Foro Común


Mensajes de Escritos "literarios" originales y propios de cada forero enviados por Manuel Lara Lemus:

DESDE MI ATALAYA
MI CUMPLE
Cuando llega el cumpleaños
uno no piensa en la edad,
uno desea que el siguiente
te vuelvan a felicitar.
Y si se cumplen ya tantos
que hasta se pierde la cuenta
que no te pongan las velas
porque son más de setenta.
Pero te sientes muy feliz
por estar entre tu gente
contar con muchos amigos
y tener clara la mente.
Si encima te sientes bien
después de estar jubilado
da muchas gracias a Dios
por no llevarte a su lado.
Y decirle al mismo tiempo
que a mi me hubiera gustado
tener también aquí conmigo
los amigos que se ha llevado
Gracias a toda mi familia,
a todos mis conocidos
y a los que hoy se acordaron
del día en que había nacido.
Yo aunque estoy muy a gusto
tampoco nunca he olvidado,
que morir no me da susto
porque estoy ya preparado.
Muchas gracias a todos.
M. Lara 24/03/2014
MORELLA
He visitado recientemente una de las ciudades mas bonitas de España, se llama Morella y está situada al norte de la provincia de Castellón en la comarca del Maestrazgo.
Es Morella una de esas ciudades que te cautivan, desde el primer momento, y que te hacen pensar que estás dentro de unos muros y unas piedras que son historia, que son cultura y que son un trocito muy importante de ese país maravilloso, que es el nuestro y que nos hace sentirnos inmensamente orgullosos de pertenecer a èl.
Morella tiene un castillo del siglo XIII, restos de un acueducto de estilo gótico valenciano, una iglesia colegiata que es la mejor representante del estilo gótico en España y una calle porticada maravillosa junto a un entorno medieval en el que uno se siente transportado a la Edad Media. En ella tienen cabida todavía los gremios artesanales y se conservan sus tradiciones y sus fiestas con una pureza tal que asombran por su perfección y por estar realizadas por todo el pueblo que participa gozoso en sus celebraciones y eventos,.
Lo más relevante dentro de la historia de Morella está en sus sus fiestas patronales que se celebran cada seis años en honor de la virgen de Vonavilla, Una imagen de 25 cms de altura que un valor incalculable como consecuencia de los diamantes y brillantes que tiene incrustados en su corona. Esa celebración es un novenario en el que todo el pueblo participa, dedicado cada día a un gremio que es el responsable de los actos que se celebren,
La virgen se encuentra en una ermita situada al menos en 10 kms del pueblo y al llegar la fecha de esos actos los ciudadanos en romería van por ella y la suben al templo iniciándose las celebraciones.
La decisión de estas fiesta sesenal y novenaria se tomó en el siglo XVI cuando el pueblo padeció una epidemia de peste y entonces subieron de la ermita hacia la iglesia ala en procesión para pedirle que les librara de la enfermedad. Como se curaron todos los enfermos, las autoridades civiles y religiosas se comprometieron a mantener por siempre y cada 6 años estas celebraciones,
Lo más importante de estas fiestas es la participación colectiva del municipio de tan solo 2.500 habitantes en el adorno de todo el pueblo confeccionando unas alfombres y cientos de figuras de papel rizado que asombran por su perfección y por su calidad artística digna de encomio.
Hacía mucho viento y mucho frio hoy en Morella, que está a más de 1000 metros de altitud, pero las visita no ha podido ser más fructífera y más positiva pues se trata de un pueblo de los más bellos de España y de un ambiente que te retrotrae a unos 500 años en la historia. Cuando termines y bajes hacia el autobús compra unas tejas de piñones en una de sus varias confiterías y termina la visita de una dulcísima manera.
LAS FALLAS

Un año más nos hemos acercado a casa de mi César en Valencia, aprovechando que habíamos ido a Vinaroz (Castellón) con el Imserso, para ver, in situ, esa maravillosa fiesta de las fallas que los valencianos, con su entrega, su pasión y su arte, ha conseguido que hallan sido nombradas Patrimonio de la Humanidad.. Además para ver bailar a mi nieta María que participaba en la representación de su falla, por cierto que lo hizo estupendamente y no porque yo sea su abuelo.

Mi hijo está apuntado a una de las fallas que hacen en su barrio y están integrados plenamente en ese mundo del casal, (o local donde se reunen los falleros), a organizar todos los actos y actividades que lleva consigo ser miembro de una falla. También a comer y a beber los fines de semana, sobre todo en esta época próxima a la plantá (o montaje de la falla en la calle), para que sea visitada por todos los ciudadanos y someterse a un jurado que pueda premiar su calidad y el simbolismo que la representa. Este año han obtenido un premio infantil por lo que una representación de la falla, con sus trajes típicos, sobre todo niños, fueron al ayuntamiento a recoger el mencionado premio que luego lo ponen delante de su monumento para que sea conocido por todos y para orgullo y satisfacción de todos los falleros que la integran.
Son muy preciosos los trajes que utilizan las valencianas, mayores y niñas, van cubiertas de adornos y de telas de muy diversos colores que ensalzan la belleza y gracia del género femenino, que está presente en muchos actos relativos a la fiesta, siendo el más importante el ofrecer en desfile por las calles de la ciudad los ramos de flores a la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia, a la que hacen un monumental manto con las flores que reciben de todos los miembros de las más de 300 fallas que se exponen en Valencia.
Los varones y los niños también tiene su traje típico, menos ampuloso que el de las mujeres y representa la indumentaria de los huertanos valencianos, con su pantalón, chaquetilla su pañuelo en la cabeza o en el cuello y una especie de alpargatas que eran el calzado de campesino valenciano.

Luego está como primer plato de estas tradicionales y originales fiestas que es la mascletá, que durante unos 20 días se celebra en la plaza del ayuntamiento y que consiste un espectáculo que tienen una duración de 5 a 10 minutos en el que miles de petardos, algunos ensordecedores, van explotando sucesivamente y creando una especie sonido musical que a los valencianos les vuelve locos. Es impresionante desde luego el acontecimiento que te produce retemblidos en el cuerpo y en los oídos y una sensación extrema de explosión y de ruido.

Luego muy importante la visita a los distintos monumentos falleros que todos tienen un tono satírico y burlesco, de cuanto ha sucedido en Valencia y en nuestro país a lo largo del año. Son verdaderas obras de arte llenas de color y de expresiones caricaturescas de sus personajes. Merece la pena verlas y disfrutar del ambiente de la calle en estas fechas donde la música hace siempre acto de presencia y donde igual te puedes comer una paella a cualquier hora, unos buñuelos o un bocata de chorizo. Por cierto allí encontramos a unos torrecampeños que tenían una churraría de nombre Santa Ana, que fue la que nos hizo pensar en su patrona y al preguntarles nos confirmaron que era de Torre del Campo.

Y el plato fuerte, la quemá o sea la destrucción por el fuego de todo aquel trabajo, de todo aquel arte, de todo aquel mundo de fantasía, de ilusión y de tradición que ellos hacen gustosos, durante todo un año, para hacerlo desaparecer en las llamas y dejcombinación de fuego y de calor que se origina en estas destrucciones, los bomberos tienen que regar y proteger los cristales de las viviendas colindantes y hay algo de riesgo en la presencia de estos actos por la cantidad de personas que hay contemplándolos y porque cualquier fallo puede producir algún accidente. La verdad es que todo esto es llamativo, atractivo, envolvente y raro, para nosotros, pero sin duda alguna merece la pena verlo allí y disfrutarlo como algo que es único en el mundo y alucinante. ar el camino preparado y abierto para iniciar la falla del próximo año. Es muy intensa esa
Manuel, más o menos igual que en toda España.

Un saludo
te devuelvo el saludo angel
Hola Manuel, has descrito muy bien en qué consiste la matanza, yo como "Niña" de pueblo he disfrutado con ella, ya que nos invitabamos las amigas como si de una fiesta se tratara.
en fin, cosas que ya pasaron y que merecen ser recordadas.
Saludos.
Gracias Rosalí por leerme y manifestar que te gusta lo que escribo. SON SIMPLES VIVENCIAS DE AQUELLOS AÑOS que todos llevamos gozosamente dentro de nosotros. Un saludo.
LA MATANZA
Era la matanza, en aquella época, verdaderamente una necesidad para el buen abastecimIento de la despensa familiar en cuanto a unos alimentos muy necesarios, que entonces no se podían adquirir en las tiendas e alimentación con la facilidad de ahora y porque el poder adquisitivo de muchas familias no lo permitía. Así que lo que se hacía era adquirir en el mes de Agosto, concretamente en la feria de Martos, un lechón o cerdeo pequeño, para irlo engordando y preparando con los restos de la propia alimentación de la familia y sacrificarlo por San Andrés que es la época del año idónea para tal evento.
Era esto también una forma de reunión de las familias para ayudarse unas a otras en los labores de una matanza que son muchas y muy artesanales transmitidas de madres a hijas que permitían sacar del cerdo todos los embutidos y chacinas posibles que después se iban consumiendo, a lo largo del año, según se fueran necesitando. No solo era esto motivo de reunión familias sino también de amigos y vecinos que en esos días colaboraban y ayudaban en las tareas.
Todo empezaba con el sacrificio del animal acción que realizaba un matarife v que llegaba a la casa con una serie de herramientas. Lo mataban le extraían la sangre que guardaban para hacer las morcillas, lo pelaban con agua caliente en una artesa y después lo colgaban y le iban sacando todas sus vísceras que luego serían aprovechadas. Se sacaban los jamones, las paletíllas, los lomos, la carna, el tocino, las orejas, las costillas y la cabeza, las tripas todo vale de este animal que es muy guarro, como su nombre indica, pero que después es tan sabroso y tan aprovechable.
Se hacían primero las morcillas con sangre y cebolla cocdida, después los chorizos, el salchichón, la butifarra, (en Fuensanta gutifarra), la cabeza de cerdo, los chicharrones las mollejas con los sesos, la careta, las orejas y las patas y se daba por terminada la ardua faena. Esto logicamente llevaba dos o tres días y era un trabajo muy duro sobretodo para las mujeres de ahí que para realizarlo se necesitase toda clase de ayudas..
Pero era fundamental para disponer dentro de casa de un mercado propio que servía para ahorrar dinero en la tienda y para que durante la temporada de la aceituna, los días malos de invierno, o en cualquier momento tuviéramos una comida preparada.
Los hombres cuando más trabajaban era el primer día pero aprovechaban también para tomar unas todo el proceso de la matanza para ir tomando copas, con las tapas que ofrecía el cerdo, los trozos de carne, o churracos a la brasa, la morcilla recién salida de la caldera, la masa de los chorizos antes de llenar las tripas, o la butifarra
. Cuando pasaban 15 o 20 días venía el último capítulo de la matanza que era freir los chorizos, las morcillas y los lomos adobados y preparados, para después meterlos en orzas cubiertas con aceite de oliva, del que nosotros somos los mayores productores de toda España. Ya tenían en casa comida y calorías para todo el año.
Esto que en nuestros días se ha ido perdiendo, aunque aún haya una minoría de familias que lo hacen, que en parte está bien porque la grasa que conlleva una matanza no es aconsejable para el controlar el colesterol, para las personal mayores y para todas aquellas que tengan un trabajo sedentario y de poco esfuerzo pero entonces ya era un problema poder comer con lo cual el colesterol pasaba a un segundo término. Pero también era necesario porque entonces no existían los supermercados, las fábricas de embutidos, los frigoríficos y esa matanza era la solución de todas esas deficiencias.
Había que llenar las fiambreras a diario para los trabajadores del campo que comían caliente a la hora de la cena porque durante el día la matanza era su mejor alacena.
LA SUERTE
La suerte es algo sobrenatural, yo creo, que existe pero que no vemos, que misteriosamente favorece o perjudica quien ella quiere y que todos quisiéramos encontrar para comprar sus favores y si no para obligarla a favorecernos.

La suerte puede ser buena o mala y curiosamente puede ser, malévolamente, generosa en el bien o en el mal, con una misma persona o con una misma familia, sin que eso nadie lo pueda controlar ni evitar.

Eso nos lleva a pensar que hay un se superior que es el que administra ese reparto indiscriminado de la suerte pero la verdad es que yo creo que es simplemente el azar, la casualidad, y si quieres el destino, el que da lugar a ese tipo de situaciones y hechos felices o desgraciados a los que nosotros les ponemos el calificativo de suerte.

Lo cierto es que siempre se ha dicho que hay personas que nacen con estrella y otras que nacen estrelladas pero no es menos cierto que en ello influyen también una serie de circunstancias de tipo familiar, social o personal, que pueden condicionar en ese estatus, pero no es menos cierto que eso no tiene por qué ser admitido como la única e irremediable aceptación de esa buena o mala suerte, porque es el ser humano, la persona, la que puede cambiar su futuro y conseguir que esa estrella brille o se apague para él y su familia. Y ahí son el esfuerzo, el trabajo, honestidad, y la educación los que pueden tratar de sustituir a la suerte.
Hay personas y familias que siendo adineradas se arruinan y hay otras pobres que llegan a conseguir la riqueza y el éxito.

Es muy fácil echarle la culpa a la mala suerte cando algo nos sale mal y no admitir que tal vez la culpa fue nuestra porque no hicimos lo que debiéramos en aquel momento. Así cuando tenemos accidente de coche no decimos las copas que habíamos tomado aquel día. Cuando tenemos una enfermedad no reconocemos que fue culpa de aquél vicio que nos hacía fumar dos paquetes de tabaco diarios o comer en exceso y sin control cada día.

