarlo tiemblo.
G X Cantalapiedra.
1 – 6 – 2019.
HOY HACE OCHENTA Y UN AÑO
Entre bombas criminales
Alicante fue sufriendo,
actos tan poco normales
que hoy se siguen maldiciendo.

Aquel tan fatal destino
del veinticinco de mayo,
los aviones asesinos
causaron muerte y desmayo.

Con más de trescientos muertos
y heridos por centenares,
Alicante saco alientos
al ver luto en sus hogares.

Los pilotos italianos
que llamaban nacionales,
mataron seres humanos
con sus formas naturales.

Asesinos desde el aire
sin tener nunca conciencia,
de una ciudad con su hambre
que no le dieron clemencia.

Mussolini celebrando
los muertos de alguna guerra,
y Alicante fue llorando
al darles cobijo y tierra.

Se han pasado muchos años,
pero nos queda conciencia,
para recordar los daños
de su dura intransigencia.

Hoy se recuerdan los hechos,
y Alicante se despierta,
pensando en ciertos derechos
que alguna gente revienta.

El Mercado fue testigo
de ver correr tanta sangre,
la ciudad tuvo un castigo
que no se le olvida a nadie.
G X Cantalapiedra.
25 - 5 – 2019.
QUE NO TE SIENTAS PERDIDO NI VENCIDO
Cuando te sientas perdido, entre grandes soledades, debes de seguir tu signo de mil formas naturales. Cuando sientas que tu vida busca sendas infernales, no dejes huellas perdidas, ni compliques tus andares. No te sientas deprimido, no busques nuevos lugares, ni quieras verte vencido entre las sombras fatales. Hay caminos en tu vida que no tienen soledades, siendo tu ruta elegida un resplandor de verdades. Olvida los malos pasos, olvida viejos cantares, y no quieras los fracasos que tienen ciertos hogares. Cuando las tardes terminen, cuando sientas que no vales, que tu mente determine muchas causas naturales. No dejes que el viento borre tus esperanzas a pares, ni abraces el sufrimiento de tristezas a raudales. Sueña con luces y flores en tu camino manchego, y escóndete de dolores que puedan dejarte ciego. Nunca te sientas perdido, ni quieras ser pordiosero, no debes verte elegido para mendingar dinero. Levántate de mañana con la mirada en el cielo, buscando la vida sana para levantar tu vuelo. Que nadie te llame pobre, que nadie quiera humillarte, serás tan solo un buen hombre que lucha siendo constante. Puedes triunfar en la vida, no precisas de talante, elige ruta escondida sin ser rumbo delirante. No abraces nunca la droga, vive mirando adelante, no quieras buscar la soga que puede siempre matarte. Mira los llanos inmensos de esa tierra palpitante, y pueden tus nervios tensos ser una fuerza arrogante. Que no te sientas vencido por pensar en las edades, el hombre comprometido tan solo busca verdades. Deja que corran los años mientras borren falsedades, mejor no sentir los daños ni las falsas realidades. Cuando los vientos arrasan muchos sueños fraternales, has de vivir sufrimientos para aliviar tempestades. Deja que corra la vida, trata de matar los males, hay mucha senda afligida que solo da mortandades. Deja de buscarte vida en caminos infernales, puedes sufrir esa herida de sentir penosos males. He conocido caminos entre los muertos a pares, que conocieron destinos de pisar ciertos lugares. Los camino de la muerte, no son destinos normales, ni piensan que es una suerte ver a sus hijos fatales. Vive la vida sin pena, busca tu senda flamante, no te busques la condena de ser un joven desastre.
G X Cantalapiedra.
GRANADA QUIEN TE PUDIERA MIRAR EN LA TARDE ILUMINADA.
Ecos del agua corriendo por las fuentes de Granada,
donde se vive sintiendo la ciudad iluminada.

Los sentimientos renacen sobre las viejas murallas,
mientras los vientos nos hacen pensar en ciertas metrallas.

Hoy siento como relucen las flores dentro La Alhambra,
presintiendo que se lucen con sonidos de una zambra.

Ecos que llegan cantando de una reina musulmana,
que quizá se fue llorando al ver La Alhambra cristiana.

Sonidos que llevas dentro que forman parte del alma,
y en La Alhambra son el centro gozando de mucha calma.

Palacio de residentes entre fuentes evocadas,
en Granada están presentes sus flores engalanadas.

Granada de mil amores entre fuentes musulmanas,
tierra de luces y flores con las conquistas cristianas.

Corre el viento de su sierra que refresca la mañana,
mientras cierta magia encierra a esta ciudad de Granada.

Fuentes que siguen sonando con ritmos de cien guitarras,
los duendes marchan cantando y al tiempo rompen amarras.

“Ay” Granada, mi Granada, cuantas veces recordada,
con lutos y engalanada, hoy es ciudad admirada.

Quien pudiera cada día pisar tus calles soñadas,
y contemplar tu alegría en las sendas encantadas.

Granada tiene los signos de las leyes musulmanas,
que forjaron sus destinos entre bonitas mañanas.

Hoy corren distintos vientos, más La Alhambra esta cuidada,
y en el entorno hay alientos de su imagen encantada.

García Lorca y Granada se funden en la alborada,
es una historia llorada que nunca será olvidada.
G X Cantalapiedra.
HAY MOMENTOS EN LA VIDA
Cuando sientes la llamada
que entre sueños vas notando,
intentas verla olvidada
para seguir caminando.

