Foro Común


Mensajes de Pablo Casado enviados por Olimpio:

TODO ESTÁ EN BOURDIEU

Antonio Maestre

El cenizo
"Los estrategas de la sede manchada de corrupción consideran adecuado presentar a Casado como el hombre que agita la campana del fin del mundo. Casado es el cenizo que quiere aguarte el viaje. Y nadie vota a un cenizo."

El presidente del PP, Pablo Casado, saluda a los militantes | EFE

Antonio Maestre

Madrid | 13/10/2021
Pablo Casado sigue en su carrera desbocado por realizar la declaración más hiperbólica posible. Su última patochada es anunciar en la primera de un periódico que España está abocada al rescate. No solo es que Pablo Casado considere que es una buena idea aparecer sonriendo con cara de cordero degollado bramando porque España se ve abocada a la quiebra y a un rescate. Es que además lo hace justo en el momento en el que España está saliendo de una pandemia que nos ha sumido en la ansiedad durante casi dos años. El genio de la comunicación política que ha considerado que la ciudadanía española va a recibir bien un mensaje catastrofista justo en el instante en el que vemos la luz al final del túnel.

No hay dato económico ni político que lleve a atisbar de forma mínima alguna razón sobre la que basarse para defender esa posición tan extrema, simplemente es que los estrategas de la sede manchada de corrupción han considerado adecuado presentar a Pablo Casado como el hombre que agita la campana del fin del mundo cuando la sociedad empieza a recuperar la sonrisa. Casado es el cenizo que quiere aguarte el viaje que llevas preparando un año justo en el momento en que estás haciendo las maletas. Una idea brillante presentarse ante la sociedad como el portador de unas noticias que nadie quiere ver, porque no existen.

Los agoreros nunca han caído bien, pero menos aún cuando la coyuntura que se vive es la de ilusión, la de recuperar una vida que una pandemia nos ha arrebatado de manera dramática. En ese espejo de la conciencia reaccionaria que es Ayuso para reflejar los complejos de Pablo Casado hay una mancha negra que ha perturbado la imagen del éxito. Una distorsión visual no ha permitido desentrañar a Casado el motivo del triunfo de Ayuso y ha errado de pleno la estrategia. Porque son antagónicas. Isabel Díaz Ayuso logró capitalizar un humor de fatiga pandémica en la sociedad, un ambiente de hartazgo sobre las restricciones, las medidas sanitarias y un anhelo de vivir y volver a salir a reunirse. Ese espíritu que en Madrid fue más prematuro empujado por la actitud suicida de la presidenta de la comunidad se ha extendido al país y ahora Casado ha adoptado el papel de Gabilondo, el del augur de la tragedia que nadie quiere oír.

El plan de Pablo Casado se cimienta sobre varias estrategias conservadoras que se construían sobre coyunturas pasadas que no pueden replicarse en un clima vital pospandémico. El tópico, falaz, que el PP propaga con asiduidad es que ellos tienen que levantar lo que el PSOE deja en ruinas. Es algo que ha surgido siempre en la historia de la reacción en la oposición, aunque el único rescate lo haya tenido que pedir su administración. Perdido como está, a Casado se le ha ocurrido que la mejor manera de contrarrestar las buenas noticias que el gobierno está trasladando gracias a la coyuntura del final de la pandemia es la de poner en el debate público la posibilidad de quiebra del país.

El día previo a la Fiesta Nacional del 12 de octubre se le ocurrió la idea de crear un museo de historia en el Paseo del Prado. Conociendo su filia revisionista ya nos imaginamos cómo pasaría por el periodo de sus herederos de la dictadura, una representación dañada de nuestro pasado es lo único que puede ofrecernos como líder de la oposición, como no es capaz de construir en el presente tiene que aludir a un pasado imperial idílico mientras se convierte en el vate de la tragedia por venir. Casado no es capaz de ver lo evidente, y es que nadie vota a un cenizo.
Jugando con fuego Casado se se puede quemar: no se puede afirmar día sí y al siguiente tambián que, España está al borde la quiebra, como él hizo hace unos días a un periódico.
Dos razones: a) no es verdad, es mentira, b) flacvo favor hace a la economía y estabilidad de España. Todos los indicadores importantes hoy, desmiente esa afirmación. Prima de riesgo en 64 puntos, 400 veces más baja que en momentos de Rajoy. deuda pública 125%, el Covid y Europa han permitido llegar a esa cifra. Dijo que habia 5 millones de parados, en otro momento dijo que había 6 millones de parados, le da igual, la realidad es que los parados son 3.257.000, la mitad que en tiempos del PP que se llegó a 6.157.000. Le sigue dando igual, parece ser que lo importante es que nos intervengan. Cuanto peor mejor, ese es el camino que lleva el PP siempre que pierde el gobierno.
Mientras en Polonia la oposición pide quedarse en Europa, en Italia se habla de buascar la ilegalización de los neonazis, aquí vemos al PP y sus extrema derecha con caras de alegría. Casado no se entera que ese no es el camino para él ni para España.
Pablo casado asoma las dos patitas. Dice que derogará leyes sociales. Eliminará transferencias a comunidades y mandará la ley de vivienda al Constitucional, sin haberla leido y sin haber sido tramitada en el donde está la voz del pueblo, en el Congreso; parece que el trabajo no le gusta y prefiere que se lo hagan los Jueces, no se da cuenta que para eso no se necesitan políticos, con un dictador al frente y los jueces, Casado y todos los demás sobran, pero eso no es la DEMOCRACIA. Tampoco se entera que tendrá que modificar la Constitución.

Está claro que con un micrófono en la mano es un peligro.
Normal. que sea así.

Todos esperando la ideas nuevas del PP. Por cierto fueron muy antiguas y menos mal que el presentador le fue llevando por el camino recto, si le huviera dejado, la entrevista huviera sido un Mitin, en parte lo fue.

Ideas nuevas ninguna, más allá de ratificar el error de Sanchez en un mitin haciendo él lo mismo, aún peor: traerá a Puigdemon a base de pasear por toda la UE con diplomáticos, se le olvidó que es la justicia quien debe hacer esa gestión. Si dejó muy claro sin decirlo que su mueleta de apoyo sera la ultraderecha, esa que el PPEuropero arrincona.
Casado, allanando el camino a España con Méjico y el resto de Iberoamérica.