Por tanto la suerte está ahí y muchas veces somos nosotros los que no hacemos nada para conseguirla y esa la que nosotros podemos conseguir con nuestro esfuerzo y nuestro tesón, esa es la suerte que debemos buscar, porque la otra esa vendrá, para bien o para mal, sin que nosotros la busquemos.
EL RECREO
Curro estaba muy feliz
oyó el timbre del recreo
y estaba loco por salir
para encontarse con Leo.

Era su amiga mejor
la que siempre le buscaba
le demostraba su amor
y ella nunca le fallaba.

Pero hoy no había llegado
hasta dentro de su clase
y estaba muy preocupado
porque algo le pasase.

Ya escuchaba los ruidos
de los niños en el recreo
y estarían todos reunidos
todos menos él y Leo.

Curro estaba muy triste
y escuchó que le decían
Leo no pudo advertirte
que ya no te sacaría.

Era la Seño llorando
quien le daba la noticia
y otra alumna esperando
para sacarle en la silla.

Leo no podrá venir más
su familia muy urgente
ha tenido que machar
a otro país de epente..

Me dijo que te abrazara
y te dijera que siempre
donde quiera que estuviera
no dejaría de quererte.

Y aquí tienes a Maria
que ocupará su lugar
sacándote cada día
al recreo para jugar.

Curro estaba inválido
en una silla postrado
y nada hubiera podido
sin un amigo a su lado.

Con lágrimas en los ojos
salieron los tres al recreo
y volvieron muy gozosos
habían recuperado a”Leo.”

M. Lara 26/10/2015
FRUTOS DE CERRO-VIENTO

EL PERO
Los peros (esas manzanas alargadas con forma de hocico de perro), es una variedad que se da en Andalucía y que tal vez en parajes más agrestes o montañosos, como la zona nuestra del Cerro- Viento.
Es esta una fruta que ahora yo no veo por ninguna parte y que tal vez esté en época de extinción, por lo menos en nuestro pueblo, donde cada vez se cultiva menos en esa zona y donde el abandono de los cultivos nos puede llevar a que desaparezcan.

Es esta una fruta exquisita, de color amarillento que yo recuerdo que llegado el otoño mi abuelo la recogía pero sin madurar, entonces no se podía comer porque estaba dura e insípida. Lo que se hacía era meterla en un troje revuelta con paja para que no rozándose unas con otras no se pudrieran y así se conservaban durante varios meses y se iban poniendo de color marrón indicado que ya estaban maduras y listas para comer.

Era la fruta que consumían para ir a la aceituna y por esta época invernal cuando entonces no existían en las tiendas nada más que naranjas y plátanos porque los supermercados no existían y Almería no había descubierto su cultivo, ni existía la importación de frutas que ahora en muchos caso es la que comemos que nos viene del extranjero.. Entonces por esta época no había tampoco ni tomates para echárselos al hoyo.

Pues ese pero de hocico de perro es toda una gozada, en sabor, en culcura, en suevidad seguro que ahí en nuestro pueblo muchos los disfrutan todavía pero yo no los he visto jamás en una frutería o en un supermercado.

EL ALBÉRCHIGO

Otra fruta típica de Fuensanta y del Cerro-Viento era el albérchigo. Es una variedad de melocotón de no mucho tamaño, de color amarillo que presentaba un tono más rosado por la parte que le daba el sol. Y que tiene un sabor extraordinario, una pulpa muy suave y un dulzor mucho más intenso y más especial que los melocotones normales. Yo creo que esto se debe a que estos árboles no se riegan, normalmente son de secano, y tanto el pero como el albaricoque deben su excelencia a ser frutos de sierra y de secano.

Mi hijo César que es un enamorado de su pueblo, de su campo, de los espárragos, las cagarrias, las setas, y hasta el olor de Fuensanta, que él dice es el mejor del mundo, siempre me puede cuando viene en vacaciones procura buscar y probar tanto los peros, como los albaricoques, cada uno en su época y para el son un exquisito manjar.

El progreso nos trae muchos adelantos y muchas comodidades pero a lo mejor también se lleva esas joyas tradicionales, en los frutos y en todos los campos, que eran propias y exclusivas de un pueblo, de una cultura, de una tradición, y eso si se pierde ya no hay progreso ni invento que te lo vuelva a recuperar.
LA JUVENTUD
Como nos recuerda ese dicho tan popular la juventud es un tesoro, un divino tesoro, que no siempre sabemos utilizar como debiéramos ya que esa misma inexperiencia de nuestros pocos años, la inseguridad que nos causa el hacer frente a nuevas situaciones y vivencias desconocidas nos impiden aprovechar, al máximo, nuestras posibilidades y nos abocan a riesgos y fracasos que nos hacen afrontar, con temor y con complejo, el camino a seguir que muchas veces no es el más idóneo.
No obstante la juventud es la etapa de la vida en la que uno se siente dueño del mundo, al menos nos creemos capaces de conseguirlo, aunque luego la realidad va haciendo que cada uno pueda alcanzar cotas distintas, en cantidad y en calidad, en ese mundo de ilusión y de esperanza que, sin duda alguna, nada regala después y uno tiene que aprender, desde el principio, que la única forma de poder triunfar en la vida es el esfuerzo, el tesón, el trabajo bien hecho y el no olvidar que la vida exige una constante competencia, que debe ser leal, y que haga prepararnos, en todos los sentidos, no para llegar, que ya es importante, sino para hacerlo en condiciones de no llegar de los últimos.
Por eso desde siempre los padres hemos puesto nuestro esfuerzo y nuestro mayor empeño en que nuestros hijos adquieran una educación y una preparación superior, si es posible, a la que nosotros recibimos por eso pensábamos le ayudaría a tener un futuro más esperanzador y más placentero.
El problema es que eso, como tantas cosas, se ha venido abajo por culpa de aquella maldita crisis de la que nadie quiso hacerse culpable pero está claro que fueron los poderes fácticos, económicos y políticos, los que la auparon de forma impune y hasta interesada, permitieron que llevaran a la sociedad a un desfase total, que nos ha hecho retroceder 30 ó 40 años y perder todos los avances logrados en el ámbito social, laboral, económico y hasta familiar.
El problema es que eso, como tantas cosas, se ha venido abajo por culpa de aquella maldita crisis de la que nadie quiso hacerse culpable pero está claro que fueron los poderes fácicos, económicos y políticos, los que la auparon de forma impune y hasta interesada, permitieron que llevaran a la sociedad a un desfase total, que nos ha hecho retroceder 30 ó 40 años y perder todos los avances logrados en el ámbito social, laboral, económico y hasta familiar.
Y esto que a todos los estamentos de la sociedad nos ha afectado, de forma brutal, a los jóvenes les ha atacado de manera muy especial porque ha roto el proceso normal de evolución de la sociedad y se ha cargado el tejido empresarial y laborar dejando sin trabajo y sin posibilidades futuras a unos jóvenes preparados y dispuestos a emprender sus vidas. Solo tienen la opción de conseguir un trabajo temporal, ridículo y mal pagado, o irse al extranjero para poder buscar un futuro mejor.
Y ya no vale su educación, ni sus carreras universitarias, su fuerza y su vigor juvenil. Ahora están en la casa paterna, comiendo de sus padres o sus abuelos, sin poderse casar, sin poder trabajar, y sin el premio que por sus años de esfuerzo y preparación todos les augurábamos.
Hay que solucionar muchas cosas en nuestro país, pero de todas ellas la primera es un trabajo digno, estable y bien remunerado, porque sin él no habrá futuro y sin futuro no habrá país. Y esto no se consigue desenterrando muertos, consistiendo el riesgo independentistas, facilitando la entrada masiva de los inmigrantes o ignorando el peligro de ruptura de nuestro país. Porque como aquí nadie asume responsabilidades luego dirán: "que fueron otros los que la mataron y ella sola se murió".
OTOÑO PROSA
Cada estación del año tiene su encanto, sus defensores y sus detractores y todas ellas tienen algo especial que las representa y las caracteriza.
El otoño es la estación de la paz y el sosiego, de calma y el relax, de la nostalgia y la quietud. En sus tardes oscuras y pardas, con una alfombra de hojas muertecinas pasear por un parque o un sendero da la sensación de que caminas pisando una mullida y crujiente pasarela.
Época propicia para disfrutar del amor, cogidos de la mano, rebosando de gozo y de dulzura, cuando ya se es viejo y de pasión y deseo si se es joven, nos llena de dicha y purifica el alma.
¿Quien no ha saboreado las más suaves y tiernas caricias en una silenciosa y limpia tarde de otoño cuando el sol se despide por el horizonte?
Ami este año de me han ocurrido estos versos para darle la bienvenida.
OTOÑO VERSO
Ya llegó el otoño un tanto violento
arrasando con los restos del verano,
castigados con su lluvia y su viento
y vencidos por tan oscuro veterano.
Es sin duda un romántico enemigo
que hace del amor su fiel desvelo
derramando pasión siendo mendigo
de caricias, de besos y de consuelo.
Ese dulce paseo de los enamorados
por una alfombra de crujientes hojas
eleva a sublime aquellos decorados
y los adorna con tonos ocres y rosas.
No soy gran defensor de tus ofrendas
ni empatizo con tus rudos oscureceres
pero solo con que el amor enciendas
eres para mi un adalid de los placeres.
Solo por eso tienes mi aceptación sincera,
pero nos traes también la paz y el sosiego
y la época de realizar la fértil sementera
y al final a tus bondades yo me entrego.
Estepona 23/09/2016
M. Lara
EL VERANILLO DE SAN MARTÍN

Hoy he querido distinguir a esta denominación popular, “veranillo de San Martín,” porque este año está siendo bastante generoso con nosotros, los enamorados de la playa y del baño en el mar, ya que estamos disfrutando, aquí en la Costa del Sol, de una prolongación muy gratificante de ese Verano que ya dio paso a su vecino Otoño hace unos días.

Siempre suele suceder, por estas fechas, que hay un aumento inesperado de las temperaturas que nos hace seguir utilizando las ropas de verano como si nos resistiéramos a meter en el armario todas las buenas sensaciones y recuerdos de esos días de vacaciones o de relax, disfrutados estos últimos meses, con nuestros seres queridos. Y es muy normal que un día caiga un chaparrón que nos sorprende con las chanclas o con el pantalón corto y que nos hace comprender que pasó la canícula pero, ¡oh! Sorpresa, al día siguiente sale el sol con una fuerza tremenda y nos da el respiro tan deseado de que todavía tenemos que aprovecharnos del sol de los menbrillos o veranillo de San Martín.

Yo recuerdo que en mis años jóvenes cuando terminaba la feria de Fuensanta nos quedaban todavía las de los Villares y las de Jaén y procurábamos, si el tiempo nos lo permitía, seguir utilizando los atuendos veraniegos para alargar al máximo ese mini otoñal verano. Sería nuestra fuerza de juventud, seguramente, pero un simple jersey nos servía para justificar nuestra ilusoria convicción.

Y este año aquí en Estepona estamos gozando, sobremanera, este delicioso veranillo porque nos seguimos acercando a la playa, cada día, para tomar el sol y para darnos un buen baño ya que el agua, normalmente aquí fría, ahora en Septiembre-Octubre está limpia, transparente y calentita. Lo que pasa es que ya está desierta, ya no hay agobios, tan solo cuarenta o cincuenta enamorados de la mar que permanecemos fieles hasta el final, que hace dos veranos, fue el 16 de Diciembre el último día del año que nos bañamos. Y a mi me parece que esta año vamos por el mismo camino ojalá nos comamos los mantecados junto al mar. Aquí os espero.
ANGELILLO

Fue Angelillo un personaje muy conocido en Fuensanta, por muchas razones, pero la principal es que era un hombre muy activo, muy trabajador, y no paraba ni un momento para procurar que sus cuatro hijos tuvieran todo lo necesario para poder vivir, en una época donde vivir sin pasar fatigas era el principal objetivo de cualquier familia.

Esta fue su actividad durante muchos años en Fuensanta, y estos los negocios y empleos que fue simultanuendo al mismo tiempo:
Era empleado del Ayuntamiento, corresponsal de un banco, propietario de un bar, a lado de la Iglesia, y representante de Cerveza San Miguel. Estaba por la mañana en el despacho municipal, por la tarde repartiendo cerveza con un carrillo y ya por la noche se dedicaba a ir cobrando las letras que el banco tenía con clientes de Fuensanta. Esto nos da una idéa de que en aquella época una familia numerosa como la suya necesitaba de más de un trabajo para poderla alimentar normalmente.
Si además tú pretendías que tus hijos hiciesen una carrera, no pensabas en que trabajasen para ayudar a la economía familiar, entonces tu esfuerzo tenía que ser múltiple y además en muchos casos hasta muy dificil de soportar.

Pues este hombre lo logró, consiguió que su hija mayor fuese ATS, que sus dos varones fuesen Peritos Industriales, y la hija menor hizo Bellas Artes y es la autora de la imagen de la Vígen que hay dentro del nacimiento de la Fuente de la negra. Tres de ellos los varones y la hija menos se fueron a las Islas Canarias donde han desarrollado sus trabajos y su vida laboral. La mayor se fue a Ciudad Real donde ejerce su profesión sanitaria.

Además Agelillo era un hombre abierto, simpático, agradable, que se llevaba bién con todso el mundo y a penas si pudo disfrutar su jubilación porque al poco de jubilarse iba repartiendo suy cerveza con un carrillo de ruedas de los que había que empujar, a la altura del Chorrillo sufrió un infarto fulminante que acabó con su vida. Murió ya jubilado pero trabajando que era lo que había sabido hacer durante toda su vida.