La muerte nunca descansa
ni te tiene en el olvido,
a veces llegando arrasa
dejándote muy perdido.

Hay momentos en la vida
que te lleva la corriente,
y aunque no tengas herida
eres parte del ambiente.

Si tus amarras se rompen
en los momentos más duros,
solo las sombras se esconden
entre lugares oscuros.

La muerte viene tranquila
pero no deja el camino,
tan solo a veces perfila
que tienes un negro signo.

Hay momentos de locura
que la mente no comprende,
envueltos en amargura
solo el destino lo entiende.

De nada valen los rezos
ni las buenas compañías,
la vida te da tropiezos
que anulan las alegrías.

Las amarras del destino
se vuelven pronto ceniza,
de nada vale hilar fino
si nadie aquí se eterniza.

Ni abrazando eternidades
puedes callar a la muerte,
ella marca sus verdades
y nadie se siente ausente.
G X Cantalapiedra.
ESPERANDO LA CITA DE LA “INSEGURIDAD SOCIAL”.
Esta tarde llevando tres meses de espera, para poder recibir la cita de UROLOGÍA, del Centro de Salud de Emigrantes, HORTALEZA, MADRID, al acudir a la ventanilla para solicitar la cita que no me ha sido dada, y ya pasado ese tiempo creo que sería lo más normal, la señorita me comunico. Que no podría darme cita para el momento, ni para mucho tiempo futuro, ya que el colapso era monumental, y al no tener medico fijo de Urología, que nos pudiera pasar consulta, Ya que el anterior doctor, al llegar a su jubilación dejo su cargo. Teniendo solamente un actual suplente de dicho especialista, con dos consultas por semana. Y dejando que los jubilados, podamos coger ese tren sin retorno, donde no necesitamos equipaje, y que solo tiene billete de ida, y pasando a una etapa nueva, donde la Madre Naturaleza, nos recibirá con los brazos abiertos, eso sí con el misterio de no saber dónde vamos. Ni donde nuestro último tren nos dejará. Solamente pensamos en los años que hemos cotizado dicha inseguridad, yo por ejemplo coticé 48, años, de mi vida de trabajador y autónomo, pero es igual parece ser que sobramos muchos jubilados, y si pudieran hacer las listas de espera mucho más grandes, seguro que algún dirigente de dicha inseguridad lo llevaría a su puerto particular. Para así quitar de en medio a las pensiones y hospitalizaciones, para que la inseguridad tenga superávit económico, y se puedan dar más casos de fallecimientos sin atención médica. No quisiera ser negativo, pero está tarde de Mayo, me lo han hecho pensar, solo somos números que mejor si no reclamamos, y con la no atención nos conformamos. Madrid a tres de Mayo de 2019.
G X Cantalapiedra. P, D, deje mi reclamación en ventanilla por escrito.
Cuando Marzo mayea, Mayo marcea. Las flores en Mayo nunca nos darán desmayo. El mes de Mayo con esperanza y amores, podrás borrar tus dolores. En Mayo entre amapolas y flores, la vida te da candores. Flores de Mayo dichosas, con lluvias son armoniosas.
G X Cantalapiedra.
UNO DE MAYO EN ALICANTE
Alicante se despierta
con un sol de primavera,
queriendo poner alerta
a la gente que lo espera.

Flores marcando sus metas
en Las Ramblas encantadas,
entre sonrisas inquietas
de unas fechas señaladas.

En la fiesta del trabajo
donde se viven sudores,
el obrero desde abajo
no quiere sueldos deudores.

Esta fecha de alegría
para los trabajadores,
quiere guardar armonía
recordando sus valores.

Como ciudad levantina
que vive soñando amores,
se divisa en su colina
un Castillo de candores.

Alicante de sonrisas
en este mes de leyendas,
donde se buscan las brisas
y se detestan las vendas.

Este día es simpatía
viviendo las inquietudes,
no se precisa porfía
para sentir sus virtudes.

Alicante de emociones
que marcan la vida entera,
entre rosas y canciones
y un amor que siempre espera.

Claridades levantinas
en estas fechas grandiosas,
sin verlas nunca divinas
es un placer ver sus rosas.
G X Cantalapiedra.
1, de Mayo de 2019.
EN EL DÍA DEL TRABAJADOR
Hoy me siento jubilado
echando la vista atrás,
más quiero vivir pensando
si el trabajo es dignidad.

Cuando naces trabajando
sin entender las razones,
de niño vives pensando
en tan raras soluciones.

Trabajador fue mi padre,
y mi madre le ayudaba,
nada en la vida es desmadre
si la comida faltaba.

Mis abuelos trabajando
soñaban la España Grande,
ello se fueron marchando
sin ver el esfuerzo en balde.

En el día del trabajo
se preguntan las conciencias,
de ver si existe el atajo
donde se guardan clemencias.

El trabajo dignifica
me dijeron de pequeño,
aunque mucho mortifica
si nunca le ves risueño.

El sudor sobre la frente
en muchas duras jornadas,
más siempre estuve presente
en tan sufridas andadas.

Trabajadores decentes
sudando por las mañanas,
los sueldos están pendientes
de trabajar sin desganas.

