Foro Común


Mensajes de Corrupción enviados por G X Cantalapiedra hkboc:

CUANDO EL POETA GRITA Y EL PUEBLO RECLAMA

Eran tantas las noticias de corruptos sin bandera, que temí por las primicias que deja la primavera… Corruptos en sus quehaceres, del español sin vergüenza, el dinero da placeres a sobornos sin pereza… Suenan voces en las calles que piden que lo devuelvan, más veremos mil detalles que los dineros se pierdan… Ladrones de guante blanco, que jamás usan conciencia, prestando dinero al banco usaron la intransigencia… Las fronteras las pasaron sin saber sí existe hacienda, luego más tarde pensaron que la propiedad se arrienda… Salen por todas las partes los corruptos sin barreras, hablan de robos con artes en floridas madrigueras… Se amontonan los desfalcos, con la justicia a la espera, dicen que no son atracos, más el robo va a su vera… Los corruptos van negando sus dineros y quimeras, pero se fueron llevando sus euros tras las fronteras… Madrigueras de corruptos, bancos que forman escuela, españoles con disgustos al ver que el dinero vuela… Cuando los ladrones gritan pidiendo justa clemencia, los españoles se agitan al sentir tanta indecencia… Son ladrones camuflados, que no saben de decencia, sus millones bien guardados hacen romper la paciencia… Se sienten ricos y erguidos sin saber la procedencia, hoy temen verse perdidos hablando de su indigencia… Que devuelvan lo robado sin quieren buscar clemencia, el dinero mal ganado no es signo de la opulencia… La cárcel sigue esperando, a los corruptos de haciendas, ellos quieren ir salvando un capital de trastiendas… Las leyes buscan culpables, los corruptos desesperan, quieren ver jueces amables de los de largas esperas… Nuevos casos van brotando debe ser la primavera, la cárcel vive esperando y jamás se desespera… Brisas de cuentas ocultas más allá de las fronteras, dicen que a veces asustan y pueden causar cegueras… Entre gritos de ladrones se cierran algunas puertas, viviendo las sensaciones de ver las cajas abiertas… Son tantos los que robaron que quizá no queden celdas, muchos dicen que abusaron para cobrar sus prebendas… Las conciencias andan rotas en muchas veredas llanas, la dignidad cuando brota quiere las conductas sanas… Esperando la esperanza de acabar con los corruptos, con esa maldita danza que solo nos da disgustos… Corren aires de tibieza en las calles españolas, esperando con simpleza que se pasen ciertas olas... Los comentarios afloran y van pidiendo justicia, que los dineros decoran banquetes de gran delicia… De nada sirven consejos a los corruptos de cargos, lo mejor es verles lejos y sí es posible muy largos… Dinero siempre dinero, van buscando algunos cargos, en su ritmo aventurero hoy viven tiempos amargos….
G X Cantalapiedra.
Gracias Camino. eso nos gustaría ver a casi todos los españoles que amamos a nuestra querida España., un saludo desde >Madrid.
CUANDO SE LE ROBA AL PUEBLO
Los dineros van flotando
sin saber su procedencia,
alguien que nos fue robando
hoy teme la transparencia.

Los dineros sustraídos
de las cajas del estado,
nunca le son permitidos
al pueblo desamparado.

Manos largas en sus robos
usan en sus decorados,
nos hablaran de sus logros
y de sus pasos marcados.

Ladrones robando al pueblo
en sus grandes comisiones,
con solo pensarlo tiemblo
viendo sus sucias razones.

Quieren llevárselo crudo
con raras explicaciones,
usan la ley del embudo
en sus malas sensaciones.

Dineros que van volando
a cuentas del extranjero,
con su paso van dejando
muchas cajas bajo cero.

El pueblo siente coraje
de tan podrida calaña,
no pueden tener linaje
estos ladrones de España.

Sus nombres son repetidos
más no quieren escucharlo,
ellos se ven protegidos
con gente que ha de taparlo.

Políticos mentirosos
llenos de falsos engaños,
son corruptos y gozosos
de ver como causan daños.
G X Cantalapiedra.
RENCOROSOS Y ENVIDIOSOS
Las costumbres les maltratan
y les llaman envidiosos,
en sus mentes se desatan
muchos odios rencorosos.

Envidiosos de la vida
que disfrutan con la muerte,
son esa bala perdida
que siempre rompe la suerte.

Rencorosos y envidiosos
nacidos para la envidia,
nunca se verán gozosos
y morirán en desidia.

Tienen las manos temblando,
temblando y muertos de envidia,
a veces van trasladando
lo triste de su perfidia.