Yo aunque mucho más joven que él tenía muy buena amistad con Angel que aunque era competencia con mi padre, porque nosotros vendíamos la cerveza el Alcazar, esto no fué nunca obstáculo para tenernos por buenos amigos y para ayudarnos los dos en nuestras relaciones laborales. Lo cortés no quita lo valiente. Angel mi recuerdo y mi saludo allá donde estés.
A LA VIRGEN DE LA FUENSANTA
A nuestra madre divina,
llena de amor y desvelo
que baja de su hornacina
y nos cubre con su velo.
Hoy se celebra su santo
y ella quiere compartir
con nosotros ese canto
que le queremos rendir.
Danos tu gracia Maria,
tu consuelo, y tu perdón,
que iluminen cada día.
Y si lo crees conveniente
haznos un lugar en el cielo
donde verte eternamente.
-----------
“María de las Mercedes
patrona de la Fuensanta
danos tu bendición
y tu divina esperanza,
cuida de todos nosotros
y protege nuestra alma,
da frutos a nuestro campo
y a todos. salud y calma “
Autor M. Lara 2005
AQUEL CINE DE VERANO
Fue el cine de verano una diversión muy arraigada en nuestro país, muy popular y muy útil, en aquellos años tan difíciles, en todos los aspectos, tan escasos, tan tristes y tan necesarios de diversión, de esperanza y de alegría.
Era una reunión colectiva, casi familiar, de vecinos que una vez cenados cogían, en algunos casos sus propias sillas y su botijo, y es iban a soñar, al fresquito de la noche al aire libre, con unas vacaciones en Benidorm, un viaje a París, o una historia de amor en el Caribe.
El primer cine de verano que hubo en Fuensanta estaba situado en el Paseo de Colón donde hoy está la casa de pisos que hizo José Lázaro. su primer propietario el boticario D. Rafael Luque del Moral que tenía la farmacia en la Plaza de Abajo
Yo tengo conocimiento muy directo de ese cine porque una de sus tres puertas redondeadas que tenía el la fachada la ocupábamos nosotros con el almacén que teníamos alquilado, pero es que además mi padre fue encargado de aquél cine y yo era, con mis 11 ó 12 años, el taquillero que vendía las entradas.
Mis amigos me envidiaban porque yo veía todas las películas y yo les envidiaba a ellos porque no podía jugar ni acompañarlos, los sábados o los domingos que había cine, mientras estaba trabajando. De cualquier forma yo estaba feliz porque estaba colaborando con mi familia y contribuyendo, de alguna manera, a la solución de la pertrecha economía familiar.
Era frecuente poner en la puerta del cine unos carteles de la película que se iba a proyectar uno muy grande con el título, los nombres de los artistas y del director, así como un fotograma de los protagonistas. Y además de esto unos carteles más pequeños de la dimensión de un folio, pero de castón muy duro, en los que se veían distintas escenas de la película para que los futuros espectadores tuvieran una idea más clara de lo que iban a ver.
Entrabas al cine, te sentabas en tu silla, comprabas pipas o avellanas, tal vez una gaseosa de aquellas de bola, que fabricaba mi tío Miguel, y por 5o céntimos de peseta tenías la diversión y el fresco garantizado.
Como entonces no existía la tele y la radio tampoco estaba en todos los hogares esta era una válvula de escape para vislumbrar algo de cultura y de espectáculo y hacía que toda la familia pudiera volver a casa con la alegría de haber pasado un buen rato y con la seguridad de que iban a poder coger el sueño antes de que el calor asfixiante del mes de Agosto, (no había frigoríficos y mucho menos aire acondicionado), calentase el agua del botijo de la Fuente de la Negra que se llevaban a la salida del cine, bien fresquita, y el propio cuerpo que también venía preparado para dormir tras dos horas al aire libre. Bien por aquel cine de verano que el progreso se llevó por delante. Cuantos años ya de aquellos recuerdos inolvidables....
LOS ABUELOS DE ELLOS
Es curioso comprobar que los abuelos de los políticos que hoy están en el candelero, como primeras figuras, no siempre han coincidido con sus nietos en sus sentimientos ideológicos y para averiguarlo he indagado sobre los abuelos maternos de Casado, Sánchez, Iglesias y Rivera y estos son los resultados:
CASADO PP. Reciente Presidente Nacional del partido. Su abuelo fue Hernan Blanco un
médico cirujano muy famoso y muy valorado en Palencia por su profesión que fue encarcelado y condenado a 30 años de prisión, en Agosto fue 1936, por haberle encontrado un carnet de la U. G. T. cuando huía de un encierro en la Diputación de Palencia con otros jóvenes izquierdistas. En la cárcel se dedicaba a operar a reclusos, sin medios idóneos y utilizaba como bisturí la tapa de una lata de sardinas. Por su excepcional comportamiento y por sus dotes como cirujano fue indultado en el año 1,941.
SÁNCHEZ P. S. O. E. Su abuelo Antonio Castejón fue un militar franquista que empezó la guerra como Comandante de la Legión y terminó siendo Capitán General que intervino en la guerra civil con Queipo de Llano de forma muy destacada, en la conquista de Badajoz y la zona de Extremadura donde le pusieron el mote "el carnicero de Zafra” siendo considerado uno de los militares más sanguinarios de la contienda.
PABLO IGLESIAS, PODEMOS. A este le viene la izquierda por partida doble, por parte de padre y por parte de madre. Su abuelo materno Manuel Turrión fue un socialista histórico que estuvo durante 30 años protegiendo el P. S. M. y que a la venida de la democracia participó como diputado en varias legislaturas y se destacó en la defensa de los intereses, sobre todo, de los policías y militares de la República. Un socialista honesto y no extremista con un comportamiento coherente con la defensa de sus ideas.
ALBERT RIVERA C´s CIUDADANOS. Este catalán con ascendencia malagueña por parte de su madre nacida en un pequeño pueblo de la Axarquía malagueña, Turé de 600 habitantes, es el que menos ascendencia política familiar tiene. En el pueblo se le conoce como el nieto de Lucas, que era su abuelo materno y que estuvo regentando muchos años un bar en el que su abuelo exhibía con orgullo el poster que en su día hizo el político al presentarse a las primeras elecciones, desnudo y ocultando sus zonas íntimas con un balón de fútbol. El pueblo lleva muchos años gobernado por el PP, pero Lucas nunca fue un hombre interesado en la política si no fue al final de su vida defendiendo a su nieto.
Es curioso comprobar que el único de ellos que tuviera en su familia a un destacado militar franquista, comprometido en la contienda, sea el que vaya a sacar a Franco del Valle de los Caidos. Vivir para ver......
LLEGÓ EL FINAL

Un año más aquí estamos
los mejores en reunión
no pudieron liquidarnos
como era su intención.

Aquí lo tenemos claro
y no cogimos la maleta
pues nos parece muy raro
el cambiarse de chaqueta.

Y con Encarna seguimos
nuestra amiga y profesora,
porque con ella aprendimos
y es toda una y gran señora.

Como siempre disfrutamos
de café y dulces cada día
y hasta churros que tomamos
en buena paz y armonía.

Hoy comemos todos juntos
en un fin de curso siniestro
porque te echamos de menos
Eugenio gran y amigo nuestro.

Y como se que en el Cielo
seguro que estás pintando
quiero que sientas el conuelo
de que te estamos mirando.

Que tengáis todos feliz verano,
que Dios os de a todos lo mejor
mira que el otro es tu hermano,
dale cariño y mucho amor.

M. Lara 23/6/2018
DE TURISTAS

Todos hemos hecho cosas en nuestra infancia que podemos considerar un tanto arriesgadas o irresponsables de forma que al hacerlas las ocultábamos, por temor a nuestros padres, pero con el paso del tiempo las contamos como una hazaña, como algo que demuestra que el riesgo atrae en esa edad y que es un peligro, indudablemente, del que hay que prevenir a los menores.

Tenía yo entonces 9 años y mi padre me había comprado un bicicleta de segunda mano, porque nueva era demasiado coste para nuestras escasas posibilidades económicas, y estaba yo deseando de realizar con ella mi primer viaje turístico. Como mi amigo Juan Castro (el tomate) de 8 años que era más arriesgado que yo me propuso que nos fuéramos a visitar Martos, que estába más cerca, tan solo a 11 kms y así lo hicimos..

Y esa fue la aventura, mes de Agosto, domingo, tres de la tarde, un calor asfixiante, una carretera sin asfaltar y allí íbamos Juan y yo a conquistar el mundo Nos costó llegar, tramos los dos montados, tramos los dos empujándole, pero llegamos gloriosamente. Dejamos la bici, nos dimos un paseo, nos refrescamos en la Fuente Nueva y cuando nos disponíamos a regresar la bici estaba pinchada. ¿Y ahora que hacer? Domingo, sin dinero, todo cerrado.....

Yo había ido con mi padre a casa de un primo suyo que era practicante, muy conocido en Martos, que se llamaba Pepe Rodriguez y que tenía 12 hijos. Yo que entonces era el niño más tímido de España, no lo pensé, fuimos a su casa, le contamos el problema, él llamó a un señor que tenía un taller, Juanito el de las bicicletas, empresa que todavía sigue en pié, y que ahora llevan sus hijos. Vino un empleado llamado Tomás, que con el tiempo fue amigo mío, aunque era domingo y todo, nos arregló el pinchazo y Juan y yo, todo contentos, iniciamos el viaje de regreso, los dos en la la bicicleta llegamos felices a Fuensanta a las 8 de la tarde. Ni que decir tiene que mi padre se enteró cuando fue a Martos y su primo se lo contó, porque nosotros tanto Juan como yo habíamos hecho un pacto de no decir nada a nadie.

Se da la circunstancia de que todos los personajes de esta historia, ecepto yo, ya han fallecido, porque esto sucedió hace hoy 69 años. Que viejo soy, pero gracias a Dios estoy bien, y puedo contarlo. Este fue mi primer viaje como turista que yo hice solo....... ¡Qué tiempos aquellos!
sin asfaltar, una bici vieja y allí íbamos Juan y yo a conquistar el mundo.
MARIA TIENE TRES AÑOS

Mi pequeña y linda María
soy el abuelo “Malolo”
hoy te vengo a felicitar
porque cumples tres añitos
y junto a ti no puedo estar.

Por eso lo hago con versos
que llevan todo mi amor
el mío y el de la abuelita
Laly, que tiene hoy el dolor
de no estar con su nietecita.

Que lo pases muy feliz
con los papás y los hermanos
que seas buena y obediente,
que cuando seas mayor
te quiera toda la gente.

Yo quiero que cuando sepas,
que ya serás más mayor,
puedas leer mis escritos
porque así comprenderás
que te quieren tus abuelitos.

Que Dios te ayude en la vida,
que ayudes tú a tus hermanos,
a tus padres y a la gente,
porque es de buenos cristianos
tener siempre esto presente.

A nuestra nieta María con todo nuestro cariño.
M. Lara 12/12/2014.
UN CATALAN Y UN ESPAÑOL (sus valores).

Hay un hecho de una importancia tan deleznable en la vida del que hoy es Presidente de la Generalidad de Cataluña, que nadie explica de forma clara y, que yo lo voy a hacer hoy porque creo que a estos políticos que por desgracia tenemos repartidos por toda la geografía española hay que plantarles cara, desde todos los ángulos, desenmascarando su poca vergüenza, su prepotencia, su desprecio a todos lo que no creen o piensan como ellos, porque al obrar de esta forma se convierten en enemigos de la democracia que no merecen ostentar ningún cargo público ni ningún respeto.

Primero voy a mostraros lo que este catalán, Joaquín Torra independentista extremo publicó en un periódico como piropo y calificación de todos nosotros los españoles:

JOAQUIN TORRA PI:
«Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con moho, contra todo lo que representa la lengua.

Y ahora os cuento cómo pasó esto y los motivos, que según él le llevaron a hacer esas declaraciones que ya dicen por si solas la poca dignidad, la poca educación y la poca vergüenza del este personajillo catalán.

JOSE MANUEL OBARZO QUINTAS:
Es un vasco, nacido en Durango que fue guardia civil. El cuarto de una familia de nueve hermanos que decidió emigrar a Suiza ponerse a trabajar allí, estudiar la carrera de Ingeniero y posteriormente montar varias empresas convirtiéndose en un importante empresario de la construcción, con otros negocios en Suiza y en Barcelona, donde tiene su residencia,.

Este español iba a Suiza desde Barcelona, en el mismo avión que el catalán Torra, Entonces el vasco español Sr. Obarzo se dio cuenta de que las azafatas hicieron sus informaciones, en Sueco (dialecto del alema), Ingles y Catalán y protestó diciendo que si el vuelo salía de Barcelona cómo es que no habían utilizado el Castellano que era la legua oficial de España.

Y esto fue lo que el Catalán, Torra consideró tan inadmisible y tan burdo que a los pocos días publicó en un periódico catalán ese hediondo mensaje que y ponía al principio pero que lo voy a poner de nuevo para que no quede ninguna duda de que personas que tratan así a sus hermanos españoles no tienen perdón ni cualidades para representar ni dirigir a nadie:

«Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con moho, contra todo lo que representa la lengua."

Y ahora comparemos un catalán abogado, escritor, (que ya vemos lo que escribe) llega a ser Presidente de Cataluña. puesto por Puigdemont (fugado de la justicia), para que ocupe su cargo provisionalmente y que no utilice ni su despacho.

Y un español, vasco, guardia civil, Ingeniero, empresario importante en Suiza. Que habla 6 idiomas.