Con la mirada al futuro
llevando la vida clara,
el trabajo si es muy duro
hay mucha jornada rara.
G X Cantalapiedra.
1 de Mayo de 2019.
HOY VILLALAR DE LOS COMUNEROS
Aquellas huellas profundas
que dejaron ciertos hechos,
fueron fechas tan rotundas
que anularon los derechos.

Comuneros de Castilla
que lucharon por su tierra,
aquella gente sencilla
apenas supo de guerra.

En mil quinientos veintiuno
Villalar la muerte espera,
cayeron uno por uno
con el hacha traicionera.

Hoy que se vive la fecha
donde el destino marcaba,
no se ve senda derecha
a esa Castilla olvidada.

Los problemas siguen vivos
entre frases recortadas,
no precisan adjetivos
en las fechas señaladas.

Castilla vive su vida
cada día más marcada,
aquella etapa perdida
hoy tan solo es recordada.

Villalar es sentimiento
al ser historia de España,
Castilla ve sufrimiento
al sentir que se la engaña.

Jotas que cuentas historias,
recuerdos de las batallas,
tiempos con penas y glorias
alrededor de murallas.

Villalar vive su fiesta
con sonidos de dulzaina,
el ambiente nunca resta
aquella gesta cristiana.
G X Cantalapiedra.
23 – 4 - 2019.
Estuve esperando a ver si en el debate de anoche nos hablaban de las jubilaciones, pero me parece que estos políticos solo saben hablar del pasado, que gracias a la Madre Naturaleza, pasado está. Entiendo como siguen muchas personas sin saber a quien van a votar, estamos en una situación confusa los jubilados, al no ver las respuestas a muchos dramas que sufren ciertas familias. que la Madre Naturaleza nos proteja. de los salvadores de nuestras vicisitudes. que sueñan con salvar a nuestra querida España. G X Cantalapiedra.
SE TERMINO LA SEMANA SANTA
Estos días de oraciones
con sentimientos cristianos,
me despiertan sensaciones
de ver dolores humanos.

En La Mancha toledana
entre brisas de viñedos,
se percibe esta semana
con el amor de sus credos.

Sentimientos que se funden
en las viejas tradiciones,
y que a veces se confunden
con los rezos de pasiones.

Vivencias de viejos tiempos
que guardan las procesiones,
cuando visitas el templo
entre buenas vibraciones.

Jesucristo sigue vivo
en las mentes más cristianas,
la fe nos da su motivo
sobre tierras toledanas.

Se terminan estas fiestas
entre buenas ilusiones,
parece que así se restan
muchas raras reflexiones.

Semana Santa cristiana
que deja bellos recuerdos,
hace grande la mañana
en los momentos más cuerdos.

El viento viene corriendo
dejando sus tentaciones,
y el campo llega pidiendo
las lluvias con bendiciones.

Abril camina sin rumbo
por los caminos del mundo,
con el disgusto profundo
de ese terrorismo absurdo.
G X Cantalapiedra.
CUANDO VOY BUSCANDO AL DUERO
Cuando voy siguiendo al Duero, entre pinares hermosos, siento el frío verdadero de estos pueblos tan dichosos. Sigo la ruta del Duero por laderas encantadas, donde se ven los pinares que hacen bellas madrugadas. Siento latir en mi pecho la esperanza de ser libre, y sentir mi vida en calma, sin notar las cicatrices. El Duero marcha tranquilo con sonido a romancero, en sus aguas yo perfilo los sonidos de un “te quiero”. Voy caminando sin prisa, tengo en mis sueños reflejos, y aunque vea blanca brisa sus aguas son un espejo. Voy caminando tranquilo, a veces siento el silencio, comentan que el viento es filo de este tiempo traicionero. Soria camina conmigo, es parte de mi recuerdo, en sus sombras no hay castigo ni brillan malos momentos. Este Duero de memoria, con sus brisas y sus hielos, fueron parte de su gloria que no precisan ver vuelos. Estos días congelados de los que maltrata el viento, dejan sueños marginados que pueden dar sufrimiento. El Pantano de La Muedra, llamado Cuerda del Pozo, le da al Duero resonancia de su caminar gozoso, El Duero va caminando entre campos armoniosos, por detrás puede ir dejando algún sueño vanidoso. Hablan del Duero sencillo entre enebros olvidados, y sus aguas tienen brillo de senderos encantados. Ir buscando sus orillas sin entender de milagros, es saber que existes villas que beberán de sus tragos. Praderas llenas de verde de ese color tan pintado, donde la vista se pierde si te ves enamorado. Deja que nos riegue el Duero, sus aguas hacen milagros, luego llegara el Ucero para darle así su mano. No sirven las fantasías cuando afloran los encantos, si las noches vienen frías de nada sirven los llantos. El Duero dicen que llora sobre los suelos sorianos, y dicen que el río implora ver contento a los humanos. En esta tierra de Soria donde quedan campanarios, se me viene a la memoria que se pueden ver calvarios. Campanas sonar alegres sobre campos castellanos, que los sonidos son breves aunque se vuelvan cristianos. El Duero marca su ritmo de paisajes encantados, sin producir el abismo de terrenos olvidados. Paso días junto al Duero sin sentirme marginado, algún tramo es traicionero que debe ser respetado. No hay locuras en la gente que quiere estar a su lado, el Duero tiene ese ambiente de ser un rio apreciado. Me hablaron de sus misterios, entre sueños delicados, más tiene momentos serios que se vuelven anhelados. Cuando te alejas del Duero entre juncos arraigados, no te ves aventurero ni quieres sueños comprados. Soria presume de Duero, con sus curvas y barrancos, existe amor verdadero al mirar sus montes blancos. San Saturio de testigo con “Puente de Enamorados”, el Duero no es enemigo de lugares enmarcados. Soria brindando emociones en la tierra castellana, El Duero deja lecciones de esa ciudad tan humana.
G X Cantalapiedra.
HAY MOMENTOS EN LA VIDA
Entre brisas de lamentos
la vida nos va enseñando
que sufriremos tormentos
al tiempo que vas callando.