Rencorosos y agoreros
se mueren llenos de envidia,
serán fríos embusteros
con su mente siempre tibia.

Envidiosos del dinero
en cualquier hora del día,
su carácter pendenciero
jamás soltara alegría.

Llueven las frases del cielo
con su buena sintonía,
la envidia no da consuelo
ni contempla la armonía.

Envidiosos sin fronteras
con sus sueños tan fatales,
viven buscando quimeras
en sus mentes anormales.

Rencorosos y envidiosos
que abrazan las amarguras,
pueden sentirse celosos
con ataques de locuras.
G X Cantalapiedra.
CON LAS SOMBRAS DE UN PASADO TENEBROSO Y CORRUPTO
Eran los años de mil novecientos ochenta, aquel hombre joven y guapo, con formación universitaria, quería empezar la carrera de político, y sin dudar ni un momento, se lanzo a ocupar cargos en un partido de ámbito estatal, donde en poco tiempo logro ser diputado, de su comunidad regional. Su ambición de escalar puestos en dicho partido, en muy poco tiempo se hizo realidad. Los negocios se fueron sucediendo, y los ingresos fraudulentos, se amontonaban sin dejar mucho rastro en su camino, todo parecía un regalo que la vida le estaba dando, hasta que un buen día ya pasados bastantes años, de ocupar sus cargos, salieron a relucir bastantes fraudes, que la justicia tuvo que investigar. Aquel joven ya metido en años tuvo que aprender a moverse entre abogados y jueces, conociendo la expulsión de dicho partido, eso sí con sus bolsillos llenos de dinero fraudulento, que nadie le pudo quitar, ni los propios juzgados, su vida paso de estar a diario, enfrentándose en el parlamento regional, a estar en su propia casa, con el miedo en el cuerpo, por si pudiera ir la justicia a buscarle, todo eso y mucho más sentía en su asilo dorado, hasta que cansado de estar recluido, se decidió marchar a otra región donde nadie le conociera, el lugar elegido fue Benidorm, allí se compro un apartamento en un lugar con muy buena visibilidad, cerca del Hotel Bali, y un poco apartado del mundanal ruido de su centro de ciudad, Allí a diario paseaba sin tener molestos periodistas, que le pudieran estar preguntando por sus actos corruptos. Su vida parecía estar en relativa calma, hasta que un día estando de paseo por la playa de Poniente, se encontró con un diputado de otro partido de la oposición, y la bronca se hizo segura y grande, los dos intentaron llevar su razón, las críticas a su función, le hicieron oír diferentes cosas, entre ellas las de ladrón del pueblo, además de corrupto y mal patriota, aunque lleves la bandera de España en la solapa de tu chaqueta. Todo aquello en la mañana del paseo de la playa, parecía ser un momento de la España surrealista, las palabras eran cómo puñaladas al corazón dirigidas, los dos ex diputados terminaron marchándose de aquel lugar tan concurrido, donde sus disputas fueron escuchadas por varios paseantes, que lo único que dijeron, es decir qué clase de políticos tenemos en todas las regiones, solo han venido a meter las narices para hacerse ricos, a cuenta del pueblo paganini, cómo no les dejaríamos de votar a la primera de cambio, que se les vea que son unos defraudadores y ladrones, de las arcas públicas. Todo aquello en la Playa de Poniente, le hizo ponerse enfermo del corazón, y aquella misma tarde, ingresaba en el hospital comarcal que se encuentra en el camino de Villajoyosa, donde fue ingresado en la UVI, con sus cuidados intensivos, y sin tardanza los médicos le dieron su pronóstico, que no era nada agradable, ya que le dijeron que su corazón estaba dañado, y sus venas obstruidas quizá por exceso de tabaco y alcohol. El ex diputado pensó, aunque nunca lo comentaría, esto es el pago que mis cargos me dan, por a ver abusado del dinero que controlé en mis manos, y la vida se me termina sin poder disfrutarlo, y encima mis herederos, pasaran a ser los hijos del diputado corrupto. Todo aquello en la habitación entre plásticos y aparatos pegados a su cuerpo, que no le dejaban apenas moverse, y sintiendo cómo su corazón se sentía aplastado y sin poder hacer esfuerzos, sus familiares estaban pendientes de él día y noche, pero cuando la salud dice torcerse, no hay nada que la pueda mejorar, pasados unos cuantos días el ex diputado, allí dentro falleció. Enseguida se preparo en la funeraria su entierro, en su lugar de origen, donde no se comunico a nadie su fallecimiento, recibiendo cristiana sepultura. G X Cantalapiedra.
PENDIENTES DE FEBRERO

En este mes de febrero
lleno de causas pendientes,
noto tiritar mis dientes
sin sentirme aventurero,

Mi pensamiento sincero
camina convaleciente,
y no busca ser valiente
ni correr el mundo entero.