Yo le diría a Joaquin Torra y ahora vas y lo cascas.......
EL DESTAPE

Es obvio que esta nueva estación del año que se acerca, nos viene a desnudar y a destapar de esa excesiva protección corporal ocasionada por el Invierno, el crudo invierno padecido este año, y por la bella e ilusionante primavera en la que este año también se ha pasado en lluvia y en frío, al menos, en su primera mitad.

El verano es para mí la mejor estación del año porque yo amo el calor, el baño en el mar o en la piscina, el ir medio en pelotas durante todo el día y en disfrutar de esos días largos, intensos, festivos, en los que vivimos más en la calle, más en contacto directo unos con otros y en los que a los que le gustan los toros, como a mí, se hace realidad ese burdo refrán taurino que dice; Para los toros sol, moscas y “tábarros”como el puño. Un poco bestia, diría yo, pero que resume en tres palabras el tiempo que es ideal para ese espectáculo tan denigrado actualmente pero que es la esencia de nuestra cultura, de nuestra tradición y de nuestra idiosincrasia.

Ya en Mayo las mujeres salen a la calle más ligeritas de ropa, dejando entre ver sus lineas y curvas, su esbeltez y su belleza, impregnando el ambiente de una sutil sensualidad que alegra la vista y despierta el subconsciente hacia una imaginaria o posible concupiscencia idílica o amorosa.
Y el olor, ese olor característico de un ambiente perfumado de múltiples olores que hacen bueno aquel dicho de un escritor, español que decía:" Qué bien huelen las señoras".

Eso es solo el aperitivo para lo que sucede después ya en pleno verano, donde es destape llega a ser mucho mayor y donde en playas y piscinas se pueden admirar cuerpos esculturales con solo un diminuto biquini y en casos especiales hasta monoquini.

La verdad es que alguien dirá pero este viejo verde todavía se fija en estas cosas, y yo le respondería que el ser humano, por muy viejo que sea, siempre mantiene viva su imaginación y su sexualidad aunque solo sea alimentada por su naturaleza humana y por sus recuerdos. Pero es bello admirar a una mujer, con todo el respeto y la dignidad que ella merece.

También los hombres en el verano, en estos últimos tiempos de forma más general, tienden a cambiar si pantalón tradicional por uno corto, su camisa por una camiseta. Y sus zapatos por unas chanclas, amen de un bañador para poder remojarse también fuera de la bañera o la ducha. Lo que pasa es que el hombre, a mi modo de ver, no se puede comparar con la mujer en eso de belleza y de finura, pero otras cosas tendremos también cuando las enamoramos a ellas.
Este es para mi el retrato de la calle en el verano, mucho más vivo, más atractivo y más apetecible que el invernal, porque la vida es más intensa y porque a todos nos conviene y nos gusta vivir.

A este respecto yo tengo que confesar que a mi desde niño lo que más ilusión me hacía era lo de las sandalias, porque me daban una sensación de frescor y de liberación de los calcetines y los zapatos o botas que veníamos utilizando en los meses invernales. Yo ya de adolescente acudía al zapatero para que me hiciera unas sandalias personalizadas, que eran una sola tira de cuero cruzando el pié de lado a lado.
Con el tiempo ya se encontraban en el mercado sandalias de todo tipo y por último las chanclas en las que un solo dedo sujetado por un pequeño tope permite fijar el pié a la suela y caminar sin más ataduras. Este es mi calzado preferido, este es el que yo uso por lo menos siete u ocho meses al año y a pesar de que ya me falta muy poco para los ochenta me permiten caminar con seguridad y sobre todo con frescura.
Feliz destape a tdos para este verano que ya tenemos a la puerta de la esquina.
LAS HABAS

Es la época normal en la que este planta da su fruto y yo he observado, por mis viajes a distintas provincias y regiones dentro de nuestro país, que es este un alimento no muy utilizado, consumido y valorado en muchos sitios de España.
Es un producto que se confunde, según que zona, con el guisante pero para nosotros, los andaluces, concretamente, las habas son mucho más ricas y más valoradas gastronómicamente como alimento en nuestra cocina.
Es ahora en este mes y en mayo cuando tradicionalmente en nuestras huertas se cosechaba este alimento, aunque ahora la nuevas técnicas puedan producirlo en cualquier otra época del año, lo que si está claro es que es ahora cuando tiene su fecha más idónea para saborearlo y disfrutarlo.
Las habas se consumen verdes y crudas, directamente de la jeruga, también fritas y cuando están duras se pueden utilizar para hacerlas en potaje.
Las habas crudas nosotros las comemos con pan y aceite, en el gazpacho o en ensalada y siendo tiernas, y si es posible recién cogidas, son una delicia para el paladar.
La fritura más rica y casi un manjar es cuando las habas son todavía muy pequeñas, del tamaño de una lenteja y entonces se fríen con la jeruga quitándole la brizna que la une y contándola a trozos de dos o tres centímetros. En estos casos como están más sabrosas es sin jamón y sin huevo, solamente el gusto del haba y del aceite de oliva virgen, de nuestra tierra.
`
Cuando el haba es normal, pero siempre pequeña, lo ideal es que sean del tamaño de una habichuela, entonces se sacan de la jeruga y se fríen con unos trozos de jamón y con bastante y buen aceite y al final para servirlas se le pone encima un huevo frito.
Las últimas habas de la mata que son demasiado gordas se seca y se guardan para comerlas en otoño o invierno en un potaje que mi madre hacía con berenjenas y a mi particularmente me encantaba.
Así es que como facebook está en todas partes si alguien de esos lugares donde las habas no son muy apreciadas quiere probar a cocinarlas o comerlas de alguna de las maneras indicadas, que lo haga, seguramente que se va a sorprender muy gratamente y va a valorar más justamente a este alimento
EL CASINO DEL PROGRESO

Hay en nuestro, pueblo desde hace muchos años, una sociedad recreativa que lleva por nombre, Casino del Progreso, ignoro la fecha de su fundación pero supongo que tiene ya más de 100 años.
Para todos los fuensanteños su nombre escueto es el Casino.
Esta sociedad en sus principios solo la formaban personas de cierto estatus social y económico, porque para entrar se hacía una selección y por votación se decidía si el nuevo socio era admitido o no. Y como en aquella época no todo el mundo disponía de una economía saneada que le permitiera dedicar unas pesetas a distracción u ocio no eran muchas las personas que se presentaban como candidatos. Otra cuestión era la discriminación política porque en aquellos años de la posguerra las cosas no estaban como para que reconciliación inmediata.

Pero los tiempos pasan, las heridas se cierran, las diferencias sociales se liman y se igualan y hoy día, desde hace ya al menos 40 años, todo el que quiere ser socio del Casino se presenta, y aunque la forma de admisión sigue siendo la misma, por votación de los socios, todo aquel que lo hace sale elegido porque ya no se rechaza a nadie.

Sin embargo el Casino ha experimentado grandes cambios desde su fundación muchos de ellos producidos por la evolución de la sociedad que ha aportado nuevas y variadas formas de diversión y de ocio y ha liberado a sociedades como el Casino a que cumplieran gran parte de este fin.
Antiguamente, en mi infancia yo recuerdo que, sobre todo en el invierno, venían artistas, los fines de semana, y las familias de los socios acudían a los espectáculos de cante, teatro o magia, que resultaban muy divertidos. Había también un servicio de bar que era gestionado por la sociedad y que después se gestionaba desde los bares que había frente al casino, para volver después a su situación actual cuando es un particular que gestiona este servicio a cambio de encargarse de la limpieza y cuidado de las instalaciones.

Era frecuente también en Navidad, Semana Santa o en verano, hacer bailes dentro del Casino, además del tradicional baile de la Plaza en la Feria, que se fue celebrando hasta la proclamación de la democracia, cuando fue el Ayuntamiento quien asumió esa responsabilidad.

Hoy día solo se disfruta en el casino, de lectura de los periódicos, de ver la televisión, de jugar a las cartas o al dominó y de tomar una copa en el bar., de la calefacción y del aire acondicionado. Ya no hay baile, y por tanto todas aquellas actividades del inicio han desaparecido porque la sociedad y el desarrollo las han asumido.

Yo fui Presidente de esta entidad, creo que en 1,975, y recuerdo muy bien que fue una fiesta tan lluviosa que para recuperar las pérdidas de los bailes la prolongamos un día más. Aquel año fue el primero que trajimos a la fria un cantante importante al baile de la Plaza que se llamaba Emilio José, un cantautor cordobés nacido en Fernan Nuñez que había ganado el Festival de la Canción de Benidorn con el tema Soledad, que se hizo muy famosa y de la que todavía se puede adquirir su disco.
A ver si los mayores se acuerdan de ella. Aquí os la dejo.

https://youtu. be/sKi6ZSNsI-c
PEGALAJAR

Sobre las Rejas y la Charca,
con su playa muy incierta,
se encuentra Pegalajar
cuna de gente despierta.

La Cueva y el Parapente
les hacen muy singular
pues son de raza valiente
muy difícil de igualar.

Pegalajar cante y toros,
fiesta, pasión y alegría,
fue baluarte con los moros
y es gloria de Andalucía.

Allí encontré yo el amor,
un amor puro y sincero,
lleno de dicha y clamor,
que es lo que yo más venero.

De él tres hijos nacieron,
buenos, listos y educados,
que seis nietos nos trajeron
y nos tiene encantados.

Pegalajar me siento tuyo,
aunque no nací en tu seno.
y a la Virgen de las Nieves
mi corazón yo le entrego.

M. Lara 22/04/2018
PORCUNA Y SU GALLINA BLANCA CON LECHE
Desayunando hoy en un bar he visto en un periódico un artículo sobre la gallina con leche de Porcuna (Jaén) que por ser de nuestra tierra me ha parecido interesante el dárosla a conocer.
Me ha parecido bastante raro que guiso sería este que mezcla en su elaboración la leche con una gallina y mirad cual es la explicación.
Esta es la Gallina en leche de Porcuna. ¿Conocías tú esto?
No os extrañéis, pese a su nombre, se trata de un riquísimo dulce que no lleva nada de carne. En Porcuna se han conservado algunas recetas de origen árabe con curiosas denominaciones.
La gallina de Porcuna por su sabor y textura recuerda algo al alfajor o al mazapán. Sin duda se trata de una versión hecha al horno del "manjar blanco", plato común en la Edad Media y el Renacimiento que entonces se hacía con carne de gallina. Con el tiempo pasaría a hacerse sin carne, que ya sólo ha quedado en el nombre. Que yo sepa sólo se hace en Porcuna (Jaén), no lo he encontrado en ningún otro lugar del resto de España. En Almuñécar se hace un dulce muy parecido llamado "cazuela mohína".
La receta de la gallina en leche fue llevada en 1936, durante la guerra civil, por las monjas dominicas de Porcuna al convento de Madre de Dios, en Sevilla, en el que se refugiaron. Hoy en día es uno de los dulces de mayor éxito que realiza esta congregación religiosa y si vais por esta ciudad podréis verlo en la exposición de dulces de los conventos de clausura de Sevilla que se realiza todos los años en los Reales Alcázares.
Para los muy eruditos y aquellos que tengan curiosidad, Ruperto de Nola, en su "Libro de cozina", escrito en el siglo XVI, describe paso a paso como hacer un buen "manjar blanco" y para los que estén extrañados de que la carne de ave se pueda preparar con azúcar, canela etc, para salir de dudas no tienen nada más que ir a un restaurante árabe y pedir un plato de bastela, ya veréis, está exquisita.
Yo desde luego la próxima vez que pase por Porcuna no me vendré sin probar lla dichosa gallina con leche.
MI BICICLETA

Tenía yo seis o siete años y soñaba con poder tener una bicicleta pero lo veía tan difícil que para mi
nunca llegaría ese día y a todo lo más que podía aspirar es a seguir conservando mi carretón que era un trozo de madera con tres ruedecitas pequeñas, que nos permitía deslizarnos por las cuestas o bien por lo plano, siempre que otro amigo te empujara. Y el mío ni siquiera tenía las ruedas de rodamientos de bolas que eran los más rápidos y los más güai.

Claro que si reflexionabas un poco había otros muchos niños que ni siquiera tenían carretón, aunque también es cierto que nos lo prestábamos de unos a otros para permitir que todos pudiéramos pasear con aquel “moderno” artilugio.

Esa era nuestra infancia, ese era nuestro día a día, soñar, imaginar, pensar que un día ibas a conseguir poder disfrutar de aquél juguete nuevo o de aquella diversión nueva que ya se anunciaba por las radios o por la prensa. Una trompeta, un tambor, un balón de cuero o un cine Exin. Porque solo contábamos como fijos los recortables de coches, de casas, o de muñecas.

Yo le cuento esto a mis nietos y las criaturas no se lo creen además yo pienso que para ellos dirán mi abuelo está como una cabra, ha pedido el juicio o tiene alzheimer. Y es totalmente comprensible porque hoy cualquier niño tiene muchas más cosas de las que nosotros nunca llegamos, no ya a tener o a pedir, sino ni siquiera a imaginar.

Bueno pero como las ilusiones a veces se cumple, como no hay mal que dure cien años, yo un día sin esperármelo, vi entrar por la puerta de la casa de mi abuelo, con quién vivíamos una preciosa bicicleta de color rojo, con su sillín, su manillar, sus pedales y sus frenos, sus llantas cromadas y brillantes y hasta un transportín que me permitiría en lo sucesivo cargar allí las cosas que yo necesitara llevar de un lado a otro. Su marca, no se me olvidará nunca, era Orbea y estaba fabricada en Vizcaya. Era preciosa, reluciente, como nueva y yo le pregunté a mi padre: Papa de quien es esta preciosidad. Y él me contestó tuya., esa es la bici que tú estabas esperando y deseando hace ya tanto tiempo. Es indescriptible la inmensa alegría que yo sentí ese día, la satisfacción de tener en mis manos aquella maravilla de aparato que me permitiría correr como un gamo por todos los rincones de mi pueblo y de paso presumir, como no, ante mis amigos de tan preciado juguete.