Cuando se van los amigos
con los que fuiste soñando,
notaras ciertos castigos
que te dejaran llorando.

Hay momentos en la vida
que no conservan distancia,
al ver que flota la herida
abrazada a la nostalgia.

Esos momentos terribles
donde pides a dios calma,
y que son inadmisibles
si les llevas en el alma.

La vida deja sus huellas
sobre los seres humanos,
haciendo ver las estrellas
como los fieles cristianos.

Esos terribles momentos
donde no cabe el castigo,
y flotan los sufrimientos
al ver marchar al amigo.

En la escuela de esta vida
el corazón va sintiendo,
al ver su razón perdida
y que no puede ir fingiendo.

En los momentos amargos
de las tristes despedidas,
no valen los pasos largos
ni las frases elegidas.

Hay momentos silenciosos
que se guardan de por vida,
con sus llantos dolorosos
envueltos en despedida.
G X Cantalapiedra. Ayer murió, Alberto Cortez.
5 - 4 – 2019.
CUANDO SE VAN LOS AMIGOS
Las palabras quedan rotas
y se nublan los sentidos,
mientras contemplas las notas
de los momentos vividos.

Cuando se marcha un amigo
y sufres los desatinos,
hasta parece un castigo
el vivir los tristes signos.

Cuando se van los amigos
buscando la vida eterna,
temes que no queden siglos
al ver su ausencia con pena.

La Madre Naturaleza
nos va marcando sus huellas,
y no nos deja tibieza
ni para ver las estrellas.

Nos vamos en el silencio
sin elegir el camino,
la vida no tiene precio
aunque quieras hilar fino.

El mañana ya no existe
ni te dejará fronteras,
algún amigo muy triste
se lamentara de veras.

La soledad va brillando
cuando faltan los amigos,
el recuerdo ira dejando
muertes que nos dan castigos.

Las sombras de sus pisadas
serán fieles compañeras,
habrá palabras grabadas
que las sentirás de veras.

Los amigos al marcharse
nos siembran de confusiones,
la muerte debe esperarse
sin temor ni exclamaciones.
G X Cantalapiedra.
5 – 4 – 2019. Recordando a Alberto Cortez.
SE NOS FUE ALBERTO CORTEZ
Con brisas de primavera
vino a buscarle la muerte,
para llevarle a su vera
y escucharle allí presente.

“Cuando un amigo se va”.
Si es un amigo de veras,
el recuerdo quedará
con las sentidas esperas.

Escuchando “Las Palmeras”
mi corazón se emociona,
fueron sueños que veneras
y que la mente razona.

Hay recuerdos y canciones
que se llevan en el alma,
fueron gritos e ilusiones
que me dieron siempre calma.

“El abuelo un día
me hablaba de España”,
fue luz y alegría
que el tiempo no extraña.

Alberto Cortez sintiendo
los versos del gran Machado,
y en sus conciertos viviendo
ese mundo enamorado.

Argentino de leyenda
entre versos y canciones,
su caminar hizo senda
con sus grandes vibraciones.

Madrid le va despidiendo
recordando su camino,
mucho español va sintiendo
su verso tranquilo y fino.

“En un rincón del alma”.
Dejó sus versos sentidos,
hoy que la fama le aclama
con sus canticos queridos.

Su voz seguirá cantando
sin pararse en las fronteras,
y el eco se irá volando
evitando las barreras.
G X Cantalapiedra. 4 – 4 – 2019.
UNA VOZ POTENTE Y CLARA
Los sorianos demostraron
tener las mentes despiertas,
y en sus gritos entonaron
no ver a sus tierras muertas.

Muchas voces desgarradas
gritaron con alegría,
que las tierras olvidadas
tienen sueños de armonía.

Voces con ecos sentidos
que demuestran fortaleza,
sin querer verse vencidos
quieren vivir sin tibieza.

Madrid sintiendo las voces
de muchas zonas de España,
que protestaron sin roces
pensando que así se engaña.

Despoblados de leyendas,
caminos con gente extraña,
lugares que pierden riendas
creciendo alguna alimaña.

Soria sufriendo sus gritos
perdidos en la distancia,
no pueden surgir los mitos
del campo con ignorancia.

Sentí las voces gritando
entre lluvia placentera,
España vive esperando
hacer de leyes bandera.

Las promesas quedan rotas
entre papeles perdidos,
quizá coloquen las cotas
en terrenos elegidos.

Soria se va despertando
de su pasado sufrido,
y quiere seguir gritando
al no verse protegido…
G X Cantalapiedra.
2 – 4 – 2019.
MIGUEL HERNÁNDEZ, 77, AÑOS DE SU MUERTE
Las sombras siguen perennes
en los campos de Orihuela,
algunas dejan vaivenes
al ver como el tiempo vuela.

