Foro Común


Mensajes de Escribir enviados por Manuel Lara Lemus:

DESDE MI ATALAYA

LA NOCHEBUENA

Pronto será Nochebuena
y yo no puedo olvidar
que esa noche para muchos
nada de bueno tendrá.

Si Jesús nació desnudo
con hambre y entelerido
cómo es que en 2000 años
aún no lo hemos vestido?

Pues no Señor, no pudimos,
esa hambre erradicar,
un abrigo conseguirle
y una hipoteca pagar.

El nació para salvarnos
y nosotros al final
condenamos a los pobres
sin justicia y sin piedad.

Muchos millones de seres
esta noche no tendrán
lo mínimo que los hombres
deben tener, techo y pan.

Qué pena Jesús, que pena,
Tú nos viniste a enseñar
que hay que dar al que no tiene
amor, sustento y bondad.

Y mira que le hemos dado
paro, ruina y maldad,
hasta el pan le hemos negado
los que tanto iban a dar.

Señor que esta NOCHEBUENA
desde tu humilde portal
hagas que está Buena Nueva
se convierta en realidad.

M. Lara 2013
A MI NIETO DAVID

David hoy Dios te ha visitado
la comunión tú has recibido
ya dentro de ti ha morado
y a abrazarte hemos venido.

Tus tíos y tus abuelos
tus primos y compañeros
a verte rey de los cielos
quisimos ser los primeros.

Que seas un buen cristianos
que sepas amar a la gente
que seas un buen ciudadano
honesto y muy obediente.

Quiere mucho a tus padres
que por ti se sacrifican
que sientan muy orgullos
que David los dignifica.

Y no olvides en el futuro
ser un hombre muy cabal
que te apoyes en esa Cruz
que hoy acabas se abrazar.

De tu abuelo M. Lara
Valencia 14 de Mayo 2016
LA COMUNIÓN

Es la comunión un acto religioso que practican los católicos y que se realiza por primera vez a la edad de nueve o diez años convirtiéndose en una gran fiesta familiar y una experiencia inolvidable para los niños que la reciben.

En todos los pueblos de nuestro país, por el mes de Mayo, se celebran la “Primeras Comuniones”en las que las familias, cada una a su manera, hacen el esfuerzo económico para asumir los gastos que este acontecimiento ocasiona todo ello porque el consumismo, y el reclamo de los restaurantes y salones de bodas, han convertido casi en una obligación el tener que celebrar por todo lo alto la comunión.

Tremendo error, porque el sacramento, en si, no es sino una preparación religiosa del niño para recibir la sagrada forma, como cristiano practicante, que le permite albergar en su interior el cuerpo y la sangre del Cristo crucificado como señal de pureza y santificación una vez que mediante la confesión consiguió el perdón de sus pecados. Sobra toda ostentación, todo boato, todo gasto superfluo, solo Dios y el niño/a son los artífices del acto.

Yo como tantos abuelos y padres este año he tenido también mi primera comunión. Mi nieto David la celebró en Valencia y allí hemos ido toda la familia, mis hijos y nietos, para celebrarla todos juntos reuniendo un total de 23 personas. Porque lo importante es que la familia sea la única invitada, que el vestido sea lo más sencillo posible y que el banquete se limite a una comida familiar
que se puede realizar perfectamente y económicamente en casa.