La diplomacia tampoco es su fuerte.
El creador de VOX añora al PP. Casado no sabe dónde ir ni a donde le llevan. Mientras en Alemania los Conservadores hace línea roja con la extrema derecha, Casado recurre a ella en España.
elplural

Alejo Vidal-Quadras, fundador de Vox, al PP: “Os echo de menos”
Unas palabras que han protagonizado la ovación de todos los asistentes al acto
JESÚS RICO Martes, 28 de septiembre de 2021

Alejo Vidal-Quadras, fundador de Vox, al PP: “Os echo de menos”
La clausura de la segunda jornada de la convención nacional del Partido Popular ha estado cargada de emoción, después de que Alejo Vidal-Quadras, uno de los fundadores de Vox, afirmara que “echa de menos” al que fuera su formación hasta el año 2014.
“Gracias a Pablo Casado por haberme invitado por participar en este encuentro. Se lo agradezco de verdad, no retóricamente, porque hacía siete años que yo no hablaba en un acto de ámbito nacional del que fue mi partido durante 31 años”, ha empezado diciendo Vidal-Quadras, que este martes participaba, desde Valladolid, en una charla titulada ‘Unidad Nacional y Estado Autonómico frente al Nacionalismo’, y en el que ha estado acompañado junto a Juan Carlos Girauta, exportavoz de Ciudadanos, Juan Claudio de Ramón, diplomático y escritor, y Eduardo Uriarte, catedrático de Ciencias Políticas.
“Es una ocasión muy especial para mí, y he de decir que, para mi sorpresa, experimento una sensación agradable estando aquí con vosotros. Esto demuestra que inevitablemente todos tenemos sentimientos y vaya, que os echo de menos”, ha continuado señalando el fundador de Vox. Unas palabras que han provocado una sonora ovación de todo el público asistente al acto. Sin embargo, pese a la emotividad del momento, Vidal-Quadras ha querido aclarar que él asistía al coloquio “como independiente”.
Un Vidal-Quadras que, posteriormente a estas palabras, ha criticado el nombre del acto. “He de decir que el título de esta sesión es equívoco y los que lo han redactado han caído en algo cercano a la ingenuidad, lo que, cuando se aspira a gobernar, no es aconsejable. Tampoco es conveniente cuando queremos enderezar la lamentable situación en la que se encuentra España”, ha subrayado.
Asimismo, también ha criticado a algunos dirigentes del PP por considerar “un éxito” el Estado autonómico. Un reproche que le ha llevado a protagonizar un tenso debate junto a Uriarte, quien ha defendido este modelo.
Pero que ridículo es este tal Antonio Maestre, ¡cuanta estupidez!
Es su opinión.
Nada nuevo Clara.

Prolongar vida laboral. Retrasar pensiones. pensiones estatales- privadas y los mayores que aguanten en casa hasta que entren en lugares finales, para no ir a hospitales.

Menos sanidad pública y ya explicará lo de esos lugares medicalizados en qué consisten.
Nunca seleccioné ni señale a nadie, en el comentario el autor tampoco lo hace. A mi, aquí, me lo dicen todos los días. Así que, apunte hacia quienes lo permiten.
Antonio Maestre

Madrid | 24/09/2021

"Silencio incómodo. Mucho silencio. Muy incómodo. Todos miran a otro lado, porque no importa su opinión. Casado se queda callado, con el volcán al fondo. La imagen le aplasta".

Da ternurica. Pablo Casado se cree que tiene que ir donde nadie le espera ni le hacen caso. Cree que su opinión, actuación o presencia, es importante en el momento en el que los palmeros lo han perdido todo y todos los medios públicos gestionados por el Estado, las administraciones autonómicas y locales están trabajando a pleno rendimiento para que la situación sea lo menos dañina posible. Y ahí aparece Casado, para aumentar el sufrimiento de los habitantes de La Palma y provocar que la carestía del alojamiento se agrave. Las desgracias nunca vienen solas.

Pablo Casado es el paradigma de la irrelevancia. Acude a hacerse una foto y explotar el papel imaginario de líder de la oposición que nadie quiere escuchar en unas circunstancias de emergencia como la que ha provocado el volcán en Cumbre Vieja. Convoca una rueda de prensa, no dice nada, ningún canario le quiere escuchar, no importa lo que quiera decir, acaba la comparecencia y se abre el turno de preguntas. Silencio incómodo. Mucho silencio. Muy incómodo. Todos miran a otro lado, porque no importa su opinión. Se queda callado, con el volcán al fondo. La imagen le aplasta. La presencia magnánima, trágica y poderosa de la naturaleza se queda en el fondo haciendo aún más grande la brecha entre lo importante y lo nimio.

En política, como en la vida, conocer el papel que cada uno ocupa es una aptitud social de gran importancia. Esa capacidad relacional con el mundo que te rodea evita crear situaciones en las que la vergüenza ajena agache las cabezas de tus interlocutores. Pablo Casado piensa, porque nadie se lo dice, que importa a alguien lo que tiene que decir en circunstancias en las que no hay una sola cabeza que esté pensando en la relevancia de lo que puede expresar. Ni siquiera los propios acuden a él para que les marque el camino.

El líder del PP lleva seis meses preparando la convención del PP y solo ha logrado que le rechacen. Hasta Ayuso ha cuestionado su poder de convocatoria. Ha intentando de manera casi suplicante ampliar la base ideológica atrayendo a multitud de personajes de relevancia internacional como Steven Pinker o Anne Applebaum pero se ha tenido que conformar con Juan Carlos Girauta o José María Fidalgo. No se quiere hacer la foto junto a Casado ni Antonio Garamendi. Ni la CEOE quiere al líder conservador.

Pablo Casado aparece insignificante ante el volcán, como una metáfora visual de gran capacidad semiótica de la propia irrelevancia del líder del PP. Se le ve pequeño ante esa potencia magmática, pero también ante la pujanza de Ayuso o el propio Pedro Sánchez. Siempre es intrascendente. Representa la futilidad en su máximo esplendor y solo los sondeos de sus Tezanos mediáticos logran mantener enhiesta su figura de manera artificial, más por el partido al que representa y en contraposición al socialcomunismo, que por lo que se confía en su liderazgo. Presenciar a Casado frente al volcán es observar el vano intento de un hombre pequeño de luchar contra lo imposible.
El Plural

En plena guerra con Ayuso, Aznar prescinde de Casado para el campus de verano de FAES
El presidente del PP no estará en el Campus sobre Europa, pese a haber participado en las ediciones de 2019 y 2020
Más allá de ti quie le ha creído? En Europa, quien habla haciendo daño a su país, tiene poco recorrido.
El Gran Wyoming analiza en El Intermedio la definición de la palabra 'patriota', que se refiere a aquellos que tienen amor por su patria y procuran todo su bien. Mientras que pone como ejemplo de patriotismo un grupo de reclusos que en 1808, en pleno levantamiento del 2 de mayo, pidieron poder salir de prisión durante unas horas para pelear contra los franceses a cambio de volver a medianoche, y así lo hicieron, demostrando que "eran unos patriotas como la copa de un pino".

Así, el presentador cree que si ser patriota es amar a tu patria y defenderla por encima de todo con razón o sin razón, "quizás habría que revisar el nivel de patriotismo de algunos dirigentes de nuestro país, como Pablo Casado". Y es que el líder del PP visitó Berlín y dedicó su intervención en cargar contra el Gobierno español, al que acusó de radical y de estar malgastando los fondos europeos de recuperación.

Wyoming cree que Pablo Casado bate récord de 'filibusterismo'

El Gran Wyoming da una lección de Ciencias Políticas y explica que el "filibusterismo" que ahora practica el líder del PP consiste en hablar durante horas y horas para impedir iniciativas o leyes. En El Intermedio recuerda la "gran variedad de excusas" que ha puesto en estos años.
Hay quien busca sumar comentarios, a base de lo que saben hacer, mentir.