Miguel nos dejó su historia
que se guarda sin fronteras,
sus versos son la memoria
de poder romper barreras.

Setenta y siete años hace
de tan penoso camino,
hoy que su fama renace
recordamos su mal signo.

Entre penosos penales
sus días fueron muriendo,
los castigos anormales
le llevaron sucumbiendo.

En Alicante termina
aquel duro sufrimiento,
con su morir determina
que apenas le queda aliento.

Sombras de viejos penales
con sus celdas de castigos,
nunca pueden ser normales
siendo sufridos testigos.

Miguel sintiendo su muerte
en la tierra alicantina,
al vivir no tuvo suerte
ni fue condena divina.

Hay hombres que nunca mueren
aunque les quiten la vida,
hoy sus paisanos le quieren
como una fuerza elegida.

En Alicante su tumba
llena de frases hermosas,
con aquella muerte absurda
temblaros hasta las rosas.
G X Cantalapiedra.
28 – 3 – 2019. Este poema es para Orihuela.
SETENTA Y SIETE AÑOS QUE MURIÓ MIGUEL HERNANDEZ
Se van pasando los años
de su penosa agonía,
Miguel sufriendo los daños
que la cárcel le tendía.

Entre sus versos sensibles
Miguel pasó sufrimiento,
con penas inadmisibles
que le marcaron su aliento.

Alicante fue testigo
de sus momentos fatales,
recibiendo cruel castigo
al recorrer los penales.

Setenta y siete años hace
de su muerte en Alicante,
hoy la historia le renace
con su nombre por delante.

Entre penosos destinos
con el hambre tenebroso,
Miguel nos dejó los signos
de su camino forzoso.

Las Nanas de la Cebolla
marcaron sus desatinos,
fueron años de memoria
donde anularon destinos.

Entre las penas terribles
y los versos de cantares,
sus sueños mueren visibles
sin entender de lugares.

Hay versos que van volando
por los caminos del mundo,
Miguel a veces clamando
tuvo su castigo absurdo.

Volando siguen sus versos
como pájaros sin nidos,
aunque no tienen suspensos
ni pueden verse vencidos.
G X Cantalapiedra. 28 – 3 – 2019.
ME PREGUNTARON SI EN SORIA CONOCEN LA POESÍA.
Me preguntaron si en Soria
conocen la fantasía,
sin querer hacer memoria
de esta tierra de alegría.

Buscar señales en versos
que sepan de sintonía,
sin querer vivir suspensos
en algún penoso día.

San Saturio junto al Duero
y el Parador en la cima.
es el verso verdadero
de tan bonita colina.

Y visitar El Collado
en horas de medio día,
es vivir enamorado
de la buena simpatía.

Sentir las noches sorianas
entre sus bonitas cimas,
sin pensar que no son vanas
las palabras que hacen climas.

Mirar las aguas del Duero
con su sencillez sentida,
es vivir el romancero
de esta ciudad tan querida.

Y poesía siempre es Soria
sin quitarle la armonía,
Machado le dio su gloria
en tan penosa agonía.

Bécquer y Gerardo Diego
supieron que es poesía,
no precisaron el pliego
de su perfecta valía.

Soria sabe de romances
más nunca buscó porfías,
la ciudad vive los trances
de algunos penosos días.
G X Cantalapiedra.
21 – 3 – 2019.
Cuando marzo mayea, Mayo marcea,
No hay Abril que no sea ruin,
Las aguas de Abril todas cogen dentro de un barril.
Marzo airoso, Abril lluvioso, sacan a Mayo florido y hermoso.
G X Cantalapiedra.
NAT KING COLE, EN LA MEMORIA
Sus canciones fueron mitos
de mi juventud lejana,
en sus ecos no vi gritos
al ser la música humana.

La nostalgia se notaba
sobre sus letras hermosas,
y con magia recordaba
hacer las frases dichosas.

Fueron letras de canciones
que por el aire flotaban,
dejando las emociones
entre gentes que soñaban.

Fueron años de progreso
llenos de dulces canciones,
hoy que a mi mundo regreso
comprendí las emociones.

Sin olvidar el pasado
su nombre vino a mi mente,
era un hombre recordado
de los que tienes presente.

Escuchando sus canciones
mi corazón razonaba,
me llenaba de ilusiones
y su sonido buscaba.

La “Ansiedad” dejó razones
para alegrarnos la vida,
y el “Quizá” marcó lecciones
de aquella etapa extinguida.

Ya se han cumplido cien años
de su venida a este mundo,
el supo subir peldaños
sin ver su rumbo un absurdo.

Siendo negro militante
dejo sus huellas grabadas,
más quiso ser un cantante
de pasiones encantadas.
G X Cantalapiedra.
HOY HACE 44, AÑOS EN MADRID
Aquella mañana fría
de lluvia nieve y granizo,
fue la tarde de alegría
sin ser ambiente plomizo.

Madrid soñaba esperanza
en la nueva primavera,
cada cual tuvo su danza
sin ofender la bandera.

Eran sueños y leyendas
llenos de nuevos perfiles,
sabiendo pisar las sendas
de los preciosos madriles.