Después supe que mi padre me la había comprado porque aquel año había aprobado el ingreso al instituto que me permitiría iniciar, por libre, los estudios de bachiller ya que entonces no había instituto nada más que en Jaén y no podíamos costear el ir allí a
estudiar. Supe también que aquella bicicleta que se la había comprado mi padre a su buen amigo D. José Peña López, el practicante “Pepe el Señorito”, que se compró un moto Guzzi de aquellas que llevaban la palanca del cambio junto al depósito de gasolina. Cuanto disfruté yo con mi bicicleta que buenos recuerdos aquellos de una infancia feliz.
LA COOPERATIVA DE ALIMENTOS

Fuensanta tuvo en su día una Cooperativa de Alimentos que estaba compuesta por muchos socios, personas particulares, que al igual que la tradicional Cooperativa de Aceites pretendían tener ellos su propia tienda, seguro que el primer “supermercado del pueblo”, para obtener precios más baratos en los productos de alimentación y hogar que todos tenemos la necesidad de consumir en nuestras casas.

Esta cooperativa estuvo dirigida por unos empleados que a tal fin buscó la sociedad para que desarrollasen en su funcionamiento diario la atención y venta a los clientes, la reposición y compra de artículos y la distribución y organización de la tienda cada día. Estas personas eran Antonio Lara, Francisco Carballo y Manuel López que estuvieron todo el tiempo trabajando en la entidad desde su creación hasta su extinción yo calculo que unos 10 ó 15 años.
Tuvo su ubicación en la plaza de abajo en la casa que entonces era de Pepe Pareja (Camilo) y que hoy es de su sobrino Francisco Pareja el pescadero donde hoy una hija suya sigue con la pescadería de sus padres.
Antonio era el proveedor de la tienda, el que se encargaba de traer y recibir las compras que se espendían diariamente a los socios, Paco era más bien el dependiente que controlaba y dirigía las ventas acompañado de Manolo que era el mozo de ayuda que todo lo que necesitaran sus dos compañeros de trabajo. Claro que en a lo largo de la jornada todos atendían en la tienda y estaban pendientes del buen funcionamiento de la misma y de los socios.

Con el tiempo esta entidad se disolvió tal vez porque este tipo de cooperativas en bastante mas complicado que la de el Aceite, donde solo existe la elaboración y control de un solo artículo, la eceituna y un solo producto a obtener, el aceite, la prueba está qn que en ningún sitio siguieron funcionando estas cooperativas que se conviertieron en pequeños o grandes supermercados que son las tiendas de alimentación que funcionan en los pueblos, y las grandes superficies como Carrefour, Mercadona, Día u otros, que hay repartidos por toda España.

Los mismo empleados de la Coopetativa Alimenticia de Fuensanta terminaron poniendo ellos sendas tiendas que han estado funcionando muchos años una en la Calle Real y la otra al final de la calle Jaén confluencia con el callejón del Chorrillo y que una vez jubilados su dueños estos dejaron de dirigirlas.
Manolo, un chico muy amable y muy simpático, hoy ya será muy mayor también, se marchó a Jaén y quiero recordar que se colocó en la Residencia Sanitaria Capitán Cortés, dejando el ramo de la alimentación. A todos ellos, amigos míos, y a sus familias un saludo muy aferctuoso.
EL RELLENO

Era costumbre por Pascua de Semana Santa que en las casas de Fuensanta, se hiciera una comida muy especial que consistía en un cocido, con sus garbanzos, gallina o pollo y su pringada, que en el proceso de su elaboración servía para cocer dentro de la misma olla una especie de embutido llamado Relleno que ahora explicaré como se hacía y que su masa se introducía dentro del estómago del cerdo, de la matanza, que envolvía y protegía el contenido del preciado embutido.

Yo recuerdo que la elaboración era complicada, había que cortar lomo de cerdo y chorizos de los que se guardaban en las orzas y esto con mucho pan rallado, con muchos huevos y con sus correspondientes aliños, se convertía en una masa amarillenta que era la que se introducía en la tripa del morcón del cerdo y se cosía la boca con un hilo grueso para evitar que durante la cocción se saliese el embutido introducido. Al mismo tiempo se hacía masa suficiente para poder rellenar los cascarones de los huevos utilizados que, una vez llenos, se introducían también en la gran olla que de forma lenta, por varias horas, al rescoldo de la lumbre de palos de olivo, que era lo que entonces se utilizada en aquellas lumbres-cocinas de nuestras casas, daba fin a la preparación y terminación de aquel exquisito, variado y muy alimenticio plato.

A la hora de consumirlo se hacía primero una sopa con la sangre del pollo o gallina sacrificado y se le echaban sopas de pan, yemas batidas de huevo, y un poco de vinagre, y este era el primer plato.
Después se servían los garbanzos, los huevos rellenos, la carne y la pringada y se sacaba el relleno que se dejaba enfriar y que en días sucesivos, a modo de embutido, se iba consumiendo en trozos los cuales contenían también un trozo de la envoltura del estómago del cerdo que también se comía y que todo era un auténtico manjar.
Yo recuerdo que mi madre de este plato, en plan gracioso, decía que estaba hecho de muchas cosa buenas y que luego el resultado hacía que saliese una cosa regular. Pero esto era una broma porque aquel relleno, no el que yo he comido después comercializado en algún restaurante o tienda, era un plato de una exquisitez extraordinaria.

Yo no se si se seguirá haciendo todavía en Fuensanta, supongo que las casa en las que aún hacen matanza del cerdo lo harán igual que antes, yo desde luego hace ya 30 años que no lo he visto ni lo he comido pero enhorabuena para los que todavía lo disfruten y que el Relleno lo coman en trozos pequeños para que les dure más.
LAS BIZCOTELAS DE ENCARNA

Hubo en nuestro pueblo una confitería que regentaban dos hermanas Mercedes y Encarna Santiago, (la gorda) ubicada en la calle Real, en el edificio que construcción hace unos años Javier Marchal, y que elaboraban unos dulces extraordinarios que venían a comprar los vecinos de los pueblos limítrofes y que uno en especial, las famosas bizcotelas de Encarna, eran el producto estrella famoso por toda la provincia de Jaén porque eran imposibles de imitar y de elaborar con la textura, el sabor, y la perfección con que las hacían estas confiteras en Fuensanta.

Era de las dos Encarna la directora y ejecutora de aquel negocio que ellas heredaron de su padre y, que al ser solteras ambas, se dedicaron de lleno a la fabricación y venta de los dulces en nuestro pueblo y en otros de la zona. Eran unas bizcotelas que se deshacían en la boca y que cuando se las introducía en un vaso de leche o de chocolate absorbían casi totalmente el líquido y se convertían en un auténtico manjar. Encarna las vendía para fuera y yo creo que ya en aquella época hasta fueron a venderse en Barcelona donde estas mujeres tenían un hermano llamado D. Fidel, que fue profesor muchos años en nuestro pueblo, su pueblo natal, por cierto mi primer Maestro, y que marcharía de traslado a Barcelona para buscar mejor futuro a sus cuatro hijos, dos varones y dos hembras, de los que solo quedan 3 porque el mayor de los hermanos Fidel falleció ya hace muchos años. Aprovecho y desde aquí a todos ellos les envío un abrazo muy fuerte y el reconocimiento de mi más sincera amistad y recuerdo para todos,

Elaboraba encarna toda clase de dulces, roscos, piononos, pestiños, peladillas y turrón de almendra este junto con las bizcotelas eran de una calidad extraordinaria. Cuando llegaba la feria del pueblo Encarna ponía un puesto en la Plaza de Arriba para competir con los turroneros que de Torredelcampo y otros pueblos acudían a la feria a vender sus productos y yo recuerdo que la barras de turrón que presentaba Encarna tenían un grosor de al menos 10 ctms de ancho, de forma totalmente cuadrada, y de una longitud de 60 ó 70 ctms. que ella cortaba con un cuchillo especial y que vendía al peso según quisiera el cliente. Era siempre turrón de almendra duro o blando que era imposible encontrar algo igual en el mercado.

Fue Encarna una mujer muy luchadora y emprendedora, era muy amiga de mi padre, y recuerdo que ella tal vez fuera la primera mujer de Fuensanta que se sacó el carnet de conducir y se compró un coche Renault Daufine que ella paseaba orgullosa por su pueblo recuerdo que la cochera la tenía al lado de la tienda de Anselmo y junto también al callejón del chorrillo.

Tuvo Encarna un empleado que aprendió el oficio y se estableció en Martos donde todavía al menos sus hijos tienen negocio de confitería se trata de Manuel Martín Camacho, pariente mío, hijo de José Antonio el municipal y de Estrella Camacho, que copió las recetas de sus dulces pero yo no se si en las bizcotelas también la consiguió, a mi me dijeron que esa receta Encarna y su hermana no quisieron que nadie la copiara. Fuensanta siempre fue un pueblo emprendedor y diferente a los que nos rodean y aunque pequeño siempre dio muestras de su saber hacer y de sus iniciativas que le hacían distinto a los demás. Y es que los fuensanteños seguramente que estamos protegidos por nuestra Virgen de la Fuensanta y por el agua bendita de nuestra sin par Fuente de la Negra.
LAS CATARATAS

Son las cataratas un deterioro en la visión que suele producirse en las personas mayores generalmente que va reduciendo la vista llegando finalmente, si no se operan, a producir practicamente la ceguera.
Todos recordamos cuando antiguamente veíamos a un anciano operado de cataratas que le ponían unas gafas con un cristal opaco y tenían que llevarlo durante bastante tiempo para obligar un ajo a su nueva adaptación. Esto unido al temor de que a uno le trastéen en algo tan delicado como los ojos ha hecho siempre que las personas con cataratas sintieran un gran temor a someterse a esta operación, dejando pasar el tiempo y exponiéndose a terminar ciego.

Yo tenía una catarata en un ojo que me la detectaron hace ya más de 20 años, cuando fui a renovarme el carnet de conducir, y no le había hecho ningún caso me iba cambiando las gafas de cerca y de lejos y le daba de lado a esa temida operación. Pero por Navidad mi señora se notó algo en la vista y decidió que fuéramos a un oculista para hacerse una revisión. La doctora le detectó una catarata muy incipiente y le dijo que por ahora no se la tenía que operar. Pero como las mujeres son tan cotillas, gracias a Dios, le dice a la doctora mírele Vd. a mi marido a ver como tiene su vista. Yo me dejé auscultar, menos mal, porque la médica me dice Vd. si que está ya para operarse pero de los dos ojos porque tiene en el izquierdo un 20% de visión y en el derecho un 60%.
Yo que me lo temía dije un poco temeroso, pues bueno vamos a hacerlo. Ella me tranquilizó me dijo que eso ya era una cosa sin importancia que se hacía en media hora y que te ibas a tu casa conduciendo el coche.

Y efectivamente llevaba toda la razón del mundo porque yo me he operado ya de los dos ojos, en un espacio de un mes y he recuperado la vista que tenía con 19 ó 20 años. No necesito ni gafas para ver tanto de lejos como de cerca y veo con una perfección que hasta los colores son más intensos, más puros y más vivos. La tele la veo con una nitidez que ronda la perfección.
Hay un inconveniente ahora ves los defectos de tu piel, de tu cara, de tus arrugas y también los defectos de los demás en este sentido pero eso a los hombres no nos preocupa en absoluto, tal vez ellas las mujeres no puedan decir lo mismo.
SOMAÉN

Vigilado por la peña del Buitre,
desde la edad del Bronce,
con más de cuatro mil años
y protegido por tu castillo
ducal, en la época medieval,
tú supiste sortear la historia
y llegar hasta nuestros días,
regado por ese sinuoso Jalón,
como ejemplo y orgullo
de sobriedad, tesón y gallardía
de esa gente humilde y noble
que nunca llegó al millar
y que hoy no llega al ciento.

Yo tuve el honor y la suerte
de ser dos años somaenero
y recibí de ti tanto cariño
que a los cincuenta y tres años
te siento dentro de mi,
te quiero y te recuerdo tanto
que no me quiero morir
sin ir a darte un abtrazo
y decirle a Santa Quiteria
que Somaén siempre será
grande porque su gente,
donde quiera que ahora esté,
llevará muy alto el blasón,
de Soria y de SOMAËN.

M. Lara 10/02/2016

Yo fui Maestro de Soamén (1965-1967)
MARAVILLOSA ESPAÑA

La verdad es que tenemos un país maravilloso admirado, visitado y envidiado, por todo el mundo que lo eligen como lugar ideal para pasar en él sus vacaciones o para invertir en una vivienda aquí convirtiéndose en residentes habituales de nuestras ciudades y costas, disfrutando así sus jubilaciones en este clima ideal y entre los españoles que somos gente amable, alegre, agradable y que acogemos al que llega a nuestra casas con los brazos abiertos y con una total solidaridad que desde siempre caracterizó a nuestros antepasados.

