Foro Común


Mensajes de Funcionarios enviados por Gente pa Tó:

Le tendrás cubierto, pero para mí que con bastantes goteras, de ahí la incongruencia de tus palabras, lo que dan a entender que no son totalmente ciertas.
Tú eres quien pone en duda lo de los "funcionarios de carrera", que si bién es cierto esa definición viene de tiempos "ancestrales", también vienen otras definiciones, tales como "medico de familia" y algunos más, sin embargo no son menos légitimas de lo que són.
No soy yo quien pone en duda la legalidad de las oposiciones, lo has puesto tú, ... (ver texto completo)
Vamos a ver, Chando.

Primero, ¿no es cierto que los temarios de oposiciones ACTUALES no recogen ni la mitad de los conocimientos TÉCNICOS que los de hace treinta años?

Si quieres criticarme, critícame con datos concretos. Mírate una convocatoria a plazas de profesores o maestros de los años 70 y compárala con las convocatorias actuales. Luego mi dices si discrepas de mí.

Segundo, ¿No es cierto que los MÉRITOS de la fase de consurso están constituidos en gran parte por las horas de cursos impartidoos por sindicatos, ayuntamientos, patronal, etc?

Además, en las oposiciones actuales, los méritos no suelen baremarlos los miembros de los tribunales, sino comisiones de valoración paralelas.

Tercero, ¿No es cierto que en la fase de concurso se valora con exceso la EXPERIENCIA LABORAL?, ¿Y quién tiene experiencia laboral?. Interinos, contratados, etc. muchos de ellos sin haber pasado siquiera una mínima revisión de aptitud. Otros, enchufados a dedo por las numerosas vías que la Administración tiene: sustituciones oportunistas, designaciones a dedo, etc.

Hace pocos años, la JUNTA DE ANDALUCÍA convocó oposiciones al SAS, con unas 350 plazas aproximadamente, y el opositor que sacó el puesto número 8 en la fase de oposición quedó fuera después de la fase de concurso, ¿Es esto normal?

Cuerto, que los políticos manipulan las convocatorias a su antojo es innegable. Entre los méritos que se valoraron en las oposiciones de 1990 para acceder a catedráticos de secundaria se contabilizaron todos los procedentes de cursos homologados en los CEP, estuviesen o no relacionados con la carrera de los aspirantes, pudiéndose dar la circunstancia de que un aspirante a la cátedra de química tuviese un curso de informática o de macramé, que le fueron valorados.
¿Es esto admisible?. Para colmo, en la siguiente convocatoria se recortaron las puntuaciones, hasta tal punto, que ni siquiera se valoraron cursos de doctorado de la especialidad de los aspirantes.

¿Esto lo consideras tú coherente?, ¿Es justo?. Tal y como están hoy día los baremos, podría darse la circunstancia que un aspirante con más de una veintena de libros publicados - pensemos en Muñoz Molina - se quedase con menos puntuación que un paniaguado que se ha hecho varios cursos de dramatización y vocalización en un CEP.

Quinto, yo no hablo de ILEGALIDAD, bien se guardan los políticos de los aspectos legales. Eso es de tu cosecha. Pero el que sean convocatorias legales no añade un plus a quienes las superan. Son legales, pero MANIPULADAS.

Sexto, no pongas en duda mi proceder. Yo cuando voy a un tribunal he de sujetarme al procedimiento selectivo, PERO UNA RECETA DE COCINA PUEDE REALIZARSE DE LA MEJOR FORMA POSIBLE, ahora bien, si los INGREDIENTES no son los adecuados o están adulterados, ya me dirás qué sale del COCIDO. En ningún momento he dicho yo que los tribunales sean CORRUPTOS - suongo que lo dices para polemizar - ni que las convocatorias sean ilegales, lo que yo afirmo es que no son ADECUADAS a la finalidad que se persigue en ellas. Es como convocar una plaza de cocinero y poner en el examen un tema sobre la poda de olivos. ¿Quién tiene la culpa de esta disfunción?, ¿Los tribunales?.

Séptimo, yo soy un mandado, y como muchos mandados he de cumplir con lo que se me manda. Eso de denunciar queda para vosotros los sindicalistas. He pertenecido a un sindicato y me he dado de baja porque no huelen ni las sardinas.