Sigan buscado
El País

Las críticas de Casado en la UE inquietan al Gobierno y a dirigentes del PP
Miembros del Partido Popular Europeo diferencian entre las críticas políticas al Ejecutivo español y las sanciones y el bloqueo de los fondos europeos a Polonia y Hungría

”Ni en Bruselas ni en España se puede sorber y soplar al mismo tiempo. No se puede llegar aquí, a Europa, y decir que el expresidente catalán Carles Puigdemont puede ser perfectamente juzgado con todas las garantías e imparcialidad por el Tribunal Supremo, y venir también y soltar que el sistema judicial en España es como el polaco: no es presentable”. Un dirigente popular, con los mejores contactos en la capital de la UE, reconoce que esos mensajes alarmistas no son positivos para España. Fuentes del Partido Popular Europeo (PPE) recuerdan, además, el riesgo de lo que puede significar comparar la situación de la justicia en España con países como Polonia y Hungría, a los que la Unión Europea ha bloqueado ya los millonarios fondos comunitarios precisamente por varias actuaciones e injerencias de sus gobiernos contra la independencia judicial<<<<
Las críticas de Casado en la UE inquietan al Gobierno y a dirigentes del PP
Miembros del Partido Popular Europeo diferencian entre las críticas políticas al Ejecutivo español y las sanciones y el bloqueo de los fondos europeos a Polonia y Hungría

”Ni en Bruselas ni en España se puede sorber y soplar al mismo tiempo. No se puede llegar aquí, a Europa, y decir que el expresidente catalán Carles Puigdemont puede ser perfectamente juzgado con todas las garantías e imparcialidad por el Tribunal Supremo, y venir también y soltar que el sistema judicial en España es como el polaco: no es presentable”. Un dirigente popular, con los mejores contactos en la capital de la UE, reconoce que esos mensajes alarmistas no son positivos para España. Fuentes del Partido Popular Europeo (PPE) recuerdan, además, el riesgo de lo que puede significar comparar la situación de la justicia en España con países como Polonia y Hungría, a los que la Unión Europea ha bloqueado ya los millonarios fondos comunitarios precisamente por varias actuaciones e injerencias de sus gobiernos contra la independencia judicial<<<<
Simplemente ha dicho toda la verdad, ¿que pasa?
Pasa que es una sarta de mentiras las que dice Casado. Y pasa que un español que quiere gobernar su patria debe saber que todo lo que diga va contra España no contra quien gobierna y que ese camino es de quienes solo piensan en ellos mismos, menos aún sabiendo que los demás no piensan como él.
Casado no puede ser presidente de España. Su acción tiene un calificativo que él utilizo contra Sánchez.
El Periódico

Calviño arremete contra Casado por sus críticas al Gobierno durante un acto con el PPE
La vicepresidenta acusa al líder de la oposición de mantener una actitud “destructiva” dentro de España y tratar de dañar su imagen fuera.

Bruselas - Viernes, 10/09/2021 - 10:43
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de economía, Nadia Calviño, ha arremetido contra el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, por las críticas del líder popular español al Gobierno de Pedro Sánchez aprovechando participación este jueves en una reunión de líderes del PPE en Berlín. “Quiero compartir mi asombro ante las palabras del principal líder de la oposición en un ámbito internacional. Como líder del principal partido de la oposición debería saber que con sus palabras no ataca al gobierno, con sus palabras ataca al interés y la imagen de nuestro país”, ha lamentado a su llegada a la reunión informal de ministros de economía y finanzas de la UE que se celebra en Eslovenia.

“Se trata de una actitud que no es de recibo puesto que trata de socavar el trabajo responsable y reconocido por nuestros socios que hacemos desde el Gobierno para defender el interés público, los intereses de nuestro país y la imagen de España, reconocida y respetada en el ámbito internacional”, ha añadido sobre un comportamiento que ha calificado de “inaudito”. Durante el acto, en el que también participó la cancillera alemana Angela Merkel, calificó a Pedro Sánchez de “insumiso constitucional” y a su gobierno de ser el “más radical de la historia de España”. Lo cierto es que no es la primera vez que Casado siembra dudas sobre la gestión de Sánchez, algo que ya ha hecho en el pasado sobre la gestión de los fondos de recuperación.

“No entiendo como el PP en lugar de sumarse a este éxito colectivo, a esta agenda positiva de recuperación lo que hace es tener dentro una actitud destructiva y fuera tratar de atacar y dañar el interés y la imagen de España”, ha lamentado la vicepresidenta que ha insistido en que se trata de una actitud “que no es de recibo” porque “trata de socavar el trabajo responsable y reconocido por nuestros socios que hacemos desde el Gobierno para defender el interés público, los intereses de nuestro país y la imagen de España, reconocida y respetada en el ámbito internacional”.
Casado lo vuelve a hacer: sus maniobras en Europa que minan la imagen de España
El líder del PP ha tildado a Sánchez de "radical", embustero y le acusa de querer dinamitar la separación de poderes
ADRIÁN LARDIEZ Viernes, 10 de septiembre de 2021

Pablo Casado parece haber adoptado una insana obsesión de oscuro propósito: minar la imagen de España a nivel internacional. El líder del Partido Popular ha asistido a una reunión con sus homólogos del Partido Popular Europeo (PPE) en Bruselas y se ha deshecho en reproches contra el Gobierno de España y su presidente, Pedro Sánchez. Durante el discurso pronunciado este jueves, Casado ha alertado a toda la Unión Europea de la radicalidad de Sánchez y su presunta tendencia a quebrar la separación de poderes. Curiosa forma de impulsar la Marca España tiene el líder de la oposición, que no es la primera vez que desfila por el espacio comunitario echando sapos y culebras contra un Ejecutivo democráticamente elegido por un pueblo soberano.

"Estamos en Berlín, en Europa, ¿alguien me puede decir un Gobierno más radical que el de Sánchez? No hay ministros comunistas en ningún Gobierno de la UE después de la caída del Gobierno de Tsipras [Grecia]“, ha proclamado Casado ante sus colegas europeos. No se le puede acusar, eso sí, de ser incoherente para con el argumentario de su formación, pues la portavoz parlamentaria del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, firmó las mismas palabras en una rueda de prensa el pasado miércoles: “El Gobierno de Sánchez es el más radical de toda Europa”. Ante tamaña información, los periodistas allí presentes le preguntamos qué opinión le merecía, en consecuencia, el Ejecutivo homófobo de Hungría o Polonia.

Pero Casado no se limitó a acusar de radical a Sánchez. También le tildó de embustero. El líder popular ha lamentado que en los “corrillos” en los que ha estado presente en Berlín sus colegas le trasladaban su incredulidad, pues "no se creen que la vicepresidenta del Gobierno", Yolanda Díaz, haya "prometido derogar la reforma laboral" y se preguntan "cómo es posible" cuando Sánchez en Bruselas "ha dicho que va a hacer una reforma laboral más flexible”. ” ¿Van a cumplir con lo que prometen en Bruselas o lo que promete en Madrid? ¿Va a hacer reformas estructurales para que nos den fondos en Europa o va a hacer contrarreformas estructurales para que le den los votos los de Podemos, los de ERC y los de Bildu?", se ha preguntado; sentenciando que "cuando se tienen dos caras y se miente en Bruselas y en España, la gente te acaba pillando”.

En este sentido, ha instado al presidente a “aclararse” y “dejar de insultar al PP”, que “es el único partido que dice la verdad y que está velando por los intereses de los españoles, que es hacer reformas para que lleguen los fondos europeos, se cree empleo y se financie el Estado del Bienestar”. Peculiar manera tiene de contribuir a la defensa de los intereses nacionales poniendo a caer de un burro al Gobierno electo del mismo.

