Foro Común


Mensajes de La cultura en España enviados por Castor:

Aquí es donde se PLAGIA para la INNOVACIÓN
****************************** ************
La Filosofía, del limbo a las aulas

Los expertos aseguran que esta disciplina estructura el pensamiento y fomenta la masa crítica

El Gobierno confirma que incorporará Filosofía como obligatoria en Bachillerato con la reforma de la Lomce
Méndez de Vigo dice que «rompería el sistema» imponer Filosofía en Bachillerato
El PP propone recuperar Filosofía en el nuevo sistema educativo
«El que ha comenzado ya tiene la mitad hecha, atrévete a saber, empieza». Esta expresión de Horacio resume lo que a los políticos les ha costado años comprender. La Filosofía es la puerta a la construcción de un pensamiento crítico, a la reflexión, a la argumentación, a la apertura mental, en definitiva, a la libertad. Y por ello, no podía estar sepultada en las aulas.

El pasado miércoles se produjo un hecho poco frecuente en el Congreso. Todos los partidos se pusieron de acuerdo y aprobaron por unanimidad recuperar la asignatura de Filosofía en la ESO y Bachillerato. La propuesta surgió de una Proposición no de Ley de Podemos que salió adelante con los votos de PSOE, PP y Cs aunque con algunos cambios introducidos por los partidos que dieron lugar a un nuevo texto celebrado por todos. La Ley Orgánica para la Mejora Educativa (Lomce) solo obligaba a los alumnos de 1º de Bachillerato a cursar Filosofía. Es decir, un alumno de 16 años podía acabar la educación obligatoria sin «atreverse a saber», como defendió Horacio y más tarde, Kant.

El texto que emanó del Congreso propone «diseñar un currículum común estable y flexible en los contenidos» y que, Historia de la Filosofía en 2º de Bachillerato y Ética en 4º de la ESO vuelvan a ser obligatorias como antes de la Lomce. La propuesta fue aplaudida por el Gobierno, por lo menos en lo que respecta a Historia de la Filosofía, ya que fue algo más ambiguo en cuanto a la obligatoriedad de Ética.

«La Unesco ha declarado la necesidad de la enseñanza de la Filosofía y hay muchos estudios que afirman que los alumnos que la estudian tienen mayor rendimiento en otras asignaturas como Lengua y Matemáticas, además, capacita a los jóvenes para razonar y argumentar, los forma como personas capaces de juzgar el bien o el mal, lo justo y lo injusto, y no hay otra materia que lo haga», explica Antonio Campillo, decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Murcia. Campillo compareció en la Subcomisión para el ahora fallido Pacto Educativo (tras la retirada del PSOE). En su discurso defendió la necesidad de un «currículum básico para todo el sistema educativo no universitario, que sea al mismo tiempo estable y flexible en los contenidos», exactamente como recoge la PNL.

«Un estudiante tiene que abrir la mente y una de las mejores maneras de hacerlo es a través de la Filosofía porque les permite hacerse preguntas, discutir conceptos y ver más allá de los límites en que vivimos», defiende Carlos Blanco, químico y profesor de Filosofía en la Universidad Pontificia Comillas. Blanco sostiene que la Filosofía sirve para tres cuestiones fundamentales. «Ayuda a relacionar ideas y campos del conocimiento; permite ampliar los horizontes del pensamiento y contribuye a tolerar altos grados de abstracción dentro del mundo actual en el que vivimos saturados de inmediatez y en el que hay que distanciarse».

«Eliminar la Filosofía —añade— es dar la espalda a la construcción de la autonomía e independencia de juicio de los individuos, no solo hablamos de la formación integral de los alumnos sino de su educación como ciudadanos», alerta María José Guerra, actual presidenta de la Red Española de Filosofía y catedrática de Filosofía Moral de la Universidad de La Laguna. Guerra es contundente. «Está en peligro la democracia si no tenemos ciudadanos capaces de plantear objeciones y preguntas a lo que reciben de los medios en la era de la “postverdad” y las “fake news”», advierte

Aparte de la urgencia de contar con alumnos «pensadores» en la escuela, Campillo recuerda la necesidad de conocer, a través de ella, nuestra propia tradición cultural. «Los estudiantes —recuerda— deben conocer los grandes sistemas de pensamiento, las grandes obras que les van a ayudar a realizar mapas mentales para comprender el mundo de hoy». La Filosofía, contrariamente a lo que puede pensarse, es más necesaria que nunca. «Ha irrumpido en los debates sobre bioética, redes sociales, migración, ecología, feminismo», señala Campillo. Y es que su aportación va más allá de las aulas. «Da herramientas que nos permiten a todos, alumnos o no, ser más libres», apunta Blanco.

Michael J. Sandel también defendió esta disciplina el pasado viernes al recoger el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales. «Lo que me atrajo de la Filosofía fue la luz que arroja sobre nuestra vida cotidiana. La Filosofía pertenece no solo al aula, sino a la plaza pública, donde los ciudadanos deliberan sobre el bien común», dijo.

