Foro Común


Mensajes de El juez Garzón enviados por Educación:

Anonimo, como no nos conocemos, cada uno se forja una imagen del que escribe.
A usted, se le refleja un rencor, un resentemiento, que da hasta miedo.
No me puedo creer que despues de tantisimos años singan con lo mismo, ¿es que no acabará nunca?.
En cuanto al dedito de marras, como señala, no se que pensaba y habrá leido de esta persona, pero es aquella que situó a España en el nivel mas alto que haya estado desde siglos.
Me resulta extraño que solo vean un gesto insignificante y no vean el ... (ver texto completo)
Anfélica: no se le está juzgando por un gesto, se le está juzgando por todos los gestos que ha hecho desde que irrumpió en la vida pública, que como tú sabrás han sido muchos, y a cual de ellos menos afortunado. Por lo tanto, si este (¿señor?), no deja títere con cabeza, y él se mete con todo el mundo logicamente el mundo se meterá con él. En cualquier caso, lo que no se puede olvidar es con la desfachatez que mintió a los españoles, y las consecuencias que trajeron aquellas mentiras. No creo que sea cuestión aquí y ahora de ponerse a enumeralas
una por una pues están en la mente de todo el mundo. Lo triste del asunto es, que se le permita poner los pies en una universidad ni en ningun sitio que se precie y fíjaté que ni siquiera le han excomulgado. Y luego va y se queja. ¿Qué pensarán los Irakies de esto?
Estas personas que hablan así lo han tenido todo muy fácil en la vida, me los imagino como decía D. Camilo José Cela niños gorditos y blanquitos, niños de chocolate y bizcoho el domingo por la mañana con el señor cura a la mesa despues de comulgar, de zapatos nuevos y cuello almidonado de insulto facil y confesió diaria. Estos niños no conocen el llanto del hambre, ni han sido perseguidos en el campo por coger un puñado de habas ni siquiera se han tenido que atar los pantalones con un trozo de cuerda. Estos niños seguro que no ha leido "El niño yuntero" y si lo ha leido después han quemado el libro. Estos niños no son solidarios con el juez Garzón. Salud y República