Insaciable como es, Casado no se quedó ahí. Dio un paso más. En su escalada de insultos, acusó a Sánchez de pretender dinamitar la separación de poderes, que rige cualquier Estado de derecho que se precie. Él, que lidera un bloqueo a la renovación de un Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cuyo mandato caducó hace más de 1.000 días. Según ha dicho el dirigente popular, Sánchez quiere "ocupar todos los poderes y anular a la oposición", así como "acallar al Parlamento", "en el que no comparece desde hace 80 días", "Y pretende que encima le demos las palmas", ha enfatizado, para añadir que en Europa hay "honda preocupación" por los "ataques" de Podemos al Poder Judicial y las declaraciones de algunos ministros ante resoluciones del Tribunal Supremo.

Las maniobras de Casado contra España
No es la primera vez, como decimos, que Casado se pasea vertiendo lindezas sobre el Gobierno de España. Famosa fue su desatinada estrategia de obstaculizar la llegada de los Fondos Europeos, necesarios para atajar la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus que fueron aprobados después de que Bruselas diera luz verde al Plan de Recuperación elaborado por el Ejecutivo español. Una excelente noticia que hubo quienes trataron de sabotear. Casado maniobró en no pocas ocasiones en Europa para impedirlo.

Célebres son ya las ilustres fotografías que Casado posteó en su cuenta oficial de Twitter el 29 de septiembre de 2020, cuando se reunió con los 27 embajadores de la Unión Europea en una cita nada habitual y en casa del emisario alemán: “Con los 27 embajadores de la UE he recordado mi propuesta ignorada por Sánchez de pactar el Plan de reformas y una agencia independiente para los fondos”, rezaba su tuit.

En otras palabras, mientras España negociaba y se pactaban las condiciones de los fondos europeos y con el país en el punto de mira por los datos de contagios (por aquel entonces eran los más altos de la UE), el líder del PP optó por maniobrar contra Sánchez, poniendo en serio riesgo el paquete de ayudas. Casado agitó el fantasma de la desconfianza, cuestionando la gestión que harían los socialistas de los 140.000 millones que le corresponderían en los próximos tres años.

Era una cuestión nacional y era vital que existiera cierto consenso y unidad nacional para defender los intereses del país, pero el líder de la oposición escogió la opción de desgastar al Ejecutivo y torpedear los fondos. Finalmente no lo consiguió, pero no porque no se esforzara en ello.

Casado deslizó entre sus colegas europeos que España haría un uso fraudulento de las ayudas recibidas, aliándose con los denominados halcones de Europa, los cuatro grandes guardianes de la disciplina fiscal: Países Bajos, Suecia, Dinamarca y Austria. Junto a ellos, exigieron fuertes controles y condiciones al Fondo de Recuperación de los países del sur y, en consecuencia, maniobrando contra los intereses nacionales.

¿Este es un político?
El Consejo General del Poder Judicial vivió en 1996, coincidiendo con la llegada de José María Aznar al poder, una situación relativamente similar a la actual, aunque mucho menos duradera. El retraso en la renovación del órgano de gobierno de los jueces duró ocho meses, y no casi tres años como ahora. Pero se halló una solución drástica. Pascual Sala, que presidía entonces la cúpula judicial, lo describe con una afirmación categórica: “El retraso lo solucionamos con una dimisión colectiva, que desactivó el Consejo. Así conseguimos la renovación”.

MÁS INFORMACIÓN
El Gobierno y el PP siguen enquistados en la renovación del Poder Judicial
Fueron seis los vocales de la institución que presentaron su dimisión, que ya tenía otros tres puestos vacantes anteriores por otros motivos. Se trataba de un número calculado de antemano, porque con esas renuncias el Consejo se quedaba con 11 miembros, y por tanto sin quórum, sobre todo para efectuar nombramientos. Fue mano de santo, y los partidos reaccionaron de inmediato.

“Una vez pasado el período electoral”, recuerda Pascual Sala, “me fui a ver a Aznar para decirle que ese asunto había que arreglarlo rápidamente. Aznar me dijo que él no se ocupaba de esas cosas, que en todo caso se iban a negociar en el Parlamento”. El siguiente paso, por tanto, consistió en llamar a la puerta de las Cámaras. “Fui a ver a Federico Trillo (PP), que acababa de ser elegido presidente del Congreso, y le advertí de la situación. Y luego hice lo mismo con José Ignacio Barrero (PP), que también empezaba mandato en la presidencia del Senado. Trillo me dijo enseguida que se ocuparía del asunto. No sé qué hicieron concretamente él y Barrero, pero se consiguió que los partidos se movieran, y hubo acuerdo”.

Lo que le contó Pascual Sala a los presidentes de ambas Cámaras era que de inmediato iba a admitir las dimisiones de seis vocales del Consejo del Poder Judicial —cuatro de ellos elegidos a propuesta del PSOE (Juan Antonio Xiol, Ignacio Sierra, Soledad Mestre y Ana Pérez Tórtola), uno del PP (Javier Gómez de Liaño) y otro de IU (Rafael Sarazá)—. Y que con ello el Consejo iba a quedar “inoperante”.

El mandato de Sala había terminado en noviembre de 1995. Las elecciones fueron el 3 de marzo siguiente, y Aznar tomó posesión el 5 de mayo de 1996. Las gestiones de Pascual Sala para lograr la renovación se desarrollaron entre finales de marzo y principios de julio, una vez constituidas las Cortes salidas de las elecciones, en las que el PP obtuvo 156 diputados, y el PSOE 141, con una diferencia de 290.328 votos entre ambos partidos. La dimisión de seis vocales del Consejo para forzar la renovación se produjo el 27 de marzo. Pascual Sala, a su vez, fue relevado al frente del Consejo y del Supremo por Javier Delgado el 25 de julio del mismo año.

Aquella renovación del Consejo se produjo en un momento en que al partido entrante en el poder, el PP, le interesaba una nueva cúpula judicial en sintonía con los nuevos equilibrios parlamentarios. Ahora, en cambio, la situación es distinta. El PP está en la oposición, y la falta de acuerdos para renovar las instituciones permite que en la práctica permanezcan mayorías conservadoras tanto en el Consejo del Poder Judicial como en el Constitucional y el Tribunal de Cuentas.

Al margen de las circunstancias de cada etapa, para Pascual Sala lo que está muy claro es que “España cuenta con una justicia independiente, completamente independiente”. “Sin embargo”, añade, “la imagen que estamos dando en Europa es que nuestra justicia se encuentra en una situación equivalente a las de Polonia y Hungría, y resulta lamentable”.

INCUMPLIMIENTO FLAGRANTE DE LA CONSTITUCIÓN
Pascual Sala considera que la situación actual del Consejo supone “un incumplimiento flagrante de la Constitución”. Añade que “si pasara lo mismo en otros órganos del Estado, la democracia en España no existiría, porque este bloqueo durante más de 1.000 días resulta incomprensible e injustificable”.
El expresidente del Consejo fue luego magistrado del Constitucional en otra etapa complicada, la de la sentencia del Estatut, donde también hubo retrasos en la renovación, y donde sucedió en la presidencia a María Emilia Casas. Con el bagaje de esa experiencia acumulada, advierte: “Yo no quiero decirle a nadie lo que tiene que hacer, y por tanto lo que cuento no es porque busque dar consejos”. A su juicio, “cada cual tiene sus motivos para actuar como crea conveniente, y decisiones así dependen de la libre voluntad de cada persona”.