La primavera fue meta
de muchos nuevos confines,
hubo mucha gente inquieta
que soñó con los clarines.

El cielo con nubes negras
para dejar su descarga,
granizos que como fieras
el futuro no le embarga.

Ese Madrid de esperanzas
entre nuevas sensaciones,
buscaba ciertas templanzas
sin imponer condiciones.

Aquel Madrid sin tristeza
ni soñar melancolía,
tuvo arrestos y firmeza
de buscar lo que quería.

Aquellos años sentidos
de juventud con nobleza,
fueron tiempos elegidos
donde se tuvo firmeza.

Se buscaron las razones
que alegraran nuestras vidas,
al tiempo los corazones
vieron sendas elegidas.
G X Cantalapiedra.
12 – 3 - 2019.
MADRID HOY HACE QUINCE AÑOS
Como pasaron los años
de tan terrible atentado,
hoy recordamos sus daños
entre el dolor tan marcado.

El ayer sigue presente
con sus muertos alineados,
su dolor no vive ausente
y hay corazones dañados.

Madrid teme los zarpazos
del fanatismo impregnado,
y aunque se pongan los lazos
el terrorismo es pagado.

Estaciones que quedaron
con sus muertos apilados,
muchos heridos contaron
momentos ensangrentados.

Aquella fecha maldita
que tanto dolor sembraba,
a Madrid todo le agita
y el terrorismo ocultaba.

Los terroristas dejaron
mucho dolor sin sentidos,
y los muertos se contaron
con los sufridos heridos.

Madrid llorando a sus muertos
en tan trágica mañana,
hoy se ven ojos abiertos
para ver la ciudad sana.

El terrorismo es la muerte
sin entender de esperanza,
el fanatismo presente
quisiera jugar su baza.

Madrid sufriendo su historia
del dolor de una mañana,
siempre queda en la memoria
una fecha negra y vana.
G X Cantalapiedra.
11 - 3 - 2019.
LA VIDA QUE GRAN ESCUELA
La vida se va pasando
entre muchas falsedades,
hay gente que está pensando
en anular las verdades.

El español envidioso
sigue buscando el destino,
donde se sienta orgulloso
por ser parte de un mal signo.

Es un pecado la envidia
lo dijeron mis mayores,
que va buscando codicia
aunque provoque dolores.

Envidiosos sin clemencia
envueltos en amarguras,
rompen con cualquier paciencia
y son suyas las locuras.

Les va tentando el demonio
en sus noches tenebrosas,
y temen el manicomio
aunque quieran comprar rosas.

La envidia sigue su curso
por diferentes caminos,
no sirve poner recurso
ni querer sitios divinos.

El envidioso se muere
al ver crecer al hermano,
en sus envidias prefiere
no sentirse nunca humano.

Envidia con malas frases
hacen su vida horrorosa,
el jamás busca las bases
de la persona dichosa.

Levantando falsedades
viene contando mentiras,
al ver que existen edades
donde los vientos no giran.
G X Cantalapiedra.
Las mujeres maltratadas, quisieran ser bien miradas.
El machismo intolerante, siempre resulta pedante.
Ser machista sin complejos, es vivir los tiempos viejos.
G X Cantalapiedra.
MADRID CON EL OCHO DE MARZO
Las calles piden derechos
para lograr igualdades,
hoy vemos los tristes hechos
de penosas mortandades.

El machismo intolerante
viene buscando sumisas,
para dejar su talante
en muertes con buenas misas.

Mujeres que maltratadas
son víctimas inocentes,
a veces asesinadas
en sus penosos ambientes.

Madrid no quiere machismo
en sus entornos privados,
hablan de golpes y abismo
en los hogares cerrados.

La calle viene gritando
al conocer tropelías,
el machismo va formando
leyes que tracen porfías.

La mujer puede ser madre
para educar a sus hijos,
aunque siempre puede el padre
hacer los machistas fijos.

Machistas sin soluciones
vienen trazando barreras,
y exponen sus conclusiones
para formar las quimeras.

Buscando siempre mujeres
que les dejen ser machistas,
ellos así ven placeres
de otros tiempos costumbristas.

Los siglos se van pasando
y nunca somos los mismos,
¿podrán mujeres mandando
acabar con los abismos?.
G X Cantalapiedra.
ERAN OTROS TIEMPOS
Se van cambiando las normas
de la dura convivencia,
dicen que se ponen comas
y se busca la paciencia.

Las mujeres fueron signos
del poder de algunos hombres,
y marcaron sus destinos
incluso con raros nombres.

Fueron años de torpezas
para todo ser humano,
dejando las asperezas
envueltas en tiempo vano.

El machismo se notaba
con el paso de la vida,
algunas veces flotaba
causando su mala herida.

Costumbres del caciquismo
con palabras extendidas,
donde reinaba el machismo
entre mujeres vendidas.

La esclavitud de bandera
eran sus viejos modales,
mujer casada o soltera
tuvo palizas fatales.

Eran los tiempos feudales
del mal dicho conformismo,
el machismo ve normales
hacer la vida un abismo.

Con el palo de la mano
el machismo intolerante,
daba su trato inhumano
en cualquier penoso instante.

Fueron siglos de castigo
por personas mal formadas,
la mujer no es enemigo
cuando se ven respetadas.
G X Cantalapiedra.
POLÍTICOS AGOREROS
Que no nos cuenten mentiras
que no nos vengan con cuentos,
existen gentes sencillas
que no quieren más inventos.