Sin embargo para muchos españoles España es relegada a un segundo o tercer puesto porque prefieren buscar fuera, en el extranjero, lo que tiene aquí. en calidad y cantidad mucho más valiosa que lo que ellos intentan encontrar. Pero somos así, todo lo nuestro parece que carece de valor, hasta nos molesta defenderlo y airearlo llegando a ignorar o menospreciar incluso nuestra bandera.
Yo creo que todo eso se produce porque realmente no conocemos nuestro país, sus regiones, sus gentes, sus culturas, sus, tradiciones, la belleza y la riqueza de sus paisajes, de sus campos, de sus monumentos, de su literatura su arte y su historia, en la que llegamos a ser la mayor potencia mundial en todos los sentidos y que nos hace uno de los países más turísticos del mundo.

Yo soy un enamorado de mi patria, de mi Andalucía, de mi Jaén y de, mi Fuensanta y después de viajar por medio mundo he llegado a la conclusión de que es España el mejor valor turístico que tenemos que conocer primero, para valorarla después, para dafenderla y darle el lugar que de merece en el mundo.

Yo estos últimos 15 años lo he dedicado a conocer la España que aún no conocía y después de la experiencia puedo asegurar y dar fe de que es España para mi el, mejor museo turístico mundial.
He de decir que todo eso ha sido posible gracias al IMSERSO que permite a todos los jubilados de este país disfrutar de unas vacaciones que están al alcance de todos y que nos permiten hacer realidad, aunque tarde, nuestros sueños viajeros.

De España a mi me queda por visitar, Avila, Salamanca, Palencia, Logroño, Pamplona y Zamora y pienso poder verlas para completar el puzle y para seguir aprendiendo a disfrutarla y a quererla porque sin duda se lo merece.
EL SORDILLO
He escrito muchas cosas de mi pueblo y de sus gentes y hoy me vais a permitir que escriba de mi progenitor M. Lara para todos los fuensanteños “Manolo el Sordillo”, que como comprenderéis para mi fue un buen hombre, un buen padre y un buen empresario.
Era mi padre un aprendiz de albañil con su hermano Miguel cuando este falleció dejando viuda y seis hijos. Al fallecimiento de su hermano mi padre con dieciocho años ascendió de categoría profesional. obligatoriamente, y de convirtió en oficial de la construcción. Durante poco tiempo porque la Guerra Civíl le cogió para el servicio militar y recién casado, con 23 años, tuvo que marchar al frente donde permaneció hasta el 39 una vez terminada aquella absurda, desgarradora y terrible contienda.
A la vuelta al la vida “normal”, se reincorporó a su oficio de albañil y le nombraron Maestro de obras del Ayuntamiento. Desde allí el ayudó en lo que pudo a sobrinos suyos hijos de su hermano Miguel, Ernesto y Manolo y de su hermana Apolonia Juan, y a otras personas que aprendieron el oficio de albañil y que se dedicaron a ejercer esta profesión
Ya en el año 1940 inició lo que para él era su sueño convertirse en empresario y montó un pequeño almacén de materiales de construcción, en los bajos del antiguo cuartel viejo, hoy edificio municipal de usos múltiples, con una superficie de unos 7 u 8 m2, donde se vendía yeso, ladrillos, tejas y cal hidráulica que era lo que existía antes del cemento. De aquí en el año 1950 se trasladó al cine de verano que había en lo que hoy es el edificio que hizo José Lázaro y que hay al lado de la farmacia. Allí ocupó un espacio de unos 10 o 12 m2 que había en la primera de las tres puertas con que contaba el cine. Y seguimos con aquel incipiente negocio, digo seguimos, porque ahí hago yo mi aparición como empleado, a mis diez años, siendo el encargado del mismo.
Aquel edificio entonces era de Pepe el Andarín, muy amigo de mi padre, en el año 1955 mi padre le compró a Pepe, por 5.000 pesetas, a plazos el solar de la casa que mi hermana y yo tenemos en el Paseo de Colón donde se trasladó el negocio con una superficie de unos 150 m2. Pasados 10 años y ante la evolución del negocio mi padre adquirió por unas 500,000 pesetas los solares de la carretera de Valdepeñas y de la Calle Jaén, con un total de unos 1500 m2 donde hemos seguido desarrollando nuestro negocio, concretamente hasta el año 2004 cuando tras mi jubilación y la imposibilidad de seguir el negocio puesto que mis hijos habían elegido otras profesiones y estaban fuera de Fuensanta lo traspasamos a Oscar Peña, nuestro empelado, que lo sigue explotando en la carretera de circunvalación.
Cuando el negocio se trasladó al Paseo de Colón mi padre empezó a fabricar piedra artificial y cañizo, y adquirió el primer camión para poder realizar sus propio transporte. Camión que explotó a medias con Manolo la Bolera hasta que mi cuñado Antonio se sacó el carnet de conducir y de convirtió en el conductor de la empresa.
Tenía como empleado principal siempre a su primo Manuel Cabrera, (malos puntos) que siempre fue el encargado de la fabricación y de los empleados que llegó a tener la empresa que fue de un máximo de 12, tres camiones y una carretilla de carga y descarga. Se fabricó posteriormente mosaico, terrazo, bovedillas y mármol, en sustitución de las pilas de lavar, fregaderos, platos ducha, escaleras y zócalos de la piedra artificial que fue el origen de la fabricación y esos productos se vendían en Fuensanta y en todos los pueblos de alrededor.
Fue un buen empresario, jamás devolvió una letra, tenía amigos comerciantes por todas partes que cuando yo me hice cargo del negocio, junto con mi hermana y mi cuñado Antonio, a la jubilación de mi padre, siempre tuvimos las puertas abiertas por todos lados porque Manuel Lara había dejado muy limpio el camino de su negocio y había demostrado su honradez y el cumplimiento puntual de todos sus compromisos empresariales.
Era mi padre, y yo como respeto a él, después de escribir de todo y de todos no podía olvidarme de él. Perdonad mi petulancia pero era para mí obligado valorar su profesionalidad en un pueblo, maravilloso, pero que solo cuenta con unos 3.000 habitantes., y donde ese negocio ha permanecido abierto la friolera de 65 años. Por algo sería.
MI IRENE CUMPLE 11 AÑOS
Mi querida nieta Irene
ya eres una niña mayorcita
y para el año que viene
seras casi una mocita.
Que pronto pasa el tiempo
me parece que fue ayer
cuando de padrino al templo
yo encantado te llevé.
Has sido una niña graciosa,
buena, guapa e inteligente,
y seras una chica preciosa
y una mujer excelente.
Sigue estudiando a todas horas
y queriendo mucho a tus papás
porque ellos a ti te adoran
y no te fallarán jamás.
Piensa que allí donde estemos
los abuelos os esperamos
que vengáis porque os queremos
y nunca os olvidamos.
Y cuando comais la tarta
Carlos, tú y los invitados,
no eches de menos nuestra falta
porque con la mente estamos.
FELIZ CUMPLEAÑOS IRENE OS QUEREMOS MUCHO.
Marzo 2018
ANDALUCIA
Andalucía sol y cielo,
Andalucía gloria y luz,
Andalucía calor y suelo
orgullo de ser andaluz.
Andalucía cante y copla,
Andalucía llanto y dolor,
Andalucía viento que sopla,
coraje, dignidad y valor.
Andalucía mujer hermosa,
Andalucía vino y pasión,
Andalucía lucha gozosa
con esperanza e ilusión.
Andalucía te quiero tanto
y es inmensa mi gratitud
por cubrirme con tu manto
y haber nacido andaluz.
M. Lara 28/02/2015
ISIDRO Y SU TIENDA

Hubo en Fuensanta por los años 50 y 60 un comerciante llamado Isidro, que no era oriundo de nuestro pueblo y que se dedicaba al comercio de telas en una tienda que tuvo muchos años abierta, en la calle Real, pasada la plaza de abajo y a la altura de la casa de Manolo el Caracol, pero enfrente, en la otra cera.

Era un personaje pintoresco, fumaba mucho, siempre llevaba un cigarro entre las manos, era soltero y paraba en la fonda de Encarna, hoy la casa de Juan Castro, que iba siempre lleno de lamparones en su vestimenta y la gustaba bastante el vino que el tomaba en los bares, acompañado de otros amigos, entonces bastante asiduos de estos establecimientos en donde pasaban la mayor parte del día y sobre todo la mayor parte de las tardes noches.
Era un hombre agradable en el trato, siempre tenía una sonrisa para sus numerosas clientas aunque por otro lado también hay que comprender que como este hombre no tenía familia alguna en el pueblo a todos los consideraba más que clientes o amigos como si fuesen parte de esa familia que él no tenía.
El negocio le iba muy bien, yo recuerdo al menos dos empleados que el tenía siempre en su tienda uno era Juan Peña, el fotógrafo, ya fallecido y otro era el vecino de mis padres y ahora de mi hermana José Pulido.. La verdad es que luego ninguno de ellos siguió el oficio de las telas pero si formaron parte durante bastante tiempo del personal de Isidro.

Eran aquellos años duros de la vida en nuestro país, años en los que se palpaba todavía en el ambiente la carencia y la escasez de toda clase de comodidades y de bienestar y era muy común que los hombres, tal vez para disfrazar esas carencias y esas limitaciones, visitaban con asiduidad la taberna tal vez también para comer algo con las tapas que en ellas les ponían porque desde luego había quien en su propia casa no se las podía permitir. Pero lo que si recuerdo es que el ambiente era bueno, que la gente no se metía en conflictos y problemas y que el trato en estos lugares de ocio y en la calle era bastante amistoso y agradable. En Fuensantapor aq6ella época, existían los siguientes establecimientos de bebidas: el Patio Andaluz, el Casino, el de Rogelio Jaén, el del teatro de Paquito Lazarico, Eduardo el Caracol, el Bodegón, al lado de la plaza de abastos, mi tío Miguel Lemus, Manolete, padre de Manuel y Juan Castro, Andresa, en la plaza de Abajo, otro que había al lado del pilar de la plaza de abajo, en los bajos de la casa de Eduardo Guacharro que regentaba Mena cuñado de Manolo el del Casino y uno que había en la casa donde después lo tuvo Juan Estrella, muchos años, y que entonces era regentado por una Sra. viuda. No se si me he dejado alguno pero creo que ya eran bastantes en una época en donde era difícil comer.

Lo que si es cierto es que cuando uno no se siente muy contento, muy satisfecho, ni muy feliz, es cuando trata de buscar el mejorar ese estado de ánimo y lo hace, a veces, de forma equivocada y no en el sitio más idóneo, pero eran unos tiempos en los que resultaba muy difícil el evitar y caer en alguna tentación. Gracias a Dios aquello años pasaron y hoy todos, en Fuensanta, tienen en su casa lo necesario y suficiente para no tener que andar el día recorriendo bares.
MI ABUELO PABLO

Era alto y enjuto, con el pelo todo y cano,,
labrador infatigable, integro y muy honesto,
de carácter severo pero muy humano,
valiente, luchador, y siempre dispuesto.

Era el padre de tres hijos, joven viudo,
que nunca rehízo sus amor truncado
dedicó su atención a ellos y al cuido
de la hacienda que había heredado.

Era mi segundo padre continuado
porque junto a él vivía y me acostaba
fue el preceptor que me ha enseñado
lo que el trabajo de mi padre me negaba.

Era mi abuelo Pablo, un gran abuelo
con mesura, con talante y con cariño
todo lo que me enseñó fue bueno,
lo bueno que ha de saber un niño.

Era mi abuelo todo un caballero
que con su arado y una simple azada
supo inculcar en mi interior primero
la verdad, la razón y la paz soñada.

Gracias abuelo Pablo.

M. Lara 11/11/2015
FEBRERILLO
No se si a vosotros os pasará lo mismo pero a mi hay un mes del año que no me gusta nada, que le tengo un poco de repelús y si me apuráis, hasta un poco de miedo y de manía. Y ese mes es Febrero, Febrero el loco, como se le conoce habitualmente.
Las razones que me llevan a tener esa aversión por este mes del año son totalmente infundadas, absurdas y hasta rondan en lo supersticioso, pero que queréis que os diga, yo no lo puedo evitar, y cuando llegamos a él, desde el primer día hasta el último, mira que es el más corto de todos, a mi se me hace eterno y no estoy tranquilo, hasta que llega el día 28 y observo que todo ha sucedido con absoluta normalidad.
La verdad es que cuando yo me he puesto a investigar las posibles razones para que yo le tenga esa manía a Febrero no he encontrado ninguna en particular que lo justifique pero quizás la más razonable sea que a lo largo de mi vida,, en mi familia este mes ha venido marcado siempre por acontecimientos de afectan a la salud que, aunque todos se solucionaron favorablemente, te hacen temer que sea en este mes cuando se vuelvan a repetir. Pero esta subjetividad solo está en mi mente algo medrosa y obsesiva y carece de fundamento objetivo, por tanto desterrada.
Otras razones que es un mes que viene a ser un descanso de fiestas y celebraciones como sucede a Diciembre y incluso Enero, donde la Navidad tiene su protagonismo y envuelve a toda la familia, e incluso a la sociedad, en acontecimientos festivos que nos hacen pasar unos días muy felices. Tal vez ese vacío lo convierta en un mes aburrido con la única salvedad de los días locos del Carnaval y por supuesto ese canto al amor que supone la pasada fiesta de San Valentín..
Y yo creo que la principal y la más significativa es que normalmente llueve, nieva, hace calor, hace frio, y a veces esos cambios se producen en un mismo día, de ahí lo de loco. Hay un refrán al respecto que dice:”Febrerillo el loco que sacó a su padre al sol y lo apedreó” que significa que una mañana, hace frío, sale él sol, y a continuación una tormenta de granizos nos aporrea.
Ya le queda menos yo espero que no tengamos más sobresaltos y a ver si los políticos catalanes se ponen de acuerdo, y resuelven bien, ese problema del gobierno de su autonomía que haría bueno este mes de Febrero para todos.
EL GIMNASIO
Quién me iba a decir a mi
a mis casi ochenta años
que acabaría sudando así
con la gimnasia y los baños.