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, este martes en La Moncloa.
El Gobierno rechaza la exigencia de Casado de cambiar la ley para renovar el Poder Judicial: “Basta ya de excusas”
ABC PREMIUM.

Casado desactivará desde el poder las 'leyes bandera' de Sánchez.

Mariano Calleja.
Eso, dicho de esa manera, suena a imposición fuera de las democracias.
Las democracias deben trabajar a través del diálogo, de la palabra, el acuerdo.
Así no Triana, así no.
¿Que se puede esperar de quien quiere acaparar todos los poderes?
O sea, las tres derechas
El ultimátum de Casado bloqueará 'sine die' la renovación del CGPJ desde el lunes.

F. J. CRISTÒFOL.
Que se puede esperar de quienes incumplen la leyes y normas?
O sea las derechas? NADA
ElPural

Pablo Casado, presidente por encuesta

El líder del PP ya se imagina como presidente del Gobierno y simula sus primeros consejos de ministros

JAVIER PARDO
Sábado, 4 de septiembre de 2021

Un profesor de la facultad nos solía decir que la vergüenza y el miedo al ridículo eran una falta de respeto cumplida la mayoría de edad. Él se refería al nerviosismo con el que jóvenes estudiantes de periodismo se enfrentaban a cualquier exposición repentina y encorsetada frente a 100 personas en la misma situación. Voces quebradas, sudores fríos y folios temblorosos en las manos eran una constante: hablar en público es algo que rara vez se enseña en las etapas previas de escolarización, y, de repente, sin comerlo ni beberlo, te tocaba plantarte ahí y pasar el más angustioso de los ratos tratando de hacer ver a un gran público de mochuelos juiciosos -como un servidor cuando estaba bajo el atril- que lo que predicaba frente a ellos era puro conocimiento y no un ensayo de improvisación fruto de aprenderte la lección a matacaballo, mal y tarde, después de dos jarras de cerveza y un venga, la última, que este nos aprueba fijo.

Quién sabe si Pablo Casado pasó por las manos de la eminencia en cualquiera de sus carreras, cursos y estudios en Harvard, el Cardenal Cisneros o ICADE, pero desde luego nuestro señor profesor, tal y como pedía que se dirigiesen a él, asentiría con orgullo. O tal vez no es fruto de un consejo mal aprendido, sino de pasar demasiadas tardes ensayando argumentario frente a asesores con el mismo espíritu que los colegas de la penúltima y a casa, con lo a gusto que estamos. Porque si la vergüenza es una falta de respeto cumplidos los 18, cuando el acné da paso a la barba cerrada y los nervios del aprendizaje a los retos de la responsabilidad, la falta de ella suele ser indicativo del peor de los ridículos.

Y es que el presidente del PP, perdedor nato en posesión del cargo por una maniobra de Génova para que Cospedal hiciese una cesión repentina de sus apoyos que evitara la permanencia del rajoyismo, ha vuelto del verano sintiéndose presidente del Gobierno, tal y como adelantó su número dos, Teodoro García Egea: “Ya estamos diseñando los primeros Consejos de Ministros de Pablo Casado como presidente del Gobierno”. Se les ha debido olvidar que antes de eso debe ganar unas elecciones y no encadenar una vez tras otra los peores resultados históricos de su formación. Deben estar en la planta baja de Génova haciendo apuestas para ver quién es el chulo que se planta frente a Teo y Pablo y les explica que esos eslóganes de compórtate como lo que quieres ser y lo acabarás siendo son un engañabobos para primerizos influenciables. Tal vez lo haga alguno de sus ministros imaginarios, a los que ciertos medios de comunicación ya ponen nombre. Exministros, expertos y fontaneros, titulan.

Con el contenido no se atreven, por el momento, no vaya a ser que se imaginen a Casado llegando ávido de palmaditas en la espalda a celebrar el éxito de la vacunación y salga algún fontanero a advertirle de que meses atrás él mismo decía que tardaríamos años en tener al 70% vacunado. O que se les ocurra la magnífica idea de suprimir el impuesto sobre la generación eléctrica y de repente un experto levante la voz y cuente que lo idearon ellos en 2012. O que pidan el cese de Bolaños por decir una obviedad sobre el reparto de puestos en el CGPJ y un exministro en un momento de despiste crea que el Consejo de Ministros es real y haga saltar por los aires el plan al grito de “ ¡pero si gobernamos, Pablo, los podemos controlar nosotros!”.
El Pais

El asedio del PP contra la patronal
Es legítimo preguntarse si el implacable asedio de Pablo Casado a una organización tan poco trotskista como la CEOE provoca en esta temblor de piernas

XAVIER VIDAL-FOLCH
03 SEP 2021 - 05:45 CEST
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi (d) conversa con el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, el pasado 27 de junio.
El presidente de la CEOE, Antonio Garam.

Es lógico que la propuesta del Gobierno sobre el salario mínimo interprofesional (SMI) —aumentarlo entre 12 euros y 19 este año— no entusiasme a las partes. A la patronal porque no desearía ninguna subida; toda sería “excesiva”. Lo expresó su presidente, Antonio Garamendi, con frase equívoca: “No es el momento, porque venimos de un año y medio terrible”.

Claro que sí, pero lo que importa a estos efectos no es el pasado inmediato, sino el presente de una recuperación en apogeo. Lo documenta la insólita reducción del paro en agosto. Que se añade a los beneficios del IBEX, el aumento del consumo, exportaciones, hipotecas... Y al cabo, del entero PIB. Era el requisito exigido por la vicepresidenta Nadia Calviño para autorizar el alza salarial.

MÁS INFORMACIÓN
El presidente de Iberdrola José Ignacio Sánchez Galán habla con Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo y Economía Social, delante de Unai Sordo, líder de CCOO.
El Gobierno plantea a los sindicatos subir el salario mínimo un máximo de 19 euros en 2021
La dura pelea que esconde la subida del salario mínimo
La CEOE podría alegar que eso no alcanza a los sectores con obreros precarios y peor retribuidos —los sufridores del SMI—, como la construcción o la agricultura. Y —con argumento de futuro en vez de pasado— que ello pondría en aprietos a empresas de esos ramos, les inhibiría en la contratación. Y, pues, que convendría aplazar la subida a la definitiva consolidación del rebote.

Pero la subida propuesta es muy suave. El mínimo de 12 euros mensuales supone un alza del 1,26% anual respecto a los 950 euros del SMI actual; el intermedio de 15 euros, del 1,57%; el máximo de 19 euros, de un 2%. Y los 25 euros que proponen los sindicatos, de un 2,6%. Pero como la idea es que no sea retroactiva, se aplicaría solo sobre este último cuatrimestre: es decir, en una horquilla anualizada entre un 0,42% y un 0,66% según la idea del Gobierno (y del 0,86% según la sindical).

Algo no tan indigesto. Los aumentos de los convenios incluyen alzas de un 1,5% a un 1,8%, alega la ministra Yolanda Díaz. Así que la lógica económica, reticente, se matizaría por la conveniencia social: ¿son los más vulnerables quienes más deben apretarse el cinturón?