Salvadores de la patria
que solo buscan dinero,
a veces traen la desgracia
al marcar su mal sendero.

Que no nos cuenten desgracias
si son tan solo embusteros,
teniendo sus mentes lacias
hablaran de ser austeros.

Políticos mentirosos
envueltos en el enredo,
ellos se ven orgullosos
de contarnos su mal credo.

Se van pasando los años,
los corruptos son aquellos,
que nos dejaron sus daños
haciendo sus robos bellos.

No queremos más corruptos,
que solo buscan dinero,
España sufre disgustos
si el euro va al extranjero.

Que no vengan con mentiras
queriendo hablar de dinero,
hay políticos que giran
mintiendo cada febrero.

Se repiten salvadores
que solo nos dan complejos,
dicen llamarse señores
sin mirarse en los espejos.

España quiere ser libre
sin corruptos agoreros,
la historia cuando se escribe
detesta los viejos fueros.
G X Cantalapiedra.
OCHENTA AÑOS QUE MURIÓ ANTONIO MACHADO
Dicen que los olivares
sintieron su triste muerte,
Machado pisó lugares
que fueron de mala suerte.

Machado dejó Sevilla
sin apenas darse cuenta,
entre su niñez sencilla
el buen verso le alimenta.

El veintidós de febrero
se cumplen sus Ochenta años,
sin sentirse aventurero
supo sufrir esos daños.

Exiliado terminaba
sobre la tierra francesa,
y en Colliure se acababa
su vida serena y presa.

Machado dejó sus huellas
en los campos de Castilla,
donde el miró las estrellas
con brillos de maravilla.

Soria recuerda sus versos
con frases que son leyendas,
la vida le dio suspensos
sin poder ponerla riendas.

Un amor se llevó dentro
a la que nunca olvidaba,
Leonor fue su gran centro
y siempre la recordaba.

Castilla marcó su vida
entre sus bellas montañas,
Machado en la despedida
pensaba en las dos Españas.

La tristeza del camino
al abandonar su patria,
en aquel penoso signo
la vida no tiene gracia.

Cuando paso la frontera
Machado lloro de pena,
no soñaba primavera
el ambiente fue condena.

Mirando al Mediterráneo
buscó la luz de su tierra,
al sentirse un ser foráneo
pisando tierra extranjera.

Aquella guerra de hermanos
con muertos en las trincheras,
tuvieron daños humanos
más allá de las fronteras.

Versos que marcan caminos
sin entender de razones,
hombres necios asesinos
con sus malas intenciones.

Machado dejó su España
en los campos de batalla,
con mucha leyenda extraña
entre bombas y metralla.

Su memoria sigue viva
sin ponerle condiciones,
algo al pueblo le motiva
para cantar sus canciones.

Es Don Antonio Machado
un caminante del mundo,
de vez en cuando es nombrado
sin ver su camino absurdo.

Sevilla, Madrid y Soria
son sus primeros caminos,
y Baeza, fue con Segovia
otros más tardes destinos.

Valencia con Barcelona
fueron parte del camino,
Colliure ve que es la zona
con su muerte de adivino.
G X Cantalapiedra.
400, AÑOS DE LA PLAZA MAYOR DE MADRID
Se van los años pasando y dejando sus recuerdos,
Madrid camina pensando que existieron hombres cuerdos.

Cuatro siglos de pasiones, cuatro siglos empedrados,
la vida causa emociones en muchísimos tinglados.

Luces con gran armonía nos marcaron el festejo,
más falto la sintonía del relato sin complejo,

Rayos de luces sin frenos con el cielo iluminado,
balcones que son tan buenos que tienen signo encantado.

Madrid de grandes festejos en aquel contorno humano,
este Madrid desde lejos es un camino anhelado.

Pasajes de cierta guerra enfrentando a los hermanos,
bombas que caen en la tierra sin sentimientos humanos.

La Plaza llena de gente como si fuera verano,
en aquel bonito ambiente Madrid parece más sano.

Carrozas de los imperios de aquellos tranquilos años,
hoy conocemos misterios con muchos penosos daños.

Plaza Mayor al completo con su contorno cuidado,
el personal siempre quieto tuvo el entorno brindado.

Sin narrador de La Plaza el tiempo pasó volando,
quizá perdimos la baza de poder ir escuchando.

Puertas llenas de grandeza con recuerdos encantados,
dicen que allí la nobleza dejó sus nombres grabados.

Plaza Mayor de turismo, con bares por todos lados,
Madrid no quiere el abismo de otros tiempos ya pasados.

Los sonidos quedan mudos si no les ves explicados,
hubo momentos absurdos que nos fueron regalados.

Plaza Mayor de leyendas, con los cuatrocientos años,
hay recuerdos que son riendas que marcaron sus peldaños.

Rayos de láser presentes en aquel ambiente sano,
con las miradas de gentes que no vieron nada vano.
G X Cantalapiedra.
18 – 2 – 2019.
Preciosa poesia Goyo.
Saludos.
Gracias Camino, un abrazo desde la Cima de Madrid.
RESPETANDO LOS DERECHOS HUMANOS
Respetando los derechos
de las personas mayores,
sabiendo entender los hechos
entre dudosos amores.