Octavo, es cierto que hablo de intervención, pero no en el sentido que tú le das. Yo no hablo de enchufes o coladeros DURANTE la oposición. HABLO DE LA MANIPULACIÓN que los políticos y los técnicos afines hacen de las convocatorias, incluyendo temas y méritos orientados a favorecer determinados perfiles de aspirantes. ¿Esto es legítimo?. Supongo que sí, porque se hace. ¿Es justo e indicado? En muchos casos echa al traste el consbido discurso de la igualdad de oportunidades, mérito, etc.

En fin, suerte la tuya, que has participado de forma satisfactoria en la adjudicación de plazas de oposiciones. Yo también estoy muy satisfecho de mis intervenciones, pero los seleccionados no todos eran de mi gusto.

Saludos.
Mi "tejado" está bien cubierto.

Lo importante es que reflexiones sobre lo que he dicho.

¿Crees que es falso?.

Y si lo que digo es verdad - entendiendo que mi comentario se dirige a aquellos casos en los que el acceso se consigue de una forma "INTERVENIDA", como ya he descrito - ¿crees que eso favorece a los muchos "funcionarios/as de carrera", actuales y futuros, que aún creen en la igualdad de oportunidades, en el juego limpio y en el valor del esfuerzo personal?

Saludos.
Con permiso, tu dices que has pertenecido a Tribunales de Oposiciones, ¿no?, bien, ¿quien te nombró?.

Saludos
Quien tenía potestad para hacerlo.

Saludos.
Funcionarios de carrera con oposición: NO SOBRA NINGUNO.

Funcionarios metidos a dedo: SOBRAN TODOS.
Lo de "funcionarios de carrera" es una reminiscencia del pasado.

Hoy día, ese concepto está obsoleto. La podredumbre que los políticos han introducido progresivamente en los estamentos de la Administración ya se extiende ampliamente entre los denominados "funcionarios de carrera".

Hay que remontarse a más de treinta años atrás para aplicar con propiedad estos términos.

Por poner algunos ejemplos.

Dentro de nuestra Administración abundan los funcionarios que han accedido a plazas convocadas con perfiles diseñados "ad hoc", como trajes a medida para los candidatos. Esa práctica se ha venido llevando a cabo desde que los políticos se dieron cuenta que podían manipular las convocatorias de oposiciones para favorecer a sus simpatizantes. En otras palabras, muchas plazas SE HAN CREADO PARA EL FUNCIONARIO, y no el funcionario para la plaza.

Las convocatorias de plazas actuales, suelen constar de una fase de oposición - que como ya he dicho, puede estar muy manipulada - y otra fase de concurso. Esta última es un saco sin foondo, que tanto puede tener la boca ancha como estrecha. Ahí cabe todo, PRINCIPALMENTE LOS CURSOS DE FORMACIÓN CONTROLADOS POR LOS SINDICATOS Y CORPORACIONES MÁS O MENOS COLGADAS A LA TETA DE LA VACA (España).

Yo he pertenecido a tribunales de selección, y desde mi criterio personal, puedo asegurar que más del 80% de las actividades que se exigen a los aspirantes no tienen casi nada que ver con los aspectos TÉCNICOS que requiere la función para la que, en teoría, se les va a seleccionar. Predominan criterios políticos sobre criterios técnicos. Tal puede ser, por ejemplo, exigir el conocimiento de un idioma a un barrendero, etc.

Los diferentes TEMARIOS se han venido modificando y los actuales no alcanzan en muchos casos los niveles de la ESO. Yo he tenido ante mis ojos exposiciones de temas llevadas a cabo por opositores, que tenían menos nivel que las que presentan los textos de secundaria y bachillerato.

En resumen, y sin pretender infundir el desaliento, desde mi humilde punto de vista, hablar en estos tiempos de "funcionarios de carrera" es casi un eufemismo. No niego que aún los hay, y que con suerte y por necesidad, los seguirá habiendo, pero la Administración española es un TOTUM REVOLUTUM donde se mezcla el mineral con la escoria.

¡Cómo la vida misma!

Saludos.
¿Los POLÍTICOS no tienen reducciones por ausentarse de su "puesto de trabajo"?.

¡Valiente panda de singvergüenzas!

Van a regular hasta el tiempo de las meadas, pero a ellos no hay quien los toque.

Hasta que no se inviertan los papeles esta pais no levantará cabeza.

Saludos DE UN PAGANINI.