Claro que esa levedad del aumento suena a “insuficiente” a los sindicatos. Pero en puridad también lo es su contrapropuesta. Que el alza sea simbólica no equivale a despreciable. Simboliza algo sustancioso: el compromiso de secuenciar sin interrupción las subidas en 2022 y 2023, hasta cumplir la promesa oficial de alcanzar los 1.031 euros (por 14 pagas), el 60% del salario medio. En suma, un aumento muy relevante sobre los 735 euros de 2017.

Pero si ambas partes tienen motivos para pactarla, con los retoques que convengan, ¿por qué no lo harían? La gran incógnita proviene de la CEOE. Ha firmado todos los grandes acuerdos sociales de la legislatura, con sindicatos y Gobierno: la subida del mismo SMI a 950 euros (un 5,5%; también la rubricó en 2019, con un aumento ¡del 22,3%!); los ERTE y sus prórrogas; el pacto de pensiones... Y su cúpula acudió a todos los eventos públicos de las rúbricas.

Esta vez ni Garamendi ni sus adláteres fueron, anteayer, a la charla del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez en que anunció el alza “inmediata” del SMI. Es legítimo preguntarse si el implacable asedio del líder formal del PP, Pablo Casado, a una organización tan poco trotskista como la patronal provoca en esta temblor de piernas.

Porque acusó el 19 de junio a Garamendi, y a los obispos, de “cómplices” de Sánchez por los indultos a los secesionistas condenados, copiando idéntica insinuación de Isabel Díaz Ayuso contra el Rey. Y añadió que los empresarios “no representan a nadie”. “No nos debemos a ningún consejo de administración”, remachó el 22 de junio. Y tildó el 1 de julio de “propaganda tóxica” la del Gobierno por el pacto sobre pensiones que acababa de firmar el jefe de la patronal. Ni el Coletas fue tan osado.
Al que le pudieron las ganas fue al señor de la censura.
Usáis el cinismo como tarjeta de visita.
Sigue joribandote la ley.

Pues agua y ajo.
El Nacional Cat

Chapuza multimillonaria del Partido Popular. El Tribunal Supremo ha anulado recientemente un decreto aprobado por el gobierno de Rajoy en el año 2015 y ahora el estado español tendrá que devolver más de 1.400 millones a las compañías eléctricas.

LUZ
La chapuza del PP con el canon hidráulico: 1.400 millones para las eléctricas
Berto Sagrera
Foto: ACN

Barcelona. Miércoles, 1 de Septiembre 2021. 09:19
Tiempo de lectura: 2 minutos

Chapuza multimillonaria del Partido Popular. El Tribunal Supremo ha anulado recientemente un decreto aprobado por el gobierno de Rajoy en el año 2015 y ahora el estado español tendrá que devolver más de 1.400 millones a las compañías eléctricas.

El ejecutivo del PP sacó adelante el denominado 'canon hidráulico' con José Manuel Soria como ministro de Industria, un tributo sobre el uso de agua para la producción de energía eléctrica y para parar el llamado déficit de tarifa, la diferencia entre los ingresos y los costes regulados del sistema eléctrico. Ahora, el alto tribunal ha tumbado este impuesto.

Error de cálculo
Con esta decisión judicial con efecto retroactivo, las eléctricas recuperarán 1.400 millones de euros según dejó caer el lunes la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que criticó que las "ocurrencias" del PP tendrán un coste multimillonario para los contribuyentes. La previsión actual de más de 1.400 millones triplica las previsiones iniciales, que eran de 500 millones.
Pásame la dirección de la Granja, quizá sea buenos relajarse
Madrid, “capital de la ultraderecha de Europa Occidental”
El Plural

El Madrid en blanco y negro de Almeida: su lucha contra la memoria histórica en "la capital de la ultraderecha"
La vuelta de Millán Astray al callejero de la capital no es un hecho aislado del alcalde en su cruzada
NATALIA CABO
Domingo, 29 de agosto de 2021

Este lunes, el Ayuntamiento de Madrid ha devuelto al callejero de la capital al general franquista Millán Astray, retirando su placa a la maestra Justa Freire, una de las pedagogas más célebres de los maestros de la república. Para ello, Almeida se ha apoyado en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia, que podría recurrir pero que no lo ha hecho, siguiendo así con su lucha contra la memoria histórica. Desde Más Madrid persiguen estos hechos, que consideran una batalla contracultural para reposicionar al bando franquista, y su concejal Miguel Montejo explica todos los detalles a este medio.

“Lo primero que hizo Almeida al llegar al Ayuntamiento fue suspender el memorial de la Almudena y destruirlo, incluidos los versos de Miguel Hernández”, denuncia Miguel Montejo en declaraciones a ElPlural. com. “Hablan de no abrir heridas… pero mantener la calle de Millán Astray es una humillación para las víctimas porque, además, Justa Freire no es una política sectaria, sino una persona significada desde el punto de vista de la educación”, añade.

La cruzada de Martínez-Almeida contra la memoria histórica va mucho más allá de la reposición de Millán Astray. En dos años de legislatura, el popular ha eliminado el nombre de las 3.000 víctimas fusiladas y los versos de Miguel Hernández en La Almudena y ha retirado a martillazos la placa de Largo Caballero en la Plaza de Chamberí. También le va a quitar la calle a la institución Libre de Enseñanza, a José Rizal, a Barco Sinaia y Ramón Gaya para devolvérselas a las reminiscencias franquistas que Manuela Carmena, en su mandato, destituyó aplicando la Ley de Memoria Histórica. Así, el alcalde le devolverá sus placas a los Hermanos García Noblejas, El Algabeño, Crucero Baleares y Cirilo Martín, respectivamente.

Pero, ¿por qué? ¿Por qué se vuelve a homenajear en cierto modo a personajes que fueron partícipes de fusilamientos y, en definitiva, de la opresión del régimen franquista? Miguel Montejo es claro: “Almeida participa culturalmente desde el punto de vista político de los postulados de Vox, los comparte y se siente cómodo con ellos”. “Se siente cómodo en el viejo argumentario de que hubo razones para la Guerra Civil y que el franquismo fue un gran periodo para España. Vox le da una cobertura política para hacerlo, pero son ellos que lo quieren hacer también”, continúa.

El franquismo en el callejero de Madrid
En la legislatura de Carmena se aprobó en el pleno del Ayuntamiento el cambio de nombre de 52 calles con reminiscencias franquistas aplicando la Ley de Memoria Histórica, aunque también lo hubiera podido hacer por la vía ordinaria, sin haber corrido el riesgo de ser rechazado por TSJM, tal como asegura Montejo.