Nadie puede ser de acero
ni presumir de ser puente,
no hay que ser condescendiente
con el que roba dinero.

“Poderoso caballero”
que presume de inconsciente,
hace al hombre más decente
sin ser el dios verdadero.

Cuando se les ve el plumero
dicen ser independientes,
nos habla de limpias mentes
y de cualquier agujero.

Corruptos como el primero
más no quieren ser pacientes,
se sienten inteligentes
si visitan al banquero.

Las ejemplos son de cero
cuando habla el contribuyente,
hoy existe mucho ausente
como dice el cancionero.

Lo decía el romancero
las cuentas hoy se resienten,
los corruptos indecentes
volaron al extranjero.

“Poderoso caballero”
le vemos impertinente,
eligiendo la corriente
de ese mundo tan fulero.

La piel se les vuelve cuero
y no lo tienen presente,
todo el mundo es inocente
y no se siente embustero.
G X Cantalapiedra.
MENTIRAS SOBRE MENTIRAS

Las mentiras van rodando sin apenas tener frenos,
piensas que están engañando a los malos y los buenos.
Mentiras llenas de embrujo en labios de un agorero,
que dicen ser puro lujo su vivir aventurero.
Mentiras sobre mentiras, dios mío cuanto embustero,
a veces hasta suspiras cuando te roban dinero.
Las mentiras que nos cuentan es difícil hoy saberlo,
muchas palabras se inventan, miedo me da el comprenderlo.
Cuando escucho las mentiras en labios de un embustero,
veo que se rompe en tiras la fuerza del romancero.
Que no me cuenten mentiras, que se las cuenten al viento,
que al escucharlas te giras porque te dan sufrimiento.
Mentiras que van creciendo aunque no borren las dudas,
nadie se las va creyendo por decir cosas absurdas.
La sencillez se evapora cuando te cuentas mentiras,
que alguna mente elabora mientras tranquilo respiras.
Que no me cuenten más cuentos, con mentiras engañosas,
que se lamentan los vientos de ver tan malignas cosas.
Las mentiras van surgiendo al compas de los engaños,
saben que te están mintiendo sin importarles los daños.
Mentirosos compulsivos llenos de falsas razones,
pueden sentirse agresivos cuando dan explicaciones.
Las mentiras van flotando camino de los infiernos,
y a su paso van dejando demonios con largos cuernos.
Toda mentira se nota cuando se revisa el daño,
en el agua va flotando con todo su desengaño.
Una mentira piadosa te parece un poco extraño,
la vida color de rosa solo la ve un ermitaño.
G X Cantalapiedra.
Nunca dude que en todas partes cuecen habas, pero si a todos los corruptos mafiosos chupones trepas y escaladores de butacas de mando, les revisaran sus cuentas de dinero, y todos sus chanchullos, seguro que alguna frontera habría colapso para salir corriendo, si de verdad se les juzgara, con la ley en la mano, y sin favoritismo de dinero, ni de amíguetes de turno político. que les protejan de sus formas de hacerse ricos, dejando al país al borde del abismo. “Otro gallo nos cantaría”.
LA CORRUPCIÓN SIN FRONTERAS

Las promesas quedan rotas cuando se burlan las leyes,
nos quieren tratar de idiotas y al tiempo llamarnos reyes.
Corrupciones sin frontera envueltas en bellas frases,
que las llaman de primera por tener grandes sus bases.
Las mentiras van calando sobre los verdes laureles,
y al pueblo le van dejando sin saber a quien son fieles.
El dinero sobresale como nos dijo Quevedo,
el corrupto no nos vale tampoco sirve su credo.
Las fronteras las traspasan sin querer ver las banderas,
y las fortunas se amasan en silencio y sin quimeras.
Corrupciones que nos gritan y nos reclaman justicia,
en las tertulias se agitan con alguna otra primicia.
Corruptos buscan dinero de donde puedan robarlo,
nunca será caballero el que consiga usurparlo.
Los lamentos son posibles en gentes de buena vida,
más se vuelven imposibles si el dinero busca huida.
Corruptos en sus butacas sin saber de dignidades,
no sufren las vacas flacas ni jamás dicen verdades.
Las leyes siguen su curso quizá buscando el mañana,
así llegara el recurso entre mentira profana.
G X Cantalapiedra.