Me levanto y desayuno,
cojo la bolsa del chino
y sin tener miedo alguno
hacia el gimnasio camino.

La elíptica y la bicicleta,
el andador y el circuito,
y en la piscina cual atleta
termino muy cansadito.

Luego entro en la sauna,
y en el jacuzzi termino
me doy una buena ducha
y a casita de camino.

Quién podría imaginar
sin pisar nunca una pista
que yo fuese a terminar
como abuelo deportista.

Pero me siento contento
con el esfuerzo ejercido
pues saludable me siento,
es el premio conseguido.

M. Lara 13/02/2018
LOS PICATOSTES
Yo recuerdo con cierta nostalgia aquellos desayunos que nos preparaba mi madre, aprovechando el pan duro de la alacena, utilizando ese aceite puro de oliva virgen, que siempre hemos disfrutado y tenido en abundancias en nuestras casas haciéndonos unos riquísimos picatostes, con azúcar o sin ella, que eran una delicia y al mismo tiempo el desayuno más económico que tan bien venía para no dañar nuestra ya esquilmada y escasa economía.
Algunos niños de ahora a lo mejor ni los conocen, sobretodo si no son de nuestra tierra donde el aceite es un alimento de lujo y no lo pueden utilizar con abundancia y con frecuencia. Pues es tan sencillo como utilizar los recortes del pan sobrante para freírlos, con aceite hirviendo, y convertirlos en unos crujientes y tostados bocaditos que nos alimentaban sobremanera y que nos permitían disfrutar de un desayuno extraordinario.
Todo esto sucede en la actualidad porque lamadres suelen trabajar fuera de casa, no tienen tiempo suficiente para dedicarse a cocinar, despacito y sin prisas, que es lo más importante para que una cocina sea de calidad y de los mejores resultados. Lo que yo no comprendo es como no hay establecimientos que se dedicaran ha introducir dentro de sus menús los picatostes para desayunar, o sea que en una churrería podrían también ampliar el número de platos con una buena ración de picatostes, porque a lo mejor sería rentable y hasta competirían con los churros o con el pitufo de jamón. Materia prima no les faltaría porque pan duro siempre hay y últimamente hasta se tira, cosa que nunca se hacía en una casa antiguamente, porque desde luego habría personas, yo por ejemplo sería una de ellas, que preferiría un buen picatoste a todo lo demás. Que le voy a hacer yo soy de Jaén y chapado a la antigua, no lo puedo ni lo quiero olvidar.
LOS PELUQUEROS

Me acuerdo yo que en mi infancia las barberías, que así se llamaban los establecimientos donde iban a cortarse el pelo los hombres, tenían mucha más vida que ahora porque todo el mundo iba allí
cada mes a cortarse el pelo y, sobre todo, porque cada dos o tres días había que ir a afeitarse.

Yo recuerdo que mi primera peluquería estaba en la calle Jaén donde había dos, una frente a la otra,
la que a mi me llevaba mi abuelo que el barbero se llamaba Miguel y la de enfrente que era de un hermano del ya fallecido Manuel Tobarias. Mi abuelo me llevaba porque como mi padre trabajaba de albañil no podía hacerlo y como el iba muy a menudo a afeitarse, me llevaba cuando me hacía falta.
Entonces que yo me acuerde había en Fuensanta 5 peluquerías de caballeros, las dos ya dichas, y las de Carrillo, Amador Peña, y Antono Aguilita, las tres en la calle Real.

En aquella época no existían las máquinas de afeitar eléctricas, ni las modernas Yilettes de ahora y, por supuesto, menos aún las maquinas de pelar que venden en los chinos y había que acudir a asearse en la barbería.

Ahora cada uno se afeita en casa, a muchos los pela su mujer y con esta moda tan moderna de afeitarse la cabeza otros muchos se lo hacen ellos mismos y no necesitan para nada al peluquero.
A mi no me gusta nada esa nueva forma de arreglarse el pelo, tal vez sea, porque las primeras cabezas rapadas que yo vi en mi vida fue en mi infancia cuando para castigar a las personas, de algo que aquel régimen consideraba un delito, se les humillaba de forma cruel ante los demás cortando les el pelo al cero.

Yo estoy ya calvo pero aún así prefiero ir a la peluquería cada mes, arreglarme mi cuello y mis patillas, como toda la vida, porque a mi desde luego nadie me rapa la cabeza. Por los recuerdos tan malos que me trae pero también por un poco de estética porque así tan pelados antes eran los presos y los reclutas de la mili. Y ninguna de esas dos situaciones resultan agradables ni deseables y menos aun estéticas.
AMANCIO
Ahora cuando uno utiliza un autobús o un tranvía solo ve a un conductor que es el encargado de cobrar los billetes, de conducir y de atender e informar a la gente, antiguamente tanto en este tipo de vehículos como en los camiones era obligado que existiera un ayudante del conductor, que le acompañaba siempre y era el encargado de hacer esos menesteres y al mismo tiempo encargarse de atender a los clientes y de la carga y descarga de equipajes y de los paquetes trasladados.
Esto daba muchos puestos de trabajo que hoy día se están ahorrando con la existencia de unas máquinas que el progreso inventó para sustituir al hombre que le quitan el trato humano al servicio y han hecho que el paro se haya enquistado en nuestra sociedad y convertido en uno de los problemas más acuciantes y dolorosos con los que el trabajador se tiene que enfrentar.
Cierto es también que eso hizo que el gobierno tuviera que establecer unos subsidios de desempleo que en parte palían la necesidad de millones de hogares para poder subsistir y sacar adelante las necesidades principales de sus familias.
Eso sucedía en Fuensanta, en los años 60, con un acompañante de la lÍnea de autobuses de Fuensanta a Martos entonces regentada por los hermanos Collado que se llamaba Amancio.
Amancio era muy famoso en Fuensanta porque era amigo de todo el mundo, era abierto, dicharachero, gracioso y simpático y fue en excelente ayudante de conductor durante muchos años en nuestro pueblo.
Vivía en la calle Jaén al lado de Manolo el del Casino, tuvo dos hijas, a una la veo con frecuencia por Facebook y que aprovecho para mandarle un abrazo muy fuerte. La familia se marchó a Porcuna, yo creo que por traslado de su trabajo, al cambiar de titular la empresa que quiero recordar fue adquirida por la de Ureña con sede en Jaén.
Amancio era todo un personaje en Fuensanta, todo el mundo le conocía y a todos él le daba bromas y conversación. Ya en Porcuna siguió viniendo muchos años con frecuencia a Fuensanta para ver a sus paisanos y por supuesto a su mejor amigo José Lara, el de la Caja Rural, que siempre fueron inseparables y que tantos años estuvieron ligando juntos, bien en el bar de Antonio el Pollo, o bien en la Mohína en la granja que Pepe mantenía en aquella zona.
Yo la última vez que le vi fue en Martos en la boda de Susana, la hija de Pepe, se que ya hace años falleció pero mi recuerdo hoy para es te gran fuensanteño que siempre dio ejemplo de su amor a Fuensanta, a sus paisanos y a sus amigos todos los fuensanteños.
A MI AMIGO JOSÉ MALAGÓN

Eras muy niño y ya trabajabas
simpre contento e ilusionado,
alegre y feliz nos enseñabas
a creer en aquel futuro deseado.

Tuviste la amistad como estandarte
que siempe con orgullo defendiste
allí donde tuviste que marcharte
y donde tantos amigos coseguiste.

Catalan que tuviste que adoptar
aunque tú solo eras fuensanteño
cosa que supiste demostrar
a lo largo de tu vida con empeño

Eras ademas un gran creyente
y de niño monaguillo aplicado
seguiste de mayor asiduamente
visitando a Jesúr resucitado.

El amor a tu esposa te llevó
en unos dias a reposar junto a ella
dando un gran ejemplo que tornó
tanto dolor en una cosa bella.

Tu hija puede estar orgullosa
de los padres que le correspondieron
y no dude que su obra gloriosa
los ha llevado unidos al Cielo.

A mi amigo Malagón y Sra que Dios tenga en su Santa Gloria DD. E. P.

M. Lara 2/02/2018
EL ACEITE
Es obvio que el aceite ese tan bien llamado oro líquido que constituye, sin lugar a dudas, nuestra señas de identidad es tan importante para todos nosotros los andaluces de Jaén y, por tnato, para todos los fuensanteños que aunque no tengan olivos, siempre es un referente muy importante en nuestro entorno y en nuestra vida y una fuente de ingresos que ayuda, de alguna manera a todas las- familias, a incrementar sus ingresos y a mejorar su situación económica.
Porque no solo los productores sino que los jornaleros, los transportistas, los comercios y todo el pueblo, se benefician de los ingresos de cada campaña.
Yo obtuve mi primer sueldo de la Cooperativa Nuestra Señora de la Fuensanta cuando tenía 21 años y me contrataron para hacer vales en el año 1961 cuando acababa de terminar mi carrera y estaba preparando oposiciones, conmigo estaba también Eduardo Sánchez, (al gobernador), antes de ingresar en la Guardia Civil.
Eran aquellos unos tiempos difíciles en los que los aceituneros trabajaban de sol a sol, en los que el transporte hasta el lugar de trabajo no existia y donde la criba, la piqueta, la espuerta, el capacho, el refajo y las manos eran todas las maquinarias que servían para recoger millones de kilos de aceituna. Gracias a la evolución, la técnica y, sobretodo, al esfuerzo y el trabajo de todos esto ha cambiado y se ha superado de manera que hoy el trabajo se realiza con medios y con un esfuerzo más justo para todos los trabajadores.
Yo recuerdo que en aquella época había en Fuensanta al menos 5 fábricas de aceite 4 eran de particulares y de familias que se dedicaban a moler sus propias cosechas y solo la Cooperativa, entonces recién formada, era la que se dedicaba a molturar las cosechas de todos sus afiliados.
Con el tiempo las demás fábricas desaparecieron y solo la Cooperativa persiste siendo en la actualidad una de las dos fábricas de aceites del pueblo.
Entonces la famila iba a parar al río que se ponía negro y que durante toda la campaña circulaba revuelta con el agua, sin ningún reparo ni protección para la salud de las personas o de los animales que vivían en ella. Cuando llegaba el buen tiempo el olor del alpechín recalentado era insoportable en todo el pueblo.
A pesar de esas penalidades y deficiencias, nuestros olivos siguen brindando cada año a nuestro pueblo millones de kilos de aceituna y de aceite, muchos miles de jornales, y millones de euros para que repartidos por el pueblo permitan a los fuensanteños afrontar con cierta tranquilidad, los gastos de todo el año en espera de que el siguiente venga también acompañado de una buena cosecha que asegure el bienestar general. Es para todos un orgullo y una bendición nuestro incomparable ACEITE DE OLIVA.
MANOLO EL DEL CASINO

Hubo durante muchos años en el Casino un Conserje que se llamaba Manuel Lara Contreras, si mi memoria no me falla, y que era conocido en todo el pueblo con el sobrenombre de Manolo el del Casino, Ignoro si este hombre, gran amigo mío, ha fallecido ya, yo le veía por último en Jaén, cuando vivían mis suegros porque íbamos con frecuencia a estar con ellos, hace ya 10 ó 12 años y desde entonces no he vuelto a saber nada de él. Si vive aún desde aquí le mando un abrazo muy fuerte y si murió mi pesar que transmito a sus hijos con todo mi respeto y mi cariño.

Manolo tenía como oficio atender a todos los socios del casino, a surtirles las copas que necesitaran, y a limpiar y cuidar de las instalaciones. No era poca cosa su cometido porque hay que tener en cuenta que las copas las servía acudiendo a por ellas al bar que había, y hay, frente al Casino que entonces era de su cuñado Rogelio Jaén y que en la actualidad pertenece a su sobrino, José Lara Mena, Pepe el Lechero para todo el pueblo.

Además el casino contaba entonces para servir con la planta de la calle, la primera planta y la planta baja, porque en todas ellas se ejercían los juegos y los servicios propios de esta entidad, y había que subir y bajar muchas escaleras para poder llegar hasta ellas.

Fue por tanto Manolo en sus años de trabajo en el casino, sin darse cuenta, tal vez el deportista más importante de Fuensanta, porque el ejercicio que él realizaba a diario le hubiera permitido ganar, seguramente, cualquier carrera o maratón que hubiera existido en el entorno por aquella época.

Yo en Jaén me lo encontraba con mucha frecuencia andando por aquellas calles como si de cualquier manera su oficio le hubiera preparadado para seguir siempre practicando ese ejercicio y ese gran deporte que es andar. Y por supuesto se mantenía con una perfecta forma física.

Manolo siempre fue un buen amigo mío, el me demostró mucho cariño y yo naturalmente le correspondía con el mismo respeto y con el mismo trato de amistad y de afecto. Eso nos venía también a raíz de haber sido yo nombrado Presidente del Casino al principio de venirme yo a Fuensanta como Maestro en el año 1971.

Hay un dato que yo recuerdo de la familia de Manolo, que tal vez no se haya repetido nunca a lo largo de la historia de nuestro pueblo, y es que sus padres murieron y se enterraron por enfermedad, no por accidente, el mismo día. Era en el mes de Agosto, yo estaba de vacaciones con mi familia en Torredelmar y enterado de tan luctuoso suceso le escribí una carta a Manolo, dándole él pésame, porque entonces los móviles no existían y era esta la forma más usual de comunicarnos.