Pero el TSJM reclamó en su sentencia que algunos de esos cambios de calle no estaban suficientemente justificados. Y ahora Almeida se acoge a esta sentencia para retornar el valor franquista al callejero, mientras que podría recurrirla justificando más detalladamente los nuevos nombramientos. No lo ha querido hacer, por eso los madrileños tendrán que volver a ver a esta serie de polémicos personajes afines a la dictadura en sus calles:

El general José Millán Astray fue un hombre muy cercano a Franco. Tanto que era uno de sus amigos personales tras estar a sus órdenes en Marruecos. También fue uno de los propulsores de La Legión en 1920 y llegó a trabajar como procurador en las Cortes franquistas. Tampoco escondió nunca su admiración por otros dictadores europeos, como Adolf Hitler y Benito Mussolini.
Su vuelta al callejero quita a Justa Freire su reconocimiento. Fue una de las pedagogas más célebres de los maestros de la República. En 1933, se convirtió en una de las primeras mujeres en ejercer la dirección de un centro escolar, el Grupo Escolar Alfredo Calderón, donde pudo poner en práctica algunas de las metodologías innovadoras que había aprendido en su paso por el Grupo Escolar Cervantes y sus viajes por Europa.
Los hermanos García Noblejas son la figura que le arrebatará la calle a la Institución Libre de Enseñanza, proyecto fundado por un grupo de catedráticos para defender la libertad de cátedra y negarse a ajustar sus enseñanzas a los dogmas oficiales en materia religiosa, política y moral. En cambio, los hermanos García Noblejas fueron falangistas de primera línea participando activamente contra la República y sumándose al golpe de estado de Franco en 1936. Tres de ellos murieron en la Guerra Civil mientras combatían en el bando nacional.
El Algabeño fue un reconocido torero franquista, tanto que participó en la represión fundacional del franquismo y fue alabado por Queipo de Llano por sus “brillantísimos servicios”. Su nombre será el reemplazo para la calle que Manuela Carmena había dedicado a José Rizal: médico, escritor, pintor, lingüista y político filipino que es considerado el héroe nacional de Filipinas. También fundó en 1892 la Liga Filipina.
La destrucción a martillazos de la placa de Largo Caballero en la Plaza de Chamberí fue también un duro golpe contra la memoria histórica. Francisco Largo Caballero fue uno de los históricos dirigentes republicanos y socialistas durante la Guerra Civil.
Entre otras fechorías, el Ayuntamiento de Madrid también retiró los versos del poeta alicantino Miguel Hernández que habían sido esculpidos en tres placas del Memorial de la Guerra Civil que Carmena comenzó a construir en el cementerio de La Almudena. Decisión que se sumó a la retirada de las láminas con los nombres de los fusilados por Franco en Madrid entre 1939 y 1944.
La Legión y los ‘últimos de Filipinas’
El Ayuntamiento de Madrid también tiene previsto colocar una estatua de la Legión para conmemorar el centenario de la creación en 1921 de esta unidad militar significativa en España, sobre todo en la Guerra Civil, donde destacó por su crueldad.

Otro llamativo y polémico caso fue el monumento a los héroes de Baler, que pasaron a la historia como los ‘últimos de Filipinas’, promovido por la Fundación Museo del Ejército. El proyecto ya surgió con Carmena en la alcaldía, pero se negó a ceder un espacio al monumento por considerarlo “un homenaje a un ejército colonial”, teniendo también en cuenta el movimiento mundial de protestas en los últimos años contra el colonialismo.

Madrid, “capital de la ultraderecha de Europa Occidental”
“Lo mejor que ha hecho España en democracia es la pluralidad y la diversidad. Eso es lo que ha construido España. Y ellos [conservadores y ultraderechistas] son el polo de tensión de una hegemonía antigua”, asegura Montejo sobre la evolución de España tras la dictadura franquista.

Este ensalzamiento o reconocimiento de las figuras de la dictadura contrasta con lo que se ve a día de hoy en otros países europeos. Por ejemplo, en Alemania es impensable alabar al nazismo y que las autoridades políticas lo permitan. El concejal de Más Madrid hace una síntesis un tanto curiosa como acertada de ello: “Madrid es la capital de la ultraderecha de occidente. Es el único sitio donde hay una conversación abierta con la extrema derecha en la Europa occidental”. Y detalla: “En Francia es inconcebible y en Alemania simplemente es un delito. Portugal, Italia, Inglaterra tampoco lo entienden. Esto reconstruye una identidad de nación ultraconservadora, aspecto contra el que llevamos luchando 40 años”.

Para luchar contra este retroceso en la historia, pedagogía y educación son las claves. Además de ser respetuosos. “Desde la izquierda hay que hacer una política progresista, mostrar el rechazo a estas políticas y promover el respeto”, zanja Montejo.

El PP y no quiere a Europa, ni a sus leyes
La sexta

Margarita Robles: "Occidente tiene una deuda pendiente con el pueblo afgano y no puede mirar hacia otro lado"
"España va a seguir trabajando para poder traer personas de Afganistán", defiende la ministra de Defensa.

El mensaje de Margarita Robles a quienes se han quedado en Afganistán: "Soy realista: la situación es muy complicada"

laSexta Noche
Madrid
Publicado:
Sábado,
28 agosto, 2021
22:28

Otra mujer da a luz durante un vuelo de evacuación desde Afganistán
Cronología de una evacuación contra reloj: así ha sacado España a más de 2.000 personas de Afganistán
Relevan a un teniente coronel de la Marina de Estados Unidos por cuestionar la actuación en Afganistán en Facebook
Tras recibir en la base aérea de Zaragoza a los últimos militares procedentes de Afganistán, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha hablado en laSexta Noche sobre el papel que ha jugado nuestro país en las misiones de evacuación en el país.

"España ha hecho un esfuerzo titánico porque ha habido muchísimo riesgo, la misión en Afganistán ha terminado y el Ejército ha cumplido con su deber. Hemos traído a 2.200 personas y eso pone de relieve nuestro compromiso y la labor sobrehumana hecha", ha afirmado.

A pesar de que hayan concluido las labores de evacuación de nuestro país, la ministra de Defensa ha insistido en que "España va a seguir trabajando para poder traer personas" y en que se llevará a cabo un control para intentar que "no haya vulneración de derechos y libertades en el país".

"Occidente debe reflexionar porque ha habido un fracaso clarísimo"

Margarita Robles ha destacado que "Occidente tiene una deuda pendiente con el pueblo afgano" y que no puede "mirar hacia otro lado". De hecho, la ministra ha defendido que "Occidente debe reflexionar porque ha habido un fracaso clarísimo y ahora no se puede poner de perfil".

En este sentido, Robles ha apuntado que "España va a estar ahí para que la comunidad internacional actúe" porque ha habido "102 hombres y mujeres militares que han muerto allí y su sacrificio no puede ser en vano".

Margarita Robles responde al Partido Popular

Acerca de las críticas del Partido Popular hacia el Gobierno, Robles ha contestado tajante: "Lo más importante es que España, todos los hombres y mujeres de buena voluntad, han vibrado con los militares, con los policías, con los cooperantes, con todo el mundo. Millones de españoles que votan al PP saben que esta es la gran España de la que nos sentimos orgullosos".

Al respecto, la ministra de Defensa ha apuntado que la política implica "hacer de España un gran país", una realidad que se encuentra "muy por encima" de declaraciones en la que asegura que "prefiere no entrar".
Mala gestión?
Europa unida con EE. UU. todos siguiendo las mismas pautas. No sabes ni hacer, ni estar.
Al bocachanclas Casado, sus compañeros del PP europeo, al ritmo que va, lo echarán del grupo. No sabe na, de na, ni callase en cuestiones de Estado.
Presidentes autonómicos del PP reprochan el tono de Pablo Casado durante la operación de Afganistán
El líder del PP mostró su indignación tras las críticas de Margarita Robles: "El sentido de Estado no es el silencio"
Público

ANÁLISIS CASO VILLAREJO- PIEZA KITCHEN
CASO VILLAREJO
Kitchen: el plan para salvar a Cospedal de la pieza de los Papeles de Bárcenas
Todo el futuro de la número dos del PP dependía de que una documentación concreta no llegase al juez. Todos los indicios apuntan a que Kitchen consistió en un plan en dos tiempos y con dos frentes para salvarla: un acuerdo con Bárcenas y un blindaje político para la ex secretaria general del PP
ABC PREMIUM.