Pasamos un gran día, el primero en disfrutar fue David, que tomó por primera vez contacto con Jesús, con la iglesia y con su religión, y después todos nosotros, sus familiares, que teníamos que estar con él en tan importante acto que le obligará ahora a seguir el camino que la marque su doctrina. Que sea un buen hijo, un buen cristiano, un buen ciudadano y una excelente persona, es lo que yo le he pedido a Dios en este día tan especial para nuestra familia y para mi David. Qué así sea.
DESDE MI ATALAYA
LA ESCOLLERA
Es la Escollera un restaurante que yo tengo muy cerca de casa, en Estepona, en el puerto, junto a la playa, que ya para mi es como si fuera de la familia porque, todos los dias que puedo, lo visito al medio día para tomar una cervecita y nos finos con sus correspondientes tapitas.
Esto empezó hace ya muchos años, quince, cuando vinimos a vivir a este bonito y acogedor pueblo malagueño. Como pasábamos por medio de él para bañarnos era casi obligado, a la vuelta, parar para refrescarnos y tomar una copa. Esto luego se complicó porque cuando terminaba la temporada de baños, yo que lo tengo a 100 metros de mi apartamento, aprovechaba la hora del medio día para acercarme y seguir tomando la copa, que al ir solo, sin mi señora, ya no era una sino dos o tres con las cuales volvía eufórico y todo contento a comer a casa.
Resulta pues que yo tango una gran amistad con los dueños y sus familia, son dos, con los empleados y hasta con la gente de la cocina que me atienden, me saludan y me tratan con todo el cariño del mundo.
Ya he conocido que esto empezó siendo una pequeña taberna de puerto, hace más de 75 años, y que con el tiempo dos de los camareros a la muerte del jefe se hicieron cargo del negocio alquilando a la viuda la explotación del mismo, del cual es dueño absoluto la Junta de Andalucía y la Consejería de Puertos, que en cualquier momento pueden decidir prohibir su explotación.
Lo cierto es que hoy, por hoy, es uno de los restaurantes más visitados y valorados en Estepona y yo diría, el que sirve mejor y más rápido de todo el pueblo, siendo tanta la afluencia de clientes que seguramente hay días en los que el número de comensales pasará del millar.
Yo desde luego tengo toda clase de elogios y de respeto por esta gente desde Carlos el que controla la entrada y salida de vehículos hasta Charli, uno de los jefes, José Mari hijo y representante del otro jefe, su madre Ana que se baña con nosotros, los camareros Diego y Carlos, la chica polaca Justy, y todo el personal que me hacen pasar unos ratos muy agradables entre ellos.
Yo os recomiendo que si venís por Estepona no dejéis de visitarlo y entre sus muchas exquisiteces yo os diría que probéis sus gambas cocidas, sus anchoas y su pata negra, que son sardinas rebozadas y adobadas. Eso es lo que yo suelo tomar cada día acompañado de una caña y dos copas de manzanilla. La verdad es que la Escollera es, toda ella, una auténtica pata negra.
CARTAGENA
Cartagena es una ciudad y un municipio español situados junto al mar Mediterráneo en la comunidad autónoma de la Región de Murcia. La ciudad es la sede de la Asamblea Regional, órgano legislativo de la Comunidad Autónoma,. El municipio cuenta con 218.528 habitantes..
La ciudad de Cartagena fue fundada por Asdrúbal en el año 227 a. C., sobre un anterior asentamiento ibérico. En la época romana su nombre era Cartago Nova.
Esta ciudad después de la decadencia romana formó parte del imperio bizantino resultando destruida después por la invasión de los visigodos. Esto le hizo sufrir un periodo de decadencia y fue en el siglo XVII cuando debido a la importancia estratégica de su puerto adquirió un papel militar que la convirtió en la capital del Departamento marítimo del Mediterráneo..
Desde finales del siglo XIX y durante el siglo XX, la economía de Cartagena se basó en la explotación del cinc, plata y plomo de la sierra minera, cuya prosperidad se manifestó con la construcción de edificios modernistas.. En la actualidad, agotados los filones mineros, Cartagena vive principalmente de la reparación naval. Así mismo, es una de las principales bases navales del país, junto con Rota y Ferrol, y un emergente destino turístico gracias a su patrimonio histórico-artístico, que abarca vestigios de época cartaginesa, romana, bizantina,. En el ámbito cultural es conocida por sus fiestas mayores de Cartagineses y Romanos y las procesiones de Semana Santa, declaradas de Interés Turístico Internacional.
Yo he visitado ya en dos ocasiones esta ciudad y la verdad, es que tiene un encanto especial, tiene aspecto y presencia de gran ciudad y tiene muchas cosas que ver y visitar. Lo primero el Ayuntamiento situado cerca del puerto que es un edificio de estilo modernista, el Museo de. la Marina que recoge una muestra muy completa de todos los utensilios y atrezos del mar a lo largo de su historia. No hay que dejar de ver el submarino de Isaac Peral cartagenero que fue su inventor, que se encuentra anclado en el puerto. Muy importante la visita al teatro romano, descubierto recientemente, que se encuentra en un magnífico estado porque había permanecido bajo tierra durante siglos, enterrado, y eso hizo que se conservara intacto.
Degustar sus gastronomía, su pescado, sus embutidos y chacinas, su queso y sus vinos es otro de los alicientes de este pueblo señorial de Murcia y del Mediterráneo. Os lo recomiendo.
DESDE MI ATALAYA

EL VENTORRILLERO

Dícese de la persona que regentaba un ventorrillo. ¿Y que era un ventorrillo? Un pequeño establecimiento de comidas que se establecía a la salida de los pueblos.

Pues aún existen los ventorrilleros, al menos en Jimena de la Frontera, (Cádiz), existe uno de nombre Luís que regenta un pequeño restaurante, El Ventorrillero que dignifica y eleva su profesión y su negocio, a la condición de un restaurante de lujo de los de varios tenedores.

Este bello pueblo gaditano, del paraje de los Alcornocales, es famoso por su historia, por sus pinturas rupestres, por su castillo y por las setas que abundan en variedad y calidad, cuando llega el otoño, y que hacen que Jimena sea la sede del grupo micológico Santarella asociación gastronómica del Campo de Gibraltar.

Esa fama micológica me llevó allí y fui a parar al Ventorrillero donde tuve la suerte de conocer a Luis el propietarios y a Pepa, su madre, y disfrutar de una comida extraordinaria, auténticamente casera, con la particularidad de que en la atención, el trato y hasta las formas, te hacen sentir no como cliente sino como uno más de la familia.

Luis te atiende sentado contigo en la mesa y te va diciendo lo que su madre ha preparado para el día y hasta la forma de cocinarlo, cocido, callos, manitas, potajes, carnes de corral o de caza, todo ello elaborado con la mezcla del hongo que mejor le venga, y con una magistral cocinera que es Dñ. Pepa que ella si que merece las 3 estrellas Michelin.
Ofrecen también una buena carta de vinos.
Los postres son igualmente exquisitos y, autenticamente caseros, con un toque especial que los hacen distintos e irresistibles. Yo he de decir que a mi no me gusta el arroz con leche pero el del Ventorrillero es mi postre preferido.

Y llega la hora de pagar, de nuevo Luis se sienta contigo y con su charla amena, simpática y agradable, coge el bolígrafo, y sobre el mismo mantel te va haciendo su factura, que tú pagas gustosamente, primero porque no es nada cara y segundo porque aunque lo fuera, lo que allí ta han ofrecido ha sido mucho más de lo que te cobran.

Merece la pena visitar este establecimiento pequeño en cuanto a dimensión y grande, muy grande, en cuanto calidad, variedad y categoría, tanto profesional como humana, que es lo que normalmente es muy difícil encontrar hoy día. Enhorabuena a los que hacen que el Ventorrillero sea no solo un lugar donde se come muy bien sino que además nos hacen sentirnos como en nuestra propia casa.