Detrás de estas reflexiones también hay muchos jóvenes que estudian esta disciplina por vocación y no porque les obligaran en el colegio. Es el caso de Cristina Zumaquero. Esta joven de 24 años que está en el último curso de la carrera la eligió porque siempre le ha gustado hacerse preguntas y porque su profesor de instituto la inspiró. «La explicaba muy bien y transmitía su pasión por la materia». Para Zumaquero la Filosofía es una terapia. «A través de Nietzsche y Foucault aprendí la importancia de conocernos a nosotros mismos, de hacer el bien a quienes nos rodean».

Fascinación por la Filosofía es lo que sintió Myriam Hernández que, tras acabar la carrera, decidió hacer un máster en Investigación en Filosofía. «Me cautivó la idea de conocer el pensamiento de mujeres y hombres que han reflexionado sobre temas que nos preocupan, me enamoré de la oportunidad de dedicar cuatros años de mi vida solo a pensar». Myriam tuvo menos en cuenta la salida laboral. «Me dedicaré a cualquier otra cosa, si ese es el precio a pagar, me da igual»

TWITTER.
Muñoz Quirós logra el Premio de las Letras Teresa de Ávila.

jueves, 13 de septiembre de 2018

El poeta abulense se alzó con el galardón en reconocimiento a «la hondura y el alcance de su poesía» y una obra «cuya palabra nace de la experiencia y del deseo irrefrenable de compartirla»

Premio de las Letras Teresa de Ávila, convocado por el Ayuntamiento de Ávila para reconocer la trayectoria de un escritor en cualquier género literario, un reconocimiento que en opinión del jurado, que tomó su decisión por unanimidad, viene avalado por «la hondura y el alcance de su poesía».

El dramaturgo Juan Mayorga, como portavoz de un jurado que completaron el también dramaturgo José Luis Alonso de Santos (ambos galardonados con este mismo premio), las profesoras universitarias María Ángeles López y Mercedes Rodríguez, la teniente de alcalde de Cultura, Sonsoles Sánchez-Reyes, y Javier Sánchez como secretario (se contó también con la presencia del alcalde, José Luis Rivas), comentó que a la hora de tomar su decisión se había valorado que Muñoz Quirós es «un poeta auténtico cuya palabra nace de la experiencia y del deseo irrefrenable de compartirla», a quien además acompaña «un amor insobornable por la lengua».

El acto de entrega del premio tendrá lugar el día 9 de octubre en el Auditorio de San Francisco, a partir de las 20,00 horas.
El 13 de julio de 1910 le daba por nacer en Galicia a Gonzalo Torrente Ballester, uno de los grandes de las Letras hispanas.

Twitter.
EL ESPAÑOL

LA GALERÍA DEL DÍA

Julio López Hernández, el escultor que traicionó a la realidad. Ha fallecido hoy a los 88 años. Perteneció al grupo de grandes artistas, junto con Antonio López, que en los cincuenta retomaron una alternativa de la tradición realista. Sus temas solían ser escenas cotidianas centradas en su ámbito doméstico. A partir de 1975, persistiendo en su estilo hiperrealista, comenzó a dividir sus figuras en fragmentos, jugando con el vacío, lo fracturado y lo incompleto.
ESPAÑA:
Conocida por su historia, arte, corridas de toros, flamenco, playas y tantas horas de sol al año, es España, sin embargo, no sólo esto, sino mucho más. Esta tierra es y ha sido desde hace milenios uno de los centros culturales de Europa. Tantas de sus ciudades, e incluso los más perdidos enclaves, albergan monumentos de excepcional valor histórico y artístico, sin mencionar los extraordinarios parajes naturales con que esta añeja península cuenta.

Se ha utilizado hasta la saturación el tópico de "Spain is different"; pero aquí la pregunta es:
¿"España es diferente" de qué?

En realidad es diferente de todo; de Europa, del mundo, y sobre todo de sí misma. Ya que es un país lleno de contrastes, comenzando por su clima y sus paisajes cuya diversidad le han acarreado el calificativo de "la pequeña Europa". Efectivamente en España encontramos climas y paisajes que recuerdan a puntos muy remotos del continente europeo o incluso del africano, nada extraño si consideramos que sólo está separada de Africa por el Estrecho de Gibraltar. Pero lo más especial es que todos estos contrastes los encontramos a veces en una muy reducida área, como es el caso de la provincia de Granada, que a pesar de contar con el pico más alto del país, el Mulhacén, cubierto de nieves perpetuas, se encuentra muy al sur, en la costa Mediterránea frente a África. Esto nos puede dar una idea de cómo en en escasos kilometros pasamos de paisajes alpinos a paisajes africanos.

A su vez, cada región, cada ciudad dentro de una misma región, y a veces cada pueblo, presenta una realidad tan diferente como fascinante. Ello es debido a la rica historia de este país y a los numerosos grupos étnicos que lo poblaron trayendo costumbres, tradiciones y manifestaciones artísticas muy diversas que a veces se fusionaron en algo completamente nuevo y autóctono y a veces se mantuvieron inalteradas durante siglos.

Pero... España es diferenre?