Casado abre el curso político con apoyos a Sánchez en 'cuestiones de Estado'

Mariano Calleja.
Que ha hecho Casado?
El PP, los que salieron de él y la destrucción del ecosistema de Mar menor.
Más de ochocientas expedientes de la fiscalía y el Serprona que el PP no ha tramitado, la ley de recuperación del mar Menor que el PP abolió en 2001. Los nitrito de que siguen tirando al mar menor empresas y regadíos no autorizados pero permitidos por el gobierno regional del PP en Murcia. Ahora quieren decir que esto es de ayer y hoy. El Estatuto murciano tiene transferido todo lo que reclama Casado y sus apoyos de Vox.

Qué pena de tanto aprovechado destruyendo.
La Sexta

El Intermedio Summer Edition

El mensaje de Baltasar Garzón a Casado por la corrupción del PP: "Hasta que no haya una refundación seguirá todo igual"
Andrea Ropero entrevistó en este vídeo de El Intermedio al juez Baltasar Garzón, que analizó cómo el PP debe actuar tras sus polémicos casos de corrupción: "Esas siglas políticas están amortizadas".
Casado miente, sabe que no puede hacerlo. Claro que, puede pagar a las eléctricas desde los presupuestos generales, de esa manera los votantes tontos no se enteran
Pues según Bertrand Russell... no quedas nada bien
Pablo Casado creo que ha metido la pata. Tiene que unirse a VOX si quiere gobernar. Y si dicen, que digan. ¿Qué hizo Pedro Sánchez? Unirse con Podemos de tendencia comunista. Por supuesto, que deje de decir tonterías. Como siga así será la agonía del PP.
Si se une muy poquito más a la ultraderecha... le expulsan de PP europeo.
Que forma tan burda de buscar que los respondan con lo que puedan ser ellos. Pues no.
A ver si se enteran que lo que que dice un comentario no debe valorarse por quién lo dice.
Lo de Casado si son mentiras y cobardía ante quienes dicen que el franquismo no fue una dictadura, mientras habla de otras dictaduras. Se ha descubierto compartiendo ideas únicas y debatiendo. Sabrá lo que es debatir?
El Sánchez dentro de poco dará libertad para que sus adoctrinados además de cambiar de sexo, podáis convertíos en perros o en monos o en cualquier otro bicho y reflejarlo en el DNI, es cuestión de ser "progre" y seguir avanzando...
Empresario. Te superas en cada comentario.
Porqué te empeñas a lo PP, incluida Ayuso y Vox, para rechazar leyes que no imponen, leyes que permiten sin obligar?

Eso es: "lo de perro del hortelano".
Bien hecho el montaje.
Pobres obispos. El secretario general de PP, dice a los obispos: "quienes son ellos para dar lecciones si nadie los ha votado".
Antonio Maestre

Pablo Casado tiene un problema. Tiene muchos, pero uno es el que desemboca en el resto y es que nadie le respeta en su espectro ideológico. En el contrario tampoco, que no es poca cosa, pero es un problema dramático cuando su opinión es ninguneada por los suyos y acaba transmitiendo una sensación de urgencia atribulada por intentar hacerse valer. En el seno del PP su liderazgo es despreciado por las baronías que tienen un poco de fuerza y solo su núcleo más cercano atiende a su opinión. Ninguno de los grandes líderes autonómicos acudieron a la llamada de Colón para estar junto al líder del PP compartiendo el riesgo del desgaste. Solo fue Ayuso, postulándose como líder alternativa y cuestionando de manera abierta al jefe del partido negándose a rectificar sus declaraciones sobre el rey.

Hubo un tiempo en que lo que el líder conservador decía o la postura que marcaba era seguida con fervor castrense por sus correligionarios y la sociedad civil que el espectro de la representación de la derecha tenía en una propiedad casi exclusiva. El bloque reaccionario trascendía al partido y era cohesionado. En fila de a uno detrás del líder del PP porque eran conscientes de que en el gobierno o en la oposición habría un día que repartiría juego, poder y réditos económicos desde la presidencia del gobierno. Con Pablo Casado eso no sucede. Ninguno de los grupos de presión conservadores de la sociedad han mostrado un apoyo cerrado a las posiciones de Pablo Casado en lo que respecta a los indultos. Ni la patronal ni la conferencia episcopal le quedan.

La mayor debilidad de Pablo Casado es que los suyos le están dejando ser líder para que se queme mientras no sea posible tener el poder y cuando se acerque la oportunidad empezar a despellejarlo como solo saben en las internas de la derecha. Algo se huele el líder del PP cuando agacha los ojillos pidiendo algo de comprensión en sus intervenciones o cuando se le ve azorado por preguntas incómodas de los tiempos pasados. El pobre Casado está suplicando que alguien le respete. Ha intentado incluso presentarse como víctima del terrorismo del CDR porque un propio buscó su nombre en Google. A ver si dando pena lo logra.

Czeslaw Milosz abre su libro 'La mente cautiva' con una cita de un viejo judío de la Galitizia que puede servir a Pablo Casado para cuando tenga que labrar su epitafio político y comprender por qué se quemó de manera tan precipitada: "Si dos se discuten, y uno de ellos tiene honestamente el 55% de razón, eso está muy bien y no hay motivo para pelearse. ¿Y si tiene el 60% de razón? ¡Esto es fantástico, es una gran suerte y debería dar gracias a Dios! ¿Y qué diríamos si tuviera el 75% de razón? La gente sabia diría que esto es muy sospechoso. ¿Y si fuera el 100%? Quien diga que tiene el 100% de razón es una mala bestia, un saqueador repugnante, el mayor de los canallas."

Pablo Casado transita por la vida pública como un pollo sin cabeza corriendo de un lado a otro, gritando a cada medida del gobierno a rebufo de la extrema derecha. Esa inconsistencia no ayuda a que alguien le tenga en cuenta. Ha llegado el último a presentar un recurso contra los indultos porque siempre va con prisas detrás de las decisiones de VOX. Ha clamado contra cada decisión de un gobierno al que llama socialcomunista y se ha quedado sin fuerzas cuando han llegado los indultos. Pablo Casado gastó todos los insultos, calificativos y verborrea en el primer momento de la legislatura al conformarse el gobierno, no puede llamar nada más grave que felón a un presidente sin perder la compostura. Aquella inflamación de vena le ha dejado sin aire con la que henchir los pulmones y levantar la voz cuando llega el momento culminante. Casado nunca ha dejado espacio para la duda o el entendimiento, sus posiciones son siempre de máximos, grandilocuentes. Fracasa porque la razón no puede estar siempre vociferando de su lado, porque nadie respeta a un soberbio que siempre pierde.
Otro negacionistas.
Quien crea el trabajo?
Un buen político tiene que adaptar sus actos a las necesidades del cada momento. Otros como Casado y Vox siguen anclados en el medievo...
El problema fue Ribera, después Iglesias, ambos se fueron, hoy lo es la oposición de Casado y sus vaivenes.