Pues como ignoro si Manolo está todavía entre nosotros, siendo optimista y deseando que así sea desde aquí le mando un abrazo muy fuerte, y si no fuera así se lo mandaría al Cielo donde a lo mejor allí está sirviendo cafés a todos los Santos.
EL RÍO
La última vez que he estado en el pueblo, estas pasadas Navidades, estuve un día pensando en la gran diferencia que existía, con respecto a mi infancia con nuestro río, ese río de la Virgen, que nos atraviesa de pleno, que actualmente está tan remozado y oculto por su tramo más céntrico del pueblo y que hace 60 años era totalmente distinto, era un río vivo, un río abierto que nos ofrecía su caudal generoso, durante todo el año, que se alimentaba y enriquecía con las distintas fuentecicas que a lo largo de todo su curso iban manando sus aguas, a ese río arteria principal de vigor de vida y hasta casi de cuarto de baño y de saneamiento de nuestras entonces tan nimios servicios de higiene familiar y particular.
Cierto es que el progreso, la evolución, y también la posible defensa de todos los vecinos ante evento de riesgo de tormentas y de riadas, que siempre se han ido produciendo a lo largo de nuestra historia, han obligado a cambiar el aspecto del transcurso del río y hasta la necesidad de ocultarlo por tramos para hacer más funcional, que no bello, los márgenes de nuestro río. Pero no es menos cierto que la belleza, la utilidad, la facilidad del contacto de los niños y jóvenes con una naturaleza viva, se han perdido y disfrazado por masas de cemento que lo han desprovisto de los juncos, de los chilancos, de los ranas, de alguna que otra flor, de los patos, que una vecina tenía durante el día en sus orillas, y que embellecían el ambiente con el contacto directo de sus aguas por la vida animal.
Porque en aquella época el río formaba parte importante de todos los vecinos, servía para que nuestras madres acudieran a lavar, de madrugada, al cauce cristalino de algunas de las muchas fuentecitas, o fuentecicas, como allí las llamamos, servía para que las casa por las que atravesaba el pueblo aprovechando el caudal del caz pudieran recoger agua, regar algún huerto e incluso hacer caer sobre él la taza del water y para los más pequeños servía de juego, entretenimiento, de buscar ranas, de meter los pies en el agua, de buscar musgo para los belenes y de correr los patos e incluso hurtarle a su dueña algún huevo perdido entre sus matojos.
Y lo mejor de todo, aquel paso constante del agua por todo el pueblo, y su trazado totalmente natural con ausencia toral de construcción en él. excepto las dos paredes que lo encauzaban, hacían, tanto en el río como en el paseo de la Fuente de la negra, que también estaba descubierto, que en el verano la temperatura fuese muy fresquita, que todo el río en si sirviera como una especie de gran ventilador que hacía que las tardes, noches, del verano en Fuensanta fuesen deliciosas e hiciesen que todo el pueblo y que muchos forasteros que nos venían de fuera disfrutásemos de nuestra particular “playa”, porque la otra, la autentica, entonces no podíamos ver ni en pintura.
Un paseo a la fuente, por las noches después de cenar, en pleno verano, era imprescindible para que ese río y el agua helada de nuestra Fuente de la Negra nos permitiesen ir a la cama sin ningún trauma de ausencia de frigoríficos, ni de aire acondicionado, porque nosotros los fuesanteños aquello, con nuestro micro-clima, ya lo teníamos perfectamente solucionado. Todo un lujo.
MI PRIMER VIAJE A ITALIA

Cuando mis hijos empezaron a estudiar en Martos, con los Padres Franciscanos, había un sacerdote Felix, ya fallecido por desgracia, con el que hicimos una gran amistad y este padre se dedicaba a organizar cada año por el verano un viaje al extranjero, Europa en concreto y nosotros a través de él nos iniciamos en este tipo de viajes. Lo ibas pagando durante todo el curso y a primeros de Julio nos íbamos unas 50 personas, casi todas de Martos, a ver el mundo.
Mi primer viaje al extranjero fue a Italia, ese país que cautiva al visitante por muchas razones su cultura, sus monumentos, sus maravillosas ciudades llenas de encanto y de historia y como no, para los católicos, el Vaticano y el Papa representantes máximos de la autoridad católica en el mundo.
El viaje fue maravilloso duró una semana y estuvimos en Roma, el Coliséo, la Fontana, la Plaza de España muchas iglesias y otros monumentos y de allí pasamos a Pissa con su torre inclinada, a Florencia esa ciudad para mí la más cultural de toda Italia donde admiramos entre otros su Catedral y la Piedad de Miguel Angel, una plaza impresionante llena de estatuas y palacios todos ellos admirables.
Estuvimos también en el pueblo donde nació San Francisco, Asís, visitamos la casa de su familia y una maravillosa basílica en la que se encontraban valiosos murales que después al año siguiente tuvimos noticias de que un terremoto la había destruido, en gran parte, e ignoro si ya estará de nuevo restaurada y restablecida pue de nuestra visita hará unos 25 años.
De allí pasamos a Venecia, entramos de noche y no se me olvidarán las vistas que a la llegada se podían apreciar y disfrutar desde el mar. Venecia romántica y sorprendente, una ciudad que nada constantemente apoyada en sus aguas donde las góndolas sustituyen a los coches y donde uno se siente feliz e impresionado por tanta y tan extraña belleza, su Plaza de San Marcos inconmensurable, su catedral que está en ella toda majestuosa, sus mármoles, sus pinturas su luminoso y diverso colorido nos trasladan a lo supremo. Después sus puentes, sus calles, y un viajito en góndola donde la pericia de los gondoleros y el riesgo de chocar con otra barca le dan al viaje un encanto más de temor y de divertimento.
Y por último el Vaticano, la impresionante y majestuosa Plaza de San Pedro, la basílica a cuya cúpula subimos tras pasar por ciento de escaleras donde al final había que ir agachado porque si nó te dabas con la cabeza en el techo, las vistas tan maravillosas que desde allí se vislumbran, que te muestran toda Roma desde el cielo y como colofón la Capilla Sistina obra cumbre de las frescos y pinturas de Miguel Angel.
Hasta la guardia del Vaticano tiene un sabor especial por el colorido de sus uniformes y la originalidad de su diseño.
Este viaje lo hicimos con mi César y Sonia que eran ya novios y con sus padres además de los amigos marteños que siempre nos acompañaban con Félix en los viajes.
Un viaje inolvidable y un recuerdo no tan bueno. La comida del mismo, con las pastas italianas que terminamos hartos de espaguetis y macarrones, tan es así que una vez de vuelta a Madrid todos íbamos pensando en comer algo muy nuestro y al pasar por la Carolina en el restaurante La Perdiz nos cominos para cenar unos huevos y unas patatas con chorizo que nos supieron a gloria y nos aliviaron de aquellas malas comidas italianas. Roma merece una visita. Sin duda alguna.
LA ESCOLLERA
Hay un restaurante en Estepona, muy cerca de mi casa, dentro del puerto, y justo al lado de la lonja que se llama la Escollera. Es donde yo suelo tomar mis copas del medio día y por este motivo, y por esa constante relación con sus dueños y con sus empleados, me siento no solo un cliente sino más bien uno más de la plantilla o uno más de esa gran familia. Porque he de deciros que son más de 30 personas los empleados de este magnífico y singular negocio.
Todo empezó, según me han contado, hace más de 70 años cuando un matrimonio consiguió que Puertos le dejara poner un pequeño bar para atender más que nada a los pescadores y con el tiempo y el fallecimiento de aquel Sr. sus empleados, que eran dos, con sus respectivas esposas, se hicieron cargo del alquiler del establecimiento. Estos posteriormente hicieron lo mismo y cada uno dejó a un hijo suyo a cargo de la explotación. Y hoy Charli y Jose Mari, que así se llaman, son los responsables del excelente funcionamiento del mismo.
Es un negocio un tanto atípico porque allí hay tres maneras distintas de poder comer: Una en el comedor sentado en tu mesa, o en la parte izquierda de la calle preparada para tal fin, pero para ello has de esperar primero a que te toque porque son tantos los comensales que nunca encuentras de entrada una mesa vacía. Otra en la barra y en el espacio del bar donde aprovechando unos barriles, o pequeñas mesas, siempre a modo de autoservicio tu vas pidiendo lo que quieres tomar y te lo van entregando personalmente desde la barra. Y una tercera que es desde el porche de entrada, también sirviéndote tú mismo y aprovechando otros sendos barriles como mesa vas tomando su pescaíto, sus conchas finas, sus gambas, su lubina, dorada, o sargo y como no su pata negra, que son unas sardinas adobadas y fritas que son su especialidad., además de toda clase de mariscos y de pescado.
Hasta aquí todo normal pero lo que no lo es la cantidad de personas que allí comen cada día, que yo por un simple cálculo visual, creo que serán unas 500 personas. ¿Sabe Vd. lo que es dar de comer a 500 personas? Pues mire allí quitando la cola que hay que hacer para sentarse dentro del comedor el servicio y la atención no pueden ser más rápidos y más eficientes. Allí más que trabajar lo que parece que hacen aquellos empleados es una maratón tras de la barra, con sus idas y venidas a por bebida o comida hacia la cocina, a veces da miedo verlos cruzarse unos con otros que parece que se van a chocar. Diego, Jesús, Carlos 1, Carlos 2, Alberto, Justi, y hasta treinta más con una rapidez y una pericia digna de encomio atienden a sus 500 clientes con un agrado que eso, y por supuesto su excelente materia prima, y su magnífica cocina, hacen que la gente disfrute comiendo en la Escollera, que hoy por hoy, seguro que no me equivoco, es el restaurante más importante de Estepona y uno de los más importantes de toda la Costa del Sol.
Si no estuviste nunca comiendo en la Escollera, acércate por aquí, te vas a quedar sorprendido y admirado de como se come y se disfruta en un ambiente familiar en esta casa y comprenderás por qué ellos son distintos, pero los mejores.
CARNAVAL
Un año más estamos ya a las puertas de esa fiesta tan especial y tan original que es el carnaval. Ese carnaval que se prodiga por todo el mundo y que en nuestro país tiene su celebración en todo el territorio nacional con dos puntos destacados y que ocupan un lugar privilegiado en estas fiestas que son, sin lugar a dudas, Cádiz y Tenerife en las islas afortuanadas.
El carnaval es una fiesta que tiene origen pagano que se remonta a 5000 años en Sumeria Egipto, después en Europa alcanzó gran auge en la época romana y fue llevada a América por los navegantes españoles y portugueses hace 500 años.
En nuestro país estas fiestas tienen carácter religioso se celebran antes de entrar en la cuaresma y tienen y su fecha varía cada año dependiendo de la de la Semana Santa que también es móvil. Es una festividad un tanto permisiva y de liberación por eso se utilizan las máscaras que ocultan la identidad de los participantes que de esta forma tiene una cierta impunidad sobre los hechos realizados durante las celebraciones carnavaleras.
Pero si de carnavales hablamos hemos de hablar de Cádiz, sin lugar a dudas, porque para nosotros son los gaditanos los máximos representantes de esta forma graciosa, original y hasta artística, de celebrar sus particulares carnavales en las que sus chirigotas, comparsas y cuartetos nos divierten cada año con sus letras y músicas adaptadas apara criticar todas las irregularidades de la vida política, social y laboral, de España y del Mundo con tanto arte, ingenio y chispa graciosa que solo ellos saben hacer e interpretar, como nadie, en sus calles y plazas y en el Gran Teatro Falla que es sin duda la catedral del carnaval en España ligada de forma inseparable con ese singular y típico barrio de la Viña sin el cual la autenticidad y brillantez del carnaval gaditano sería totalmente imposible.
La mayoría de los andaluces que hemos tenido la fortuna de visitar in situ estas maravillosas celebraciones festivas hemos de reconocer que el carnaval gaditano no solo es distinto a los que se celebran por todas las ciudades y pueblos de España es que además es otra cosa, es otro mundo, es otro lenguaje, y es en definitiva la manifestación de todo un pueblo, que de forma particular, especial y original, impregna de gracia, de humor, de protesta, y de arte, para poder mirar al futuro con esperanza y con optimismo, utilizando todo el ingenio y el humor, para poner un poquito de alegría a ese horizonte tan complicado y tan incierto que se nos presenta.
Cádiz es un lugar que hay que visitar en carnavales, y en cualquier otro momento, pero imprescindiblemente en carnaval, porque si no has visto Cadiz no sabes lo que es bueno, porque Cái es otro mundo, Cái es diferente, Cái es el auténtico CARNAVAL..
A LOS ALUMNOS DEL 66

Hace ya cuarenta años
que todos tan pequeñitos
llegasteis hasta el colegio
entre llantos y pucheritos.

Vuestras madres apenadas
y contentas por el encuentro
dudaban entre marchar
o quedarse allí dentro.

Pero pronto ellas vieron
que el mal paso ligerito
y por vosotros supieron
que ya teníais amiguitos.

Entre juegos y entre puntos,
rayas, y algún redondero
aprendisteis todos juntos
a escribir, y leer primero.

Y supisteis de los juegos,
el bocata y el recreo,
los deberes y desde luego
las vacac y hasta el cateo.

Pero fuisteis aprendiendo
en los libros estudiando,
con amigos compartiendo,
y a los profes escuchando.

Y luego vino el trabajo.
la juventud, el amor.
los hijos que Dios os trajo
como fruto de ese amor.

Y aquí os juntáis otra vez
con los deberes bien hechos
porque habéis logrado ser
mujeres y hombres de provecho

Nosotros vuestros maestros
os queremos felicitar
con un abrazo sincero
de recuerdo y de amistad.

M-Lara 28/09/2012