Humanismo sin fronteras
respetando los colores,
sin querer trazar barreras
a los que sueñan candores.

Respetando al diferente
sin marcar negros prejuicios,
teniendo siempre presente
que no son buenos los juicios.

Borrar negras tentaciones
de sentirnos diferentes,
y quemar obligaciones
que sueñan marcar ambientes.

El humanismo no entiende
de las mentes destructivas,
que a veces solo pretende
trazar barreras altivas.

El humanismo camina
sin buscar jamás rencores,
y con su amor elimina
muchos malos dictadores.

Sentir las huellas del hambre
entre gentes de otras tierras,
mirando el triste desastre
que van dejando las guerras.

Humanidad y consuelo
es calidad de esta vida,
mirando despacio el suelo
donde no hay razón perdida.

Humanismo sin fronteras
queremos muchos humanos,
que no tracen más fronteras
ciertos seres inhumanos.
G X Cantalapiedra.
JUICIOS TENGAS Y LOS GANES
Me dijeron de pequeño
en la estepa castellana,
no existe juicio risueño
ni palabra que sea vana.

Juicios tengas y los ganes
es la maldición gitana,
allí jamás te dan panes
y veras que nadie gana.

Estos juicios y estas broncas
que a Madrid no benefician,
a veces parecen rocas
que solo arrastran malicias.

Sin buscar frases malignas
ni soñar con las prisiones,
veras crecer los enigmas
y las malas soluciones.

Juicios que dejan marcadas
muchas malas condiciones,
donde van equivocadas
algunas exclamaciones.

Juicios tengas y los ganes
son palabras entendidas,
ves que vuelan los refranes
en las salas deprimidas.

Madrid y sus tribunales
que siempre marcan sentencias,
quisieran ser más normales
cuando se piden clemencias.

No valen falsas mentiras
ni promesas que son rotas,
a veces los vientos giran
y se viven las derrotas.

Juicios tengas y los ganes
dijo una voz tenebrosa,
existen muchos desvanes
de conducta caprichosa.
G X Cantalapiedra.
SOÑÉ QUE ESTABA EN LA PROFUNDA GALICIA
Vi los cristales mojados
y las hierbas relucientes,
los campos iluminados
entre bonitos ambientes.

Soñé que estaba soñando
y mi mente presentía,
que el ambiente iba marcando
muchos rasgos de alegría.

Soñé con puentes muy largos
mientras cruzaba una ría,
no vi momentos amargos
al pensar en su armonía.

Era un sueño prodigioso
repleto de simpatía,
noté su monte orgulloso
derrochando melodía.

Vi las brisas de la noche
que era lo que más quería,
y a la vez hacer derroche
de una buena melodía.

Seguí soñando contento
en perfecta sintonía,
al ver mi rumbo más lento
que buscaba el nuevo día.

Que sueño más delicado
en aquella noche fría,
todo el verdor encantado
le acompañaba a la ría.

Me desperté con los sueños
de aquella tierra querida,
y quise poner empeños
para sentirla elegida.

La Galicia que embelesa
cuando visitas sus rías,
algún sueño si regresa
en estas noches tan frías.
G X Cantalapiedra.
VIEJOS MOLINOS DE SORIA
Aquellos viejos molinos
cargados de penitencias,
que vivieron muchos signos
entre miedos y paciencias.

El Duero les fue moviendo
con sus piedras armoniosas,
mientras siguieron moliendo
en las horas más dichosas.

Molineros castellanos
que supieron el oficio,
a veces fueron sus manos
las que pasaron suplicio.

Aferrados al molino
en noches de duro invierno,
supieron moler tan fino
que su harina fue pan tierno.

Soria de muchos molinos
en sus ríos con corriente,
tierras de pan y de vinos
que tuvieron buen ambiente.

Molinos de piedras duras
picadas por cierta gente,
en sus costumbres oscuras
hubo harina muy decente.

Molinos que son borrados
como tristes penitentes,
lugares casi olvidados
entre penosas corrientes.

Molinos que son leyendas
de la Soria campesina,
hombres que cogieron riendas
sin ser su vida divina.

Sin olvidar su trabajo
el molinero es historia,
con aquel duro destajo
que tuvo tiempos de gloria.
G X Cantalapiedra.
SORIA CAMINO Y POSADA
Soria camino y posada
de multitud de cantores,
tierra siempre condenada
a contener sus clamores.

Sobre sus sierras famosas
llenas de grandes leyendas,
se vieron crecer las rosas
en las más bonitas sendas.

Soria camino y posada
marcando las diferencias,
tierra que sigue anhelada
sin vivir intransigencias.

Caminos que van al Duero
en multitud de ocasiones,
con el frío verdadero
de sus inmensas lecciones.

Soria marcando caminos
en sus fechas anheladas,
tierra que deja destinos
en las noches más mimadas.

De camino por Castilla
desde Aragón y Navarra,
Soria la ciudad sencilla
a veces vive olvidada.

Si vas de camino a Soria
entre pinos de esperanza,
puedes encontrar la gloria
sin soñar con la templanza.

Tierras frías de Castilla
marcadas con frías lanzas,
con esa humildad sencilla
que afloran las alabanzas.

Cuando los vientos azotan
rompiendo las esperanzas,
en Soria fluyen y brotan
entre sonidos de lanzas.
G X Cantalapiedra